Historia al azar: Recuerdo hasta el amanecer
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Viernes 16 de Octubre de 2020, 11:40
[ Más información ]

36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA

Capítulos
  1. 1- VOLDEMORT HA REGRESADO
  2. 2- RELEVOS EN LA GUARDIA
  3. 3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO
  4. 4 -MISIONES
  5. 5- HAMBRE
  6. 6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF
  7. 7- ¿TE GUSTA N.TONKS?
  8. 8- LA PRIMERA CONFESIÓN
  9. 9- NUEVOS PREFECTOS
  10. 10- DESARME
  11. 11- IMPROVISACIONES
  12. 12- CHOCOLATE
  13. 13- CONEXIÓN
  14. 14- REGALOS NAVIDEñOS
  15. 15- CAMALEÓN
  16. 16- ELLA TE AMA
  17. 17- EL NO BESO
  18. 18 - HASTA QUE CREAS QUE PUEDES
  19. 19- LA CIERVA
  20. 20- MUERTE Y MILAGRO
  21. 21- ROSA ROSA
  22. 22- NI UN TE QUIERO EN EL TINTERO
  23. 23- TRAS LA VENTANA
  24. 24- LA HISTORIA QUE NUNCA EMPEZÓ
  25. 25- CONFESIONES Y EVIDENCIAS
  26. 26- ÉL Y ELLA
  27. 27- EL ADIÓS
  28. 28- ENTRE LOBOS
  29. 29- REVELO
  30. 30- 5 MESES
  31. 31 A PESAR DEL TIEMPO
  32. 32- EMBOSCADA
  33. 33- ÉL ES NUESTRA ÚNICA ESPERANZA
  34. 34- LO ODIO
  35. 35- ETERNO, INMUTABLE Y PARTE DE UNO MISMO PARA SIEMPRE
  36. 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA
  37. 37- NO LA DEJES IR
  38. 38- RENDICIÓN
  39. 39- COMO UN SUEÑO
  40. 40- QUIERO QUE ME QUIERAS
  41. 41 UN NUEVO AMANECER
  42. 42 DORA LUPIN
  43. 43 - CENA Y PROMESA

GRACIAS A TODOS POR LOS QUE SIGUEN APOSTANDO POR ESTA HISTORIA HACIÉNDOLA UNA DE SUS FAVORITAS. ESPERO QUE LES GUSTE. GRACIAS TAMBIÉN POR DEJAR TU COMENTARIO Y AYUDARME A SEGUIR ESCRIBIENDO CON TUS ÁNIMOS. 
@LEGN@






Corrieron en la dirección que los jóvenes Gryffindors les habían dicho, con los muchachos pisándoles los talones, y poco después los encontraron.
"No puede ser" pensó Lupin. 
No eran uno ni dos los mortífagos que habían entrado en el castillo, si no nada menos que seis: Gibbon, Amycus, Alecto, Greyback y dos más que no conocía; un corpulento rubio y otro alto y de toscas facciones. Junto con Malfoy, sumaban siete.
Remus reconoció los ojos de terror en el joven Slytherin, eran iguales a los de Ron, Ginny y Neville.  
"Cinco contra siete" se dijo así mismo "2 adultos y 3 estudiantes vs 6 mortífagos y 1 escolar. Imposible"
Un chorro rojo atravesó el pasillo y con un movimiento de varita Lupin lo desvió.

- Chicos, ¿tenéis que ayudarnos entendido?, ¡demostrad lo que sabéis! - gritó al aire

Tonks fue la primera en atacar y materializó un potente haz amarillo y brillante que los encapados pudieron esquivar por muy poco, se dispersaron, haciendo que ellos también tuvieran que hacerlo. 
"Mierda" pensó Lupin. No quería separarse de los chicos, sería dejarlos a su suerte. No era que no confiara en ellos, pero dejar que se enfrentaran contra experimentados mortífagos lo consideraba un suicidio. 
Vió a Ginny atacar y contraatacar de muy buenas formas a pesar de ser la más joven. 
Lupin lanzó un depulso bloqueando una figura negra. 
Ron caía al suelo evitando que su pecho fuera diana de una maldición.
Tonks un poco más allá bailaba entre maleficios de los hermanos Amycus y Alecto sin dar muestras de su torpeza habitual.

- Aquí estoy! - sonó la voz de Bill entre el caos. Y fue rápidamente a cubrir a Neville que hacía lo que podía contra uno de los desconocidos.

- Vaya, vaya, yo te conozco... así que eres una de las ovejas de Dumbledore... un licántropo camuflado... ¡¡¡Qué gran idea!!!... - se burló Greyback. Alzó su varita contra Lupin y aunque basto, el castaño tuvo que admitir que era fuerte. 

Tras varios hechizos y contrahechizos Lupin envió a Greyback de espaldas contra la dura piedra de la pared, cayendo desde más de tres metros de altura. Vió al licántropo desconcertado por el duro golpe y aprovechó para hacer una visión general de escenario.
Tonks y Ginny hacían frente a los hermanos. 
Ron y Neville junto con Bill triangulaban sus espaldas frente a Gibbon, Malfoy y a los dos mortífagos desconocidos.
De pronto, el instinto del licántropo hizo que se tirara al suelo, rodando varias veces entre el polvo y levantó la cabeza para ver como Gibbon caía fulminado al suelo debido al rayo que le habían lanzado a él por la espalda.
Un grito de rabia resonó y el enorme hombre lobo ya recuperado, se abalanzó sobre Lupin que resistió la tentativa.
Mc Gonagall llegó entre el caos,"Severus está en camino!!!" oyó que gritaba la jefa de Gryffindor. 

Remus intentaba tener controlados a los chicos a la vez que peleaba pero era imposible, 14 personas se revolvían entre destellos de chorros de energía. 
Los contrincantes bailaban intercambiándose entre ellos agudizando la locura de la escena.
Tras varios minutos de pelea, se escuchó un grito desgarrador. 
Greyback había alcanzado a Bill y a horcajadas, encima de él desgarraba con sus uñas y dientes su cuello. Ron cayó hacia atrás pálido y paralizado viendo cómo le estaban haciendo trizas el rostro a su hermano.
Draco salió corriendo y se perdió de vista por la Torre de astronomía. Neville fue tras él pero salió escupido varios metros más allá. 
Ginny corrió hasta Neville intentando hacer que volviera en sí.
Remus anuló el rayo que alguien le había lanzado y se abalanzó encima de Greyback que estaba lamiendo la sangre que salía sin cesar del cuello de mayor de los Weasley. 
Rodaron por el suelo, el olor de la sangre de la boca del enorme licántropo le saturó los sentidos y le dieron ganas de vomitar. Recibió un fuerte puño en las costillas que lo dejó sin respiración y como pudo, clavó su varita en el abdomen de Greyback. Un segundo más tarde el encapado volvía a volar al otro lado del pasillo cayendo duramente.
Aún en el suelo, sin respiración y algo mareado, Lupin descubrió de reojo a Tonks acorralada por Amycus y Alecto y pensó que se iba a desmayar del horror porque no podía hacer nada por ella.
Bill se seguía desangrando dos metros más allá. 
La subdirectora del colegio se enfrentaba con estilo al tosco, rubio y desconocido mortífago.
Cogió aire con dificultad intentando reincorporarse.

- ¡¡¡Ron!!!!- el pelirrojo paralizado y pálido estaba intentando varios conjuros sobre las heridas de su hermano sin resultado - No servirá de nada, son heridas malditas!!! - le gritó Lupin. Ron lo miró desesperado, con ojos de terror.- Córtale la hemorragia con las manos!!! - Apenas unos segundos más tarde, todas las antorchas del pasillo se apagaron. Se oyeron risas, gritos y muchos pasos corriendo. 
Remus intentó encender las antorchas en vano. "¿Porqué no se encendían?"- ¡¡¡Lumos máxima!!!!

La varita de Lupin mandó un haz que iluminó sólo unos segundos parte del pasillo. Entonces lo entendió; el hechizo que habían lanzado se encargaba de apagar toda luz que se creaba.
Sólo durante los segundos que el Lumos permitió ver, Lupin pudo observar cómo Ron hacía lo que le había dicho, pero Bill había empezado a convulsionar.
Se dió cuenta de que casi todos los mortífagos habían desaparecido y sólo el corpulento rubio seguía ahí.
En ese momento cuando el pasillo volvía a ennegrecerse, lo oyó pronunciar un maleficio y se le dilataron las pupilas. Reconoció el nombre del conjuro. Era arrasador y suicida. No les iba a permitir ningún tipo de movimiento sin exponerse a ser batidos.

- Al suelo!!!! Todos al suelo!!! - gritó con todas sus fuerzas el castaño justo antes de que la oscuridad volviera a invadir el pasillo.
Empezaron a aparecer hechizos por todas partes y a toda velocidad. Los destellos del hechizo de repetición era lo único que iluminaba la sala. Cada vez que un rayo se toparan con la piedra, el hechizo rebotaba en otra dirección. 

Todos se tiraron al  suelo, acatando la orden de Lupin en una oscuridad casi absoluta. 
Identificó a Tonks, que milagrosamente había salido ilesa ante los dos hermanos, arrastrándose hasta donde él y Bill estaban. 
Remus, había relevado a Ron en el taponamiento de heridas mientras los rayos pasaban a toda velocidad y en todas direcciones entre ellos.

- Han huido por aquí!!! - Ron señaló en dirección a la entrada de la torre de astronomía y Remus adivinó los ojos encendidos en el Weasley. Sin esperárselo, el muchacho se levantó, varita en ristre y corrió hacia allí.

- ¡¡¡Ron!!! - gritaron Lupin y Tonks al unísono.

-  Han bloqueado la entrada a la torre!!! ¡Reducto! ¡Reducto! - Ron había corrido hasta la puerta de la torre de astronomía sin que milagrosamente, ningún hechizo rebote lo alcanzara. 

La auror descubrió un rayo saliendo de la varita del mortífago que quedaba directo hacia Ron.

- Protego!- El escudo creado por Tonks hizo que Ron sólo fuera despedido por una fuerza invisible un par de metros hacia atrás, y cayera al suelo ileso. 

- Severus, gracias a Merlín!!! - sonó de repente la voz temblorosa de Mc Gonagalll - la capa ondeante de Snape pasó ante el caos y la casi total oscuridad directo hacia la boca de la Torre sin que ni un solo hechizo le hiciera diana.

- Tonks, cúbreme!!! - le gritó Remus poniéndose en pie, siguiendo los pasos del oscuro profesor. Pero tal y como había pasado con Neville, Lupin fue despedido aunque se las arregló para caer mejor que el joven Gryffindor. Vió borroso y necesitó un minuto para volver en sí.

Lo siguiente que el ex profesor pudo ver fue a Mc Gonagall intentando retener la salida de sangre de las heridas de Bill, Ron pálido y magullado le ayudaba, Tonks mantenía a raya al mortífago que estaba destrozando paredes, ventanas y todo aquello que había por medio y Ginny cubría a Neville de los hechizos rebote ya que no podía moverse a la vez que lanzaba algún conjuro desesperado para intentar ayudar a Tonks.
Los hechizos aún iban y venían sin descanso y parecían multiplicarse por momentos.

Un gran estruendo resonó por todos lados, piedras y polvo cayeron del techo: parte de éste se derrumbaba. Corrieron a cubierto dispersándose. 
El mortífago corpulento reía disfrutando de sus actos con los ojos inyectados en sangre.

Snape apareció de la nada entre la nube de polvo arrastrando del brazo a un Malfoy más pálido que nunca.
Lupin no entendió nada, pero no tuvo tiempo de pensar más porque tras él volvieron a aparecer los mortífagos desaparecidos. Volvió a ponerse en guardia y la lucha se reanudó.
Mc Gonagall y él hicieron pareja. Ginny volvió a alzarse para pelear, Tonks seguía conteniendo al rubio mortífago que había producido él solo más de la mitad del caos.
Harry apareció de la nada.
EL corazón de Lupin casi se da la vuelta al verlo. 
"Si él estaba allí, Dumbledore tenía que estar muy cerca, estaban salvados", pensó.
Pero algo no encajaba. 
Oyó gritar a Snape algo que no entendió y vió como desaparecía con Draco a la vuelta de la esquina. "¿Lo llevaría a la enfermería?" "¿estaría herido?" se preguntó.
Harry pasó de largo entre ellos, apenas deteniéndose para lanzar algún hechizo. 
"¿Donde diablos estaba Dumbledore?"
Los mortífafos empezaron a disiparse y a abandonar la lucha.

- Harry!!! Vuelve!!!
- Harry!!!
- Potter!!!
- Harry!!!

Gritaron distintas voces, pero el muchacho no atendió a ninguna de ellas.
El campo de batalla empezó a asentarse. Tonks corrió al lado de Bill.

- ¡¡¡Hay que llevarlo a la enfermería!!! ¡¡¡No hay tiempo que perder!!

Hermione apareció dos minutos después con lágrimas en los ojos.
- El profesor Flitwick está, está... - le temblaba la voz. 

- Tranquilícese señorita Granger, el peligro ha pasado, ¿Qué le ocurre al profesor?

- Estaba desmayado, parece que ahora empieza a volver en sí pero no se puede mover - añadió Hermione nerviosa.

- De acuerdo, llevaré a Bill a la enfermería, es lo más urgente. - dijo Lupin -¿Tonks puedes acompañar a Hermione?- la auror asintió seria con cara de preocupación.

- ¡Quiero que todos los estudiantes vayan a la enfermería para ser chequeados! - impuso la voz de Mc Gonagall 

- Me parece una buena idea, chicos deberíais venir también para que la señora Pomfrey os haga un reconocimiento y comprobar que estáis bien - habló Lupin con voz más suave hacia los estudiantes.- Minerva, Arthur y Molly...deben saber esto. - Mc Gonagall asintió en silencio.

- Voy a buscar a Harry - espetó Ginny con seguridad convirtiéndose en el centro de todas las miradas

- Ginny... - empezó Remus- Harry sabe cuidarse solo, probablemente Dumbledore esté con él y a tí deberían verte en la enfermería.

- Yo estoy bien y Harry es mi novio. Iré a buscarlo profesor Lupin y nada me lo va a impedir.- el castaño quedó algo abrumado por la decisión con la que hablaba la chica.

- Ya... ya no soy tu profesor Ginny...

- Pero yo sí! - intervino la jefa Gryffindor. - señorita Weasley, usted irá a la enfermería con todos, una vez la Señora Pomfrey le haya hecho el reconocimiento podrá ir a buscar a Potter. ¡Es una Orden! - exclamó cuando Ginny empezaba a abrir la boca para discutir la decisión.

La pelirroja acabó asintiendo.
Cada uno se dirigió en silencio al lugar donde habían acordado. 
Antes de separarse, Lupin buscó los ojos de Tonks y tuvo la sensación que los suyos lucían muy parecidos. 
La preocupación y el desconcierto invadía a ambos miembros de la Orden. 
Remus seguía con una inquietud interna. Todo lo que había ocurrido no le encajaba y el sentir de tragedia era más palpable que nunca.

Llevó a Bill hasta la enfermería seguido de Neville que apoyándose en Ron, cojeaba.
Aquello era injusto.
Bill no se merecía aquello. Era un muchacho joven y sano, con muchas cosas buenas que vivir por delante. Lo que ahora vendría, nadie lo sabía.

Recordó la imagen de un muchacho de cinco años con idénticos ojos a los suyos reflejada en un espejo.
Su yo de 5 años lo miraba asustado, con la cicatriz de una mordedura aún rosada y reciente en el cuello. 
Aquella fue la primera vez que se miró en el espejo de su habitación tras el alta hospitalaria de San Mungo.
Y mientras el olor de la sangre de Bill se mezclaba con la del sudor de su frente y el miedo de su corazón, quiso decirle a su recuerdo que no se preocupara. 
Que a pesar de todo, su vida también tendría cosas buenas y conocería a personas extraordinarias como Sirius, James, Lily, Peter en su versión escolar, Dumbledore, la familia Weasley, los miembros de la Orden... pero sobre todo, personas como Nymphadora Tonks.


« 35- ETERNO, INMUTABLE Y PARTE DE UNO MISMO PARA SIEMPRE Comenta este capítulo | Ir arriba 37- NO LA DEJES IR »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.