Historia al azar: un viaje inexplicable
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Mi Constelación Favorita » LIBERTAD
Mi Constelación Favorita (ATP)
Por Hermione L Malfoy
Escrita el Lunes 30 de Marzo de 2020, 06:37
Actualizada el Martes 2 de Junio de 2020, 17:51
[ Más información ]

LIBERTAD

El ruido de las personas cada vez era más fuerte y le costaba trabajo mantener los ojos cerrados, un gemido de incomodidad hizo que la risa de Gerd retumbara en la habitación

-Despierta ebanito - Gerd besó su cabeza y la movió un poco brusco a un lado para salir de la cama y estirarse -

-¡No me digas así! - refunfuñó volteando a verlo, pero en cuanto estuvo en su campo de visión subió las cobijas hasta tapar su rostro - ¡Gerd cúbrete por los Dioses!

-¿Qué? - alzó las manos agarrando la ropa que tenía preparada para el segundo día - No me digas que nunca viste a los chicos desnudos

-¡No! Por supuesto que no - se sentó comenzando a estirarse algo adolorida, tras unos minutos de tratar de quitarse el vestido se rindió  - ¿Me ayudas a quitarme el vestido?

-Claro - se acercó hasta ella regalándole un beso - te hubiese quitado todo ayer para que descansaras - comenzó a desabrocharle todas las correas y quitar las conchas -

-Ni me lo recuerdes - se sonrojó completamente - me quedé dormida en lo que tendría que ser… bueno… ya sabes

-¿Nuestra noche de bodas? - le dio un beso en el cuello - No era tiempo, las cosas que platicamos mataron el momento por completo

-¿De verdad no estás enfadado? - sostuvo la tela sobre su pecho una vez que le quitó el vestido por la cabeza para no quedar desnuda frente a él -

-No - besa su hombro y pasa las manos dentro de una de las aberturas que la tela encontrando su suave piel, logrando que a la pelinegra se le erizara la piel y echara su cabeza hacia atrás - pero hoy… no prometo ser tan paciente

-Gerd… - su nombre salió en un suspiro -

-Si vuelves a decir mi nombre así - baja su mano hasta apretar su trasero haciéndole dar un pequeño brinco - no vamos a salir de ésta alcoba

-Sería muy descortés dejar sólos a los invitados - respondió jadeante, y sorpredida de lo frágil y poderosa que se sentía en las manos de aquel chico -

-Al demonio con la cortesía - gruñó en su oido dándole un giro y atrapando su boca en un apasionado beso -

La pelinegra se aferró a sus brazos olvidando que sostenía sobre su cuerpo la ropa que cubrían de su desnudez, Gerd sacó las manos del hueco en la ropa y ésta cayó a sus pies, tomándola de la cintura la acercó a su cuerpo y paseo sus manos desde la cintura hasta los hombros pegándola completamente a él.

Dejándose  llevar por ese nuevo sentimiento que le embargaba, dejo que sus manos viajaran libremente por los brazos del castaño, el joven sonrió bajando por el cuello de la chica dejando un rastro de besos

-Déjame hacerte mía - jadeó en su oido apretando su trasero haciéndole sentir su firmeza - por favor Chiara…

- Los invitados - respondió aún con los ojos cerrados y sus manos aferradas a los hombros -

-Por favor - llegó hasta su pecho y presionó uno logrando que soltara el aire que no se dio cuenta que estaba aguantando - por favor

-¡LOS ESTAMOS ESPERANDO! - una grave voz sonó desde la puerta - No pueden dejar a la gente esperando

Chiara se había encogido y escondido detrás de su marido, Gerd levantó el rostro desafiante mientras asentía, y con la cabeza le indicó que saliera

-Eso fue… - se mordió el labio sonrojada - muy incómodo

-Es algo normal - la mueca que salió fue de frustración y rabia al mismo tiempo - te juro que si vuelve a interrumpir de esa manera yo… - apretó las manos en un puño -

-Gerd contrólate - le tomó de los brazos sonriendo - siempre es así, Nicklaus es imprudente…

-¡Él sabe que si interrumpía no te podría hacer mía! ¡CARAJO! - se agarra el cabello realmente frustrado -

-¿Cómo podría saberlo? - recordó su desnudez y tapó su cuerpo con sus manos, realmente avergonzada -

-¡Por que se ha dado cuenta lo mucho que me gusta que seas mi mujer! - soltó molesto y con la respiración acelerada - sé que crees que somos bárbaros Chiara… pero yo jamás te forzaría a estar conmigo si no quieres - se detuvo antes de salir - ahora eres una mujer libre Chiara, y tú eres dueña de tus elecciones

El castaño salió malhumorado dejándola ahí plantada, desnuda en la mitad del dormitorio titiritando.

 

 Lizeth Malfoy 



« NOCHE DE BODAS Comenta este capítulo | Ir arriba LAUREEN HAGEBK »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.