Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada » 23- TRAS LA VENTANA
R. LUPIN & N. TONKS: la historia no contada (R15)
Por alegna87
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 17:31
Actualizada el Jueves 9 de Julio de 2020, 10:57
[ Más información ]

23- TRAS LA VENTANA

Capítulos
  1. 1- VOLDEMORT HA REGRESADO
  2. 2- RELEVOS EN LA GUARDIA
  3. 3- LA ESCENA AL DESCUBIERTO
  4. 4 -MISIONES
  5. 5- HAMBRE
  6. 6- GRYFFINDOR & HUFFLEPUFF
  7. 7- ¿TE GUSTA N.TONKS?
  8. 8- LA PRIMERA CONFESIÓN
  9. 9- NUEVOS PREFECTOS
  10. 10- DESARME
  11. 11- IMPROVISACIONES
  12. 12- CHOCOLATE
  13. 13- CONEXIÓN
  14. 14- REGALOS NAVIDEñOS
  15. 15- CAMALEÓN
  16. 16- ELLA TE AMA
  17. 17- EL NO BESO
  18. 18 - HASTA QUE CREAS QUE PUEDES
  19. 19- LA CIERVA
  20. 20- MUERTE Y MILAGRO
  21. 21- ROSA ROSA
  22. 22- NI UN TE QUIERO EN EL TINTERO
  23. 23- TRAS LA VENTANA
  24. 24- LA HISTORIA QUE NUNCA EMPEZÓ
  25. 25- CONFESIONES Y EVIDENCIAS
  26. 26- ÉL Y ELLA
  27. 27- EL ADIÓS
  28. 28- ENTRE LOBOS
  29. 29- REVELO
  30. 30- 5 MESES
  31. 31 A PESAR DEL TIEMPO
  32. 32- EMBOSCADA
  33. 33- ÉL ES NUESTRA ÚNICA ESPERANZA
  34. 34- LO ODIO
  35. 35- ETERNO, INMUTABLE Y PARTE DE UNO MISMO PARA SIEMPRE
  36. 36- BATALLA EN LA TORRE DE ASTRONOMÍA
  37. 37- NO LA DEJES IR
  38. 38- RENDICIÓN
  39. 39- COMO UN SUEÑO
  40. 40- QUIERO QUE ME QUIERAS
  41. 41 UN NUEVO AMANECER
  42. 42 DORA LUPIN
Un cap un poco más corto de lo normal pero últimamente me está costando escribir. 
Espero que les guste y que dejen sus comentarios que siempre me sirven de ayuda e inspiración.
Les dejo un cap corto pero intenso así que espero que lo disfruten mucho.
Muchas gracias a todos por seguir agregando esta historia a Favoritos... Ya sois 31!!!! y a los comentarios que me regaláis.
Pronto necesitare vuestra opinión sobre unas cuestiones que dejaré por aquí para que me sirvan de ayuda a escribir los siguientes caps. Espero que todos colaboréis.

Un abrazo 
@legna@87

31 usuarios han añadido esta historia a sus Favoritos:

AbiGrosPotteradriweasleyanuskha_blackashley_LTastoriacamilapotterweaslydianitapotter31Dora Tonks LupinEmily lovegood blackGicellaglohe613hari malfoyHermione Jean GragerIsaWeasleyPotterI_love_snapeKaleb EverettKmelanyLile _LupinlisevansLuna_GreybackLuna_Tonks31luni8Mar-99mariaazul94Maya pottermimiscullenNawin12perlamalfoyremySnily1vizucv






Harry les sonrió con un profundo agradecimiento y les dedicó una última mirada antes de salir de la estación con sus tíos corriendo tras él. 
Lupin sintió una nueva carga sobre sus hombros. Ahora que Sirius ya no estaba, él se convertía en la persona más cercana que podría simular una figura paterna para el muchacho. 
Era algo que nadie le había dicho, simplemente lo sentía dentro de él. 
No quería sustituir a Sirius, él era irreemplazable pero le hubiera gustado poder acercarse a Harry y ofrecerse como punto de apoyo, como una especie de tío, o sencillamente como el mejor y único amigo de sus padres que quedaba vivo. 
Pero por milésima vez en su vida su licantropía lo apartaba de cualquier intento de llevar una vida normal. 
No podía asegurar la protección de Harry porque la semana de su transformación era complicada. Si bien sólo era licántropo una noche al mes, eso le dejaba secuelas los días posteriores y no podía coger ni queriendo la responsabilidad de cuidar a un adolescente de 15 años. Tendría que conformarse con hacer las guardias pactadas para la Orden, adentrarse con los de su especie para intentar ganar apoyos para la guerra e intentar visitarle en la Madriguera las veces que pudiera.

Miró a Tonks mientras Hermione, Ron y el resto se despedían entre ellos. Llevaba vaqueros gastados y una camiseta morada de las brujas de Macbeth. Esa ropa realzaba mucho mas su figura que la tradicional capa de los magos. Tuvo que apartar la mirada algo abrumado por el deseo que comenzó a invadirlo solamente con mirarla y maldijo su instinto que cada vez se hacía más patente.
Con ella le pasaba exactamente lo mismo que con Harry, pensó. 
No podía garantizar la protección de la persona que quería. Y no sólo eso. El simple hecho de aceptar abiertamente su amor hacia ella podía ponerla en peligro.
Por eso a pesar de haberle confesado sus sentimientos, él sabía que nada iba a cambiar.
Arrastrado por la culpa de gritarle, amargado por la muerte de Sirius y por las palabras de Dumbledore, había sucumbido ante ella.
No pudo soportar la imagen de sus párpados hinchados por el llanto cuando salió del baño de La Madriguera y en ese momento de debilidad se desmoronó.
Al fin y al cabo el director del colegio tenía razón: no sabía cuándo iba a ser la última vez que la iba a ver, la última vez que tendría la oportunidad de confesarse ante ella. 
Y ya había vivido el horror una vez, al haber creído verla morir ante sus ojos. 
Se lo había dicho con el corazón en la mano y por una vez en su vida sabía que era correspondido.
Sin embargo sabía que sería imposible cualquier historia de amor que lo tuviera a él por protagonista.
Era un licántropo, no podía enamorarse. 
Era un licántropo no estaba aceptado en la sociedad, era un repudiado. 
Era un licántropo y sabía que no podría llevar una vida como la de un mago normal, porque no lo era.
Había una parte de él que quería aferrarse a Tonks como un salvavidas y había otra que ya se había arrepentido de decirle que la amaba.
La voz de Moody lo sacó de sus pensamientos.

- Habrá que empezar a pensar en la organización de las guardias para Potter... empezaré yo, ya os avisaré de los relevos diarios - dijo Ojoloco en un volumen bajo de voz mientras su ojo no paraba de dar vueltas en todas direcciones.
- Fabuloso!!! - respondió el señor Weasley

Después de despedirse, la familia Weasley al completo salió de la estación, también lo hizo Hermione con sus padres y OjoLoco se escabulló en el callejón más próximo. 
Lupin aún estaba sumido en su torbellino de pensamientos cuando con un suave movimiento, la mano de Tonks rodeó su dedo meñique. Vió a la bruja muy cerca de él.

- Qué vas a hacer ahora? - sonó la voz femenina en un tono mezcla de curiosidad y timidez.
- Iré a casa... supongo - contestó mecánicamente
- Puedo acompañarte?

La metamorfomaga levantó su barbilla y lo miró a los ojos. Lupin se dejó invadir por la profundidad de su mirada. Se sentía débil y cansado y aunque en su cabeza pasó darle un "No" por respuesta para evitarse problemas, una parte muy grande de él no pudo pronunciarlo porque esa mano que le aferraba, era lo único que le hacía sentir algo distinto al dolor. 
Sin embargo tampoco pudo pronunciar un "Si". Sentía una responsabilidad demasiado grande cada vez que le daba pie a Tonks para acercarse más a él y llegados a ese punto, se sentía desnudo frente a ella.
Así que evitando responder de viva voz, asintió con la cabeza y vio como el rostro en forma de corazón se ruborizaba y le sonreía ampliamente. 
La muchacha emocionada, fue incapaz de mantener el contacto visual y entrelazó su mano a la del licántropo dejando por cerrada la conversación.
Lupin comenzó a andar llevando a Tonks a su lado. Salieron de la estación y nadie vio cómo la pareja al doblar la primera esquina, por arte de magia, desapareció.



Tonks, sentada en el sofá raido del salón, tenía una taza de té entre las manos y se quedó mirando al mago que observaba a través de la ventana. 
Él también tenía otra taza de té en la mano peno ni siquiera la había probado.
No había visto nunca a Lupin así. Apenas había hablado desde que habían llegado a su casa e intuía que no era prudente romper ese silencio. 
Era como si Remus quisiera aislarse del mundo y a la vez, era como si necesitara estar con alguien. 
Era como si el silencio hablara. Y en ese momento, lo que el silencio transmitía era tristeza, pesar, dolor y amargura.
Tonks no sabía si era por la muerte de Sirius, por la misión que le había encomendado Dumbledore, o por las dos cosas. 
¿Había algo que a ella se le escapaba?
Ahora que se encontraba tan cerca de él, que había conseguido que le confesara sus sentimientos, que él sabía los suyos, le daba miedo que algo cambiara el rumbo de la situación.
Deseaba estar con él, abrazarle, besarle. Deseaba verlo sonreír, acurrucarse juntos en el sofá, pasear cogidos de la mano. Deseaba ser un pareja normal.
Dejó su té a mitad en la mesa y se acercó sigilosamente, mientras él seguía mirando al infinito a través de las ventanas.
Lo cogió del brazo y se pegó a él. Con el gesto de ella, el licántropo pareció despertar.

- Qué piensas? - le dijo con voz suave. Él tardó en contestar
- ... pienso... demasiado en realidad... Sirius me lo decía a menudo. - respondió con voz queda y una sonrisa amarga. Lupin notó cómo ella apoyó la cabeza en su hombro y se fijó en su mirada sombría y el cambio de expresión de su cara. Se quedó callada. - Qué ocurre?- inquirió el licántropo. Ahora fue ella la que tardó en contestar.
- Fue culpa mía - apretó fuertemente al brazo del mago
- Qué? - Lupin sonó desubicado
- Que fue culpa mía - sonó la voz de Tonks quebrada y apesadumbrada- Sirius... murió por mi culpa. Lupin se revolvió y encaró a la bruja que lucía el semblante más serio que había visto nunca.
- No digas tonterias Tonks...
- No es ninguna tontería Remus!. Fui demasiado lenta y caí. Tendría que haber sido capaz de ganar a Bellatrix yo sola. Si lo hubiera hecho él nunca... - la voz de Tonks se apagó. Lupin dejó su taza de té en la repisa de la ventana y la sostuvo de ambos hombros frente a él.
- No tiene sentido que indagues sobre qué hubiera pasado si... eso es algo que nadie sabe y el pasado no se puede cambiar. Además podríamos haber sido cualquiera... - Tonks negaba con la cabeza.
- No Remus, no... soy una Auror. Me enseñaron a ganar, me enseñaron a no perder y me enseñaron a aceptar mis responsabilidades y mis errores. Y la muerte de Sirius fue mi responsabilidad. Un gran error...
- Las cosas no son así...
- Sí lo son!!!
- No!, no lo son Nymphadora! Bellatrix es una excelente duelista. Estuviste enfrentándola mucho rato, os estuve viendo y estabais igualadas...
- Pero fui yo la que caí!!!- a Tonks se le humedecieron los ojos. Y como no quería llorar, se escondió en el pecho de él y le rodeó con sus brazos. 
Lupin suspiró y la abrazó también mientras oía el gemido del lloro reprimido de ella. 
Recordó la parábola que el cuerpo de Tonks dibujó en el aire hasta que se golpeó duramente con la piedra. 
Recordó la sensación de sentirse desgarrado por dentro. 
Recordó cómo pensó que iba a transformarse porque sus instintos asesinos de licántropo despertaron a la vez al pensar que ella estaba muerta. 
Recordó que nunca jamás había sentido aquello. 
Y es que Tonks había despertado en él sensaciones nuevas que no había vivido con nadie: sentirse inmovilizado por sus sonrisas y sus ojos, sentir cosquillas con el suave roce de su piel, reírse con naturalidad como si todo fuera normal, sentirse amado, ...
No pudo evitar estrecharla hacia él y apoyar su mejilla en su pelo. Cerró los ojos y deseó que el tiempo se detuviera un millón de años. Con ella todo lo malo era mucho más rosa.

Tonks luchó ferviertemente porque sus lágrimas no salieran. Los brazos de Lupin eran un remanso de paz. En ningún sitio se sentía más segura. No supo cuánto tiempo estuvieron abrazados pero sólo cuando pudo controlar sus lágrimas y reprimirlas se atrevió a mirarle. 
El sol que se colaba entre los árboles le bañaba parte de su cara. 
Se encontró con sus ojos verdes. Sabía muy bien que los ojos de Lupin adquirían muchas veces un tono miel por los reflejos de la luz y también conocía los ojos dorado intenso que le dejaba su licantropía y que tardaban varios días en desaparecer.
A ella le gustaban todos.
Se fijó en su boca. En sus labios finos y los deseó. Recordó haber estado muy cerca de él, tentada a besarlo mientras descansaba malherido en la cama del dormitorio de Grimmauld Place. Pero no lo hizo. Quería que su primer beso fuera deseado por ambos a partes iguales. Ella hacía mucho que lo deseaba. ¿Y él?  
Él la seguía mirando con calidez.
En ese momento Tonks no pensó y se vió arrastrada hacia ellos, hipnotizada, su mente se quedó en blanco y cerró los ojos....


« 22- NI UN TE QUIERO EN EL TINTERO Comenta este capítulo | Ir arriba 24- LA HISTORIA QUE NUNCA EMPEZÓ »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.