Historia al azar: Todo sucedio en un baile
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Slytherin´s en tiempos de guerra » Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"
Slytherin´s en tiempos de guerra (ATP)
Por Luna_Greyback
Escrita el Viernes 5 de Abril de 2019, 19:53
Actualizada el Sábado 1 de Agosto de 2020, 00:25
[ Más información ]

Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"

Capítulos
  1. Capítulo 1 - Theodore "Él no era un monstruo"
  2. Capítulo 2 - Daphne "Lo que vale es que no lo somos"
  3. Capítulo 3 - Blaise "¿Entonces ya es definitivo?"
  4. Capítulo 4 - Draco "Eso jamás se lo perdonaría"
  5. Capítulo 5 - Pansy "Solo del de ellos dos"
  6. Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"
  7. Capítulo 7 - Daphne "Lo necesito"
  8. Capítulo 8 - Blaise "¿En qué estaba metido Draco?"
  9. Capítulo 9 - Draco "¿Él era capaz de hacer eso?"
  10. Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"
  11. Capítulo 11 - Theodore "Ya tienes un espacio"
  12. Capítulo 12 - Daphne "Ella no quería irse"
  13. Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"
  14. Capítulo 14 - Draco "¡Soy uno de ellos!"
  15. Capítulo 15 - Pansy "En serio, mamá"
  16. Capítulo 16 - Theodore "Jamás me dejes"
  17. Capítulo 17 - Daphne "Bingo"
  18. Capítulo 18 - Blaise "Definitivamente extrañaba esa época"
  19. Capítulo 19 - Draco "¿Por qué al fantasma..."
  20. Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"
  21. Capítulo 21 - Theodore "Simplemente no podía"
  22. Capítulo 22 - Daphne "Quedémonos así para siempre"
  23. Capítulo 23 - Blaise "Tracey, yo..."
  24. Capítulo 24 - Draco "Estaba viva"
  25. Capítulo 25 - Pansy "¿Lo recuerdas?"
  26. Capítulo 26 - Theodore "Siempre lo vas a ser"
  27. Capítulo 27 - Daphne "Todo saldrá bien"
  28. Capítulo 28 - Blaise "¿Dónde está Draco?"
  29. Capítulo 29 - Draco "¡No tengo miedo!"
  30. Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"
  31. Capítulo 31 - Theodore "Ya era uno"
  32. Prueba

Siempre le había gustado la sensación de aparecerse, a comparación de muchas otras personas, por lo que Pansy se escribió en las clases de aparición, al igual que todos sus amigos.

Seguía un poco molesta y triste por todo lo que acababa de pasar. Su molestia más que nada se basaba en que Snape había confirmado que ya no se realizarían visitas a Hogsmeade por el resto del curso, o, en otras palabras, hasta el fin de la guerra. La verdad que se estaba hartando de la estúpida guerra que estaba pasando, le estaba arrebatando demasiadas cosas, primero a Draco, aunque eso ya no le importaba, pero le arrebataba también la diversión con sus amigos, su seguridad propia, su estabilidad emocional y lo más importante, su adolescencia. A ella tampoco le agradaban los hijos de muggle o los traidores a la sangre, pero estaba molesta, harta y cansada, que por culpa de su existencia y de un ser que se creía superior a todos, le estuviera arrebatando lo que llamaban "la mejor etapa de la vida".

Por suerte, algo que la distraería, o eso pensaba, eran estas estúpidas clases de Aparición, pero después de la primera se dio cuenta que no era nada del otro mundo. Sí, quería el permiso para aparecerse donde se le diera la gana, pero el ambiente frío y tenso se mantenía, como había sido desde principio de año.

- ¿Daphne? - preguntó Blaise al finalizar la clase -. Pensé que se había inscrito.

-Sí se inscribió - respondió Pansy -. Solo no ha venido.

Probablemente su amiga estaba en su habitación o en un baño, intentando calmarse. Últimamente la rubia estaba teniendo demasiadas pesadillas, prácticamente todas las noches sobre Theodore, y no se sentía para nada bien. Además, tampoco quería hablar mucho sobre eso, ya que, según ella, eso sería peor, pero Pansy no estaba muy segura.

-Iré a buscarla - dijo Pansy -. Nos vemos.

- ¿Qué tanto tienes que hablar con Crabbe? - fue lo que Blaise dijo una vez que la pelinegra empezó a andar rumbo a los baños más cercanos, ya que quizás estaba ahí.

Blaise tenía razón, Draco se había pasado toda la clase, incluso después del regaño en voz alta de la profesora McGonagall, hablando con Crabbe sobre Merlín sabe qué. Ellos tenían una amistad extraña o algo así desde siempre, pero ahora Draco solo pasaba tiempo con ellos y se había olvidado de los demás. Pero ya se estaba acostumbrando, habían ya pasado unos cinco meses desde que empezó a pasar esa situación.

-Daphne - dijo Pansy al verla en el baño, mirándose al espejo. Al darse cuenta que su amiga había llegado, forzó una sonrisa -. Te has perdido la clase de Aparición.

-No tenía ganas - respondió ella.

- ¿Ha vuelto a pasar?

-Todas las noches - respondió ella volteando los ojos -. Estoy planeando pedirle a mi madre una poción para dejar de soñar, aunque no sé si me la quiera mandar, no sé si sigue disgustada conmigo después de mi pequeña rebelión.

-Al menos ya no te mandará lejos - señaló Pansy intentando aligerar el ambiente.

-Al menos - asintió ella -. Sin embargo, aún hay muchas más cosas de las que no está de acuerdo. Desearía que fuera como tu madre, que no hace tanto problema.

Su madre y su padre no tenían intenciones de mandarla lejos, eso ya le había dejado claro para la tranquilidad de Pansy. Pero aun así había comentado, no tan explícitamente, que preferiría que se mantenga alejada de ciertas personas, aunque después de enterarse de la muerte de la madre de su amigo, ya no había vuelto a lanzar esos comentarios que lanzaba desde el verano.

-Creo que no te conté que mis padres me confirmaron que cancelaron el compromiso con los Malfoy.

- ¿En serio? - Daphne parecía realmente confundida.

-Sí, me lo dijeron en vacaciones - contó la pelinegra encogiéndose de hombros -. Ya lo intuía, y Draco y yo ya no somos nada, así que da igual la verdad.

Daphne levantó una ceja, seguro pensando que le dolía a su amiga. Pero la verdad era que no le dolía, ya sabía que eso estaba por venir y pues, ya no eran novios desde hace meses, así que ya daba igual.

-Volviendo a lo otro - dijo Pansy no queriendo hablar de Draco, ya se estaba cansando. ¿Acaso Draco era lo único interesante en su vida? -. Creo que la poción es algo muy drástico, podría hacerte daño o algo por el estilo.

-Detesto esas pesadillas, Pans, no quiero ni deseártelo.

-Lo sé, pero piensa que esa clase de pociones son demasiado fuertes y puede llegar a ser peor para ti. Quizás deberías esperar un tiempo, ver si siguen, ya sea para bien o para mal, y luego ya pensar en eso. Hasta quizás lo mejor será que veas un psiquiatra.

-Yo creo que eso es lo drástico - señaló su amiga -. Igual, no creo que mis padres quieran llevarme a un psiquiatra.

-O hablar con alguien que entienda esto, porque yo lamentablemente no puedo ayudarte mucho porque no tengo pesadillas desde hace siglos, y peor aún, sobre este tema.

Lo que estaba intentado de decirle Pansy es que se anime a hablar con Theo. Si querías un consejo, una ayuda o simplemente hablar de algo serio, Theo era la respuesta asegurada. Pero su amiga no tenía intenciones de ir a hablar con el chico.

-La única persona que realmente sabría que decirme en esta situación, es Theo, pero no quiero contarle sobre esto. Además de que es algo vergonzoso, no creo que escuchar mis problemas sea bueno para él, ya tiene demasiado.

En ese punto tenía que darle la razón a su amiga. No era justo en estos momentos para Theo cargarlo con problemas de otros, cuando estaba lidiando con su propios problemas y duelo.

-Tienes razón - asintió -. Pero no debes de dejar de planteártelo, Theo te prometió siempre estar para ti.

El frío poco a poco se iba de Inglaterra, acercándose cada vez más a la primavera. Por lo que los alumnos, decidían salir del castillo a tomar aire y caminar por los alrededores a comparación del invierno donde todo el mundo prefería quedarse dentro.

-Tengo dos periodos libres - le comentó Theo una tarde -. Es lo bueno de mis jueves.

-Yo ya tengo toda la tarde libre - celebró Pansy -. Es por tener menos materias.

- ¿Te parece ir al bosque? - le preguntó Theo -, no está haciendo tanto frío.

Pansy asintió aceptando el plan. La verdad era que el bosque no le llamaba mucho la atención ya que no era fan de las criaturas que habitaban en él, pero acompañar a Theo le parecía buena idea. Eran amigos y estaba para acompañarlo si es que eso era lo que necesitada.

Caminaron hasta llegar al Bosque Prohibido. Podía llamarse el "Bosque prohibido" pero la verdad era que no todo el terreno estaba prohibido, los alumnos tenían permitido caminar y pasear hasta cierta señal, a menos que los acompañara el Guardabosques, pero no creía que el semigigante quisiera dar un paseo con ellos y tampoco Pansy quería dar un paseo con él.

Llegaron hasta una zona llena de hojas caídas y secas, a su izquierda se veía un pequeño lago. Theo caminó hasta cierto punto y se quedó mirando hacía algo con mucha atención, parecía la misma atención que le ponía a las clases. Pero Pansy no sabía que estaba mirando porque ella no podía verlo, no había absolutamente nada más en ese bosque que ellos dos y un montón de árboles con las hojas cayéndose de poco a poco.

- ¿Theo? - preguntó Pansy, finalmente.

- ¿No los ves, cierto? - preguntó él sin dejar de mirar su punto invisible.

Pansy negó con la cabeza.

- ¿Recuerdas cuando veníamos al colegio en tren y nos subíamos a unos carruajes? La mayoría de las personas creen que tienen un hechizo para que se muevan solos, pero en realidad una criatura es la que los jala.

Pansy se quedó pensando un momento en todas las criaturas que había estudiado cuando cursaba Cuidado de Criaturas Mágicas antes de responder:

- ¿Thestals?

Theo asintió.

-Solo los pueden ver los que han visto la muerte - siguió Pansy.

La pelinegra no sabía mucho sobre la muerte de la madre de su amigo. Recordaba que el día de Navidad su hermano la había levantado y le había dicho que acababan de enterarse de una noticia demasiado triste. Tardó unos momentos en ser consciente de lo que su hermano le había contado, recordaba perfectamente a la madre del castaño, con esa pizca de luz que la caracterizaba y ese hermoso corazón que Theodore había heredado. Jamás creyó que tenía una enfermedad terminal. Jamás le habían contado que tenía una enfermedad terminal.

Tampoco le había preguntado a su amigo cómo se había enterado de la muerte de su madre, porque era algo demasiado imprudente, que nadie era capaz de hacer. Pero si Theodore le estaba confesando que podía ver a esas criaturas, quería decir que había presenciado como su madre había muerto.

-Son criaturas ignoradas por los magos - contó Theodore mientras parecía acariciar a una de ellas. Pansy estaba un poco desconcertada, ya que no podía ver absolutamente nada.

Theodore dejo de acariciar a la criatura y buscó en su mochila una bolsa. Al abrirla sacó un pedazo de carne crudo y lo lanzó por un costado. Se escuchó un estruendo en las hojas del suelo, seguramente la criatura avanzando hacia la comida.

- ¿Vienes a alimentarlos?

-Lovegood me pidió que lo hiciera.

Pansy enarcó una ceja.

- ¿Lunática Lovegood?

-Sí, Luna - Theodore frunció los labios -. Me la encontré un día aquí, ella también puede verlos.

Fue el turno de Pansy se fruncir los labios.

- ¿Los pueden ver absolutamente todos los que han presenciado una muerte?

Aunque Pansy sabía usar muy bien las palabras, dudó demasiado de las que acababa de pronunciar. Su intención no era descubrir cómo es que su amigo había visto con sus propios ojos morir a su progenitora, pero saber un poco más tampoco le desagradaba. Pero tampoco esperaba que Theo se lo dijera directamente.

-Cuando comprendes el concepto de la muerte.

Theodore al ver la expresión que había puesto su amiga, se acercó a ella y apretó su brazo con delicadeza.

-Estoy bien, dentro de lo que puede expresar ese concepto en mi estado - explicó. Pansy asintió con lentitud -. Al menos me siento mejor que antes, y ver a estas criaturas me ha hecho dar cuenta de eso.

-Me alegra que sea así - dijo ella en voz baja -. Sé que ni yo, ni los demás, somos las personas más expresivas, pero hemos intentado ayudarte de cierta manera.

-Y se los agradezco de verdad - Theo asintió -. Pero estoy algo mejor, como te dije. Pero no quiero que estén totalmente preocupados por mí, sé que cada uno de ustedes tienen sus cosas…

Pansy suspiró y de verdad se preguntó por qué a Theodore le tenían que pasar cosas malas.

-No vamos a comparar, Theo - Pansy negó -. Son cosas totalmente diferentes.

-Solo quiero que estén bien - repitió él -, así como ustedes quieren que yo lo esté. Todos debemos ayudarnos. Eso hace una familia. 



« Capítulo 19 - Draco "¿Por qué al fantasma..." Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 21 - Theodore "Simplemente no podía" »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.