Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Alone With You » COMIDA (Parte 1)
Alone With You (ATP)
Por Hermione L Malfoy
Escrita el Miércoles 25 de Septiembre de 2019, 10:48
Actualizada el Lunes 25 de Mayo de 2020, 16:09
[ Más información ]

COMIDA (Parte 1)

El brazo se sentía más pesado de lo que debería, sin embargo no le molestaba demasiado. Abrió los ojos lentamente viendo al rubio cerca de ella, suspensamientos divagaban viendo y a la vez no su rostro.

Observándolo se dio cuenta que no era exactamente "su tipo". El cabello rubio le caía sobre la frente casi llegando a los ojos, su nariz y boca hacía juego con su cara enmarcada, tenía rasgos masculinos más no toscos y cuando su rostro estaba relajado se veía... ¿Tranquilo?, más bien sereno.

El cuello y torso hacían perfecta sincronía con él, era musculoso pero no demasiado como para notarlo a través de la camisa, cuando caminaba lo hacía en perfecta sincronía, como una coreografía que aunque quisiera no podría desentonar.

-Me desgasto - murmuró adormilado -

La castaña aprisionó su labio suavemente entre sus dientes para reprimir su sonrisa y posando su brazo izquierdo sobre su mano cerró los ojos disfrutando de la cama... tal vez el gusto no le durara demasiado.

El rubio se acercó un poco más abrazándola mejor de la cintura cayendo en las manos de morfeo.

 

Hermione sintió al rubio zafarse de su medio abrazo así que se acurrucó en el colchón incapaz de volver a conciliar el sueño, así que escuchando la ducha trataba de imaginar como llevar a cabo su misión.

Tan ensimismada estaba en sus pensamientos que apenas se percató que Draco había salido de la ducha hasta que le habló

-¿Acaso te desperté?

Parpadeando un par de veces sonrió volteando a verlo

-Sentí cuando te levantaste

-Yo tampoco puedo dormir sólo en esa cama

-Debiste pasar de una mujer a otra hasta mi intromisión - mordió su labio metiéndose más en las cobijas - lo siento

El rubio negó riendo volteándose para comenzar a cambiarse, la castaña tomó una almohada dispuesta a que impactara en el rubio, sin embargo lo encontró de espaldas buscando su ropa en el armario.

Era cierto lo que rondaba por su mente esa mañana, no era su tipo... muchas cosas cambiaron; como la cuidó y trató desde que la encontró en aquel bar, las atenciones que le brindaba, la alimenta aliviándole el dolor del cuerpo y del alma.

-Te dije que me desgasto - bromeó el rubio viéndola con la almohada en alto -

Saliendo de su ensoñación sonrió malévolamente y aventó con todas sus fuerzas la almohada; Draco terminaba de ponerse la ropa interior sonrió y se aventó a la cama comenzando a hacerle cosquillas.

La castaña le suplicaba que parara entre sonoras carcajadas, tratando de alejarlo con los pies, hasta que logró que una de sus rodillas resbalara haciéndolo caer totalmente sobre ella haciéndola sentir  una ligera punzada en un costado.

-Perdona perdona - se apresuró el rubio a bajar los tirantes de aquella prenta y bajarla hasta la cintura para revisar la parte a donde llevó las manos la castaña después de una ligera mueca de dolor -

-Fue mi culpa - murmuró apenada -

-Está bien - tomo varita de la mesilla y la pasó para revisarla - no dañe nada, al parecer sólo fue el peso  - murmuró pasando de nuevo los dedos sobre su costado al percatarse que estaba semidesnuda -

-Sólo dale un beso y ya quedó - rió un poco nerviosa la castaña con los ojos cerrados -

-¿Un beso? - la miró desconfiado -

-Sí - comenzó a reír por su expresión - en el mundo muggle el amor de las madres es tan grande que un sólo beso en el lugar de la herida de un hijo resulta sanador - sonrió restándole importancia - no me hagas caso, recordé a mi madre

El rubio asintió mirando su abdomen, antes de que la castaña hiciera algún movimiento bajó hasta la altura donde había estado el golpe, mientras las palabras se repetían en su cabeza, el amor de las madres resulta sanador, se hincó acariciando ligeramente su costado hasta casi posar sus labios sobre la piel.

El amor…

La castaña lo miraba expectante a milímetros de su piel, sintiendo su cálida respiración; la habitación se había enfriado y lo único que parecía irradiar el suficiente calor era él.

El rubio cerró los ojos y posó sus labios sobre la piel de la castaña por algunos segundos.

El calor se expandió desde su costado por todo el cuerpo.

Él levantó la mirada observando la cara de la castaña, medio cuerpo recostado sobre la cama, con los ojos ligeramente cerrados, las mejillas encendidas y su labio aprisionado por sus dientes.

-Y… ¿Funcionó? - murmuró con las voz apagada -

 


Lizeth Malfoy 



« INCERTIDUMBRE (Parte 2) Comenta este capítulo | Ir arriba COMIDA (Parte 2) »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.