Historia al azar: La Historia de 5º
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Slytherin´s en tiempos de guerra » Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"
Slytherin´s en tiempos de guerra (ATP)
Por Luna_Greyback
Escrita el Viernes 5 de Abril de 2019, 19:53
Actualizada el Sábado 1 de Agosto de 2020, 00:25
[ Más información ]

Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"

Capítulos
  1. Capítulo 1 - Theodore "Él no era un monstruo"
  2. Capítulo 2 - Daphne "Lo que vale es que no lo somos"
  3. Capítulo 3 - Blaise "¿Entonces ya es definitivo?"
  4. Capítulo 4 - Draco "Eso jamás se lo perdonaría"
  5. Capítulo 5 - Pansy "Solo del de ellos dos"
  6. Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"
  7. Capítulo 7 - Daphne "Lo necesito"
  8. Capítulo 8 - Blaise "¿En qué estaba metido Draco?"
  9. Capítulo 9 - Draco "¿Él era capaz de hacer eso?"
  10. Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"
  11. Capítulo 11 - Theodore "Ya tienes un espacio"
  12. Capítulo 12 - Daphne "Ella no quería irse"
  13. Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"
  14. Capítulo 14 - Draco "¡Soy uno de ellos!"
  15. Capítulo 15 - Pansy "En serio, mamá"
  16. Capítulo 16 - Theodore "Jamás me dejes"
  17. Capítulo 17 - Daphne "Bingo"
  18. Capítulo 18 - Blaise "Definitivamente extrañaba esa época"
  19. Capítulo 19 - Draco "¿Por qué al fantasma..."
  20. Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"
  21. Capítulo 21 - Theodore "Simplemente no podía"
  22. Capítulo 22 - Daphne "Quedémonos así para siempre"
  23. Capítulo 23 - Blaise "Tracey, yo..."
  24. Capítulo 24 - Draco "Estaba viva"
  25. Capítulo 25 - Pansy "¿Lo recuerdas?"
  26. Capítulo 26 - Theodore "Siempre lo vas a ser"
  27. Capítulo 27 - Daphne "Todo saldrá bien"
  28. Capítulo 28 - Blaise "¿Dónde está Draco?"
  29. Capítulo 29 - Draco "¡No tengo miedo!"
  30. Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"
  31. Capítulo 31 - Theodore "Ya era uno"
  32. Prueba

La noticia de la ruptura de Pansy y Draco se había difundido entre todos sus compañeros. Theo había ido a consolar a Pansy y le había terminado recomendando que saliera con otras personas que de verdad supieran tener una novia, ella se había reído y le había agradecido por subirle el ánimo por la manera en la que lo decía. Aunque esa era la verdad, porque Draco se había olvidado de que tenía novia como en enero del curso anterior. Si él fuera Pansy y se daba cuenta de cómo su novio la ignoraba, él le hubiera terminado hace tiempo. No entendía como las personas podían soportar esa clase de cosas, tener una relación era un trabajo de dos, él lo tenía claro. Y lo tendría claro cuando consiguiera una novia. Lo cual no sería pronto.

Los días estaban pasando en la escuela, entre clases, caminatas por los jardines, libros leídos, conversaciones con sus amigos y miradas nada disimuladas por parte del alumnado, pero era algo que, siendo francos, no le importaba. Disfrutaba del aire fresco de Hogwarts y la paz mental que le ofrecía ese lugar. Aunque claro no podía sacarse de la cabeza a su madre encerrada en una habitación de la Mansión Nott. La paz mental que poseía en ciertos momentos era interrumpida por esa preocupación.

- ¿Entonces tratarás de ignorar a Snape todo el año? - le preguntó Theo a Draco mientras caminaban al Gran Comedor.

-Sí, aunque hace clases que noto que tiene intenciones de querer decirme algo - contestó el rubio -. Pero no lo quiero entrometido en mis asuntos.

-Quizás pueda ayudarte - comentó el castaño.

-Es una tarea confidencial, Theodore - repitió Draco -. No quiero que nadie se entere. Y peor aún Snape, que se cree mi guardián o algo por el estilo.

- ¿No crees que puede ser tu guardián? No mandado por Voldemort, pero quizás ¿tu madre?

-Sí es así no necesito su ayuda - dijo Draco volteando los ojos, el castaño se dio cuenta que su amigo no había pensado en esa posibilidad -. Ya estoy trabajando en lo que voy a hacer.

Llegaron a la mesa de Slytherin y se acercaron a la zona donde sus amigos tomaban el desayuno. Después de saludarlos, Blaise siguió hablando:

- ¿Qué son Hot Cakes? -preguntó.

-Una comida muggle - respondió Astoria que se había sentado cerca de ellos en ese desayuno.

- ¿Comida muggle? - preguntó Pansy con una mueca de disgusto.

-Sí, te juro que son deliciosos - aseguró la castaña.

- ¿Lo has probado, Daph?

-No - respondió la rubia negando con la cabeza -. No tengo intención de probar comida muggle.

-Qué bueno - suspiró Pansy.

-Es bueno probar cosas diferentes - comentó Astoria que Theodore notó que se había disgustado por la repugnancia a los muggles que habían demostrado los otros -. Así sea tan solo comida.

Draco estuvo a punto de lanzar un comentario cuando fue interrumpido por la llegada de las lechuzas. Al lado de Theodore le cayeron el profeta y una carta, realmente se mostró sorprendido al darse cuenta que le había llegado una. En años anteriores solía recibir cartas de parte de su madre que le escribía en pergaminos larguísimos con esa hermosa caligrafía que poseía, pero ahora no creía que su padre le dejara enviarle una carta por lo que no podía ser de ella. Theodore se preguntó de quien sería antes de tomarla y ver el nombre, no tenía más familia de sangre que sus padres, y Emmanuel Nott ni borracho se tomaría el tiempo de escribirle una carta. Decidió dejar de pensar tanto y coger la carta para leer quien se la enviaba.


De: Narcissa Malfoy

Para: Theodore Nott


Al leer el nombre de la madre de su amigo no pudo esconder su sorpresa, tanto que sospechó que sus amigos se habían dado cuenta de que le acababa de llegar una carta. Tenía demasiada curiosidad de leer lo que traía dentro pero no podía hacerlo en la mesa al costado de todos sus amigos.

-He olvidado unas cosas en mi habitación - anunció escondiendo la carta -. Nos vemos en clase.

Sin esperar a que alguien comentara algo se levantó rápidamente y empezó a caminar hacía los baños del primer piso. Entró a un cubículo y se sentó en el retrete mientras abría la carta con torpeza.


Theodore: Seguro estás sorprendido de ver mi nombre en la carta, pero me parecía correcto mantenerte al tanto de ciertas cosas. Celestine está bien, aunque no sé si estar bien entre en el caso de estar secuestrada, pero de todas maneras está bien. No está enferma, ni está enloqueciendo, ni se está muriendo de hambre. Me ha dicho que no la ha torturado desde esa vez que lo pudiste apreciar y que ni se pasa mucho por su habitación. Los elfos son los que con la autorización de Emmanuel le dan de comer. Por ahora tu padre está cumpliendo el trato que acordamos cuando me enteré de esta situación, pero sabes tan bien como yo que no sé si lo seguirá cumpliendo más adelante. Por ahora la estoy yendo a ver cada dos días. Me ha dicho que te dijera que no te preocupes por ella, que estés tranquilo en Hogwarts. Sabe que prefieres mil veces estar en el colegio que en esa casa y ella te entiende por lo que dice que ni te molestes en venir por navidad, te quiere tranquilo. Aunque te diga eso, sabes perfectamente que si quieres puedes venir y espero que para ese entonces tu padre haya razonado un poco más en lo que está haciendo. Planeaba hacer un trato con él, pero no sé si tú ya has pensado en algo, si es así, déjamelo saber por favor.

Sabes que yo también espero que estés más tranquilo.

Atentamente,

Narcissa Malfoy.


Releyó la carta un par de veces más. Confiaba que esa carta estaba escrita por Narcissa y que le estaba contando la verdad. Al menos su madre estaba bien, tanto mental como físicamente, y eso hiso que Theodore suspiraba de alivio. Aunque de todas formas le gustaría presenciar él mismo que así lo era. También le alegraba que su padre siguiera dejando que Narcissa la visitara cada dos días, tenía miedo de que no fuera así ya que la madre de su amigo se preocupaba por la señora Nott, y tanto ella como Theo, esperaban que su padre recapacitara y la dejara libre. Pensó en las palabras de su madre, pidiéndole que estuviera tranquilo y que sabía que era mejor para él que no volviera a su casa por navidad, pero no le haría caso. Él volvería a su casa por navidad, sí o sí y nadie podía convencerlo de lo contrario. Otra cosa que lo dejó pensando fue la parte final de la carta, ¿a qué se refería con un nuevo trato? Lo pensaría unos días antes de responderle a la señora Malfoy. ¿Un trato para que dejara libre a su madre? ¿Un trato para que al menos su madre pise algo más que una habitación de esa mansión?

Decidió salir del baño ya que en unos minutos comenzaba su primera clase y no podía faltar. Caminó hasta el aula donde se encontró con sus amigos que le preguntaron si había conseguido lo que se había olvidado.

-No - mintió el castaño -. Quizás lo deje en biblioteca ayer en la noche. Más tarde le preguntaré a la señora Pince.

-Te acompaño - le dijo el moreno -. Necesito un libro de Aritmacia.

- ¿Desde cuándo sacas libros de la biblioteca? - se burló Daphne.

-Desde siempre, pesada - le respondió Blaise.

- ¿Cuándo tienes una cena con Slughorn?

-Creo que está enamorado de ti - comentó Pansy divertida.

-Siempre tan graciosa, Parkinson - dijo Blaise volteando los ojos -.  El viernes hará una cena.

- ¿En serio seguirás siendo parte de ese estúpido club? - preguntó Draco.

-Solo dices que es estúpido porque no eres parte de él - lo retó el moreno -. Igual, tampoco es que me encante perder una noche de viernes donde podría estar haciendo cosas más interesantes. Pero es la primera vez que soy el preferido de un profesor.

-En eso tienes razón - comentó Theo.

-No todos somos Theodore que le cae a todo el mundo - señaló Blaise -. Pero a Theo le vale caerle bien a la gente.

En eso tenía razón. No tenía intención de agradarle a todo el mundo, él se consideraba una persona agradable, por lo que a la poca gente con la cual se vinculaba le caía bien. No buscaba amigos, ni llamar la atención, solo era él y de alguna forma a la gente le agradaba.

- ¿Cuándo hay partido de Quidditch? - le preguntó Daphne a Draco específicamente.

-No sé - el rubio se encogió de hombros -. No he dado las pruebas para este año.

- ¿Ya no formarás parte del equipo? - preguntó Pansy. Ya habían pasado las casi dos semanas donde prácticamente había ignorado a Draco, y desde ayer ya le hablaba.

-No lo sé - respondió el rubio sin muchas ganas -. Creo que ya no me llama tanto la atención.

"O tengo otras cosas que hacer en mis tiempos libres" pensó Theo que era la verdadera respuesta de su amigo.

- ¿Y eso sucede desde cuándo?

-No lo sé, Daph - respondió el rubio -. Lo dices como si alguna vez me hayas ido a ver jugar.

-Sí te he ido a ver - le recordó Daphne -. Creo que en tercer año ¿no?

-Fue la única vez - señaló Draco -. No eres una buena amiga.

-Soy la mejor amiga que puedes tener, Malfoy - respondió la rubia rodando los ojos.

- Voy a hacer las pruebas del equipo - comentó Blaise de la nada.

- ¿Qué? - preguntó Theo -. ¿Acaso sabes jugar?

-Claro que sí, Nott - contestó el moreno -. Él único que no sabe jugar aquí eres tú.

-Lo sé - Theo se encogió de hombros -. Espero que no te caigas de la escoba.

-Blaise, las pruebas son mañana - comentó Pansy. Seguro había visto el anuncio en el panel de las Mazmorras.

- ¿Qué? ¿En serio? - preguntó asombrado. Daphne y Pansy se golpearon la frente con las manos mientras Draco no pudo esconder su sonrisa burlona.

-Eres una persona muy informada - comentó Theodore levantando las cejas.

-Veo difícil que aprendas a jugar Quidditch de un día para otro - se burló el rubio. Theo se rió con ganas.

Necesitaba esa clase de conversaciones, chistes y risas con sus amigos.

-Hola chicos - su conversación fue interrumpida por Tracey Davies, una de sus compañeras de grado. Si bien no pertenecía a su grupo, se llevaban bien con ella.

-Hola - respondieron todos.

La chica se sentó en el sitio vacío al costado de Draco y giró para ver directamente a las chicas.

-Brooks Nell me invitó a salir - comentó la chica. Daphne y Pansy se sorprendieron y aguantaron un chillido de emoción.

Tanto Theo, como Draco y Blaise escucharon la conversación que estaban teniendo las chicas. Siempre se emocionaban cuando alguien invitaba a salir a alguien, o porque alguien se había besado por alguien; eso no eran cosas por las que él se emocionaba si sus amigos le contaban. La verdad era que Draco solo había salido con Pansy, y le había gustado como en segundo año Anna Russo, su otra compañera de grado. La vida amorosa de Theo era nula, a excepción de Daphne. Y bueno Blaise… seguro hasta él había perdido la cuenta de con cuantas chicas había salido, pero lo que no podía olvidarse es que con Davies había tenido algo más.

Theo tenía mucho conocimiento de relaciones por el hecho de que le gustaba leer. Y aunque no lo admitiera en voz alta, le gustaba el romance. Así que por lo que había leído, comprendía muchas cosas más sobre el amor y las relaciones, aunque no tuviera experiencias personales. Pero jamás había entendido las relaciones de Blaise. Solo la que tenía con Zafiro, su gata. En realidad, más probabilidades había en que se casara con la gata que con alguien real.

-No te pongas a llorar, Zabini - comentó Draco medio divertido.

-No pasa nada con Tracey - respondió el moreno encogiéndose de hombros -. Cuando pasa, es solo para pasar el rato.

-Tú cara dice otra cosa - fue el turno de Theo de comentar.

Blaise miró unos segundos a la que había sido su ex novia para volver a mirar a sus amigos.

-Hemos tenido esta clase de relación-pasatiempo desde hace años - siguió comentando -. Ha salido con varios después de mí. Así como yo.

-Pero siempre vuelven - añadió Theo.

Blaise estuvo a punto de contestar algo, pero el profesor Snape lo interrumpió con su presencia. En esas primeras semanas, las clases con Snape habían sido normales. Siempre pensó que Snape haría otra currícula, quizás más peligrosa, pero tenían clases con lo que ya estaba programado para un nivel de EXTASIS.

-Se supone que en esta clase tienen que aprender a protegerse de la magia oscura, y quizás este sea el momento donde más lo necesiten - Theo sabía que Snape era un Mortífago, pero Voldemort creía que tenía toda su lealtad a él. Pero el castaño intuía que no era así. Solo era un papel -. No creo que su mayor amenaza sea un dementor, pero de todas maneras tienen que aprender a conjurar un Patronus.

Se escuchó un murmullo alrededor de toda la clase.

-Hablando con la verdad, solo a uno o dos de ustedes les saldrá, pero todos lo van a intentar.

Snape comenzó con su explicación del Encantamiento Patronus mientras algunos alumnos tomaban apuntes y otros simplemente se dedicaban a escuchar. Después de su explicación de diez minutos les pidió a todos se pusieran de pie para que con un hechizo movieran las mesas hacía atrás y tengan el suficiente espacio para la clase práctica.

Theo sabía que los Mortífagos no podían conjurar ese encantamiento, seguramente era porque no tenían recuerdos felices. Así que se preguntó si Snape conjugaría el hechizo a pesar de su condición, pero no fue así. Entendió que él tampoco podía conjurarlo.

-Piensen en el momento más feliz de sus vidas - dijo el profesor sin ninguna pisca de felicidad -. Y digan el hechizo.

Theo se puso a pensar en el momento más feliz de su vida, pero le costó. Los momentos en los que había sentido felicidad en ese momento eran muy pocos, y generalmente habían sucedido en ese castillo. Si bien su madre era amorosa y una persona de buen corazón, pero mientras estaban en ese lugar llamado "hogar" jamás había sentido felicidad porque también estaba la presencia de su padre. A veces se preguntaba cómo es que sus papás se habían enamorado si eran personas completamente diferentes. Y eso que los dos habían sido Slytherin.

-Expecto Patronum - dijo Daphne y una pequeña luz se instaló en la punta de su varita.

-Está a punto de salirte -le dijo Pansy que ya había intentado conjurarlo sin éxito.

Miró a Draco que ni tenía intenciones de intentarlo, seguramente porque sabía que no podría conjurarlo. Pero Theo creía que a comparación de los otros Mortífagos, su amigo había tenido algún momento que de verdad hubiera sentido felicidad a lo largo de su vida.

La voz de Daphne volvió a escucharse en el salón, pero ahora acompañado de una figura cristalina y brillante, era un unicornio. El patronus empezó a cabalgar alrededor de Daphne para luego darse una vuelta por todo el salón. La rubia sonreía emocionada por haberlo logrado, aunque no había sido la primera, Harry Potter, Granger y otros dos alumnos ya lo habían conseguido.

-Muy bien, señorita Greengrass - comentó Snape con frialdad.

Theo le sonrío a Daphne cuando ella cruzó su mirada y luego intentó recordar un momento feliz. Pensó en la vez que junto a su madre habían tomado un translador para ir a Gales donde se encontraba la biblioteca mágica más grande del mundo, había sido un día donde había sentido felicidad. Pero no salió ni una chispa de su varita. Recordó otro par de momentos con su madre, otro con sus amigos, otro con Daphne, pero ninguno parecía ser lo suficientemente feliz. ¿En serio no había logrado ser feliz en algún momento de su vida? Quizás la tristeza de su presente era tan grande que influía en los pequeños momentos de felicidad en su pasado. 

 



« Capítulo 5 - Pansy "Solo del de ellos dos" Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 7 - Daphne "Lo necesito" »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.