Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Slytherin´s en tiempos de guerra » Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"
Slytherin´s en tiempos de guerra (ATP)
Por Luna_Greyback
Escrita el Viernes 5 de Abril de 2019, 19:53
Actualizada el Sábado 1 de Agosto de 2020, 00:25
[ Más información ]

Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"

Capítulos
  1. Capítulo 1 - Theodore "Él no era un monstruo"
  2. Capítulo 2 - Daphne "Lo que vale es que no lo somos"
  3. Capítulo 3 - Blaise "¿Entonces ya es definitivo?"
  4. Capítulo 4 - Draco "Eso jamás se lo perdonaría"
  5. Capítulo 5 - Pansy "Solo del de ellos dos"
  6. Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"
  7. Capítulo 7 - Daphne "Lo necesito"
  8. Capítulo 8 - Blaise "¿En qué estaba metido Draco?"
  9. Capítulo 9 - Draco "¿Él era capaz de hacer eso?"
  10. Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"
  11. Capítulo 11 - Theodore "Ya tienes un espacio"
  12. Capítulo 12 - Daphne "Ella no quería irse"
  13. Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"
  14. Capítulo 14 - Draco "¡Soy uno de ellos!"
  15. Capítulo 15 - Pansy "En serio, mamá"
  16. Capítulo 16 - Theodore "Jamás me dejes"
  17. Capítulo 17 - Daphne "Bingo"
  18. Capítulo 18 - Blaise "Definitivamente extrañaba esa época"
  19. Capítulo 19 - Draco "¿Por qué al fantasma..."
  20. Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"
  21. Capítulo 21 - Theodore "Simplemente no podía"
  22. Capítulo 22 - Daphne "Quedémonos así para siempre"
  23. Capítulo 23 - Blaise "Tracey, yo..."
  24. Capítulo 24 - Draco "Estaba viva"
  25. Capítulo 25 - Pansy "¿Lo recuerdas?"
  26. Capítulo 26 - Theodore "Siempre lo vas a ser"
  27. Capítulo 27 - Daphne "Todo saldrá bien"
  28. Capítulo 28 - Blaise "¿Dónde está Draco?"
  29. Capítulo 29 - Draco "¡No tengo miedo!"
  30. Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"
  31. Capítulo 31 - Theodore "Ya era uno"
  32. Prueba

- ¿Por qué me mira así? - le preguntó Blaise a Draco y Theo, que estaban sentados en frente suyo.

-Porque la insultaste - contestó Draco lanzando una manzana verde al aire para luego volver a atraparla.

Bueno sí, pero había sido sin querer y ya habían pasado como cinco días desde eso. Aceptaba que no debió haber hecho eso (de nuevo, aunque las anteriores veces los novios de la chica jamás se habían llegado a enterar) y mucho menos insultarla, y como había dicho Daphne, su madre le hubiera dado con gusto una abofeteada si lo escuchaba insultar a una mujer, él también sabía que había estado mal. Más se arrepentía de haberla insultado que haberse metido con ella. Pero de todas formas él había intentado disculparse y ella lo había ignorado.

-Ya le pedí perdón - se excusó Blaise.

- ¿Cuándo vas a entender que las mujeres se ponen difíciles en esta clase de situaciones?

-Ay - Blaise volteó los ojos -. En unos días volveremos a quedar…

-Si yo fuera ella, te cortaría de una - comentó Theo -. No dejaría que…

-Ya, Nott, no tienes que estar aludiendo sobre que serías el novio más perfecto de este universo…

-Nadie está hablando de novios, porque, para empezar, el novio era Nell y no tú - respondió el castaño, Draco lanzó una carcajada al ver su rostro, al parecer el moreno había puesto una mueca al escuchar lo que había dicho su otro amigo -. Y no estoy aludiendo nada, solo digo lo que se supone que es lo correcto, un término que aún tú no comprendes.

Blaise volteó los ojos y siguió traduciendo el texto de Aritmacia que le habían dejado. Ya había escuchado los mil regaños de Theodore "corazón puro y romántico empedernido" Nott, y hasta de Draco, que le había sorprendido.

-Oigan - Draco comenzó -, ¿saben cómo está, Pansy?

-Guau, esto es novedad - dijo el moreno con sinceridad. No creía que el rubio mencionara a su ex novia en algún momento, porque él… bueno era Draco, con eso ya se respondía todo.

Draco volteó los ojos.

- ¿A qué te refieres? - preguntó Theodore también mirándolo sorprendido.

-No sé… - Draco dudó -. Si está… ¿bien?

-Claro, está perfecta. Le terminaste de la nada, con excusas no muy confiables y ella confesándote que prácticamente es capaz de suicidarse por ti - respondió el moreno con un toque de sarcasmo y un toque de veracidad.

-La mayor parte de lo que dices es cierta pero no digas tonterías - Theodore lo miró mal -. O sea, obviamente que no está o estuvo bien, pero al menos ahora ya se hablan, así que supongo que ya te está superando.

-Para empezar, no he dicho tonterías - apuntó Zabini -. Draco, tú debes saber que dijo algo así.

Draco se encogió de hombros.

- ¿Te lo ha dicho Daphne? - le preguntó Draco a Theo.

-No - contestó el castaño -. Si me lo dijera sería romper códigos de amigas.

Blaise lanzó una carcajada.

-Ya, ya ¿en serio te importa cómo se siente Pansy?

No creía que Draco hubiera preguntado eso. Malfoy le había terminado diciéndole que era lo mejor para ellos porque ella corría peligro y mil cosas más. Blaise era una persona que había estado presente en su relación, y esa había dejado de funcionar hace mucho tiempo por culpa del rubio.

-Sí me importa, Zabini - gruñó Draco -. Tampoco soy un completo insensible.

Blaise enarcó una ceja.

-Como digas - Blaise le parecía divertida la situación -. La cosa es que ya está en la fase de superación. Cuando se consiga a otro, luego no vengas a… lo que sea, la gente se cansa de la misma persona…

-Claro Zabini, eres la persona más apropiada para decir eso- lo retó Draco riéndose.

Theodore se rió con ganas y él prefirió seguir con su traducción.

-Al menos tu cara ya está decente - confesó Daphne mirando a su amigo.

-Gracias a las mil cremas que te pusieron las chicas - se burló Theodore.

-A ti también te vendría bien un tratamiento de cutis - comentó Pansy.

-No, gracias - contestó el castaño volviendo a su lectura.

-Y a Draco un poco de color - señaló Daphne.

Él enarcó una ceja y no le hiso caso.

-Por fin mañana regresamos a casa - festejó Daphne.

- ¿Por fin? - preguntó Blaise -. Creo que prefiero estar acá.

-Bueno sí, pero serán dos semanas y media sin deberes ni clases aburridas.

-No creo que cambien de opinión y ahora nos dejen salir cuando queramos…

-Theo nos puede adoptar - dijo Blaise divertido -. Ya que eres mayor de edad…

- ¿Cómo se siente tener diecisiete?

-Lo mismo que tener dieciséis - respondió Theo divertido.

Rieron un rato hasta que Draco se disculpó y con una manzana verde se largó de la habitación. Blaise aún creía que su amigo estaba metido en algo, pero hasta ahora no había podido averiguar nada. No había vuelto a oír alguna conversación con Crabbe y Goyle, o lo había atrapado en medio de algo. Tampoco esperaba que lo segundo pasara, porque sabía que el chico estaba tomando medidas para ser cauteloso y que nadie lo descubriera. Sería difícil, pero tenía que averiguarlo.

-La otra parte mala es que no habrá viaje en tren.

-El viaje se me hace muy largo, así que en eso no me quejo - dijo el moreno -. Ya, tengo que irme.

Blaise estaba a punto de darse media vuelta e irse, pero como lo supuso Daphne lo paró:

-Hey, Zabini - dijo la rubia -. Pobre de ti que…

-Daphne ¿Cuántas veces te lo tengo que repetir? No le haré nada a Astoria…

No estaba para escuchar otra vez un regaño innecesario. Lo que últimamente recibía eran regaños de sus amigos, por esto o por aquello. Se despidió de los tres y bajó a la Sala Común donde había quedado con Astoria.

La castaña aún no se encontraba en la Sala, pero la que sí estaba era Tracey. Cómo era viernes y el toque de queda cambiaba hasta las once de la noche, los alumnos aprovechaban de quedarse en los jardines cercanos o en los pasillos con sus amigos, por lo que la Sala Común se encontraba vacía, tan solo estaba ella. Blaise decidió acercarse a ver si conseguía su perdón.

-Tracey - al escuchar su voz, la chica se levantó rápidamente del sillón mientras metía todas las cosas en su mochila -. Espera, tenemos que hablar - Blaise le tomó el brazo, pero ella se zafó.

-No me toques, Zabini.

-Ya, ya perdón - el chico se separó lo suficientemente de ella -. ¿Podemos pasar la página?

-Me llamaste perra - le dijo la chica mirándolo a los ojos -. ¿En serio crees eso?

-No - respondió Blaise -. Se me escapó, es que estaba molesto y el idiota de Nell me acababa de romper la nariz. Y además no es toda mi culpa, porque tu cediste…

-No estoy molesta por eso - lo cortó ella -. Eso me vale. Es que jamás pensé que serías capaz de llamarme así.

-Lo siento…

-Después hablaremos - dijo ella, Blaise insistió con la mirada -. Creo que ya tienes que irte. Feliz Navidad.

Ella se fue sin decir nada. Blaise volteó y se dio cuenta que Astoria ya había llegado. Llevaba un vestido plateado y el cabello en rizos. Astoria le parecía linda, no tanto como Daphne o Pansy, pero era linda. Quizás no le ayudaba que tuviera cara de niña, aunque solo se llevaban un año. Daphne y Pansy se veían más grandes y maduras. Él no entendía como su mejor amiga creía que él era capaz de lastimar a su hermana, tampoco era tan patán.

-Hola Blaise - saludó ella.

-Hola Tori - respondió Blaise -. Te ves bien.

-Gracias, tú igual - respondió ella sonriéndole -. ¿Vamos yendo? Creo que me he demorado.

-No te preocupes - respondió él comenzando a caminar -. No creo que alguien llegue exactamente a las ocho de la noche.

- ¿Dónde es la fiesta?

-Es el despacho de Slughorn, siempre son ahí - le contó Blaise -. Dicen que hoy vendrá un vampiro.

- ¿Un vampiro?

-Sí - respondió Blaise -. Siempre lleva invitados, y nos contó que hoy llevaría a su amigo vampiro.

-Guau. Entonces ¿exactamente de qué trata ese club?

-Somos personas que Slughorn cree exitosas en el futuro o que le podemos ofrecer algo en cualquier momento.

- ¿Personas con buenos contactos?

-Exactamente - contestó el moreno -. Por eso siempre los invitados son personas de la élite mágica y cosas así, aunque… bueno también está la Weasley esa y Granger… supongo que a ellas les ve un futuro porque no creo que en el presente les puedan ofrecer algo.

-Ginny es una gran bruja - contestó Astoria. Claro, él se había olvidado que la menor de las Greengrass era una persona muy… amigable con todo el mundo.

-Supongo - él se encogió de hombros -. Pero de eso se trata pertenecer a ese club. Y bueno, supongo que pertenecer te da algunos privilegios en cuanto calificaciones, pero eso lo veré a final del curso.

- ¿Qué tal te fueron los TIMOs? - quiso saber ella.

-Bueno ehh - Astoria lanzó una carcajada -, fueron mitad Aceptables y mitad Supera las Expectativas.

-Eso no está mal - respondió ella.

-Gracias, igual ni siquiera sé a qué me quiero dedicar. Me gustaría llevar una vida sabática porque tengo el dinero, pero soy consciente de que no puede ser así siempre…

-Yo también. No soy una persona muy aficionada, pero supongo que en algún momento sabré qué hacer con mi vida.

Blaise asintió de acuerdo, él también sentía y pensaba lo mismo. Llegaron al despacho de Slughorn, y Blaise le abrió la puerta como un caballero a su acompañante. Antes de entrar al despacho también, no pudo ignorar el hecho de que acababa de ver como Draco subía las escaleras apresuradamente.

- ¿Todo bien? - preguntó la chica al ver que no pasaba.

Blaise asintió y entró, ahorrándose las ganas de disculparse y seguir a Draco.

Definitivamente el profesor había usado un hechizo de expansión, porque el despacho de veía amplio y con las paredes y el techo con colgaduras de colores haciendo que parezca una tienda. La sala estaba abarrotada de gente, tanto de alumnos, profesores y los invitados de Slughorn, y también de elfos domésticos que se encargaban de llevar bandejas repletas de comida de un lado a otro.

- ¡Blaise, amigo mío! - escuchó la voz de Slughorn acercándose a él -. Señorita Greengrass - el profesor se sorprendió de ver a la chica -, un gusto también verla.

-Igualmente, señor - respondieron los dos.

-Vengan, tengo a muchas personas por presentarles.

Después de que le presentara a mil personas, de las cuales ciertas había escuchado hablar anteriormente, y otras que no; así también como el vampiro, Slughorn los dejó volver a la fiesta sin problemas.

-No pensaba que te llevabas tan bien con Slughorn - comentó Blaise tomando una copa que esperaba tuviera Whisky de fuego -. Pero parece que se alegra de verte.

-Me gusta llevarme bien con las personas que me enseñan - respondió la chica cogiendo un postre que llevaba un elfo -. Y nos hemos quedando hablando un par de veces.

- ¿Por qué no te invita a formar parte del club?

-No lo sé - respondió ella -. Tampoco es que me interese tanto formar parte, pero supongo que es porque no estoy tan bien relacionada como tú.

-Pero eres una Greengrass -  respondió Zabini como si fuera lo más obvio -. Tu padre es el dueño de…

-Tendrá sus motivos - lo cortó ella -. Además, sabes perfectamente que no soy de esas personas que le pone una etiqueta a la gente por su apellido o clase social, y creo que este club es algo como eso.

Blaise ya lo había pensado, pero él no era como Tori, de esa clase de persona.

-Eres demasiado buena para este mundo - confesó Blaise con sinceridad.

- ¡No digas eso! - se quejó ella con sus mejillas teñidas de rosado. 

-No te pareces a Daphne - siguió él, sin hacerle caso a las suplicas de la chica -. Eso es bueno, dos Daphne´s en este mundo… pobre de nosotros.

Los dos rieron.

-Que malo eres - Ella volteó los ojos -. Mi hermana es lo mejor.

-Lo sé, pero… ya sabes - él le guiñó un ojo -. ¿Es sobreprotectora contigo?

- ¿Por qué lo dices?

-No te hagas - le pidió el chico -. Sé que te dijo algo por aceptar venir conmigo.

-Es la primera vez que se muestra así conmigo - confesó -. Quizás es por qué es la primera vez que salgo con un chico, así sea solo como amigos.

- ¿O sea nunca has tenido una cita? Porque esta no la consideramos una.

-No, claro que no - ella se rió -. Y no, tampoco. Creo que no ha llegado mi momento.

-Pero eres de esas chicas que dicen: "Solo saldré con el amor de mi vida" o eres de esas que les gustaría tener experiencias.

-Creo que es bonito que solo salgas con el amor de tu vida, pero tampoco sabes quién será el amor de tu vida a menos que pases por experiencias - respondió -. Es como un ciclo extraño.

-Hablas igual que Theo - Blaise volteó los ojos.

-Theo si es alguien demasiado bueno para este mundo - señaló.

-Porque no has conocido su faceta de regaños - justo era la que él estaba pasando en estos momentos -. Te da ganas de lanzarle una maldición.

Ella rió negando con la cabeza.

-Deberías salir con alguien, me gustaría ver a Daphne cabreada…

- ¡Eres demasiado cruel!

Blaise estaba a punto de defenderse, pero de la nada la puerta del despacho se abrió dejando ver a Argus Filch llevando a Draco Malfoy por la oreja.



« Capítulo 12 - Daphne "Ella no quería irse" Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 14 - Draco "¡Soy uno de ellos!" »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.