Historia al azar: La Gran Apuesta
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
UN ¿AMOR? PARA OLVIDAR » CAPITULO VIII
Historia terminada UN ¿AMOR? PARA OLVIDAR (R15)
Por lorenlupin
Escrita el Sábado 1 de Febrero de 2020, 18:21
Actualizada el Domingo 16 de Febrero de 2020, 13:04
[ Más información ]

CAPITULO VIII

Tras ultimar  los detalles del juicio, con una autorización firmada por el ministro, le mande un patronus a Cho Chang  (una ex Ravenclaw  un año mayor que nosotros), que se había convertido en una periodista en extremo respetada y temida, a la que nadie quisiera tener como enemiga pus más de uno de los más respetados e influyentes sangre limpia, ha quedado con su reputación en el barro gracias a ella. Le escribí diciéndole que si le interesaba, tenía para ofrecerle la que tal vez (modestia aparte) fuera la mejor noticia que daría en su vida. Que si le interesaba saber más, si le quedaba bien esa misma noche la invitaba a cenar en mi casa, aclarándole que de momento, la posible reunión debía quedar en el más absoluto de los secretos. Rato después recibí su repuesta. "Buenos días Weasley. Admito que me has picado la curiosidad. Esta noche estaré en  tu casa entre siete y media y ocho. Atte. Cho Chang. No pude evitar una sonrisa de satisfacción,  imaginando lo que les esperaba a mi ex mejor  amigo y mi casi ex" familia" política en caso que Chang quisiera cubrir el juicio.

Fiel a su palabra, esa noche Chio llegaba a mi casa ocho menos cuarto. Minutos después estábamos sentadas a la mesa. Fiel a su costumbre fue director al asunto. -Entonces Weasley ¿Qué es  eso tan importante que querías hablar conmigo?. -Tengo entendido que odias a Potter y a los Weasley más que a nadie en el mundo y estarías dispuesta a lo que sea por hundirlos en la deshonra ¿es así?. -Así es. Sonreí. -¿Y si te dijera que puedo ayudarte a lograrlo dándote de paso (modestia aparte) una primicia que todo periodista que se precie mataría por dar?. -¿Es en serio Weasley?. -Tanto como que estoy hablando contigo. -Qué ganarías tu seré curiosa?. -Ya lo entenderás Chang. Pero antes de darte masa detalles voy a ponerte mis condiciones. Si por lo que sea no las aceptas, te haré un obliviate que se activara en cuanto salgas de aquí y que hará que jamás recuerdes que hablamos y ya veré a quien le ofrezco la noticia. Pero si aceptas el trato, además de hacer todo tal cual te diga, fiel a tu estilo deberás contar ABSOLUTAMENTE TODO lo que veas y oigas desde ahora, y (juramento inquebrantable mediante) prometer que hasta que sea el momento, NADIE sabrá que hablaste conmigo. Cualquier duda o pregunta, siempre en el MÁS  ABSOLUTO SECRETO lo hablaras conmigo, con el ministro o con Mc Gonagall.  -Joder que tiene que ser algo muy grande. Acepto las condiciones. -Entonces paso a informarte. El viernes ocho y cuarto deberás estar en la oficina  del ministro, qui8en hechizo de invisibilidad mediante, te llevara a la sala de audiencias, para el juicio que en presencia del Winzegamot en pleno se le hará a los Weasley, al matrimonio Potter-Weasley y a Gabrielle Delacour. En cuanto al porque… con un hechizo no verbal convoque casi una docena y media de pequeños frascos que guardaba en mi dormitorio.  Lo que hay allí son recuerdo míos y no son agradables precisamente. Pero si te animas a verlos iras entendiendo el porqué del juicio. Eso es una parte. Del resto de las acusaciones te enteraras el mismo viernes. Cuando casi dos horas después salió del pensadero, Chang tenía una expresión de evidente desprecio. -Joder. Entiendo perfectamente que quieras hundirlos. Me alegro que hayas tomado la decisión de divorciarte de ese… ese… ser tan despreciable. -Entonces Chang ¿nos vemos el viernes en la oficina del ministro?. Ahí estaré Granger. -Por cierto y seré curiosa ¿puedo preguntar porque el odio que sientes por los Weasley y por Potter?. -No lo prometo pero puede que algún día te cuente.  Pero créeme que esos infelices no saben lo que les espera. Al quedarme sola no pude contener un rito de felicidad. Finalmente esos infelices iban a pagar cada una de las que se habían mandado. No podía esperar a ver ESA noticia en primera plana del profeta.  Finalmente llego EL DIA. Ocho en punto llegaba a la oficina del ministro. Cinco minutos después lo hacía Cho Chang. La mire sonriendo. -Buen día Chang. ¿Lista para cubrir LA NOTICIA?. -Por supuesto que si Granger. Ocho y diez llegaron Theodore y Draco. Me miraron claramente asombrados. -¿Hermione?. ¿Qué haces tú aquí?. -Ya se enteraran. De momento solo les digo que hoy será un día que empezando por Potter y los Weasley difícilmente alguien de nuestro mundo pueda olvidar en mucho tiempo. Otra cosa. De momento NADIE debe saber que Chang cubrirá el juicio. -Tranquila princesa. En lo que a nosotros respecta nadie lo sabrá. Finalmente el ministro nos miro. -¿Listos?. Ya es hora de ir a la sala de audiencias. 



« CAPITULO VII Comenta este capítulo | Ir arriba CAPITULO IX »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.