Historia al azar: raros viajes en le tiempo
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 37- NO LA DEJES IR
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Viernes 16 de Octubre de 2020, 11:40
[ Más información ]

37- NO LA DEJES IR

Capítulos
  1. 1- VOLDEMORT HA REGRESADO
  2. 2- RELEVOS EN LA GUARDIA
  3. 3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO
  4. 4 -MISIONES
  5. 5- HAMBRE
  6. 6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF
  7. 7- ¿TE GUSTA N.TONKS?
  8. 8- LA PRIMERA CONFESIÓN
  9. 9- NUEVOS PREFECTOS
  10. 10- DESARME
  11. 11- IMPROVISACIONES
  12. 12- CHOCOLATE
  13. 13- CONEXIÓN
  14. 14- REGALOS NAVIDEñOS
  15. 15- CAMALEÓN
  16. 16- ELLA TE AMA
  17. 17- EL NO BESO
  18. 18 - HASTA QUE CREAS QUE PUEDES
  19. 19- LA CIERVA
  20. 20- MUERTE Y MILAGRO
  21. 21- ROSA ROSA
  22. 22- NI UN TE QUIERO EN EL TINTERO
  23. 23- TRAS LA VENTANA
  24. 24- LA HISTORIA QUE NUNCA EMPEZÓ
  25. 25- CONFESIONES Y EVIDENCIAS
  26. 26- ÉL Y ELLA
  27. 27- EL ADIÓS
  28. 28- ENTRE LOBOS
  29. 29- REVELO
  30. 30- 5 MESES
  31. 31 A PESAR DEL TIEMPO
  32. 32- EMBOSCADA
  33. 33- ÉL ES NUESTRA ÚNICA ESPERANZA
  34. 34- LO ODIO
  35. 35- ETERNO, INMUTABLE Y PARTE DE UNO MISMO PARA SIEMPRE
  36. 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA
  37. 37- NO LA DEJES IR
  38. 38- RENDICIÓN
  39. 39- COMO UN SUEÑO
  40. 40- QUIERO QUE ME QUIERAS
  41. 41 UN NUEVO AMANECER
  42. 42 DORA LUPIN
  43. 43 - CENA Y PROMESA
HOLA A TODOS! HEMOS LLEGADO POR FIN A UNO DE LOS MOMENTOS MÁS ESPERADOS AUNQUE SERÁ EL CAPITULO SIGUIENTE DONDE VEAMOS LO QUE OCURRIÓ DESPUÉS DE LA ESCENA DE LA ENFERMERÍA. 
POR EL MOMENTO ESPERO QUE DISFRUTEN DE ESTE CAP Y LES DEJE CON GANAS DE SEGUIR LEYENDO. APROVECHO PARA SALUDAROS A TODOS Y DARLES MUCHA FUERZA EN ESTA SITUACIÓN QUE ESTAMOS VIVIENDO EN TODO EL MUNDO. DESDE ESPAÑA, MUCHA FUERZA A TODOS.
@LEGN@



Rígida, miraba a la Señora Pomfrey pasar y traspasar con botellitas de todos los tamaños, formas y colores.
No podía apartar la vista del mayor de los Weasley. Bill yacía en la acolchada cama de la enfermería de Hogwarts con respiración dificultosa y la cara desfigurada por las heridas. La hemorragia había cesado y la sangre seca apelmazaba su pelo pelirrojo.
Lupin, a los pies de la cama, limpiaba sus manos ensangrentadas en una palangana. Ron, Hermione y Luna, se apiñaban al otro lado del colchón.
Las puertas de la enfermería se abrieron y Ginny entró con Harry.
Hermione corrió a abrazarle y Lupin se acercó también a él.

- Te encuentras bien Harry?

- Sí, estoy bien. ¿Cómo está Bill?

Nadie respondió. Harry se acercó al borde de la cama uniéndose al grupo.
Entablaron conversación con los ánimos acentuadamente mermados pero el silencio cayó de la forma más dura cuando Ginny anunció la noticia.

- Dumbledore ha muerto.- a Tonks se le revolvieron las tripas y sintió como se le paraba el corazón durante una milésima de segundo.

- No! - vió a Remus mirar atónito a la muchacha y luego a Harry. El ligero color de su rostro se esfumó y pasó por detrás de ella para sentarse en una silla al lado de la cabecera de la cama. Cubrió el rostro con sus manos. Quiso abrazarle pero el horror le paralizaba. Notó cómo abría la boca y su voz susurraba sin habérselo ordenado

- ¿Cómo ha muerto? ¿Qué ha sucedido?

Las siguientes explicaciones que Harry les brindó provocaron una larga y continua sensación de desesperanza y traición.
Snape, Había sido Snape.
El llanto de un Fénix resonó en todo el castillo provocando una extraña mezcla de sentimientos. ¿Tristeza y esperanza a la vez? Sí, eso era lo que la auror sentía. 
Pensaba que nadie más que Remus podría provocarle sentimientos tan opuestos a la vez, pero se equivocaba.

La profesora Mc Gonagall entró en la enfermería. Tuvo que sentarse cuando se enteró de la muerte de Dumbledore.
Una nueva conversación fue tejida entre todos intentando hacer cuadrar el puzzle de más de mil piezas de esa noche. 
Todo era confuso e intentaron encontrar un sentido a los hechos ocurridos.
De cualquier forma, la única certeza era que Dumbledore estaba muerto, que Snape les había traicionado, que Bill estaba muy grave y que nada iba a ser lo mismo después de aquello. Todo cambiaría, y mucho.
Las puertas de la enfermería se volvieron a abrir. Arhtur, Molly y Fleur aparecieron con rostros de preocupación.
Lupin se levantó de la silla y se apartó con Tonks un metro mas allá del borde de la cama para darles preferencia.
Lo que siguió a continuación enmudeció a todos los que se hallaban en la sala.

- ¿Creyó que no queguía casagme con él? ¿O quizá confiaba en que no quisiega casagme con él? ¿Qué mas da el aspecto que tenga?¡Me paguece que tenemos suficiente con mi belleza! ¡Lo único que demuestgan esa cicatrices es la gan valentía de mi futugo maguido! ¡ Y deme eso! ¡Ya lo hago yo!

Atónita, Tonks miraba a Fleur con admiración. Algo se le estrujó por dentro. Lo que acababa de hacer había sido una declaración de amor en toda regla, quitando de un plumazo cualquier duda o recelo que cualquiera de los que allí se encontraban pudieran tener hacia ella. Nadie podía reprocharle nada a la bruja francesa, no cuando amaba a Bill más allá de cualquier otra cosa.
La auror notó como una llama se encendía en su interior mientras veía a Molly y Fleur abrazadas llorando.
¡Eso era lo que había querido hacerle entender a Remus! ¡El amor era lo más importante! ¡ Lo único que merecía la pena!
¡Todo lo demás era tan efímero como la vida que le habían arrebatado a Sirius hacía menos de un año o a Dumbledore apenas una hora atrás!
Noto una ola de irá y de frustación, miró a Remus que se encontraba a su lado.

- ¿Lo ves? ¡Fleur sigue queriendo casarse con él aunque lo hayan mordido! ¡ A ella no le importa!- vió al licántropo tensar los labios y los músculos de la cara.

- Es diferente. Bill no será un hombre lobo completo. Son dos caso totalmente... - Tonks sintió cómo estallaba su enfado sin control hacia Lupin. Lo cogió de la pechera de la túnicay lo zarandeó con todas sus fuerzas con desesperación.

- ¡Pero a mi tampoco me importa! ¡No me importa!. Te lo he dicho un millón de veces... - Remus tenso, pálido y cohibido no se atrevía a mirarla.

- Y yo te he dicho a ti un millón de veces que soy demasiado mayor para ti, demasiado pobre, demasiado peligroso...- sus palabras sonaron vagas con menos determinación que nunca. Tonks nunca sintió sus argumentos tan pobres como aquel día. Era como si Lupin no tuviera fuerzas para defender mejor su postura. 

- Siempre he mantenido que has tomado una postura ridícula respecto a este tema Remus - habló Molly.

- No he tomado ninguna postura ridícula. Tonks merece a alguien joven y sano.-  Las excusas nunca habían sonado con tan poca fuerza como en aquel momento.

- Pero ella te quiere a ti. Y al fin y al cabo Remus, los jóvenes sanos no siempre se mantienen así. - intervino Arthur

- Ahora no es momento para hablar de esto. Dumbledore ha muerto - su voz sonaba abatida, abrumada y tímida.

- Dumbledore se habría alegrado más que nadie de que hubiera un poco más de amor en el mundo. - añadió Mc Gonagall con severidad mirando a Lupin con dureza.

Tonks sintió cómo la presión en el pecho se deshacía ligeramente. Siempre se había sentido sola frente a Lupin en esa coyuntura pero escuchar a Arthur, Molly e incluso a Mc Gonagall torcer una lanza a su favor fue esperanzador. 
Seguía furiosa, pero el enfado estaba dejando paso a una sensación de debilidad y melancolía y no quiso dejarse invadir.
Hagrid entró en la enfermería, cortando el tema de conversación.




Remus pensaba que se iba a desmayar allí mismo. Intimidado por la situación agradeció profundamente la entrada del guardabosques en la sala. 
Pero la sensación no desapareció. 
¿Es que nadie veía que aquello era una locura? ¿Por qué apoyaban todos a Tonks? ¿No veían que era demasiado mayor para ella? 
¿No veían que un licántropo no podría amar en aquella sociedad? ¿Acaso era tan extraño que se resistiera a condenar el futuro de la mujer que quería? 
El mundo se había dado la vuelta y él también se sintió del revés.
¿Qué vas a hacer ahora Lupin? preguntó una voz en alguna parte interna de su cabeza 
¿Qué más necesitas ver y oír para que te des cuenta de que has estado equivocado?
Los licántropos sí pueden amar: amas a Nymphadora Tonks
Los licántropos sí pueden ser amados: Nymphadora Tonks te ama.
La edad no es importante porque la juventud es efímera, igual que la vida, pero el amor, permanece más allá del tiempo.
Miró de reojo a Harry salir por la puerta de la enfermería junto a Mc Gonagall. Él era el rastro del amor de James y Lily que perduraba en el tiempo.
Te has quedado sin argumentos Remus Lupin. ¿Qué más importa cuando estás al lado de la persona que quieres?
Esperó escuchar a esa segunda voz, esa que guiada por la racionalidad le permitía tener una visión más amplia de la situación. Esa que durante casi dos años le apoyó en la decisión de apartarse de Tonks, de aceptar que la historia no tenía sentido, de que sencillamente, era imposible. Pero no apareció. Esa segunda voz no sonó y entonces vio a la bruja echar a andar pisando fuerte.




Tonks cerró fuertemente los puños cuando la profesora y el joven dejaron de verse. Le miró de nuevo, pero él miraba al suelo fijamente y su cuerpo parecía de piedra.
Quiso llorar pero no se dejó. No allí frente a todos. Era consciente de que ya había armado bastante espectáculo pero no, no se arrepentía de ello.
Miró a Fleur que mantenía una mano amarrada a la señora Weasley y otra en la frente de Bill. Le dio las gracias mentalmente por ser valiente, por seguir amando a Bill por encima de todo. Y entonces quiso esfumarse de allí pero recordó que en Hogwarts nadie puede desaparecerse.
Así que echó a andar hacia la puerta de la enfermería con la cabeza agachada.
Oyó la voz de Hermione y Ginny a lo lejos, llamándola y preguntándole adónde iba. No contestó porque no tenía respuesta, sólo quería salir de allí. Apartarse de él y buscar un rincón oscuro del castillo donde llorar y ocultarse de los hechos. ¿Cuántas veces tendría que repetirle lo mismo?¿Cuántas veces obtendría la misma respuesta?

Lupin levantó la cabeza para verla andar a paso ligero hacia la salida de la enfermería. Estaba estupefacto y débil. "Mierda" se dijo. Una mano le cogió de brazo en un gesto cálido. Se encontró con los ojos amables de la señora Weasley que lo miraba con una sonrisa afable, aún con lágrimas en los ojos de emoción.

- Remus, no la dejes ir...

Algo explotó dentro de él y como si esas palabras hubieran estado embrujadas con la maldición imperius, sus pies se despegaron del suelo y andaron con ligereza siguiendo el rastro de la bruja con pelo desvaído que había cruzado segundos antes el umbral.


« 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA Comenta este capítulo | Ir arriba 38- RENDICIÓN »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.