Historia al azar: Carpe Diem
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Mi Constelación Favorita » LA DESGRACIA (Parte 1)
Mi Constelación Favorita (ATP)
Por Hermione L Malfoy
Escrita el Lunes 30 de Marzo de 2020, 06:37
Actualizada el Martes 2 de Junio de 2020, 17:51
[ Más información ]

LA DESGRACIA (Parte 1)

Un par de años pasaron y las hermanas Brambilla habían crecido con la familia Mikaelson como si fuesen verdaderos miembros de ella, se les había educado, se les protegía y eran las únicas cómplices mujeres de Rebeka.

Cada una de las chicas tenía una forma de ser muy especial, la mayor era Marena Zinerva Lyra, si tres nombres, para los Mikaelson era una costumbre rara… aunque la verdad era otra. Ella era mayor por tres años  y según le contaba a la familia lo había heredado de su madre.

 

-Ella siempre iba por lo que quería - sonreía con suficiencia - tan fue así que bueno… se caso con nuestro padre - hablaba como si perder a sus padres no le hubiese hecho daño alguno - el era un humano común, con unos ojos preciosos y una cabellera negra exacto como mi hermana… ella se acercó, al tiempo novios, después esposo y pff cuando nazco yo le soltó la bomba - se endereza tratando de imitar a su madre - ehhh por cierto querido que soy una bruja, mi padre casi se va de espaldas, pero bueno mi madre ya le había dado algo que amaría siempre

 

Marena era una chica que le encantaba sobresalir en las cosas que hacía, el perfil bajo no le venía para nada, alardear era uno de sus peores defectos, pero así como le encantaba ser vista sabía guardar los secretos, fueran o no vitales… los secretos de las personas eran sagrados.

Por otro lado Chiara Alessia Hydra, era todo lo opuesto a su hermana, era muy reservada, con magia más poderosa, sutil y transparente como el agua que corría cerca del arroyo.

Ella evitaba emociones fuertes que pudieran desencadenar el poder que aún no controlaba, pero le era difícil hacerlo cuando veía las injusticias y las mentiras… por piadosas que fueran

 

-Ven aquí Chiara - la jaló su hermana - no puedes meterte en eso, no es de nuestra incumbencia

-¿No lo es? - las palmas le quemaban - hemos crecido juntos y él no lo sabe… ¡NADIE LO SABE!

-Esther sabe lo que hace

-¿Y que quieres? - se acercó a ella hasta susurrarle - que me siente a la hora del almuerzo y vea como Klaus intenta hacer de todo por agradar a una persona que no lleva su sangre… ¡Y PEOR AÚN! Que lo presiente y lo desprecia

-Sí, justamente eso quiero que hagas

-¿Por qué? - se agarró la cabeza sintiéndose al borde de un colapso -

-No podemos delatar de ese modo a Esther… ella nos ayudó cuando más le necesitábamos, y ahora ella necesita de nosotras para guardar este secreto

-Sabes que los secretos siempre salen a la luz

-El de nosotras lo hemos guardado bien - la toma del codo - si es necesario que agaches la cabeza, que lo evites o le desplantes me da igual, sólo manten la boca cerrada - la soltó caminando hacia la su casa - o me alejaré de ti para siempre - murmuró caminando molesta

 

Y a pesar de todas las cosas que pasaban se quedaron con la familia Mikaelson, pero nada los había preparado para la tragedia que cambiaría sus vidas.

 

 

Su largo cabello negro estaba atado en una trenza mientras lavaba la ropa de los chicos, Dahlia había cancelado sus clases ese día y no podía acercarse al bosque, así que decidió ayudar a Esther y Rebekah. Ellas aprovecharon las manos extras para ir a comprar cosas que faltaban dejándole las últimas prendas.

Al tomar la última camisa que quedaba  sintió a Mikael regresando de cazar, podía sentir sus pasos cada vez más cerca y eso le incitó a agachar aún más la cabeza tallando con más fuerza la ropa.

-¿Es así como se supone que lo hace un hombre Niklaus?

-Lo haré mejor padre

-¡Hazlo! - le golpeaba - ¡Vámos! ¡Levántate! - le golpeaba sin parar -

Su cabeza comenzó a dar vueltas y sus ojos seguían fijos en el pasto mientras sus manos no se detenían en la tarea que estaba.

Azote

La respiración se aceleraba

Azote

Las manos cerraban en un puño la ropa cada vez más fuerte

Azote

Levantó la mirada y Mikael cayó varios metros lejos, Elijah y Niklaus corrieron hasta ella aventándole agua haciéndola parpadear.

El zumbido iba desapareciendo hasta fue conciente de las manos de Niklaus sobre las suyas y el sonido de su voz dando órdenes

-¡Trae los unguentos! ¡Corre!

 

 Lizeth Malfoy 



« PESADILLAS Comenta este capítulo | Ir arriba LA DESGRACIA (Parte 2) »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.