Historia al azar: San Valentín en Hogsmeade
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Slytherin´s en tiempos de guerra » Capítulo 32 - Daphne "¿Crees que vuelva?"
Slytherin´s en tiempos de guerra (ATP)
Por Luna_Greyback
Escrita el Viernes 5 de Abril de 2019, 19:53
Actualizada el Viernes 18 de Septiembre de 2020, 18:28
[ Más información ]

Capítulo 32 - Daphne "¿Crees que vuelva?"

Capítulos
  1. Capítulo 1 - Theodore "Él no era un monstruo"
  2. Capítulo 2 - Daphne "Lo que vale es que no lo somos"
  3. Capítulo 3 - Blaise "¿Entonces ya es definitivo?"
  4. Capítulo 4 - Draco "Eso jamás se lo perdonaría"
  5. Capítulo 5 - Pansy "Solo del de ellos dos"
  6. Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"
  7. Capítulo 7 - Daphne "Lo necesito"
  8. Capítulo 8 - Blaise "¿En qué estaba metido Draco?"
  9. Capítulo 9 - Draco "¿Él era capaz de hacer eso?"
  10. Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"
  11. Capítulo 11 - Theodore "Ya tienes un espacio"
  12. Capítulo 12 - Daphne "Ella no quería irse"
  13. Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"
  14. Capítulo 14 - Draco "¡Soy uno de ellos!"
  15. Capítulo 15 - Pansy "En serio, mamá"
  16. Capítulo 16 - Theodore "Jamás me dejes"
  17. Capítulo 17 - Daphne "Bingo"
  18. Capítulo 18 - Blaise "Definitivamente extrañaba esa época"
  19. Capítulo 19 - Draco "¿Por qué al fantasma..."
  20. Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"
  21. Capítulo 21 - Theodore "Simplemente no podía"
  22. Capítulo 22 - Daphne "Quedémonos así para siempre"
  23. Capítulo 23 - Blaise "Tracey, yo..."
  24. Capítulo 24 - Draco "Estaba viva"
  25. Capítulo 25 - Pansy "¿Lo recuerdas?"
  26. Capítulo 26 - Theodore "Siempre lo vas a ser"
  27. Capítulo 27 - Daphne "Todo saldrá bien"
  28. Capítulo 28 - Blaise "¿Dónde está Draco?"
  29. Capítulo 29 - Draco "¡No tengo miedo!"
  30. Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"
  31. Capítulo 31 - Theodore "Ya era uno"
  32. Prueba
  33. Capítulo 32 - Daphne "¿Crees que vuelva?"
  34. Capítulo 33 - Blaise "Estamos los seis"
  35. Capítulo 34 - Draco "Somos amigos, tú lo has dicho"
  36. Capítulo 35 - Pansy "Cuidado"
  37. Capítulo 36 - Theo "¿Era egoista?"

No tenía ganas ni de saber qué día era. Todos los días los sentía completamente igual. No hacía absolutamente nada. Vivía encerrada en su casa: despertaba, desayunaba, a veces leía, almorzaba, dibujaba, cenaba, conversaba con su hermana y volvía a dormirse. Esa rutina una y otra vez desde que había llegado a la Mansión Greengrass hace más de un mes. Las lechuzas estaban prohibidas al igual que las chimeneas, el ministerio estaba controlado por esa gente, los sangre mestiza y sucia estaban en peligro.

Familias como los Greengrass, los Parkinson o los Zabini estaban seguros. El mismo bando de Voldemort lo había asegurado. Los verdaderos Sagrados 28 habían sido finalmente modificados. Habían sacado a familias como los Weasley, los Abbott, los Ollivander y habían aumentado a los Russo - la familia de su amiga Anna -, los Zabini y un par de familias más que Daphne era consciente de su pureza en la sangre. Ahora esa lista valía oro, esas familias estaban a salvo, así que Daphne, Astoria, Blaise, Pansy y sus familias estaban a salvo. Quizás por esa razón sus padres no las habían mandado al otro lado del mundo.

-Quedan dos semanas para volver a la escuela - comentó Astoria pasando despreocupada una página del libro que estaba leyendo.

-Y aún no sabemos a dónde planean mandarnos - completó Daphne.

Daphne no sabía absolutamente nada de sus amigos. Las comunicaciones por las chimeneas estaban prohibidas, no había excepciones y ese había sido su plan inicial para mantener comunicación con sus amigos antes de vacaciones. Era realmente exasperante no saber nada. Ni siquiera tenía una radio mágica, como sabía que Pansy tenía, para enterarse de quienes seguían vivos y quienes ya habían muerto. Claro, eso era algo que utilizaban los magos que estaban en peligro de que en cualquier momento sean asesinados, pero su amiga creía que de todas maneras anunciarían la muerte de alguno de sus conocidos. Daphne necesitaba una de esas, pero como la iba a conseguir si apenas podía salir a los jardines de su casa.

-O no sabemos si volveremos a Hogwarts - propuso Tori -. Podrías ser un poco positiva.

- ¿Qué positivo le ves a nuestra situación? - preguntó Daphne llevándose las manos a la cara -. Mataron al director en su propia escuela al mismo tiempo que ocurría una batalla ¿Realmente crees que volverán a abrir Hogwarts?

Hogwarts cerraría para siempre, de eso estaba segura. Ese lugar que tanto amaba, donde conoció a sus mejores amigos, donde pasó momentos realmente increíbles… ya no volvería a abrir. Sus hijos nunca conocerían ese lugar que ella siempre adoró.

-La decisión de cerrar Hogwarts fue de Scrimgeour - comentó la castaña -. No la de Thickenesse. Ahora él puede hacer lo que quiere.

Su hermana tenía un buen punto, pero se le había olvidado del verdadero problema.

-Bueno, puede ser. Pero ¿crees que nuestros padres nos enviarán a Hogwarts? Ni siquiera nos querían ahí antes de que todo esto pasara, te aseguro que ahora tienen muchas menos ganas de hacerlo.

-Ese es el único problema - aceptó su hermana.

-Gracias.

- ¿Prefieres Ilvermorny o Beuxbatons?

-Beuxbatons tiene más clase - respondió Daphne.

-Ahí tendría que volver a dar mis TIMOs.

-Hablando de eso ¿te han mandado los resultados?

- ¿Cómo me los podrían mandar? - preguntó Astoria sarcásticamente -. Tanto esfuerzo por nada.

Dos toques en la puerta.

-Pasa.

-Ama Daphne, ama Tori - dijo un elfo domestico dedicándoles una reverencia -. Sus padres quieren hablar con ustedes.

Daphne volteó los ojos realmente molesta. Durante ese verano, su relación con su madre se había podrido. Cuando hablaban terminaban peleándose así que había estado tratando de evitarla. Después de haber hecho un escándalo en Hogwarts, Daphne le había dicho que no podía creer que hubiera llamado al padre de Theo asesino enfrente de toda la escuela, le recriminó no saber nada y que había hecho sufrir a Theodore. Su madre la calló, le dijo que solo decía lo evidente y que estaba cansada de su fase de rebeldía. Daphne había respondido un "No es rebeldía, solamente estoy cansada de ser una maldita princesa a la que no la quieren escuchar". Y era verdad. Su madre la había "castigado", pero Astoria también parecía estarlo, así que le dio completamente igual.

-Hijas - dijo su padre, con quien estaba bien. Él sí la entendía y le había dicho que trata de ponerse en el lugar de su madre. Claro que ella nunca lo intentó, pero fingió que le haría caso -. Tenemos que hablar.

Channel Greengrass estaba parada al costado de su esposo y le dedicó la mirada que llevaba dedicándole desde hace mucho tiempo.

- ¿Está todo bien? - preguntó Astoria preocupada.

-Sí, la verdad que siento que esto les alegrará más a ustedes que a nosotros - respondió Owen Greengrass.

- ¿Qué es lo que pasa?

Su padre puso el famoso diario El Profeta sobre su escritorio. Astoria fue más rápida que ella y agarró el periódico.

- ¿Qué dice? - quiso saber Daphne ansiosa.

Sus padres no decían ninguna palabra y su hermana comenzó a pasar las páginas del periódico hasta encontrar algo que les pudiera interesar a ambas. Hasta que finalmente lo encontró.

HOGWARTS ABRIRÁ SUS PUERTAS

Daphne no pudo leer lo que decía abajo porque se había quedado helada. No solo por la coincidencia respecto a la conversación que acababa de tener con su hermana hace menos de cinco minutos, sino porque los vería. ¡Los vería!

- ¿Qué dice? - repitió la rubia.

-Que estamos obligados a ir. Que los de sangre pura y de sangre mestiza estamos obligados a ir. Que Severus Snape será el director - leyó sin poder creerlo -. Estamos obligados a ir a Hogwarts.

-Claro que podríamos no hacerles caso y mandarlas a Beuxbatons como llevamos conversándolo con su padre desde hace tiempo - comentó su progenitora, que se notaba disgustada con la noticia -, pero no creo que ir en contra de esa gente sea buena idea.

-Yo tampoco creo que lo sea - estuvo de acuerdo la hija mayor con su madre por primera vez en mucho tiempo. Claro que ambas sabían que tenían una opinión más respecto a este tema la cual obviamente no compartían.

-Lo bueno de todo esto es que hay una gran posibilidad de que ese chiquito no vaya a la escuela.

Ella también lo sabía, pero quería seguir teniendo esa pequeña esperanza de que se encontraría con Theodore Nott el 1 de setiembre.

-Las quiero alejadas de Nott, Malfoy, Crabbe, Goyle, Yaxley, Avery, Carrow…

-Ya entendidos - la cortó Daphne sabiendo que mencionaría a todos los apellidos ligados con mortifagos que ya eran conocidos por todos.

Su madre la miro realmente mal. Daphne no la culpó y tampoco le importó.

-Querida, creo que aún no te queda claro que solo me preocupo por ti.

-Lo sé y muchas gracias. Pero no haces absolutamente nada diciéndome con quien puedo o no estar. Yo sé eso perfectamente.

-Pero lamentablemente eres amiga cercana de personas como Draco Malfoy y Theodore Nott.

-Ellos no van a hacerme daño - le aseguró la rubia -. Ellos no se atreverían a hacerme daño. Ellos no están ligados a los mortífagos porque quieren, solo lo hacen por su familia.

-Y me apenan, pero eso no justifica en qué lado están. Eso no justifica que estén marcados.

-A mí no me importa si lo están o no, es solo un dibujo.

-Un dibujo que cuando todo esto acabe pesará mucho y para mal. Daphne, cuando te pido que no quiero que te vincules con Theodore Nott es porque no quiero que mi hija esté relacionada con un próximo cautivo en Azkaban.

Diciéndole esa clase de cosas no iba a arreglar nada.

-Theodore no es un asesino - dijo Daphne lentamente -. Theodore no es uno de ellos.

-Pero es un Nott - dijo de la misma forma que su hija -. Es un Nott. Toda la vida será un Nott y yo no quiero que mi hija esté relacionada con un mortífago.

-Pues me apena mucho decirte que lo estaré - repuso Daphne -. Es una familia pura, toda la vida me has criado para que me case con alguien como él. No seas hipócrita.

-¡Daphne! -su padre finalmente habló.

-¡Estoy cansada de que lo insulte! - chilló la rubia -. ¡Puedo hacer lo que quiera! ¡Puedo juntarme con quien quiero!

-Solo intento que no arruines vida - dijo Channel Greengrass con una sonrisa falsa.

Daphne lanzó un bufido, pidió permiso y se largó del despacho de su padre.

-No entiendo desde cuando es así - escuchó quejarse a la voz de su madre -. ¿Por qué tu hermana no es como tú?

Daphne sabía que si sus padres supieran todo lo que en verdad Astoria pensaba, no harían esa clase de comparaciones. Su hermana se guardaba sus principios y opiniones porque sabía que decirlas en voz alta, le costaría mucho. Daphne también lo había hecho - claro que tampoco era una "traidora a la sangre" como lo era su hermana - pero ya estaba cansada de guardarse todo. Si no estaba de acuerdo, lo iba a decir.

Entró a su habitación de nuevo y empezó a dar vueltas mientras pensaba.

-¿Crees que vuelva? - la voz de su hermana la hizo sobresaltar.

-Casi me matas - respondió la rubia con una mano en el pecho.

-Perdón - dijo sin muchas ganas -. ¿Crees que vuelva?

-No lo sé.

En el periódico, bien escrito decía que los de sangre pura y mestiza estaban obligados a ir, pero eso no quería decir que específicamente Theo también vaya a ir. Él mismo le había confirmado que se convertiría en mortífago esas vacaciones, y Daphne no tenía ni idea de si ya era uno o estaba por serlo, pero si ya lo era probablemente lo necesitarían y lo obligarían a quedarse en Londres.

-No lo sé.

Theo estaba mal. La muerte de su madre seguía en su cabeza cada día. Estaba mal y ella le había prometido que lo acompañaría. Le había dicho que hallaría una forma de verse durante vacaciones, pero no lo había logrado. Estaba segura de que Theo entendía y sabía que era imposible. Pero le había prometido que pasarían su último año juntos, que se quedaría en navidad para pasarlas con él… eso le había prometido, y ella iría al colegio con la esperanza de seguir cumpliendo su promesa. No le importaba lo que su madre le acababa de decir y jamás le iba a importar, era su Theo. Para siempre él sería eso para ella.

-¿Tú crees que vuelva?

-No - respondió Astoria con sinceridad -. Si es que ya es uno, lo necesitarán aquí.

Tenía la razón, tal como ella lo había pensado.

-Necesita saber si está bien.

-Te diría para ayudarte, pero es imposible y ambas lo sabemos.

Odiaba al mundo en esa clase de momentos.

-Tori, yo lo amo - dijo con voz ahogada -. No puedo estar así.

Su hermana se quedó en silencio por un momento hasta que estiró los brazos y esperó a que Daphne se sentara a su lado y lo abrace.

-Estoy segura que Theo en este momento también está así.

Lo imaginó. Lo imaginó en ese infierno de Mansión como él siempre la describía. Lo imaginó asustado. Lo imaginó en una habitación llena de personas vestidas de negro. Lo imaginó solo y asustado, como ella sabía que se encontraba en ese momento.

-Si le pasa algo te juro que me muero - gimoteó mientras las lágrimas caían de sus ojos.

-Draco te prometió que lo protegería - le recordó su hermana -. Deberías confiar en él.

Solo esperaba que el rubio cumpliera su primesa.

-¿Por qué madre es así? - preguntó Daphne irguiéndose y dejando que su hermana le limpiara las lágrimas -. Si estas cosas hubieran pasado en su época y padre estuviera en el lugar de Theo, ella hubiera luchado por él. Lo mismo que estoy haciendo yo ahora.

-No dejes que nadie controle tu historia de amor - dijo Tori con una pequeña sonrisa -. ¿Recuerdas que la abuela nos repetía eso de niñas?

Daphne asintió.

-Solo está asustadas por todos nosotros. La entiendo. Y como dijo la abuela, tú eres la única responsable de tu historia de amor, no dejes que nadie tome el control de esta. ¿Eres feliz con Theo? ¿Estás enamorada de él?... adelante. Nadie más entiende el amor que los dos se tienen.

-Lo tomarán como un acto de rebeldía y esperarán que tú los enorgullezcas. Tú tampoco deberías dejar que nadie controle tu historia de amor.

-Creo que puedo vivir con eso - asintió su hermanita.

-No, Tori - negó Daphne algo preocupada -. Tú también mereces ser feliz con quien quieras. Si quieres casarte con un mestizo o un hijo de muggles, hazlo por favor.

Astoria se quedó en silencio como si algo hubiera recordado. A su hermana mayor le dio mucha curiosidad, pero sabía que su hermana era muy tímida como para contárselo y ella no quiso insistir.

-¿Sabes que espero de todo esto? Que venzan a Voldemort y que dejen esos estúpidos estatus de sangre - contó -. Ellos son el problema de todo lo que está pasando.

Daphne no supo que decir.

-Si a nosotros y a nuestros antepasados nos hubieran criado sin estos prejuicios y niveles de superioridad, ahora todos estaríamos felices disfrutando de unas vacaciones en Merlín sabe dónde. Cuando todo esto acabe solo espero que todos tomemos consciencia y podamos vivir en paz de una vez por todas.

Su hermana tenía razón. Y Daphne no pudo evitar pensar que era demasiado buena y pura para ese mundo tan cruel.

-Por esa clase de cosas, considero que eres la mejor hermana del mundo - sonrió Daphne haciendo que su hermana también lo haga -. Nunca permitas que nada ni nadie te cambie.

-No te preocupes por eso - asintió la castaña -. Y tú no permitas que nadie te diga que hacer. Eres libre, Daph.

-Tú también lo eres.

-Lo sé - respondió -. Solo quiero que esto acabe y las dos encontremos nuestra felicidad, al lado de quien queramos y cómo queramos. Todo el mundo se lo merece.


« Prueba Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 33 - Blaise "Estamos los seis" »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.