Historia al azar: El recuerdo: Severus Snape
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Lunes 24 de Febrero de 2020, 09:04
[ Más información ]

6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF

Habían cenado albóndigas en salsa de lata y puré de patata. Tonks comió con avidez y su color de pelo cambió de naranja a un tono ocre con bucles perfectos. Rieron mucho y apuraron la botella de vino barato que Lupin encontró en una esquina de la despensa. Tonks tenía realmente la cara con unas ojeras del tamaño de un mapache y cuando contó el veinteavo bostezo agradeció a Remus la cena y se desapareció.

RJ Lupin se quedó solo en su casa polvorienta y parte de la calidez que sintió durante la cena se fue con la muchacha. Pensó que había sido la chimenea la que lo había hecho entrar en calor pero sin Tonks la chimenea calentaba mucho menos de lo deseado. Se quedó un largo rato pensando, acabando su copa de vino. Hacía algo menos de dos meses que se conocían y sin embargo le encantaba estar junto a ella. Se sentía cómodo y los silencios nunca eran incómodos a su lado. Se reía mucho. No recordaba cuánto tiempo hacía que se reía como lo hacía con ella. Probablemente fuera en su época de estudiante, la más feliz de su vida.

-        -  Eh, Lupin! Estás ya listo? - le gritó Ojoloco desde la otra punta del pasillo. Lupin era el último de una larga comitiva que con escobas llenaban en fila el vestíbulo de Grimauld Place.

-         - Eh… Sí Moody, adelante -

El mago del ojo mágico giró encabezando el grupo  y una bruja de pelo violeta que se encontraba a su lado tropezó con su propia escoba. El estruendo hizo que la salida de Grimmauld Place de la avanzadilla fuera de todo menos silenciosa. Remus no pudo evitar sonreir y mirarla con cariño desde el otro lado de la fila mientras ella bajaba la cabeza pidiendo perdón y recibiendo la reprimenda del ex auror que se confundía con los gritos de la señora Black.

……………

Tras la conversación con Harry, la cocina quedó con un silencio de tensión. La señora Weasley estaba enfada por lo que Sirius le había contado a Harry. Sirius estaba enfadado por no poder decirle nada más a su ahijado y ver cómo lo estaba pasando mal. Lupin, Tonks, Bill y Arthur se miraban sin saber muy bien que decir hasta que Sirius se levantó de la mesa y subió las escaleras. Lupin y Tonks se levantaron a la vez y ambos siguieron a Sirius. Lo encontraron en un sillón acolchado del salón de estar y se sentaron en un largo sofá que estaba al lado.

-         -  Has hecho lo correcto Sirius, no creo que Harry necesitara saber más

-         -  Harry merece saber todo! Él es el que se enfrentó a él y no es un crío. Es valiente y podría ayudar.  Además…

-         -  Sirius! Todavía es precipitado,- le cortó el licántropo- hay cosas que no sabemos y sólo haría que Harry se preocupara en exceso por cosas que están fuera de su alcance, al menos por ahora.- los tres quedaron en silencio un largo rato

-         - Me voy a descansar

Sirius se levantó y dejó solos a Remus y Tonks en el salón.

-        -  Crees que se ha enfadado? - inquirió la bruja

-       -   Está enfadado… pero no conmigo, ni siquiera con Molly o Dumbledore. Está enfadado por la situación. Está atrapado aquí, atado de pies y manos. No puede hacer nada para ayudar a la orden, nada para ayudar a Harry, se siente inútil y eso es algo que Sirius ha odiado toda su vida. Él siempre ha sido un líder.

-        -  Os imagino en Hogwarts… debisteis ser una pesadilla para Filch - dijo la bruja recostándose en el sofá que ocupaban.

-          - Casi tanto como tú por lo que sé… - respondió sonriendo Lupin

-        -  Oh! Era una de mis cosas favoritas!, gastar bromas a Filch… - a Tonks le brillaron los ojos y se quedó mirando el techo - enrnrealidad es una de las cosas que más he echado de menos del colegio… muchos de mis compañeros no creían que encajara del todo en Hufflepuff… tenía demasiada tendencia a saltarme las normas..

-         - Yo nunca creí que acabaría en Gryffindor, -repuso Lupin rascándose la cabeza- siempre pensé que había mucho más Hufflepuff en mí

-        -  ¿Qué dices? Claro que eres Gryffindor!, - saltó la bruja y volviendo a ergirse-se ve a la legua! Créeme he estado en esa casa y no, no eres Hufflepuff. Eres realmente valiente y entregado,… bueno y caballeroso y educado…. Ya sabes: temple, osadía,  caballerosidad… ¿No es eso lo que os representa?

Lupin se encogió de hombros y miró al frente, se había ruborizado ligeramente con todos los adjetivos que había descrito Tonks. Nunca había recibido muchos elogios a lo largo de su vida. Tuvo que forzarse para hablar y cerrar la conversación con un: - supongo que sí.

Quedaron en silencio. Desde la cocina subían repiqueteos de cacerolas limpiándose solas. Remus se sobresaltó cuando un dedo frío de Tonks le recorrió la mejilla derecha, justo encima del sonrosado surco que la cruzaba: - Te duele? - dijó a la vez tímidamente

-         -  Eh? Ah! No, no… esas heridas son las que menos duelen - Lupin miró a Tonks que parecía muy concentrada en las cicatrices que le surcaban la cara. El licántropo se removió en su sitio pero no se apartó y volvió a fijar sus ojos en el suelo.

-          - ¿Y cuáles són las que más duelen? - inquirió la bruja con un tono suave. Sabía que estaba hablando con Remus de algo muy personal e intuía que pocas veces había hablado de eso con alguien.

-        -  Las que no se ven - contestó el hombre lobo con voz queda y sin mirarla. Tonks se tragó las ganas de intervenir y el silencio hizo que Lupin siguiera hablando - El ocultarte cada mes al resto del mundo por ser quién eres, el tener miedo a que te descubran, a que te repudien, a hacer daño a la gente que quieres, el ser diferente a los demás… Toda mi vida… he tenido miedo a … mí . No es algo que caracterice a los Gryffindor - Remus sonrió amargamente y prosiguió sin barreras- desde que me mordieron de pequeño,intentaron apartarme del resto del mundo… cuando me llegó la carta de Hogwarts fue… nunca pensé que pudiera ir a un colegio con normalidad. Dumbledore se encargó de todo. Él fue quien normalizó la situación y … bueno en Hogwarts tuve mucha suerte, encontré a Sirius, James y Peter… aunque ahora me entran nauseas al pensar en él.Ellos hicieron que todo fuera normal y cuando yo me transformaba consiguieron en los últimos cursos hacerlo incluso divertido.Se convirtieron en animagos no registrados y … si no hubiera sido por ellos… y por Lily claro, ella… ella era la nota de cordura que nosotros no teníamos.Pasé mucho tiempo a su lado, había veces que las travesuras de Sirius y James superaban mi ética y Lily siempre estuvo ahí. -el licántropo paró de hablar.Miró a su derecha y vio a una Tonks con ojos fijos y brillantes en él. De nuevo había vuelto a hablar con ella de cosas ocultas que muy pocas veces había sacado a la luz… ¿Por qué con ella? Carraspeó y se obligó a levantarse del sofá.- siento haberte aburrido tanto, creo que yo también voy a subir a descansar…

-         -  Remus…  ¿y te sigues preguntando porqué eres Gryffindor? ¿Después de todo lo que me has contado?  - Lupin quedó de pie estupefacto con la pregunta. Tonks también se levantó quedando frente a él -Remus Lupin… lo creas o no… eres genial.

La chica sonrió ampliamente y torció ligeramente la cabeza con ese gesto tan suyo que a Remus le encantaba.

-         rnBueno, si se han acabado los cuentos antes de dormir, yo también me voy- la bruja rodeó el sofá tirando a su paso una silla antes de llegar al pasillo. Remus le siguió unos pasos hasta la puerta del salón y se apoyó en el marco. - Espero que no sea la última historia que me cuentes de tus años en Hogwarts… - dijo distraida la metamorfomaga

-          - ¿No te toca a ti ahora contarme algo? - inquirió Lupin con media sonrisa

-        -   Mmm… quizás… en la próxima guardia - Tonks se abrochó su capa de viaje y antes de dirigirse a la puerta miró a Lupin - Buenas noches Remus, que descanses -le guiñó un ojo y tuvo mucho cuidado en no tropezarse con nada más antes de salir de Grimmauld Place.

Lupin subió a acostarse y tras tumbarse en la cama a pesar de estar agotado le costó dormirse porque no podía evitar estremecerse al recordar el dedo de Tonks recorriendo las heridas de su cara


« 5- HAMBRE Comenta este capítulo | Ir arriba 7- ¿TE GUSTA N.TONKS? »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.