Historia al azar: El secreto de Harry Potter
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Mi Constelación Favorita » GERD HAGEBAK
Mi Constelación Favorita (ATP)
Por Hermione L Malfoy
Escrita el Lunes 30 de Marzo de 2020, 06:37
Actualizada el Martes 2 de Junio de 2020, 17:51
[ Más información ]

GERD HAGEBAK

Habían pasado casi dos meses desde la muerte de Henrick y las cosas se sobrellevaban entre toda la tensión que corría por cada miembro de la familia Mikaelson. La palabra muerte no se pronunciaba jamás y a Henrick no se le recordaba por temor a la reacción de cualquiera de los miembros de la familia.

Chiara se sentía especialmente mal desde su recuperación de la golpiza de Miakel, pues al parecer la culpa llegó a Nicklaus tan profundamente que evitaba cualquier tipo de contacto con ella.

Una tarde un poco nublada Mikael regresó del viaje que había emprendido, Esther salió de la cabaña al escuchar su grave voz aproximarse, caminaba a paso apresurado pero se detuvo en seco al ver que venía platicando con un muchacho.

-¿Quién es él madre? - se acercó timidamente Rebekah al ver al joven -

-No sé, pero no me gusta nada…

-¿Por qué? - lo analiza - es de buen parecer

-No me refiero a eso - niega - ve por las niñas y diles que se arreglen, y tú haz lo mismo, y manda a tus hermanos para acá ¡corre!

Esther esperó pacientemente hasta que su esposo llegó a ella, le dedicó media sonrisa y le dio un beso

-Esther… te presento al joven Gerd Hagebak

-Es un placer - le hace una ligera inclinación de cabeza -

-El placer es mío - le hace una reverencia con el respeto de todo un caballero - señora, lamento la pérdida de su hijo

-Un lamentable accidente - dijo con la voz quebrada -

-Y me temo - volteó a ver a Mikael quien le dio el asentimiento - que me gustaría llevarme a uno más de su familia

-No entiendo a que se puede referir - abrió los ojos con sorpresa al escuchar esas palabras -

-Ya las entenderás - le toma del brazo - hay que servir la cena, Gerd nos va a acompañar

Niklaus y Kol llegaron cuando comenzaban a caminar hacia la casa

-Hola padre - saludó Kol descarado rompiendo el hielo - estábamos trabajando ¿Cómo ha ido el viaje?

-Productivo como siempre - le palmea el hombro al igual que a Nicklaus - lleven a Gerd con ustedes en lo que su madre y hermanas terminan la cena

Los chicos obedecieron y lo llevaron consigo, Mikael relajó sus facciones y su seria cara apareció nuevamente

-¿A qué se refería aquel muchacho? - le interrogó ni bien se habían alejado de su vista -

-Te lo diré pero sólo por que necesito de tu apoyo - se detiene a unos pasos de la casa -

-Ya hablamos y Nicklaus esperará dos años más antes de hacer embarcaciones - voltea con los brazos sobre su cintura - empezará a la edad de Finn y Elijah 

-Eso ya lo sé - rueda los ojos - no es sobre él - espera en silencio unos segundos haciendo crecer la tensión en el ambiente - vamos a prometer a una de las chicas

-¡Mikael! - lleva sus manos a la boca - Rebekah es muy pequeña para que la comprometamos

-No estoy hablando de Rebekah - alza las cejas - la quiero fuera de aquí… y a su hermana habrá que controlarla

-Mikael…

-Y no es una pregunta - deja el bolso que traía al hombro a los pies de Esther y comienza a caminar - me daré un baño en lo que terminas de preparar las cosas

Esther le sonrió a Rebekah en cuanto apareció en su campo de visión, quien le pedía ayuda para que se terminaran de arreglar, ésta asintió y entró a la cabaña con la cabeza agachada.

Terminó de acomodar el vestido de su hija, ayudó a Marena a ponerse un vestido entre las risas de las otras, ya que ella odiaba llevar tanta tela y normalmente se ponía la ropa de los chicos, Mikael optó por llevarle más ropa como a sus hijos con la condición que cuando hubiese visitas debía vestirse tal y como se supone tenía que hacerlo.

-¡Lista! - refunfuñó Esther - un animal herido se mueve menos en las curaciones Marena

-Odio tanta tela dispersa - hizo muca de asco - no sé como diablos vistes así siempre Rebekah

-Se nace con ésta elegancia - alza los hombros terminando de peinarse - ven aquí que sigue tu cabello

-Sólo mi trenza de medio lado - se acercó a la rubia -

-¿Te ayudo? - se acercó Esther con una gran sonrisa a Chiara -

-Ya casi he terminado, sólo me haré mi trenza - se negó educadamente - mi hermana necesita más ayuda

-Estoy segura que Rebekah puede con ella - le acercó un banquito obligándole a sentarse frente a ella, y con un suspiró tomó un mechón de cabello comenzando a peinarla - eres tan bonita Chiara

-Ehh Esther - mordió su labio reprimiendo el impulso de pedirle su trenza de siempre - muchas gracias

-¿Aún sigues sin sentirte cómoda aquí no es así?

-No es eso - negó con rapidez - es sólo que me asusta un poco Mikael… no quiero cometer errores

-Sé que te quieres alejar… y tengo una solución para eso - le seguía peinando resaltando su hermoso cabello negro y dejándola lo más bonita que se pudiera - pero necesito tu ayuda

-¿Enserio no te importaría que nos fueramos?

 -Ese es el problema linda… tengo una manera de sacarlas a ambas de aquí pero no juntas

-No entiendo - cerró los ojos -

-Un chico vino con Mikael… y quiere casarse con Rebekah pero yo puedo dar tú mano en lugar de la de Rebekah - le susurró al oido -

-Marena es más grande

-¿La vez aceptando un matrimonio? - le preguntó negando - ella se irá a estudiar con una amiga mía y tú te irías con tu nuevo marido

-No lo sé Esther - niega - te ayudaría a mantenerles unidos pero Marena jamás aceptará que nos separen

-Lo hará si tú aceptas - le aprieta el hombro - piénsalo… no tendrías que soportar las mentiras nunca más - se levanta del banco - decídete antes de que Mikael la prometa

 

 Lizeth Malfoy 



« LECCIONES Comenta este capítulo | Ir arriba ROMPIENDO EL HIELO »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.