Historia al azar: por que te fuiste
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 26- ÉL Y ELLA
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Jueves 9 de Julio de 2020, 10:57
[ Más información ]

26- ÉL Y ELLA

Capítulos
  1. 1- VOLDEMORT HA REGRESADO
  2. 2- RELEVOS EN LA GUARDIA
  3. 3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO
  4. 4 -MISIONES
  5. 5- HAMBRE
  6. 6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF
  7. 7- ¿TE GUSTA N.TONKS?
  8. 8- LA PRIMERA CONFESIÓN
  9. 9- NUEVOS PREFECTOS
  10. 10- DESARME
  11. 11- IMPROVISACIONES
  12. 12- CHOCOLATE
  13. 13- CONEXIÓN
  14. 14- REGALOS NAVIDEñOS
  15. 15- CAMALEÓN
  16. 16- ELLA TE AMA
  17. 17- EL NO BESO
  18. 18 - HASTA QUE CREAS QUE PUEDES
  19. 19- LA CIERVA
  20. 20- MUERTE Y MILAGRO
  21. 21- ROSA ROSA
  22. 22- NI UN TE QUIERO EN EL TINTERO
  23. 23- TRAS LA VENTANA
  24. 24- LA HISTORIA QUE NUNCA EMPEZÓ
  25. 25- CONFESIONES Y EVIDENCIAS
  26. 26- ÉL Y ELLA
  27. 27- EL ADIÓS
  28. 28- ENTRE LOBOS
  29. 29- REVELO
  30. 30- 5 MESES
  31. 31 A PESAR DEL TIEMPO
  32. 32- EMBOSCADA
  33. 33- ÉL ES NUESTRA ÚNICA ESPERANZA
  34. 34- LO ODIO
  35. 35- ETERNO, INMUTABLE Y PARTE DE UNO MISMO PARA SIEMPRE
  36. 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA
  37. 37- NO LA DEJES IR
  38. 38- RENDICIÓN
  39. 39- COMO UN SUEÑO
  40. 40- QUIERO QUE ME QUIERAS
  41. 41 UN NUEVO AMANECER
  42. 42 DORA LUPIN


El verano caía día a día. El mes de Agosto había entrado con bochorno y en casa de los Tonks volvió a repetirse el patrón del último mes.

- Nymphadora!!!

- No tengo hambre, buenas noches.

Tonks pasó de largo por delante del salón tras entrar en casa y se dirigió rápidamente hasta su habitación. Cerró la puerta y se dejó caer en la cama. Últimamente sólo cenaba cuando visitaba la Madriguera por insistencia de Molly porque se sentía obligada a hacerlo. Intentaba no coincidir nunca con Lupin. Había declinado la invitación para acudir al cumpleaños de Harry así como en otras ocasiones cuando sabía que iba a estar él.
Los pasos de la señora Tonks se oyeron avanzar por el pasillo y antes de que irrumpiera en la habitación de su hija, la metamorfomaga resopló sabiendo la que se le venía encima.

- Nymphadora!!! Hace semanas que no cenas, que no hablas,que llevas ese horrible aspecto y que nos evitas. ¿Qué demonios ocurre? - espetó Andrómeda con una voz que bailaba entre el enfado y la preocupación. Tonks giró la cabeza y la miró desde la cama.

- Lo que ocurre es que no necesito comer o hablar con vosotros. Mamá, me paso muchas horas seguidas trabajando para el Ministerio y la Orden así que por favor, déjame descansar. - dijo la joven con voz cansina.

- Entonces voy a ir a hablar con Dumbledore!!! - exclamó Andrómdeda decidida - No puedes seguir así, vas a caer enferma, ¡Eso si no lo estás ya!

- Deja de decir tonterías. No vas a ir a hablar con nadie, sólo déjame descansar para poder seguir haciendo mi trabajo, necesito espacio. - le contestó la bruja en el mismo tono cansino y sin mirarla.

- Algo te pasa Dora, y antes o después lo sabré.- la voz de Andrómeda sonó desafiante y antes de cerrar la puerta echó una mirada examinadora a su hija.

Tonks se quedó mirando el techo de su habitación y pensó en las palabras que él le había dicho en la Madriguera hacía casi un mes y que acababa de repetir su madre. 
Tenían razón, no podía seguir así.




Tonks se levantó se enfundó su ropa y sus botas y se quedó mirando frente al espejo. Había tomado la decisión de volver a ser ella, así que cerró bien fuerte los ojos pero cuando los abrió, en su pelo había apenas tenía unas mechas claras. Se quedó estupefacta frente a ella misma, mirándose. Volvió a intentarlo y quiso cambiar su nariz, pero esta apenas adoptó una forma más puntiaguda. Quiso cambiar sus ojos, pero no pasaron del castaño.
¿qué ocurría? ¿porque no podía metamorfosearse como ella quería últimamente?
Miró el reloj. No le sobraba mucho tiempo así que decidió dejar su cambio para más tarde e intentar desayunar.
Cuando entró en la cocina, le sorprendió ver a su padre. En la mesa había varios sándwiches, varios bollos de mantequilla, pastelitos de calabaza, café, leche y té.
Ted la recibió con una amplia y bonachona sonrisa. 

- Buenos días Dora. ¿Qué te apetece? Ayer no cenaste, debes estar hambrienta... - dijo su padre sin tono de reproche en la voz. Tonks sintió que su corazón se calentaba un poco. Su padre siempre había conseguido hacerle sentirse mejor en los momentos más difíciles y lo seguía haciendo. 
No podía decirle que no, así que le agradeció con una sonrisa  algo forzada y cogió una taza con café y un bollo de sus preferidos.

- Gracias papá - le dijo mirándole con cara culpable. Esos días se había olvidado completamente de sus padres y de todo su alrededor. 
Solo Lupin ocupaba su mente. Solo sus palabras tristes y deprimentes se oían continuamente en su cabeza: "Nuestra historia nunca empezó"
Había dormido muy poco y había comido menos. Era lógico que sus padres estuvieran preocupados, nunca había estado así.
Se sentó y su padre la imitó.

- Dora cariño, sabemos que te ocurre algo y entiendo que no nos lo quieras contar pero si en algún momento cambias de opinión... - comenzó a tantear el mago - sabes que solo queremos lo mejor para ti.
Ted miro a su hija de manera cariñosa muy parecido a como lo hacía la señora Weasley pero los ojos del mago barrigón la envolvían de manera distinta, aportándole una calidez especial.

- Papá lo siento, no me apetece hablar ahora, pero agradezco mucho todo esto.

- Bien, de acuerdo- dijo despreocupadamente el mago cogiendo un sándwich y dándole un enorme bocado.- Tu madre siempre fue difícil de entender... no hablaba mucho y me costó bastante que confiara en mí... pero al final, un día lo hizo... - a la joven la pilló por sorpresa el comentario. Nunca había hablado con su padre de su madre, ni viceversa.

- Nunca me habéis contado cómo empezasteis - dijo Tonks interesada, sonrió por primera vez después de muchos días.

- Oh! fue interesante... - siguió Ted animado - imagínate... ¿qué pueden tener un Hufflepuff y una Slytherin en común? - Nymphadora se encogió de hombros y se quedó mirando con curiosidad a su padre mientras el café que había bebido le calentaba el cuerpo. Su padre le sonrió ampliamente.

- Pues nada, por supuesto!!! - exclamó Ted como si hubiera hecho un gran descubrimiento-  la verdad es que no importa tanto las cosas que tienes en común si no las que te complementan... tu madre siempre fue orgullosa, ambiciosa, algo altiva... tenía parecido con sus hermanas, por supuesto. Pero un día decidió que había algo más importante que aquello en lo que la habían educado.

- Tuvo que ser una historia emocionante - contestó Tonks algo más animada

- Oh! Si lo fue!!! Esos años... fueron los mejores de mi vida. - Ted paró brevemente su discurso y se quedó mirando profundamente a su hija. - Hasta que naciste tú Dora. Tonks miró con ternura a su padre y ambos sonrieron y bebieron cada uno de su tazón.

- ¿Es un hombre cierto? - la bruja se quedó petrificada pero supo que su padre había preparado el terreno a la perfección. Había ganado la partida. Le había hecho sonreír y le había hecho recordar cosas diferentes al dolor. Aún con reservas, asintió - Bueno Dora, el amor es duro. Puede que una de las cosas más duras de la vida... para bien y para mal. Pero si él se tiene que dar cuenta de que tú eres "Ella" lo hará, y si lo hace vendrá a buscarte. Tonks alzó la ceja

- Quién se supone que es "Ella"? - preguntó

- Su complemento cariño-  siguió su padre devorando el sándwich - Todo el mundo tenemos a esa persona que nos complementa. Aunque por sí mismos estemos completos, con esa persona a nuestro lado, nos potenciamos. No es fácil encontrarla, pero si lo haces, lo sabrás. Cuando Él o Ella aparece, todo cambia...

Tonks recordó la primera mirada en la casa black con Remus, el abrazo tras el chocolate en el que conectaron, la cena improvisada en casa de él, el cosquilleo cada vez que le rozaba la piel..
- ¿Y cómo puedo saber que él es Él? ¿O que yo soy Ella? - preguntó la muchacha algo desconcertada

- Quizá todavía sea pronto Dora... verás... debe haber una conexión tan especial entre vosotros, tan íntima, que haya algo dentro de cada uno que cambie por esa persona. 
Cada persona es diferente y siente esa señal de diferente manera. Si te encuentras con tu complemento de vida, tu corazón lo sabe y antes o después te reúnes con él.

- Tú y mamá...?

- Oh! Eso creo... tuvimos que pasar cosas muy duras para estar juntos... sobre todo con su familia. Pero había algo más importante, y era la intensidad con la que nos amábamos y nos necesitábamos el uno al otro. - A Tonks le costaba imaginarse a su madre con esa necesidad. Siempre había sido una mujer independiente, capaz, fuerte, decidida.... Pero la bruja se puso a pensar y no recordaba una sola vez en que no hubiera visto a su madre mirar a su padre con amor, aún en discusiones. Sabía que se querían profundamente y en ese momento tuvo mucha envidia de ellos. Quiso con todas sus fuerzas que un día Lupin y ella pudieran mirarse de la misma manera, sin miedos, preocupaciones, ni cargas.

- Dora - inquirió su padre con prudencia - él sabe que.... - la muchacha afirmó con la cabeza- ...y tú piensas que él te ...

- Si, me quiere, me lo dijo.

- Entonces el problema es...

- Las circunstancias papá!!! La guerra, lo que nos envuelve... TODO!!!...

- Ah! Bueno! - exclamó Ted despreocupadamente como si eso fuera una buena noticia cogiendo otro sándwich. Nymphadora se lo quedó mirando con cara de sorpresa.

- Qué quieres decir con "ah bueno"?

- Que entonces la situación no es tan mala! - soltó su padre animado. Tonks volvió al alzar la ceja.

- ¿No es tan mala? Papá nos hemos enfadado, nos hemos gritado, hemos discutido, él se va a ir en una misión de la que no sé si volverá, yo me voy a quedar aquí... no vamos a poder estar juntos, no vamos a poder vernos, ahora mismo ni nos hablamos... ¡Porque no hay manera de que hablemos y nos entendamos!
¡Es desquiciante! - Tonks hizo una pequeña pausa con un suspiro pesado.-
Le he explicado todo muchas veces, a mi no me importa nada de lo que nos rodea y él...  se supone que me quiere, pero sigue sin atreverse a estar conmigo por los malditos perjuicios!!! Dice que lo hace por mí, que es mejor así... Y yo...  Me desespero!! Esto me supera!!! La situación no puede ser peor!!!  -Ted sonrió y dió un largo sorbo a su té. Dejó la taza en la mesa y se quedó mirando su hija.

- Cariño, creo que... ambos os queréis de verdad. Y si quieres un consejo... yo arreglaría las cosas con él antes de que se fuera. -Tonks se revolvió en sí misma 

- Es imposible papá, ya lo intentado,

- De verdad??? Has dejado atrás el enfado, la rabia, la impotencia y lo has mirado con todo lo que sientes a los ojos? - Tonks se quedó muda. No lo había hecho así. Las últimas veces que había hablado con Remus no pudo dejar su enfado de lado y le hablo egoístamente, sólo para conseguir que el accediera a estar con ella. No se había puesto en su lugar. No había empatizado con las razones que él le explicaba con tanto pesar. Ni siquiera lo había intentado. Sólo se había dedicado a tachar el sentir de Remus y a poner el suyo por encima del de él. Su padre tenía razón. 
No lo había escuchado, no lo había intentado entender, no lo había mirado sólo con amor. Nymphadora movió la cabeza negativamente con pesadez y culpa.

- Dora, no dejes que se vaya sin mirarle con el corazón por última vez. 
Después la decisión será suya, pero no puedes permitir que os separéis dejando como último recuerdo una discusión o un enfado... y más aún si la misión es tan peligrosa como dices... - Ted vió a su hija resoplar con pesar. - Mira cariño, no sé quién es, no lo conozco pero por lo que me has contado seguro que esto no está siendo fácil para ninguno de los dos, asi que... deja la ira y despídete de él desde el corazón. 
Que no haga lo que a tí te gustaría que hiciera para demostrarte sus sentimientos, no quiere decir que no te quiera con todo su ser. Y si como me has dicho es tan reticente a estar contigo por todos esos perjuicios y lo está pensando tanto... creo que debe quererte mucho.

- ¿Y si no se da cuenta de que es "Él"? ¿ y de que yo soy "Ella?"- preguntó Tonks algo desesperada

- Dora, se dará cuenta y si no lo hace... definitivamente es que no es "Él" y tú no eres "Ella"aunque ahora creas que sí. 
Y en caso de que no lo seais... bueno la persona que sí lo sea seguirá por ahí para ti. 
Así que acábate el bollo, respira hondo y vete a trabajar. Vuelves a ir tarde -  le dijo Ted con un amplia sonrisa. Tonks miró el reloj, su padre tenía razón, hacía 10 minutos que tendría que haber salido de su casa. Aún con el bollo en la boca, se levantó de la silla, cogió su capa de auror y antes de salir de la cocina le dio un abrazo a su padre 

- Gracias papá.

La muchacha se tropezó con el primer escalón al salir de la casa y se desapareció en el momento que decidió que no iba a dejar que Remus Lupin se fuera sin despedirse de el mirandole a los ojos.


« 25- CONFESIONES Y EVIDENCIAS Comenta este capítulo | Ir arriba 27- EL ADIÓS »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.