Historia al azar: La muerte no es el Fin
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
UN ¿AMOR? PARA OLVIDAR » CAPITULO IIII
Historia terminada UN ¿AMOR? PARA OLVIDAR (R15)
Por lorenlupin
Escrita el Sábado 1 de Febrero de 2020, 18:21
Actualizada el Domingo 16 de Febrero de 2020, 13:04
[ Más información ]

CAPITULO IIII

Ya hablare sobre eso, peor los días se fueronrnhaciendo semanas y estas meses, y pronto se cumplió un año desde que había comenzadornmi infierno personal. Y por si no fuera suficiente, la vida estaba por darme elrngolpe anímico más grande que había recibido hasta entonces…

Habían pasado casi trece meses desde que había empezado mi pesadilla. Pese a la prohibición de Ronald, reiteradamente y de manera directa e indirecta  había tratado de pedirle ayuda a mi "familia" política y a mí "mejor amigo", pero no solo no logre mi objetivo sino que cada una de esas veces, me salieron como cosas como "Ron te ama y seria incapaz de hacerte un simple rasguño", "estas inventando todo para ver si puedes abandonarlo y fugarte con algún amante" y cosas así,. Eso sin contar que cada vez que lo intentaba, me llevaba una buena dosis de gritos,  golpes insultos y de maldiciones cruciatus, además de comentarios tipo "agradece que no le contemos a Ron la malagradecida que tiene por esposa" "no tienes corazón si de veras pretendes abandonar al único hombre que te ama y te amara"· y cosas así. Lo cierto es que estaba por cumplirse catorce meses de "esa" madrugada". Una noche de esas, excepcionalmente Ronald y yo cenábamos a solas, en un clima de lo más alegre (nótese la enorme ironía). Lo cierto es que en eso tocan la puerta. Resulto ser el ministro en persona. Eso era totalmente inusual. Pero empecé a preocuparme al verlo demasiado serio. Más aun cuando me miro a los ojos y… -Lo siento Hermione. Realmente Lamento en el alma tener que decirte que tus padres fueron asesinados con el  avada kedavra previo usar reiteradamente la maldición cruciatus. Te garantizo que cuando encontremos al/los culpables, les caerá encima  todo el peso de la ley. Cuando pude asimilar las palabras del ministro, caí de rodillas gritando, llorando y maldiciendo al mundo como jamás lo había hecho. Mi extremadamente hipócrita marido" se arrodillo a mi lado y me abrazo contra el diciéndome cosas como "llora todo lo que quieras princesa" "sabes que estoy para lo que necesites" y cosas así. Finalmente el ministro se marcho. No habían pasado ni diez segundos, cuando Ronald me tomo del pelo, prácticamente levantándome en el aire.. -¡¡YA ESTA BIEN DE LLORAR ASQUEROSA!! ¡¡YA ESTA BIEN DE LLORAR  POR DOS INDESEABLES!! ¡¡DEBERIAS AGADECER QUE EN EL MUNDO HAYA DOS INMUNDICIAS MENOS!!. Por primera vez en más de un año, sentí que la rabia me iba a  desbordar en cualquier momento cual explosión volcánica. Antes de darme cuenta le di un golpe en "sus partes" que literalmente lo dejo en el piso retorciéndose de dolor. Acto seguido lo levante y lo ate a una silla, tras lo cual le di un par de cachetadas que dejaban en menos que una caricia la que le había dado a Draco a los trece años (y eso es mucho decir). -¡¡UN MALDITO HIJO DE P… INSENSIBLE ES L O QUE ERES RONALD"DESPRECIABLE NUMERO UNO" WEASLEY!!. ¡¡SON MIS PADRES MALDITO INFELIZ!!. Segundos después me había tirado contra una pared (sin ninguna delicadeza por cierto, y clavándome su varita en el cuello me miraba con más que evidente desprecio. -Va arrepentirte sangre sucia inmunda. No tienes idea hasta qué punto vas a arrepentirte de haberme golpeado. Ya hablare más sobre eso, pero desde ese día si es que es posible, se incrementaron en gran forma sus "muestras de cariño" (entiéndase la frecuencia e intensidad de las cruciatus entre otras). Pero salvo el dolor de la cruciatus, era totalmente indiferente a todo producto del brutal golpe anímico que había recibido con la muerte de mis padres. Lo único que me levanto en algo el ánimo fue recibir una carta de Luna que afortunadamente lleg0o una noche que Ronald  había salido con sus hermanos. "Sabemos que no fue porque si Mione. Tenemos claro que si no quieres vernos es porque Ronald te amenazo, chantajeo y /o extorsionó de alguna manera. No sé como pero te juro que vamos a descubrirlo. Solo era para decirte que aun eres nuestra amiga, y que (si leíste bien) Theodore Nott está comprometido con Gabrielle Delacour (una inefable francesa que conoció en un intercambio con el ministerio de ese país). Te quiere mucho L.L. Solo por precaución decidí  quemarla. Lo que no sabía era que finalmente estaba por sucederme algo muy bueno. Una noche de esas (que sería LA noche). Por alguna razón que solo el sabia, Ronald llevaba dos días sin ir a trabajar, por lo que  durante el horario laboral gozaba de una tranquilidad inusual y lo mismo en casa pues llevaba tres noches sin aparecer por allí). ESA noche era sábado por lo que Ronald (para no variar) saldría con sus hermanos, por lo que tenía toda la casa para mí. Subí al primer piso con la intención de darme un muy largo baño relajante. Pasaba frente a uno de los dormitorios de invitados, cuando sentí dos voces. Una estaba claro que era la de Ronald, y la otra no puede identificarla pero era obvio que era de una mujer. Me apique el hechizo silenciador y uno de invisibilidad y me asome por la entreabierta puerta del dormitorio… para ver a Ronald y a su acompañante totalmente desnudos en una situación muy íntima (entiéndase tocándose en ciertas partes de las respectivas anatomías). Peor lo que me dejo helada fue la conversación que tenían (o lo que de ella escuche)…



« CAPITULO III Comenta este capítulo | Ir arriba CAPITULO V »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.