Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Mi Constelación Favorita » LA DESGRACIA (Parte 2)
Mi Constelación Favorita (ATP)
Por Hermione L Malfoy
Escrita el Lunes 30 de Marzo de 2020, 06:37
Actualizada el Martes 2 de Junio de 2020, 17:51
[ Más información ]

LA DESGRACIA (Parte 2)

-Estoy bien - se separó de él y se maldijo al hacerlo a un lado, pues sus manos dolían como el infierno - maldita sea - susurró

-¡Hey! - atrajo su mirada - Incendiaste tus manos y… mi camisa favorita - le hizo una mueca de lado - gracias por quitarme a papá de encima

Levantando una ceja y sintiendo la verdad a punto de salir de su boca, se safó bruscamente de sus manos  y comenzó a caminar dentro encontrándose a Elijah en el camino quien le siguió para ayudarle con las pomadas

-Fue valiente lo que hiciste por Klaus

-No lo hice por él… específicamente - sentía alivió con el ungüento -

-Aún así Gracias - suspiró - y ¿Ya pensaste que quieres hacer para tu cumpleaños? Es en una semana

-No haremos nada - alza los hombros - mi hermana se encargará de ello supongo, la verdad que no…

-Sabemos que no te sientes cómoda aquí, creo que mi pregunta era ¿Seguirán con nosotros?, sería bueno que se quedaran hasta el cumpleaños de Henrik, lo apreciaría muchísimo, las quiere tanto como nosotros a ustedes

-Supongo… - asentía sin sin saber que responderle -

-¿Quisieras que te deje descansar?

-Un poco, quemar mis manos no era parte de mis actividades del día de hoy, así que

-Regresaré más tarde para ver como sigues - le dijo amablemente -

-Gracias Elijah

Se recostó en la cama teniendo cuidado con las manos, la cabeza le dolía al igual que su alma, ver el rostro de Mikael observando a su hijo era lo más feo que jamás podría imaginar. El asco que sentía era casi tan grande como el desprecio del padre por su "hijo".

Las lágrimas se acumularon y cerró los ojos para evitarlas lo mejor que pudo, pero ellas simplemente salían, una mano en su cabeza le hizo relajarse y entonces… la obscuridad se apoderó de ella.

 

 

Un tarareo suave se escuchaba y entonces fue conciente de su cuerpo, extremidad por extremidad, sus ojos se abrieron ligeramente observando con tranquilidad el bosque en el que se encontraba, con lentitud se levantó hundiendo sus manos en la tierra.

Algo andaba mal.

-¿Dahlia? - susurró comenzando a caminar - ¡Dahlia!

No sentía la escencia del bosque en dónde se encontraba y eso le asustaba, comenzó a caminar tratando de encontrar algo que le indicara en dónde se encontraba, pero el frío en su planta del pie le hizo detener en seco.

Respirando profundamente bajó su mirada hasta el suelo y un gemido de angustia escapó de su garganta, >era una visión< cayó de rodillas y tocó esperando lo que no fuera lo que pensaba.

Sus manos se tiñeron de sangre y entonces el panorama cambió, su piel se veía más blanca de lo habitual y podía escuchar todo a su alrededor… era la aldea. Como si alguien la hubiese golpeado un dolor en el estómago le hizo doblarse un poco y el dolor corrió rápidamente hasta su cara centrándose en sus ojos.

Frente al árbol había un espejo y con algo de temor se acercó a el… llevó sus manos a la boca pues su imagen le hizo retroceder apenas se vió, con interés observó el color de sus ojos y la sangre en su boca.

-¿Qué clase de criatura eres? - la voz de una mujer la sobresaltó -

-¡Ayuda! - susrró con desesperación - por favor… no se que está pasando

-¿Alessia? - murmuró con sorpresa - ¿Eres tú?

-¿Quién es usted? - levantó su mano tratando de quitar la capa pero no podía - revela tu rostro

Un estruendo se escuchó y la figura encapuchada se acercó tomándola de la mano quemándola al instante

-¡Hey! - se alejó un par de pasos pero al tocar el sol, el dolor fue más intenso - ¡Qué está pasando!

-Debes protegerte Alessia - le hablaba la mujer - pronto, la magia que hay en ti desaparecerá si no lo haces

-¿Qué? -

-El grimorio - susurraba - el de los Strega te ayudará a proteger tu magia

-¿Cómo sábes de ese grimorio? - se exaltó - ¡QUIÉN TE HABLÓ DE ESE GRIMORIO!

-Úsalo y siempre manten tu alma pura, eso combatirá cualquier magia negra que usen en tí

La encapuchada no le dio tiempo a nada y levantando la mano la empujó al árbol dejándola arder.

 

 

Lizeth Malfoy 



« LA DESGRACIA (Parte 1) Comenta este capítulo | Ir arriba LA DESGRACIA (Parte 3) »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.