Historia al azar: Aun te amo
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Slytherin´s en tiempos de guerra » Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"
Slytherin´s en tiempos de guerra (ATP)
Por Luna_Greyback
Escrita el Viernes 5 de Abril de 2019, 19:53
Actualizada el Sábado 1 de Agosto de 2020, 00:25
[ Más información ]

Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"

Capítulos
  1. Capítulo 1 - Theodore "Él no era un monstruo"
  2. Capítulo 2 - Daphne "Lo que vale es que no lo somos"
  3. Capítulo 3 - Blaise "¿Entonces ya es definitivo?"
  4. Capítulo 4 - Draco "Eso jamás se lo perdonaría"
  5. Capítulo 5 - Pansy "Solo del de ellos dos"
  6. Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"
  7. Capítulo 7 - Daphne "Lo necesito"
  8. Capítulo 8 - Blaise "¿En qué estaba metido Draco?"
  9. Capítulo 9 - Draco "¿Él era capaz de hacer eso?"
  10. Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"
  11. Capítulo 11 - Theodore "Ya tienes un espacio"
  12. Capítulo 12 - Daphne "Ella no quería irse"
  13. Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"
  14. Capítulo 14 - Draco "¡Soy uno de ellos!"
  15. Capítulo 15 - Pansy "En serio, mamá"
  16. Capítulo 16 - Theodore "Jamás me dejes"
  17. Capítulo 17 - Daphne "Bingo"
  18. Capítulo 18 - Blaise "Definitivamente extrañaba esa época"
  19. Capítulo 19 - Draco "¿Por qué al fantasma..."
  20. Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"
  21. Capítulo 21 - Theodore "Simplemente no podía"
  22. Capítulo 22 - Daphne "Quedémonos así para siempre"
  23. Capítulo 23 - Blaise "Tracey, yo..."
  24. Capítulo 24 - Draco "Estaba viva"
  25. Capítulo 25 - Pansy "¿Lo recuerdas?"
  26. Capítulo 26 - Theodore "Siempre lo vas a ser"
  27. Capítulo 27 - Daphne "Todo saldrá bien"
  28. Capítulo 28 - Blaise "¿Dónde está Draco?"
  29. Capítulo 29 - Draco "¡No tengo miedo!"
  30. Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"
  31. Capítulo 31 - Theodore "Ya era uno"
  32. Prueba

La noche de la Batalla, al igual que todos los Slytherin, se quedaron encerrados en las Mazmorras. Slughorn había llegado justo cuando ellos regresaban a decirles que estaba prohibido salir de la Sala Común hasta que les avisaran. Los cuatro se quedaron en una esquina, asustados y preocupados, sin decir ninguna palabra. Pansy se había dormido en el hombro de Blaise mientras que la rubia en el de Theo, y a la mañana siguiente al despertar, recién los dejaron salir de las Mazmorras. En el desayuno les dieron una noticia muy inesperada: Dumbledore había muerto.

No dieron ninguna explicación, solo anunciaron su muerte y que el último día de clases había estado suspendido al igual que los últimos exámenes.

-Draco no está - dijo Daphne diciendo lo más obvio.

Y lo peor de todo era que no sabría de su existencia hasta el primero de setiembre, si es que no cerraban Hogwarts, que era lo más probable que sucediera. Y si no lo cerraban, había una probabilidad de que Draco no volviera, como él lo había mencionado el anterior primero de setiembre.

- ¿Se van a quedar? - preguntó Blaise mientras desayunaban sin muchas ganas.

-Si es que no vienen, sí - respondió Pansy -. No hay tren, no hay forma de irme por mi cuenta.  

-Se están yendo varios - comentó Theodore, en esas pocas horas ya se habían ido muchos alumnos. Hogwarts ya no era seguro.

-Chicos - Tracey y Anna aparecieron con sus baúles.

- ¿Se van?

-Mi madre nos espera afuera, solo pasábamos a despedirnos - explicó Anna.

Pansy, al igual que Daphne y Theo se levantaron para abrazar a sus amigas, menos Blaise que no tenía intenciones de abrazar a Tracey por nada del mundo, ni de prestarle atención.

-Quizás vayamos a Ilvermorny - comentó Tracey.

-Ya veremos que hacemos, si podemos les avisamos - respondió Daphne.

Una última despedida más hasta que se fueron.

Hogwarts cerraría, quizás aún no estaba confirmado al cien por ciento, pero era lo más lógico que ocurriese. Ya no era seguro, el mismo director había sido asesinado, en la madrugada habían luchado un grupo de alumnos y muchos lugares se habían destruido un poco. Lo mejor para todos era irse y seguir sus estudios en las otras escuelas mágicas que existían.

Fue un desayuno silencioso hasta que la voz de Channel Greengrass realmente los sobresaltó a los cinco.

-Daphne, Astoria: nos vamos, levántense.

- ¿Qué? - Daphne enarcó una ceja -. ¿Qué te pasa?

-Madre, acaba de morir el director y quiero estar presente en su funeral.

-Astoria, me apena mucho esta noticia; pero no pueden quedarse más aquí, es peligroso, alisten sus cosas y nos vamos en este momento.

-No - dijo Daphne seriamente-. Aún no termina el curso.

-No estoy para tus caprichos, Daphne. Te estoy diciendo que nos vamos, y nos vamos.

La gente empezó a voltear a mirar la escena que estaba por convertirse en un escándalo.

-Me voy a quedar aquí - la voz firme de su amiga era sorprendente.

-Nos vamos.

-No, aún me queda un día para pasarla con mis amigos. Déjame.

-Mira, no estoy…

-Channel, deberías calmarte, estás haciendo un papelón frente a todos los amigos de tu hija - dijo la voz fría de Emmanuel Nott, que Pansy no entendió como había llegado hasta aquí.

La única que lo había mirado con odio no era la señora Greengrass, se notó a kilómetros de distancia que lo más horroroso que Theodore podía sentir en su vida, era el odio que le tenía al hombre que acababa de llegar.

- ¿Quién crees que eres para cortarme la palabra? Estoy hablando con mi hija.

-Como siempre: imprudente, tratando de llamar la atención.

-Padre - Theodore intentó pararlo, pero por la cara de su padre pareció darle risa.

- ¿Quién te crees para hablarme así? Maldito asesino - dijo secamente la madre de su amiga.

La gente empezó a voltear a ver la escena. ¿Quién no lo habría hecho? En medio del Gran Comedor estaba parado un sospechoso Mortífago, y la gente era muy hipócrita leyendo esa revista y pensando lo mismo que la madre de su amiga acababa de decir, como para que la curiosidad no les ganara y quedarse pendiente en sus asuntos.

- ¡Madre! - ahora fue el turno de Daphne.

-Nos vamos, Daphne - insistió su madre -. Y ni creas que vas a volver, no quiero que vuelvas a juntarte con gente como él.

-Theo no es como él.

-Pero lo será - y esto si lo dijo bajo para que solo ellos pudieron escucharlo -. Y después me agradecerás por mantenerte alejada de esa clase de familia.

-Señora, yo…

-Theodore, realmente me apenas - dijo Channel con franqueza -. Tú madre era muy buena y se juntó con la familia equivocada, tú tampoco mereces ese apellido. Sé que no eres como tu padre, pero no quiero a mis hijas involucradas con Mortifagos.

- ¡Yo me involucro con quien quiero! - chilló Daphne.

-Háblame bien, señorita - cada vez se molestaba más -. Soy tu madre y quiero lo mejor para ti.

- ¡Entonces, déjame quedarme y ser feliz con quien quiera!

-No, porque yo sé quién es capaz de darte felicidad y quien no, y créeme que ser una Nott no te la va a traer jamás.

-Blaise, Pansy, nos vamos - dijo otra voz que había llegado.

Pansy estaba tan concentrada en la conversación que no se había dado cuenta de la llegada de la madre del moreno. Quiso preguntarle porque también le decía que se vaya con ella, pero no le salieron las palabras de su boca.

-Un momento - pidió Blaise descaradamente no queriendo perderse del escándalo.

-Lo mejor que le podría pasar a tu hija es ser una Nott, querida Channel - comentó tranquilamente el señor Nott.

-No me digas querida - respondió la rubia mujer -. Y no, eso definitivamente no sería lo mejor para mi hija. ¿Quiero que mi hija comparta el mismo apellido que un hombre que mató a su propia esposa?

Lo que se formó en los labios del padre fue una sonrisa, y al parecer Pansy no era la única que veía esa expresión en el rostro de Emmanuel Nott por primera vez en toda su vida.

-Vaya, leyendo revistas difamadoras - se mofó el señor -. Qué nivel de hipocresía.

-No voy a permitir que me insultes…

-Acabas de acusarme de matar a mi mujer - dijo él tranquilamente -. Y ¿sabes? Nadie te cree el cuento de que fuiste su amiga, porque la dejaste solo para guardar las apariencias. Al igual que tu madre - señaló a Pansy -  y usted, Tessa. ¿Alguna vez pensaron en lo que sintió Celestine? Ella se fue con la idea de que ustedes eran las peores amigas. Claro, a ustedes solo les importa las apariencias, solo les importa que su apellido no esté manchado, solo les importa tener dinero y vivir de lo que sus esposos le dan, su vida es una total hipocresía que ustedes son las que realmente dan pena. 

-Yo si trabajo - recalcó Tessa Zabini, que parecía que lo único que le había molestado era que dijera eso -, solo para que lo sepas. Blaise, Pansy: por favor.

-Theodore, te espero en la puerta, tienes 10 minutos. Un elfo irá por tus cosas - y sin despedirse de nadie, el padre de su amigo se fue con la espalda recta.

La madre de Daphne parecía afectada por lo que le había dicho el señor Nott. Bueno, acababan de llamarla hipócrita y mala amiga, y suponía que eso de alguna manera te hacía sentir mal. A su madre también la habían llamado así y Pansy tuvo que darle la razón en eso al señor Nott, no le parecía que su madre se haya alejado de su amiga desde hace años solo para que no la involucrasen con un Nott, no le encontraba sentido. Draco o Theo seguían siendo sus amigos a pesar de que sus apellidos estuvieran ya manchados de alguna forma y a ella no le importaba.

Miró a sus amigos, Theodore parecía avergonzado mientras que Daphne seguía firme y Astoria asustada. Blaise estaba sorprendido y Pansy solo quería que alguien hablara para romper ese incomodo silencio. A ella no le salían las palabras.

-Señoras, disculpen…

-Tú no tienes por qué disculparte, Theodore - esa era Tessa Zabini -. Más bien si deseas, puedes venirte con Blaise y conmigo.

-Se lo agradezco, pero no puedo.

-Daphne, nos vamos en este momento - Astoria ya le había hecho caso a su madre y se había puesto a su lado -. Mandaré a unos elfos a recoger sus cosas, pero nosotras nos vamos en este momento.

Daphne parecía rendida, como si ya supiera que tenía que irse sí o sí.

-No…

-Estoy harta de tus actos de rebeldía, ¿Quién te crees que eres? Eres mi hija, y no me importa si eres mayor de edad o no, yo sé que es lo mejor para ti y te quiero alejada de ese niño.

-No me vas a alejar de él - Daphne volvió a su compostura -. No, madre. Le hice una promesa, lo amo y no voy a alejarme de él.

Pansy quiso chillar un "por fin" en ese momento, pero la cara de Channel Greengrass la asustó.

-No me interesan sus promesas o lo que sea, quiero que te levantes en este momento si no quieres que te mande a otro país apenas pongas un pie fuera de ese castillo.

-Daph - Theo parecía desconcertado por lo que Daphne acababa de confesarle -. Ve. Apúrate.

-No…

-Por favor.

Pansy no pudo ver todo lo que seguro vio Daphne en los ojos de su amigo, pero pudo notar súplica y esperanza.

Daphne se levantó y fue a abrazarla con fuerza, Pansy sintió su respiración entrecortada. Ella también estaba asustada, lo más probable es que ya no se volvieran a ver hasta que la maldita guerra se acabe y eso no sabían cuándo sería.

-Chimenea. Seguro las lechuzas se prohíben - lo dijo tan bajo que tuvo que esforzarse para lograr escuchar.

Fue hacía Blaise para abrazarlo de igual manera, y por la última asentada de cabeza del moreno, supo que a él también le había dicho algo. Daphne se acercó a Theo realmente aterrada, y él la abrazó con fuerza con el mentón apoyado en su cabeza y con toda la valentía del mundo, el castaño la besó. Nunca los había visto besándose, pero se notaba el amor a kilómetros de ahí.

Pansy también quería algo así.

La madre de Daphne estaba molesta por toda la dramática escena que se había formado y finalmente se fueron, a paso rápido y sin mirar atrás por última vez. Después de unos minutos, Theodore la abrazó, le dio la mano a Blaise y le agradeció de nuevo a Tessa Zabini por su oferta, y se retiró del Gran Comedor.

-Pansy, tus padres están en Liverpool desde hace dos días, me pidió que te viniera a recoger y te quedaras conmigo hasta que regresen - Pansy asintió.

- ¿Cómo estás? - Blaise le preguntó a su madre.

-Bien - respondió ella -. Impactada, pero bien. Quizás es mejor que vayan pensando a donde quieren ir el otro año. Vayan por sus cosas, los espero en las verjas de la escuela.   

Pansy y Blaise empezaron a caminar en silencio hacía las Mazmorras. Los pasillos estaban llenos de alumnos cargando sus cosas y despidiéndose de sus amigos. Muchos otros se quedarían hasta el funeral del director y muchos otros, como ellos, ya tenían que irse.

- ¿Nos llevamos las cosas de Draco? - preguntó Blaise afuera de sus habitaciones.

-Sí, no sé qué pasará con esta escuela y supongo que Draco tendrá cosas importantes. Te voy a ayudar a recoger apenas termine.

Pansy entró a su habitación y se dio cuenta que había varios elfos guardando las pertenencias de su amiga.

-Hola, Dixi - Pansy solo reconoció a esa elfina doméstica de la Mansión Greengrass.

-Hola, señorita Pansy - la elfina le dio una pequeña reverencia y siguió guardando las mil cosas de su amiga.

Pansy abrió su baúl sin ganas y sacó todas sus prendas de su pequeño armario que tenía allí. No se molestó en acomodar ni doblar su ropa, solo la metió como sea, con ganas de irse rápido. Al menos pasaría unos días con Blaise antes de no saber nada más de él por mucho tiempo.  

-Nos vemos, Dixi - se despidió la pelinegra de la elfina que se demoraría un par de horas en llevar todo lo de su amiga.

-Hasta luego, señorita Pansy - la elfina volvió a dedicarle una reverencia.

Dejó sus cosas en el pasadizo y entró a la habitación de sus amigos.

- ¿Cuándo se fueron Crabbe y Goyle? - dijo al ver los espacios vacíos de los dos grandulones.

-Supongo que en la mañana - respondió Blaise que al parecer ya había terminado de arreglar sus cosas y ahora acomodaba lo de Draco.

Se escucharon dos toques en la puerta, al voltear distinguieron a un elfo viejo que después de darles una reverencia, empezó a acomodar las cosas de Theodore.

-Pudieron habernos mandado unos elfos también a nosotros - opinó Pansy mientras metía una pila de libros de Draco en su baúl.

-Opino lo mismo - rió Blaise.

Pansy siguió metiendo las cosas de Draco sin muchas ganas a su baúl hasta que se topó con una libreta que estaba llena de papeles. Sin poder evitarlo, la abrió y se dio cuenta que esos papeles de más eran fotografías.

- ¿De dónde sacan las fotos? - preguntó Blaise mientras miraba una foto de los cinco en su primer día como estudiantes de segundo año -. En serio, aparecen fotos de cada momento.

Pansy sonrió ante las fotografías que el rubio tenía en esa libreta, hasta que se topó con una de los dos.

-Ey, Pans - Blaise le tocó el brazo.

- ¿Parezco ridícula, cierto? Se supone que ya lo superé.

-Ya lo superaste como novio, pero eso no quiere decir que te deje de importar como amigo - respondió Blaise.

Pansy no supo que decir. Siempre había sido de las que se le daba bien las palabras, pero últimamente fallaba mucho en eso para su disgusto.

-Y no eres ridícula - siguió el moreno -. Aunque no parezca para muchos, siempre te preocupas por los que están a tu alrededor, eso es lo más hermoso que tienes.

Se le formó una pequeña sonrisa en los labios.

-Nadie te merece.

-Obviamente - bromeó Blaise.

- Me alegra que lo tuyo con Tracey terminara, me cae bien pero no para ti.

-A mí también me alegra que lo tuyo con Draco terminara, me cae bien pero no para ti.

Los dos rieron sin poder evitarlo y siguieron ordenando las últimas cosas de Draco. Blaise metió a Zafiro en su jaula y dejaron la habitación de los chicos de Slytherin. Pansy tomó sus cosas del pasadizo y caminaron en silencio hasta las verjas que rodeaban la escuela, donde la madre de Blaise los esperaba. Pansy miró hacia atrás por última vez. Si era la última vez que vería su escuela, quería recordarla como la vio por primera vez hace seis años: como un lugar donde sería feliz. Con eso se quedaba. 



« Capítulo 29 - Draco "¡No tengo miedo!" Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 31 - Theodore "Ya era uno" »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.