Historia al azar: El Amor Es Peligroso
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 28- ENTRE LOBOS
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Jueves 9 de Julio de 2020, 10:57
[ Más información ]

28- ENTRE LOBOS

Capítulos
  1. 1- VOLDEMORT HA REGRESADO
  2. 2- RELEVOS EN LA GUARDIA
  3. 3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO
  4. 4 -MISIONES
  5. 5- HAMBRE
  6. 6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF
  7. 7- ¿TE GUSTA N.TONKS?
  8. 8- LA PRIMERA CONFESIÓN
  9. 9- NUEVOS PREFECTOS
  10. 10- DESARME
  11. 11- IMPROVISACIONES
  12. 12- CHOCOLATE
  13. 13- CONEXIÓN
  14. 14- REGALOS NAVIDEñOS
  15. 15- CAMALEÓN
  16. 16- ELLA TE AMA
  17. 17- EL NO BESO
  18. 18 - HASTA QUE CREAS QUE PUEDES
  19. 19- LA CIERVA
  20. 20- MUERTE Y MILAGRO
  21. 21- ROSA ROSA
  22. 22- NI UN TE QUIERO EN EL TINTERO
  23. 23- TRAS LA VENTANA
  24. 24- LA HISTORIA QUE NUNCA EMPEZÓ
  25. 25- CONFESIONES Y EVIDENCIAS
  26. 26- ÉL Y ELLA
  27. 27- EL ADIÓS
  28. 28- ENTRE LOBOS
  29. 29- REVELO
  30. 30- 5 MESES
  31. 31 A PESAR DEL TIEMPO
  32. 32- EMBOSCADA
  33. 33- ÉL ES NUESTRA ÚNICA ESPERANZA
  34. 34- LO ODIO
  35. 35- ETERNO, INMUTABLE Y PARTE DE UNO MISMO PARA SIEMPRE
  36. 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA
  37. 37- NO LA DEJES IR
  38. 38- RENDICIÓN
  39. 39- COMO UN SUEÑO
  40. 40- QUIERO QUE ME QUIERAS
  41. 41 UN NUEVO AMANECER
  42. 42 DORA LUPIN
Hola a todos!
Primero de todo gracias por colaborar con mis ideas y seguir leyendo la historia y comentando los capítulos. Ya saben que es una gasolina muy importante para mi motivación.
Los capítulos que siguen se me hacen mas difíciles de escribir porque no tengo referencias en los libros originales, por eso tardo más en publicar así que... espero que les guste porque lo que aquí empieza es un 98% lo que hay en mi imaginación!
Sigan comentando para saber qué os parece "mi versión" porque de verdad es muy importante para mi.
Espero que le gusten los nuevos personajes!!!
Y mil gracias a los 37 favoritos que siguen el Fic!!!:


37 usuarios han añadido esta historia a sus Favoritos:

AbiGrosPotteradriweasleyAnaviq21anny potteranuskha_blackashley_LTastoriacamilapotterweaslydianitapotter31Dora Tonks LupinEmily lovegood blackGicellaglohe613Granthari malfoyHermione Jean GragerIsaWeasleyPotterI_love_snapeKaleb EverettkatherinblakKmelanyLectora_avidaLile _LupinlisevansLuna_GreybackLuna_Tonks31luni8Mar-99mariaazul94Maya pottermimiscullenNawin12perlamalfoyremySnily1victoire_lupin1vizucv





Lupin llegó al poblado licantrópico del Sur. Era un día soleado y el viento corría entre los árboles. En un claro del bosque, una cuarentena de casas rústicas se distribuían desordenadamente. 
Allí había sido donde casi muere meses atrás.
Una revuelta entre los dos bandos del pueblo: los que seguían a Greyback con las ideas de los seguidores de Voldemort y otro bando más pacifista que sólo quería vivir en paz y ajeno a todo, habían iniciado una pelea que acabó por salpicar a todo el mundo. Él se hacía pasar por un licántropo solitario, desadaptado y sin hogar que vagaba de pueblo en pueblo buscando una manera de vivir. Remus sintió una punzada en el pecho al darse cuenta de que la realidad no estaba tan alejada de su personaje.
De pronto una voz le sorprendió por encima de su cabeza.

- Eh! Yo te conozco!

Lupin miró en dirección al árbol más próximo y allí vio a una treinteañera atractiva, con el pelo albino, con media melena y unos ojos azules que lo miraban curiosos desde una gruesa rama a más de seis metros del suelo. Lucía una camiseta de manga corta gris y entallada, tenía varios collares ajustados de apariencia salvaje y un brazalete de plata en su brazo derecho que rodeaba el bíceps resaltando su volumen. Sus pantalones jeans desgastados con desgarros, le delineaban una atlética figura. Y en la pernera izquierda tenía una funda ajustada de cuero en la que se sostenía su varita.

- Quién eres? - le gritó Lupin

- Vaya, veo que tú no te acuerdas de mí, menuda desilusión - contestó la muchacha con sorna colgándose con una sola mano todo lo larga que era desde la rama donde hacía unos segundos se encontraba cómodamente sentada. A Lupin no le pasaron desapercibidas las cicatrices largas y rosadas que lucían sus fuertes brazos. 
Antes de poder articular palabra, la joven albina bajó hasta el suelo con un par de movimientos ágiles y acrobáticos aterrizando con estilo. 
Lupin no pudo evitar pensar en lo diferente que habría sido para Tonks ese aterrizaje.

- Soy Naiara. - siguió la muchacha con presencia frente a él- Y tú eres Romulus. Ayudaste a mi hermano Matt hace unos cuantos meses en la revuelta de la taberna cuando se peleó contra los seguidores de Greyback. Recuerdo que llevabas unos cuantos días en el pueblo, te encontrabas de paso y apestabas a magos... como ahora. - la chica lo miraba curiosa- Por cierto, ¿dónde has estado todo este tiempo?. Te perdí el rastro en la pelea y si mal no recuerdo no tenías muy buen aspecto.

- Me largué de aquí después de eso, estaba buscando un sitio más tranquilo para instalarme... además me costó unos cuantos días recuperarme después del incidente.

- Ya, como a Matt. Yo lo cuidé. Nadie acabó demasiado bien la pelea ¿Y para qué has vuelto?

- Digamos que no he encontrado un sitio más tranquilo que este para vivir - Naiara sonrió y empezó a andar hacia el pueblo. Lupin se quedó mirando la seguridad con la que se movía.

- ¿A qué esperas? - le preguntó volteandosé - Vamos a buscar tu nueva casa!!!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


- Y para qué lo has traído aquí?

- Para salvar tu deuda idiota, te salvó la vida.

Naiara fue andando elegantemente hasta una gran butaca maltrecha, en una esquina del pequeño salón y dejó a Lupin atrás al lado de la mesa donde Matt y dos compañeros estaban acabado con la botella de un licor de hierbas.
El hermano de la albina tenía el cabello negro con reflejos grises que hacían juego con sus ojos. Con una tez tersa y clara miraba a Lupin atentamente intentando recordar algo.

- Creo que ya recuerdo. ¿Por qué nos ayudaste?

- Bueno, pensaba que lo que decías era verdad y no me pareció bien que quisieran matarte sólo por expresar tu opinión al respecto. Además de que pienso más o menos como tú. - Lupin se sentó en la silla que quedaba libre frente a Matt intentando acercarse al muchacho.

- Más o menos? ¿en qué sentido? - preguntó Matt con desconfianza

- Pienso que al Señor Tenebroso no le importan nuestros derechos, ni nuestra situación. Pienso que solo quiere utilizarnos a su favor.

- Si piensas que esta guerra no va con nosotros y deberíamos mantenernos al margen, eres de los míos.

- Pienso que deberíamos jugar un papel más activo en la guerra.
Pienso que es el momento de demostrar al mundo que somos un pueblo civilizado y noble y que durante años hemos estado apartados y repudiados por aquellos licántropos que no respetaban los límites morales, pero que no todos somos así. 
De hecho, la mayoría no somos así. 
Pienso que ahora es un  buen momento para colaborar con los magos que luchan por la paz y la democracia, por un sistema justo..., luchar a su lado y ganarnos su confianza... Demostrarles que nos han etiquetado durante décadas por licántropos que no representan a nuestro pueblo.

- Es decir que quieres que luchemos de cualquier manera pero al otro bando... - espetó Matt echándose para atrás decepcionado - ¿Y de qué serviría eso Romulus?

- Serviría para demostrar con hechos lo que pensamos. Serviría para que nuestra especie fuera aceptada en la sociedad.

- Mira, una cosa es que piense que el señor Tenebroso nos quiere utilizar y que no quiera estar a su lado, y otra muy distinta es que me quiera enfrentar a él. Hemos vivido muchos años así y nunca me ha faltado nada, tengo a mi pueblo, tengo libertad. ¿Qué más necesitamos?

- ¿Llamas libertad a vivir en un poblado perdido en un inmenso bosque alejado de toda sociedad?

- TOUCHE! - exclamó Naiara divertida sentada a sus anchas en la butaca en una postura casi gimnástica.- Y bueno, ¿qué os parece si hablamos de cosas más importantes? Como por ejemplo... ¿Dónde va a vivir el recién llegado?

------------------------------------------------------------------------------------------------------


- A pesar de tu nuevo aspecto no has perdido atractivo... - dijo el mago superando la distancia que para Tonks era la prudente.
- Cierra la boca Proudfoot
- ¿Siempre haces esto cuando te alagan?
- Claro que no, sólo cuando lo hacen con segundas intenciones detrás - espetó la bruja mirando para otro lado
- Como quieras, Tonks, puedes seguir igual de amargada. Tú te lo pierdes. Te veo mañana - acabó el mago con cierta indignación en su voz abrochándose su capa de auror.

Nymphadora se quedó sola en la entrada de Hogsmeade tras unos arcos que le regalaban cierta discreción. Miró a lo lejos el castillo de Hogwarts y recordó alguno de los momentos divertidos que vivió en esas paredes. Qué lejano le parecía todo aquello.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------


- A mi hermano le caes bien, es simplemente que a pesar de que hace dos meses ya que estás aquí, sigues apestando a mago. No te voy a negar que has mejorado tu olor corporal pero....  - Lupin miró a la licántropa mientras hacía ejercicios de equilibrio en un tronco caído entre dos árboles de manera más que solvente. Remus tenía un libro entre las manos que intentaba leer, algo imposible con Naira a su lado. La muchacha no paraba de hablar y le acompañaba muchos días al bosque en su rato de lectura.

- Tu hermano es buena persona, sólo lucha por sus convicciones y yo lucho por las mías. Pero debe darse cuenta de que ahora es el momento de cambiar. De abrirnos al mundo y de que el mundo vea las cosas buenas que somos capaces de hacer. Muchos vecinos, la mayoría del pueblo creen en tu hermano, lo siguen y lo apoyan. Si se unieran a la lucha por el bien... Podríamos buscar sub grupos en otros poblados. Las veces que he visitado el Norte...

- Me encanta tu romanticismo. - cortó Naiara resuelta - ¿De verdad piensas que podremos convivir con ellos alguna vez?

- Si no creemos tan solo en la posibilidad, seguro que no. - de pronto Lupin cayó en la cuenta de que ese argumento lo había oído muchas veces de la boca de Sirius, sólo que él se refería a su relación con Tonks. 
La bruja seguía en su cabeza, pero su recuerdo no le torturaba. Realmente agradecía la despedida que habían podido dedicarse. Su corazón, aún resquebrajado, parecía haberse sellado en parte en aquel momento. El dolor que le producía estar lejos de Tonks se entremezclaba con el deseo de volver a verla, a abrazarla, a fijar sus ojos en los suyos y rodear su cintura con sus brazos. 
Si todo seguía yendo bien, quizás podría enviarle alguna señal de vida más adelante o incluso ir a verla para Navidad.

De pronto Lupin giró su cara y se dió cuenta de que Naiara estaba demasiado cerca. 

- ¿Qué? - la voz de Remus sonó alarmada y se retiró unos centímetros provocando que Naiara sonriera divertida.

- ¿Cuántos años has vivido con magos?

- La mayoría, ¿por qué? - la muchacha sonrió aún más

- ¿Entonces dominas la magia no? ¿Eres capaz de enseñar?

- Sí, quiero decir,...- Lupin temió haber sonado demasiado seguro- supongo que sí. ¿A qué viene todo esto? - respondió cada vez más confundido el castaño

- Acabo de decidir la forma en que vas a devolverme el favor - exclamó la joven levantándose del lado de Lupin con un ágil voltereta

- ¿Favor? ¿Qué favor?

- Haber conseguido que mi hermano te aceptara en el pueblo, que te encontrara casa y que te escuchara... - Remus le miró con cara desconcertada - Vas a ser mi profesor particular, vas a enseñarme magia - concluyó la joven mientras se colgaba con los pies de la rama del árbol más cercano.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------

- Entonces nadie sabe nada? Hace más de dos meses que se fue!
- Dumbledore no pareció preocuparse cuando nombramos de Remus el otro día. Estará bien.

Tonks se dejó caer en una de las sillas de la cocina de La Madriguera apesadumbrada. Y Molly le sirvió un reconfortante té pero Tonks ni siquiera se dió cuenta

- Querida... debes cuidarte un poco, a Remus no le gustaría que verte así
- Estoy preocupada Molly. No sabemos nada de él, es Noviembre y ... - Tonks ahogó sus palabras.
- Si hubiera pasado algo importante lo sabríamos, tranquilízate - intentó animarla la señora Weasley
- Tengo ganas de verle.
- Lo sé

La señora weasley le cogió las manos entre las suyas y le regaló una mirada de comprensión.

-----------------------------------------------------------------------

Naiara había sido atacada cuando tenía 7 años. La misma noche en la que su hermano también fue mordido con 11. 
Sus padres, (ambos de sangre mestiza y taberneros de un humilde poblado) no habían tenido tanta suerte y murieron en el acto. Una discusión económica hizo que una pandilla de licántropos los atacaran. 
No tuvieron opción de acudir a Hogwarts porque el único familiar que les quedaba los recogió y ocultó durante cuatro años en una cabaña perdida que no sabían situar geográficamente. De él habían aprendido la poca magia que sabían, pero su forma de sobrevivir siempre había sido más instintiva que mágica.
Desafortunadamente, su tío cayó enfermo y al quedar de nuevo solos, Matt con 15 años decidió coger a su hermana de 11 y fue así cómo llegaron al poblado licantrópico del Sur. 
Reynold, un licántropo anciano y bonachón les dio cobijo y los adoptó como nietos. Él les educó en la paz y la discreción. Sus transformaciones eran controladas y siempre salían a espacios donde sabían que sólo se iban a topar con animales. 
Cuando Reynold murió, Matt ya tenía 21 años y con su carisma pronto se hizo un hueco reconocido en el pueblo. Se dedicaba a gestionar el comercio del poblado, faena que realizaba Reynold y su buen hacer hizo que el poblado doblara sus habitantes. Por eso casi todos lo consideraban una especie de capataz.

- Matt sabe más magia que yo pero nunca ha querido aprender más. Sin embargo, yo siempre he tenido curiosidad. He conseguido varios libros a lo largo de los años sin que mi hermano lo supiera, porque el prefiere vivir sin magia, pero en situaciones como las que viste... nos encontramos sin protección. No sabemos defendernos bien y a veces no basta solo la fuerza bruta y la velocidad.

Lupin había escuchado la historia de los hermanos maravillado. Él había disfrutado de sus padres durante muchos años y a pesar de que su condición había relegado a su padre del trabajo y habían vivido muy humildemente, se sentía afortunado tras escuchar el pasado de Matt y Naiara.
Le asombraba que aquella joven con todo lo que había pasado fuera tan alegre y cercana. Tras conocer su infancia y su situación actual, Remus no pudo negarse a enseñarle magia.
Habían empezado con magia muy básica de primer y segundo curso. Le había enseñado algunos encantamientos y tras su gran evolución a las tres semanas, empezaron con hechizos más exigentes. 
Era una fría tarde de finales de noviembre en el que el sol luchaba por hacerse notar.

- Expelliermus! - gritó la albina con decisión frente a Lupin sin que nada ocurriera.

- Es que aferras la varita con demasiada tensión y no dejas que canalice bien la magia. Tienes que sostenerla con firmeza pero sin cortar el paso de energía... Así...- Lupin sin decir nada hizo un delicado movimiento y la varita de la muchacha voló hasta él.

- Acabas de hacer magia sin hablar! - dijo la albina sorprendida - tu a mi no me engañas! Tienes como mínimo el nivel de TIMO! - Lupin escondió su sonrisa. La magia mental era de nivel EXTASIS, pero no le contestó.

- Nunca he dicho que no lo tuviera - Naira abrió la boca sorprendida sin que le saliera una sola palabra mientras Remus se acercaba a ella devolviéndole la varita.

- Prueba otra vez. Vamos a empezar con algo más sencillo. Intenta mover esa piedra de ahí con el hechizo. Colócate así..., relaja los brazos, tu muñeca... - Remus fue colocándo manualmente a la muchacha consiguiendo que adoptara la posición óptima para el encantamiento. Se situó tras ella, apoyando las manos en sus los hombros favoreciendo la relajación - respira hondo, concéntrate...

- Expelliermus!!! - Y la piedra dió un tímido saltito cayendo un palmo más allá. Naiara abrió mucho los ojos. Lupin sonrió y sin darse cuenta, se encontró presa de un explosivo abrazo de la albina.






« 27- EL ADIÓS Comenta este capítulo | Ir arriba 29- REVELO »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.