Historia al azar: reviviendo un recuerdo
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 29- REVELO
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Sábado 4 de Abril de 2020, 05:38
[ Más información ]

29- REVELO

Capítulos
  1. 1- VOLDEMORT HA REGRESADO
  2. 2- RELEVOS EN LA GUARDIA
  3. 3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO
  4. 4 -MISIONES
  5. 5- HAMBRE
  6. 6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF
  7. 7- ¿TE GUSTA N.TONKS?
  8. 8- LA PRIMERA CONFESIÓN
  9. 9- NUEVOS PREFECTOS
  10. 10- DESARME
  11. 11- IMPROVISACIONES
  12. 12- CHOCOLATE
  13. 13- CONEXIÓN
  14. 14- REGALOS NAVIDEñOS
  15. 15- CAMALEÓN
  16. 16- ELLA TE AMA
  17. 17- EL NO BESO
  18. 18 - HASTA QUE CREAS QUE PUEDES
  19. 19- LA CIERVA
  20. 20- MUERTE Y MILAGRO
  21. 21- ROSA ROSA
  22. 22- NI UN TE QUIERO EN EL TINTERO
  23. 23- TRAS LA VENTANA
  24. 24- LA HISTORIA QUE NUNCA EMPEZÓ
  25. 25- CONFESIONES Y EVIDENCIAS
  26. 26- ÉL Y ELLA
  27. 27- EL ADIÓS
  28. 28- ENTRE LOBOS
  29. 29- REVELO
  30. 30- 5 MESES
  31. 31 A PESAR DEL TIEMPO
  32. 32- EMBOSCADA
  33. 33- ÉL ES NUESTRA ÚNICA ESPERANZA
  34. 34- LO ODIO
  35. 35- ETERNO, INMUTABLE Y PARTE DE UNO MISMO PARA SIEMPRE
  36. 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA
  37. 37- NO LA DEJES IR
  38. 38- RENDICIÓN
Hola a todos!!!
Muchas gracias por la aceptación que sigue teniendo la historia. 
Para aquellos que no lo sepan escribí un One Shot de San Valentín de nuestros R & T basado en el 14 de febrero del año 1998.
Tengo la intención de que enlace con este fic, avisé de Spoiler aunque no cuenta nada que los adictos a Harry Potter no sepamos así que no tengan miedo de leerlo que no les voy a descubrir nada importante de lo que queda de fic.
Espero que les guste el fic especial San Valentin les dejo la dirección por si quieren leerlo y si te gusta comenta por favor!

https://www.potterfics.com/historias/195768/capitulo-1


Y os dejo ya el siguiente cap.
Muchas gracias a todos por sus comentarios y por seguir leyendo!!!

@legn@87




Cuando Lupin llegó a la taberna el sol ya se había escondido. 
Naiara había ido a buscarlo a la pequeña casa de madera donde vivía con gesto de preocupación en la cara. Varios de los matones que provocaron la revuelta meses atrás habían regresado al pueblo para arrastrar seguidores y en esta ocasión Greyback iba con ellos.
Remus entró seguido muy de cerca por Naiara. 
Vieron a Matt con tres de sus amigos ante el enorme Greyback y los suyos, mirándose desafiantemente.
Lupin sostenía su varita debajo de su remendada capa pero decidió no intervenir.

- Sois los únicos que pensáis así - hablaba Greyback con sorna y voz arrastrada - se os está agotando el tiempo y si cuando ocurra aún mantenéis esas ideas, yo mismo me encargaré de que muráis igual que el resto.
- Este es un pueblo de paz - contestó Matt todo lo convincente que pudo - no queremos luchar, y mucho menos para apoyar ideologías que no compartimos. Solo queremos vivir.
- Hablas sin conocer la situación. Cuando tengas que pedir clemencia al Señor Tenebroso te arrepentirás de todo esto. Cuando él se haga con el poder recuperaremos nuestra ansiada libertad y tú, morirás.
- Te lo voy a volver a repetir. Somos gente de paz, no nos interesa esta guerra. No queremos luchar.
- No existen licántropos pacificos Matthew. Solo existen licántropos fuertes y licántropos débiles. Y hoy estás dejando muy claro qué eres tú - los seguidores se rieron con sorna.
- Vosotros sois los débiles, sois unos vendidos!!! - gritó uno de los colegas castaño de Matt desde atrás. 

Todo pasó muy rápido. Uno de los seguidores de Greyback se avalanzó sobre el muchacho que había acabado de hablar. Un chorro de energía alcanzó al atacante y éste cayó rígido como una piedra en el suelo de madera. Todas las miradas se clavaron en Lupin que sostenía en alto su varita. Greyback entrecerró los ojos intentando reconocerlo, pero no lo hizo.

- Y tú quién eres?
- Alguien que cree que es bastante indecoroso el intentar comprar a la gente con miedo. Éste es un pueblo de paz. Si luchamos lo haremos por nuestras propias convicciones. No por aquellas con las que nos queréis convencer o atemorizar - Greyback rió sonoramente.
- Vaya, otro filósofo. Si piensas que con un hechizo petrificante vas a poder detener al señor Tenebroso estás muy equivocado. 
- Es cierto, este hechizo sólo suele funcionar con duelistas y magos mediocres...- los matones de Greyback se movilizaron ofendidos. Dos de ellos hicieron ademán de lanzarse al cuello de Remus pero  Greyback levantó la mano para acallarlos y los detuvo. El oscuro hombre lobo se acercó hacia Lupin con actitud intimidante.
- Tienes suerte, no hemos venido a pelear hoy, pero cuando lo hagamos, procura tener tu varita preparada porque la vas a necesitar.

Remus aguantó la dura mirada al gran licántropo durante unos segundos con semblante tranquilo. 
Greyback con un gesto tosco de cabeza, hizo que sus seguidores lo siguieron hacia la salida de la taberna. 
Cuando estaban en el umbral Lupin les detuvo con sus palabras.

- ¿No os dejáis algo?

Remus movió la varita con desgana y el matón que yacía petrificado volvió a la normalidad, desconcertado y sin entender nada. 
Greyback gruño y el oscuro grupo abandonó el local. 
La mano fuerte de Naiara se enganchó al brazo de Remus. 

- Has estado impresionante.

--------------------------------------------------------

Había prometido no hacerlo.
Le había prometido no ir.
Pero la necesidad de verle y de tocarle la estaba volviendo loca.
Tenía pesadillas continuamente y la incertidumbre le engullía el apetito para comer.
Se dio cuenta de que sus vaqueros empezaban a bailarle en la cintura pero no le importaba. Tampoco su pelo le preocupaba. Había dejado de intentar cambiar su color hacía tiempo. 
Sólo había una cosa que la mantenía con ilusión cuando se levantaba por las mañanas: que llegase la noticia de que estuviera bien.
Muchas noches se dormía en una silla al lado de la ventana de su habitación escrutando entre la oscuridad el aparecer de una figura plateada que le trajera buenas noticias. 
Se imaginaba el patronus de él  frente a ella oyendo su voz decir:
- Todo esta bien Tonks, te echo de menos. Te quiero.

Eso hubiera bastado para que la ansiedad no se la comiera por dentro. Pero no había pasado y ella cada día estaba más irritable, más deprimida, más desgastada.
Había pensado en hablar con Dumbledore y lo había intentado en varias ocasiones pero no había sido posible. El director cada vez pasaba más tiempo fuera del colegio.
Se quedó mirando la luna llena desde su habitación. Qué estaría haciendo? Donde? Y con quién?
Su corazón se sentía cada vez más oprimido.
Se obligó a cambiar su vista de lugar y se encontró con una foto suya en su séptimo año de Hogwarts.
Una chica de pelo rosa chillón con la túnica de Hufflepuff, la miraba orgullosa con su certificado de EXTASIS en la mano.
¿En qué momento había dejado de ser ella? 
Si su yo pasado pudiera hablarle ¿Qué le aconsejaría hacer?
Recordó las numerosas veces que se saltó las normas de Hogwarts provocando bromas inocentes a sus compañeros y otras tantas no tan inocentes a algunos compañeros que se lo merecían.
Sonrió con un sensación de añoranza en el pecho.
Quizá fuera el momento de volver a recuperar su espíritu.

-------------------------------------------------------------------------------------

Lupin había tenía una sensación extraña desde que a media mañana, se había acercado a la pequeña tienda de víveres situada en medio del pueblo. No sabía por qué pero le hacía estar inquieto y alerta. Pasó la mañana tranquila en su pequeña choza cocinando y leyendo y en varias ocasiones se sintió observado.
Cuando por la tarde salió para encontrarse con Naiara volvió a tener esa sensación. 
Sin embargo su instinto (potenciado por esos meses viviendo entre los de su especie) no revelaba aquello como amenazador, aunque sabía que había algo distinto a lo habitual.
Cuando llegó al claro del bosque donde solían quedar, ella ya estaba allí. Había avanzado rápido y había conseguido desarmarlo un par de veces. 
Remus pensaba que si la licántropa hubiese tenido la oportunidad de escolarizarse hubiera sido realmente buena.

- Hola Romolus! ¿Qué lección trae hoy el mejor profesor del poblado? - Lupin le sonrió ampliamente. Aquellos ratos en los que enseñaba magia le hacían sentir bien. 

- He pensado que ya es hora de que aprendas algún hechizo de ataque... empezaremos por "Depulso"

Pasaron la mayor parte de la tarde practicando. Lupin tuvo que volver a corregir la postura de la muchacha en varias ocasiones y aunque lo hacía de manera formal, al castaño no se le escapó que Naiara intentaba acercarse a él todo lo posible. 
Rieron en varias ocasiones, unas por las erratas de Naiara y otras por los comentarios graciosos que salían en la conversación.
Estar con Naiara era agradable. En algunas cosas le recordaba mucho a Tonks. 
Remus echaba de menos las conversaciones con la auror. Sus tropiezos, sus gestos y su mirada.
Estar con Naiara era agradable, pero no era hipnotizante como lo era estar con Tonks
A mitad de la sesión la albina consiguió realizar "Depulso" correctamente e iniciaron el encantamiento "Difindo". Cuando las últimas luces del día empezaron a asomar Remus dio por finalizada la lección.

- Faltan solo unos días para la noche de navidad. ¿Qué vas a hacer? - preguntó la joven.

- Aún no lo sé - contestó Lupin despistado porque la extraña sensación que llevaba sintiendo gran parte del día había vuelto de manera más intensa.
Sin saber cómo Naiara se puso apenas un palmo frente a él y en un gesto grácil colocó sus brazos sobre sus hombros entrelazando las manos tras la cabeza de Remus. Éste, sorprendido, quedó paralizado un momento y eso fue suficiente para notar los dedos de la atractiva albina enredarse en su pelo y su aliento acercándose al suyo. 
Tardó sólo dos segundos en reaccionar y coger el atlético torso de la licántropa por la cintura para separarlo de él lo que le daban los brazos.

- Naiara... que haces?!?!?! - exclamó Lupin sorprendido

- Invitarte a pasar la navidad conmigo!!! - respondió sin rastro de vergüenza y con un punto de diversión al ver la cara de Lupin.

Fue en ese momento cuando algo movió bruscamente la hojarasca tras unos árboles. Lupin sacó su varita y apuntó en esa dirección. Naiara se agazapó en el suelo en posición de ataque cual lobo.
Nada se movió después.

- REVELO!!! - gritó Lupin unos segundos más tarde. Pero lo fuera que estuviera allí antes, había desaparecido.

- Quien quiera que sea lleva aquí toda la tarde. - dijo despreocupadamente la chica.- Apesta a magia... Tranquilo, será cosa de mi hermano. Sabe que quedamos a practicar magia y no le gusta demasiado. No sería la primera vez que contrata a alguien para vigilarme, pero paso de él... Sé cuidarme sola... - Naiara estiró todo su cuerpo antes de hacer el pino. Remus seguía con los ojos clavados en esa dirección.
De pronto una idea le vino a la cabeza. ¿Podría ser que...?

-Por cierto creo que deberíamos ampliar la clase. Desde que vino Greyback la gente ha tomado conciencia de que saber desenvolverse con magia es realmente importante. Conozco a varias personas que están interesadas en aprender y creo que sería una forma ideal de ganarte la vida por aquí...

Lupin no la escuchaba y ya no se acordaba de lo que había ocurrido 30 segundos atrás. Sólo pensaba en... ¿de verdad había ido hasta allí?. 
Era la única posibilidad, de cualquier otra forma su instinto les habría avisado y en ningún momento habían tenido sensación de peligro.
Se acercó hasta el grueso árbol que había ocultado a quien quiera que estuviese vigilándolos. 
Naiara tenía razón olía a magia. ¿Quizás un encantamiento desilusionador?  Vio las capas de hojas revueltas y se apoyó en el árbol... acercó su nariz a su tronco, inspiró profundamente y una mezcla de enfado y ternura le invadió, entendiendo todo al instante.
 ¿Cómo no se había dado cuenta antes?
Reconocería su olor en cualquier parte. 

- ¿Entonces qué? - gritó Naiara consiguiendo sacar a Lupin de sus pensamientos pasándole un brazo por los hombros desde atrás y consiguiendo que Remus volviera a  atenderla- ¿Cenamos juntos en Navidad?


-------------------------------------------------------------------------------------

Ted estaba sentado en la butaca con las piernas estiradas cerca de la chimenea haciendo que sus pies se mantuvieran calientes con el calor del fuego.
Una ráfaga de viento frío y agua nieve entró junto con su hija a su casa.
Supo que algo no iba bien porque el sollozo de su Dora no intentaba ocultarse.
La siguió hasta su habitación alarmado pensando en qué muerte, desaparición o desgracia habían provocado ese efecto en su hija. Algo no le encajaba porque ese había sido su día de fiesta.
¿Había tenido que acudir a alguna misión de urgencia que había acabado mal?
Acongojado, abrió la puerta y recogió a la auror que yacía en la cama hecha un ovillo llorando desconsoladamente.

- ¿Dora, qué ha ocurrido?

Tuvieron qué pasar varios minutos para que Tonks pudiera hablar con un hilo de voz quebrada.

- La ha encontrado Papá... - soltó balbuceando la metamorfomaga - yo no soy ELLA


« 28- ENTRE LOBOS Comenta este capítulo | Ir arriba 30- 5 MESES »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.