Historia al azar: Carta de despedida
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Todo empezó con un beso » La fiesta de Navidad
Historia terminada Todo empezó con un beso (ATP)
Por laury_1987_
Escrita el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 13:31
Actualizada el Jueves 7 de Noviembre de 2019, 13:36
[ Más información ]

La fiesta de Navidad

Ron y Hermione no habían tenido tiempo de verse el resto de semana, pero habían quedado el viernes a las 20.00 para ir a la fiesta de Navidad del periódico de Ron.

A las 19.50 Hermione seguía corriendo por su apartamento, ¡no le iba a dar tiempo!  Todavía le quedaba terminar de maquillarse y vestirse, y además estaba muy nerviosa.  ¿Cómo se lo tomaría Ginny y Harry?  ¿Y si se enfadaban?  ¿Por qué tenía que trabajar Ginny en el mismo periódico que Ron? Hubiera sido mucho más fácil si esto pudiera quedar sólo entre ellos.

A las ocho en punto, un guapo pelirrojo tocó el timbre, y finalmente como vio que nadie habría entró con su llave.  Ron estaba muy atractivo vestido con unos vaqueros negros y una camisa azul que hacía que resaltaran más sus ojos azules.  Hermione le gritó desde el piso de arriba que se pusiera algo de beber, y Ron decidió preparar una copa de vino para cada uno, sabía que una pequeña ayuda en su jueguecito no les vendría mal.  De repente Ron se quedó con la boca abierta, Hermione bajaba y estaba realmente preciosa, llevaba un vestido negro que resaltaba todas sus curvas, y se había maquillado muy sutilmente, pero hacía que sus facciones se vieran perfectas.  Hermione sonrió insegura a Ron,

-        ¿Qué te parece? Le preguntó nerviosa

-        Estás verdaderamente increíble, contestó Ron mientras no podía evitar mirarla detenidamente.  Voy a ser la envidia de la fiesta

Hermione le sonrió y cogió la copa de vino que Ron le ofrecía y se la bebió de un trago, estaba muy nerviosa.

Finalmente, los dos salieron del apartamento y cogieron un taxi y se dirigieron a la fiesta que era en un pub en el centro que se había puesto muy de moda últimamente. En el taxi los dos estaban muy nerviosos y se sonreían distraídamente, mientras iban repasando mentalmente su historia.

Cuando bajaron del taxi, se cogieron de la mano y entraron al pub.  No habían dado ni dos pasos cuando McCorman se acercó a ellos dando dos besos a Hermione y mirándola descaradamente, a Ron no le gustó nada esa mirada y decidió acercarla más a él cogiéndola de la cintura.  A Hermione esto le cogió de improviso, pero sonrío y se acomodó en el pecho de Ron.

-        Hermione, ¿qué tal estás?  Veo que no has cambiado nada.  Preuguntó McCorman mientras no podía apartar sus ojos de Hermione.

-        Bien, muchas gracias, respondió Hermione de forma poco efusiva y se acercó más a Ron si es que eso era posible.

De repente el jefe de Ron se acercó y se presentó:

-        Hola, soy Lovegood, tu debes ser Hermione, he oído hablar mucho de ti.

-        Mucho gusto Sr. Lovegood, dijo sonriendo de forma encantadora.  Yo también he oído hablar mucho de usted.

-        Por favor, háblame de tú, le pidió Lovegood.  Ron, he de reconocer que esta jovencita es tan guapa como nos dijistes. ¿A qué te dedicas?

-        Es abogada, se adelantó Ron, de hecho, una de las mejores del país.  Supongo que habrás oído hablar de ella en los periódicos, es Hermione Granger.

-        Estoy imporesionado, reconoció Lovegood.  Claro que he leído sobre ti, Ron deberías haberme dicho antes que la Hermione de la que siempre hablabas era ella.

Ron sonrió complacido, mientras McCorman seguía mirando a Hermione sin ningún reparo, entonces una rubia llegó y abrazó a McCorman,

-        Cariño, te estaba buscando, dijo Lavender poniendo voz de niña pequeña.  Hola tío, dijo dando un beso en la mejilla a Lovegood, y oh Ron, estás muy guapo, dijo la rubia mirándole fijamente, no podía disimular que siempre se había sentido atraída por Ron, pero éste nunca le hizo demasiado caso.  Y tu eres… dijo mirando a Hermione

-        Hermione, encantada de conocerte.  Respondió Hermione, soy la novia de Ron

La cara de Lavender no tenía precio, miraba a Ron y luego a Hermione, era imposible.  Ella sabía que Ron acabaría estando con ella, nunca se le había resistido ningún chico, y Ron no sería el primero.  Hermione y Ron aprovecharon para despedirse e ir a buscar una copa.  Ya acomodados en la mesa con una copa de vino empezaron a hablar:

-        ¿Qué fue esa mirada? Preguntó Hermione

-        ¿Qué mirada?, contestó Ron a la defensiva

-        La que esa rubio te ha echado, Ron no me mientas, te conozco demasiado bien y además te estás poniendo rojo

-        No sé a qué te refieres Hermione

-        Ron…

-        Esta bien, digamos que Lavender siempre ha mostrado su interés en mí, pero yo no quiero saber nada de ella.  No me gusta, además no creo que sea buena persona

En ese momento llegaron Harry y Ginny y no pudieron seguir hablando, Ginny abrazó a Hermione y empezó a echarle la bronca,

-        Decidme que no es verdad que estáis saliendo y soy la última en enterarme, preguntó la pelirroja enfada

-        Siempre supe que acabaríais juntos, desde pequeños, estaba seguro pero vosotros siempre fuisteis unos cabezotas, dijo Harry sin poder borrar la sonrisa de su rostro.  No sabéis lo contento que estoy por vosotros

-        ¡Contadme todo!, ¿cómo empezó?, ¿desde cuándo estáis juntos?

Hermione y Ron se miraban sin saber muy bien que decir, ¿cómo se había enterado tan rápido?, ¿qué es eso de que siempre lo había sabido Harry? Entonces empezó a sonar una canción lenta y Ron vio su oportunidad para escapar del interrogatorio,

-        Perdona Ginny, pero esta es nuestra canción, dijo Ron tendiéndole la mano a Hermione, ¿bailas?

-        Por supuesto, Hermione le cogió la mano sin dudarlo, deseaba salir de ahí tanto como Ron

-        ¡Chicos! Esto no ha terminado, protestaba Ginny

Hermione y Ron empezaron a bailar, poco a poco se fueron acostumbrando el uno al otro, y hablaban en voz muy baja:

-        Ron, ¿tú crees que Ginny estará enfadada de verdad?  Es mi mejor amiga, y no quiero hacerla daño

-        Claro que no, mira ya está riéndose con Harry.  Además, cuando ellos empezaron a salir tardaron más de un año en decírmelo, así que no pueden decir nada

-        Hermione, no te pongas nerviosa, pero Lovegood y McCorman nos están mirando mientras hablan, y Lovegood está meneando la cabeza con desaprobación.  Creo que McCorman le está diciendo que es imposible que estemos juntos

-        Vamos Ron, no creo que sea eso.  Pero entonces Hermione miró disimuladamente a Lovegood y McCorman y pudo leer los labios de este último como decía "es imposible que Hermione esté como un chico como Ron"

En ese momento Hermione decidió que se iban a mentir lo haría bien, y se acercó a Ron dándole un rápido beso en los labios.  Primero Ron se quedo de piedra, pero viendo lo que trataba de hacer la castaña, la acercó mas a él y le dio un suave beso en los labios, poco a poco se fueron adaptando al ritmo del otro, y el mundo se paró para los dos.  Ese suave beso se convirtió en un precioso beso donde se les había olvidado que había más gente alrededor.  Cuando se separaron por falta de aire, se miraron completamente rojos, y siguieron bailando sin atreverse a mirar los ojos.  Había sido un beso perfecto y los dos lo sabían.

Más tarde esa noche, cuando cada uno estaba ya en su casa, ninguno de los dos podía dejar de pensar en ese beso, había sido simplemente perfecto, ambos durmieron con una sonrisa en los labios.



« Preparando su historia Comenta este capítulo | Ir arriba El día después de la fiesta »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.