Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Slytherin´s en tiempos de guerra » Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"
Slytherin´s en tiempos de guerra (ATP)
Por Luna_Greyback
Escrita el Viernes 5 de Abril de 2019, 19:53
Actualizada el Sábado 1 de Agosto de 2020, 00:25
[ Más información ]

Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"

Capítulos
  1. Capítulo 1 - Theodore "Él no era un monstruo"
  2. Capítulo 2 - Daphne "Lo que vale es que no lo somos"
  3. Capítulo 3 - Blaise "¿Entonces ya es definitivo?"
  4. Capítulo 4 - Draco "Eso jamás se lo perdonaría"
  5. Capítulo 5 - Pansy "Solo del de ellos dos"
  6. Capítulo 6 - Theodore "Intentó recordar un momento feliz"
  7. Capítulo 7 - Daphne "Lo necesito"
  8. Capítulo 8 - Blaise "¿En qué estaba metido Draco?"
  9. Capítulo 9 - Draco "¿Él era capaz de hacer eso?"
  10. Capítulo 10 - Pansy "Hay cosas que podemos aceptar"
  11. Capítulo 11 - Theodore "Ya tienes un espacio"
  12. Capítulo 12 - Daphne "Ella no quería irse"
  13. Capítulo 13 - Blaise "Tampoco era tan patán"
  14. Capítulo 14 - Draco "¡Soy uno de ellos!"
  15. Capítulo 15 - Pansy "En serio, mamá"
  16. Capítulo 16 - Theodore "Jamás me dejes"
  17. Capítulo 17 - Daphne "Bingo"
  18. Capítulo 18 - Blaise "Definitivamente extrañaba esa época"
  19. Capítulo 19 - Draco "¿Por qué al fantasma..."
  20. Capítulo 20 - Pansy "Eso hace una familia"
  21. Capítulo 21 - Theodore "Simplemente no podía"
  22. Capítulo 22 - Daphne "Quedémonos así para siempre"
  23. Capítulo 23 - Blaise "Tracey, yo..."
  24. Capítulo 24 - Draco "Estaba viva"
  25. Capítulo 25 - Pansy "¿Lo recuerdas?"
  26. Capítulo 26 - Theodore "Siempre lo vas a ser"
  27. Capítulo 27 - Daphne "Todo saldrá bien"
  28. Capítulo 28 - Blaise "¿Dónde está Draco?"
  29. Capítulo 29 - Draco "¡No tengo miedo!"
  30. Capítulo 30 - Pansy "Con eso se quedaba"
  31. Capítulo 31 - Theodore "Ya era uno"
  32. Prueba

El Gran Comedor se veía vacío. Desde que había llegado al colegio hace seis años, tenía cuatro mesas verticales largas que ocupaban casi todo el comedor, y siempre había alumnos con diferentes corbatas que los distinguían de sus respectivas casas. Ahora las cuatro mesas habían desaparecido y en la parte cerca a la mesa de los profesores, estaba llena de sillas individuales. Mientras caminaba para encontrar sitio, escuchó como unos alumnos decían que parecía Navidad en Hogwarts por lo vacío que se notaba. Ella no podía haberlo corroborado porque las navidades las pasaba en su Mansión, con sus padres, sus abuelos y un delicioso banquete.

-Aquí hay sitio y le podremos guardar uno a Draco - dijo Daphne señalando unas sillas en una de las filas de la mitad.

Al frente de ellos solo se encontraba Slughorn y Snape esperando a que todos los chicos de Slytherin llegaran. Pansy suponía que también estaban esperando al director de la escuela.

-Draco - lo llamó Blaise señalándole un asiento a su lado, el rubio venía acompañado de Crabbe y Goyle que tenían cara de disgusto.

Draco asintió, les dijo algo en voz baja a sus dos secuaces y caminó hasta sentarse al costado de Blaise.

Ya había pasado más de un mes desde su ruptura y aunque no lo demostrara, a ella le seguía doliendo. Daphne le había enseñado los pasos después de una ruptura amorosa: 1. Negación (después de haber llorado con Daphne mientras Blaise las consolaba (aunque precisamente en ese momento no estaba llorando por su ruptura, pero de todas formas después de ese momento), mientras hablaba con Daphne aún no podía creer que Draco le hubiera terminado ¿ósea…? ¿En serio le había terminado? ¿Cómo se atrevía él a terminarle a ella? ¿Acaso no era consciente de todo lo que conllevaba que le terminara? ¿Acaso sus madres ahora tendrían que cambiar todos los planes de boda? Malfoy era un inconsciente). 2. Ira (Ese día no había quemado lo poco que Draco le había dado, pero había empezado a insultarlo junto a sus amigas hasta que pasó a la próxima fase). 3. Negociación (Por esa no había pasado porque sus emociones en ese momento estaban a punto de asesinar al rubio por lo que le había hecho). 4. Depresión (había vuelto a llorar, mientras lo insultaba y no creía lo que le había hecho. Esa etapa había sido un conjunto de todas las anteriores). Y por último la cinco que era "aceptación", era la que estaba trabajando hasta ese día. Ya había vuelto a hablar con Draco, aunque sus conversaciones eran superficiales y en algunas ocasiones incómodas. Pero bueno, así sería por un tiempo hasta que se acostumbre a que eran solamente "amigos" otra vez.

-Buenos días - la voz de Dumbledore se escuchó detrás de ellos. Los alumnos de Slytherin voltearon para ver como el anciano profesor caminaba acercándose al frente de ellos. Sacó su varita y cerró las puertas del Gran Comedor haciendo que varias personas de otras casas que se había puesto ahí refunfuñaran al ya no poder escuchar sobre qué se trataba esta charla -. Bien, ahora sí hay privacidad.

Pansy miró a Daphne confundida y ella le devolvió el gesto de la misma manera.

-Seguro se preguntarán por qué he decidido reunirlos a todos ustedes junto al profesor Snape y el profesor Slughorn, pero creo que es muy importante el mensaje que les quiero transmitir.

Pansy estuvo a punto de acercarse a su mejor amiga para comentarle algo, pero se dio con la sorpresa que sus dedos se estaban entrelazando con los del castaño mientras disimulaban que eso no estaba pasando. Pansy sonrió para sí y se guardó su comentario.

-Estamos en una época donde muchos nombres salen a flote…

-Te dije que trataría sobre esto - murmuró Blaise para que solo Pansy lo escuchara.

-Pero déjenme decirles que este no es un lugar para que esos nombres influyan. Y tampoco para prejuicios. Considero a todos, personas inteligentes por lo que son realistas y se han podido dar cuenta de los comentarios que surgen principalmente a los estudiantes de su casa, ósea ustedes. 

- ¿Nos va a decir que no tenemos que hacerles caso a esos comentarios y seguir con nuestras vidas? - se escuchó la voz de un chico de séptimo, Yaxley, si no se equivocaba. Su apellido también era uno de los que sonaba mucho últimamente -. Porque si es así, de verdad, con todo el respeto, no creo que esta reunión sea tan importante como la han estado dictando desde que la anunciaron.

Los Slytherin se quedaron sorprendidos por tanta franqueza por parte del chico. Pero Pansy estaba de acuerdo, ya sabía que tenía que ignorar los comentarios de las personas que decían que sus padres también eran Mortífagos. No necesitaba que le hicieran perder un periodo libre que le tocaba para que se lo repitiera el anciano director.

-Señor Yaxley ¿Le han dicho algún comentario?

-Obvio que sí, señor. Mi padre es Corban Yaxley, estoy seguro que ha oído su nombre.

-Claro que sí, le enseñé Transformaciones en primer año, un año antes de convertirme en director de este colegio.

El chico Yaxley parecía sorprendido de que le dijera eso en vez de mencionar que Corban Yaxley, su padre, se encontraba en la lista de posibles Mortífagos, donde Emmanuel Nott también estaba.

-Por su sorpresa, joven Yaxley, te cuestiono lo que me acabas de preguntar: ¿Le haces caso a los comentarios o sigues con tu vida como si no te influyera? Porque puedo imaginar que no esperabas esa respuesta, y si es así, es porque ya tienes marcada la idea que tienen de tu padre.

El chico abrió la boca sorprendido por lo que acababa de decirle el director. Pero no solamente él, casi todos los alumnos tenían la misma expresión. No esperaba que él llegara a esa lógica, que obviamente iba por lo correcto.

-Aquí no nos importa lo que sean sus padres, tampoco si alguno de ustedes haya decidido seguir sus pasos - Theodore botó aire y desató su mano de la de la rubia. Daphne lo miró por un segundo confundida y se separó un poco de él -, no nos pondremos a revisar antebrazos, ni les haremos un cuestionario sobre de qué lado están. Porque primero, son apenas jóvenes estudiantes y dos, ¿quiénes somos para hacerles eso? Pero una cosa ¿En realidad todos están ignorando lo que dicen a sus espaldas? Todos sabemos que los prejuicios están mal, y así sus padres o ancestros hayan cometido errores, no debemos de enfrascar a las futuras generaciones en prejuicios u estereotipos.

-Solo quería decirles que no he venido a prometerles que esto acabará, porque ni yo lo sé. Pero créanme que algo que he aprendido en estos años es que la gente habla mucho y sabe poco.

Un silencio fue el comentario de los alumnos.

-Cada día, cada hora, quizás en este mismo instante, fuerzas oscuras intentan penetrar los muros de este castillo y su arma más peligrosa son ustedes. Muchas gracias.

Sin nada más que decir, Dumbledore, se fue por una puerta trasera mientras los alumnos se levantaban de sus asientos y entre murmullos se iban del Gran Comedor.

- ¿Soy la única que pensó que lo último fue una clase de indirecta? - le preguntó Pansy a sus amigos.

Sus amigos pararon de caminar.

-Yo también lo pensé - dijo Theodore -. Como si nos estuviera diciendo que cree que alguno de nosotros es un espía o algo así.

-Qué hipocresía - resopló la rubia -. Primero nos dice que no debería de haber prejuicios contra nosotros y después nos dice que cree que nosotros somos…

- ¿La sociedad mágica no tiene otro tema en mente? - preguntó Draco volteando los ojos -. Desde que llegué aquí, lo único que escucho es: tiempos oscuros, Mortífagos…

-Es la realidad ¿no?

-Ya lo sé, pero ¿no hay otros temas? No sé ¿No se irán de vacaciones? ¿Cuáles fueron sus notas de los TIMOs? ¿Theodore no quieres intentar contarnos el último libro que leíste y fingir que te escuchamos? ¿Blaise no quieres contarnos tu plan para interferir entre Davies y ese chico? ¿Daph… - En ese momento Draco se dio cuenta de que Pansy y los demás lo veían extrañados. Suspiró y volvió a hablar -, perdón, pero estoy cansado.

Suponía que a Draco, por ser un Malfoy, estaba sufriendo más eso que los demás. Y aunque todos eran Slytherin, y tenían esa característica actitud de no mostrar la mayoría de veces lo que realmente sentían, también sufrían. Eran humanos. Ese era otro prejuicio que la gente tenía contra ellos.

-Necesito contarte algo -le dijo Daphne de la nada.

Pansy dejó de escribir en un pergamino que tenía sobre su cama para sentarse y darle espacio a su amiga. Ella se acomodó y cerró las cortinas de la cama de Pansy para que nadie supiera que estaban ahí.

- ¿Pongo un Muffliato? - preguntó Pansy viendo la seriedad del asunto.

Daphne asintió antes de que la pelinegra sacara su varita y conjurara dicho hechizo.

- ¿Qué ha pasado?

-Quizás me detestes por no decirte, pero no estaba muy segura de… de nada.

-Está bien, pero dime.

-En octubre mi madre me envió una carta - empezó a contar su amiga -. No era muy larga, simplemente me decía que había conseguido una bacante para postular a la Academia de Moda Mágica en Nueva York.

Pansy abrió los ojos sorprendida. Sabía el amor que Daphne le tenía a la moda y de verdad admiraba todos los diseños que su amiga creaba, consideraba que era una persona muy talentosa y obviamente hace muchos años le había confesado que le encantaría ir a estudiar a la Ciudad Mágica de la Moda.

-Eso es increíble.

-Sí es increíble, y esperaba ir en algún momento, después de graduarme de la escuela, pero mi madre quiere que postule para el año siguiente.

Pansy lo pensó durante unos segundos antes de responder:

- ¿Quiere que abandones tus estudios?

-Sí. Lo cual no tiene sentido porque ella siempre me dijo que, si quería irme a Estados Unidos a estudiar, tenía que terminar Hogwarts y después de eso, tanto ella como mi padre me apoyarían. Pero resulta que ahora, ha cambiado radicalmente de idea y quiere que me vaya el próximo año…

- ¿Y eso que tiene de malo? - preguntó Pansy haciendo que Daphne abriera los ojos sorprendida -. O sea, obviamente me pondría triste si es que te vas del colegio porque somos mejores amigas…

-Yo tampoco quiero irme. Es eso, Pans - Daphne suspiró -, quiere alejarme de todo lo que tengo aquí.

Pansy enarcó una ceja.

-Sé que me vas a odiar más, pero hay cosas que no te he contado porque no quería ni pensarlas mucho. Tori me dijo que quizás a mis padres ya no les agrade la idea de que tenga algo con Theo…

Pansy se mordió el labio. Bueno, si ella le estaba confesando eso por la misma razón por la que ella tampoco lo hacía, tal vez ahora era el momento de también confesarle un par de cosas.

-Algo parecido creo que escuché durante el verano, sobre Draco y yo, pero bueno, eso ya no es irrelevante ahora…

-Pans…

Era la verdad. No había escuchado todo porque al parecer sus padres se habían dado cuenta que estaba escuchando y habían conjurado un Muffliato para que ella no llegara a escuchar lo final. Pero ahora que había terminado con Draco, y a pesar de que él le había dicho que en el futuro podrían volver a intentarlo, ella ya no estaba tan segura.

-Después hablamos de eso - pidió Pansy -. Sigue con lo de tu madre.

-Está bien. El punto es que quizás ahora mi madre ha cambiado de opinión respecto a los estudios porque quiere alejarme de todo lo que está pasando, aparte que recuerdas lo que comenté respecto a que creo que hay algo que mis padres ocultan… no lo sé. Todo es muy raro.

- ¿Pero tú quieres irte?

-No lo sé - Daphne suspiró -. Es que es una gran oportunidad, pero, aun así, acá hay personas, bueno solo ustedes cinco incluyendo a mi hermana, que no quiero dejar. Especialmente a ti, siempre habíamos soñado con nuestra graduación juntas y que yo diseñaría nuestros vestidos…

Pansy sonrió recordando eso que siempre habían planeado desde sus primeros años.

Si se fuera Daphne se sentiría sola, así aun le quedara Blaise, Theo y Draco, con Daphne por el hecho de ser su mejor amiga mujer la entendía más en ciertos aspectos que los chicos quizás ni entenderían. Si bien tenía una buena relación con las otras chicas con las que compartía año, hasta las consideraba sus amigas, pero Daphne era diferente. Ella era su mejor amiga y no sabía, y nunca había pensado como sería un año en la escuela sin ella.

-Pero si es tu sueño, no sé… - Pansy suspiró -. Hay cosas que podemos aceptar.

-Igual, Pans. Y además no eres solo tú, también está Theo…

-Cuanto te apuesto que Theo te apoyaría, e incluso te alentaría y trataría de convencerte a que vayas, él sabe, como yo, que es algo que siempre deseaste…

-Ya Pans, pero así fuera mi sueño y todo lo que quieras, el punto es que mi madre solo lo está haciendo para alejarme de todo lo que está ocurriendo aquí. Ella, como tu madre, y la madre de Blaise se han alejado de Celestine y Narcissa; y ahora lo que busca es también alejarme a mí de ellos y no creo poder hacerlo.

Daphne tenía razón. La pelinegra también sabía que su madre quería alejarse de la señora Malfoy y Nott, así que tendría sentido que también la quisiera separar de sus hijos, aunque ella jamás lo aceptaría. Eran sus amigos.

-Aunque sea un poco obvio que esa sea su intención - comenzó Pansy -, aún no estamos seguros y no te alteres - pidió la pelinegra -. De todas formas, no creo que tus padres te obliguen a irte si es que no quieres…

-No lo sé - Daphne suspiró -. No suelen decirme que no a lo que pido, y tal vez en esta ocasión me saquen en cara que yo siempre les pedí ir ahí…

-Tienes razón - la pelinegra también suspiró -. ¿Te atreverías a decírselo a tu madre? Sería mejor que te dijera sus intenciones con su propuesta de una vez por todas, si yo fuera tú se lo diría…

-Mi madre puede ser intimidante y no soy como tú, a veces no puedo decirles ciertas cosas a la cara a mis padres. Me educaron diferente a ti en ese aspecto.

-Bueno, pero Daph no te preocupes - Pansy le apretó el brazo, ella le dedicó media sonrisa -. Ya lo averiguaremos.

Las guardias con Draco siempre habían sido divertidas, o al menos entretenidas. No entendía por qué Draco ya no cumplía sus obligaciones como prefecto, a él le gustaba ser prefecto. Sentir que tienes poder sobre aún más personas, era increíble. Pansy también amaba ser prefecta por esa razón. Los dos cumplían sus obligaciones, como las guardias, merodear por el tren, y también disfrutaban quitar puntos, en algunas ocasiones injustamente, a varios alumnos. Además de disfrutar del baño de prefectos, a veces quedaban después de las guardias para tener un momento de relajo, la pasaban juntos, se abrazaban y se besaban. Recordaba cuando Daphne le preguntaba a ella si en esos encuentros en el baño pasaba algo más, a lo que Pansy respondía que no, porque había sido educada como su amiga con tradiciones antiguas familiares, y consideraba eso un compromiso muy grande. Pero aun así no era necesario llegar hasta ahí para disfrutar de un momento a solas con su novio. Pero ahora eso ya no ocurría. Pansy odiaba tener que cargar con las guardias sola, así tener a los otros Prefectos, pero merodeaba cuidando los pasillos sola y se aburría. Se preguntaba si a Draco le pondrían una sanción por negarse a cumplir sus responsabilidades o lo dejarían pasar de largo. Seguramente lo segundo, porque si Snape era el que estaba a cargo de eso, lo dejaría pasar porque era Draco, su alumno favorito. Y por esa misma razón tampoco lo reemplazaría.

-Parkinson - el premio anual de ese año la llamó haciendo que parara su caminata -. Terminó la guardia, puedes ir a dormir.

Sin responderle, empezó a caminar dirigiéndose a las escaleras para bajar a las Mazmorras. Estaba cansada y quería llegar lo más rápido a la su habitación y echarse a dormir, pero tenía que bajar siete pisos.

-Ay - se quejó al chocar con alguien. Había estado caminando mirando al suelo que no se había percatado que Draco también doblaba por la misma esquina que ella. Al darse cuenta que era él, enarcó una ceja y le preguntó -. ¿Qué haces aquí?

-Caminando - respondió el rubio.

-Si te ve alguien puede bajarte puntos.

-Pensé que a un prefecto no le podían quitar puntos - dijo el rubio.

-Bueno, tú ya no eres prefecto - contestó Pansy encogiéndose de hombros-. ¿Qué haces a estas horas despierto?

-Nada - respondió.

Miró bien al rubio. Tenía ojeras grandes y se le veía cansado. Con Daphne ya habían comentado el aspecto que ahora su amigo poseía, y les parecía extraño que lo tuviera.

- ¿Vamos a las Mazmorras? - propuso Draco.

Pansy entendió que no le diría que estaba haciendo a las 11 de la noche por los pasillos del castillo, pero por su aspecto notaba que no era la primera vez que a estas horas merodeaba en la noche. Asintió y caminaron en silencio hasta los dormitorios de Slytherin. 



« Capítulo 9 - Draco "¿Él era capaz de hacer eso?" Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 11 - Theodore "Ya tienes un espacio" »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.