Historia al azar: Amarte es mi prioridad
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Domingo 16 de Febrero de 2020, 09:44
[ Más información ]

3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO

  • Un té?- le sonrió la cara de la señora Weasley al licántropo al verlo entrar a la cocina a primera hora de la mañana con ojeras. - Nadie se ha levantado todavía. ¿tienes novedades?

Remus Lupin había comenzado a hacer guardias nocturnas ya que por seguridad, evitaba dejarse ver a la luz del día por sitios muy concurridos. Varios miembros de la Orden se iban turnando en ese trabajo. Era duro porque la mayoría tenía que compatibilizar sus trabajos habituales con las misiones y las guardias y los que como Lupin no tenían trabajo, cubrían la mayoría de ellas. Era la tercera guardia nocturna seguida de la que volvía, pero la primera en la que había coincidido con Nimphadora Tonks, un nuevo miembro de la orden, auror en el ministerio y metamorfomaga y no le había dejado indiferente. En el cambio de guardia, por precaución, la muchacha abrazó a Lupin para cubrirse tras él cuando su identidad corría riesgo de ser descubierta y lo besó para hacerse pasar por una pareja de enamorados. Luego se había despedido de él con naturalidad, dejando a Remus con mariposas en el estómago y descolocado. Hacía mucho que no lo besaba una mujer. Durante toda la guardia nocturna no pudo quitarse la imagen de Tonks a dos centímetros de su boca, su susurro al oído y su sonrisa como si nada hubiera pasado un minuto después. Él siempre había evitado a las mujeres, no porque no le gustaran si no porque no quería que nadie cargara con su condición y por supuesto nunca había tenido una relación seria con ninguna mujer para evitar problemas. Y no sabía por qué pero ese beso, le había revuelto las tripas.

  • Buenos días Molly. Sí, muchas gracias por el té. Novedades las justas. Ayer en el cambio de guardia vimos como entraba con otro miembro del ministerio en la casa de la calle Sant Conery. A las dos horas salieron.

  • Sí eso nos contó Tonks, se pasó por aquí para informar y cenar antes de irse a descansar  … bueno ¿quieres algo de desayunar? ¡Seguro que estás hambriento! Iba a hacer huevos revueltos y …

  • Buenos días! - Sirius irrumpió en la cocina con una sonrisa pícara que hacía mucho que su amigo no veía, se sentó al lado de Lupin y sin andarse con rodeos le preguntó poniéndole una mano en el hombro - ¿Qué Remus cómo fue? ¿No te moriste de la vergüenza? Conociéndote… jajaja haciendo de tortolito bajo un árbol! jajaja… Me hubiera gustado verte por un agujero… - Sirius comenzó a reír como si se imaginara una situación muy cómica.

  • ¿Qué estás diciendo?... pero … ¿Cómo sabes?... - empezó a hablar Lupin pero la señora Weasley le interrumpió de inmediato:

  • Oh! Vamos Sirius! Déjale tranquilo, no tiene cuerpo para tonterías ahora, está cansado de la guardia y…

  • Un momento!!!! -cortó tajantemente el licántropo- ¿Sabéis lo de …

  • Sí querido, sabemos lo de "la escena" -dijo la señora Weasley con ternura quitándole hierro al asunto mientras comenzaba a revolver los huevos. - Tonks nos explicó lo sucedido mientras cenaba. La verdad es que estaba un poco avergonzada. Estaba preocupada por si te molestó. Nos contó que hizo lo primero que se lo ocurrió y …. Ya le dije que estuviera tranquila que tú eres un hombre hecho y derecho que no eres ningún crío… no como otros…- y le lanzo una mirada de desaprobación a Sirius que seguía riendo por lo bajo mirando la cara pálida de su amigo.

  • Pero, pero ¿lo contó? ¿Aquí? ¿A quién? - tartamudeó Lupin

  • Pues estábamos … nosotros con Arthur y Bill. Los niños ya se habían acostado…

  • Bill? Y Bill se molestó?

  • ¿Por qué hubiera tenido que hacerlo?-la señora Weasley pareció ver que Remus estaba abrumado y siguió - Oh Remus qué más da! Son gajes del oficio! Tuvisteis que interpretar un papel y lo importante fue que no os descubrieron y que podemos seguir vigilando sus pasos desde esa posición. No os comportéis como chicos de 16 años! Somos adultos. - y volvió a mirar a Sirius con reproche y que sonreía pícaramente a su amigo.

  • A mi no me importa,… sólo pensaba que ella no querría que se supiera… pensaba que Bill y Tonks… bueno, tienen muy buena relación… - divagó el licántropo.

  • No te apures Remus, ella lo contó como algo cómico que os había pasado en el cambio de guardia - le cortó la señora Weasley - Oh es una chica fantástica, un poco torpe pero tiene un gran corazón. Ójala Bill y ella se emparejaran, se llevan muy bien pero sólo son amigos, desde el colegio y hacen una gran pareja…

Remus Lupin dejó de escuchar. Algo absurdo e incómodo que quería sepultar se había extendido por la cocina de Grimmauld Place. No sabía por qué pero le hubiera gustado que no se hubiera sabido. Le hubiera gustado quedarse con ese momento sólo para él. Como esos secretos que guardas de adolescente y que al hacerte mayor te hacen sonreír cuando te acuerdas de ellos. De repente se sintió muy cansado y con mucho sueño. Bebió de golpe su taza de té y se levantó.

  • Me voy a descansar. Gracias por el té Molly

  • De verdad no te apetecen Remus? -. - la señora Weasley dejó en la mesa una fuente de huevos revueltos con cara de desilusión

  • Gracias Molly, pero prefiero dormir que comer. - Lupin se levantó de la silla y se dirigió al dormitorio que Sirius le había ofrecido en su estancia en Grimmauld Place.

  • Pero… no vas a darnos más detalles Lunático?- saltó Sirius persiguiendo un par de pasos a su amigo.

  • ¿Qué es lo que quieres saber Canuto?- Lupin giró sobre sus talones a la altura de la puerta de la cocina con cara derrotada, sabiendo que si no le respondía algo a su amigo éste era capaz de perseguirlo hasta la habitación y acostarse con él para sacarle información.

  • Besa bien? - Le preguntó Sirius de nuevo con la sonrisa pícara en la cara. Lupin sabía que Sirius lo estaba pasando en grande. Lo conocía muy bien y siempre le habían gustado los chismorreos en el colegio. Esos días lo estaba pasando mal recluído en esa casa y todo lo que salía de la rutina le daba una chispa de vida. Remus pensó que no había razón para no responder y le contestó:

  • Lo hace - y volvió a darse la vuelta poniendo un pie en el primer escalón cuando oyó la voz de Sirius añadiendo:

  • Parece que estáis los dos de acuerdo… ella dijo lo mismo de ti!

Remus J. Lupin dibujó una sonrisa sin que nadie lo viera. Subió las escaleras despacio por el cansancio y hasta que el sueño le venció y la calidez del recuerdo de tener los labios de Tonks a dos centímetros de los suyos se devanceció, no dejó de sonreir.



« 2- RELEVOS EN LA GUARDIA Comenta este capítulo | Ir arriba 4 -MISIONES »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.