Historia al azar: Balas bajo la luna llena
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Eres mi mundo » Capitulo 04
Eres mi mundo (R13)
Por AngelCaido0
Escrita el Domingo 10 de Marzo de 2019, 22:29
Actualizada el Martes 19 de Marzo de 2019, 13:13
[ Más información ]

Capitulo 04

 

"Los cuentos son lindos, pero cuando se relacionan con lo real, ya dejan de serlo".

Al día siguiente, la familia Weasley actuaba con normalidad ante el episodio de anoche, tampoco debía mostrarme débil frente a Percy, que buscaba la manera de humillarme y joderme para volver con mi familia. Las cosas no son así, todo tiene un proceso de aceptación, producción y finalidad. Me senté frente a Ron, que estaba comiendo una porción de tarta de frutas, tomé una rebanada de la tarta de la señora Weasley, casi acabada por la gura de Ron. Di un bocado, sintiendo el dulce sabor a fresa y arándanos deshacerse en mi paladar, continué comiendo mientras hablaban sobre el instituto, el trabajo del señor Arthur y la nueva beca de Charlie.

-¿Dónde irás a estudiar?-le pregunté interviniendo entre él y sus padres.- Lo siento, me dio curiosidad.

-Está bien, gorrión.-asintió el chico con una sonrisa.- Estaré en una Academia de Occidente. En Rumania.

-¿La tierra de los dragones?-dije sorprendida, él se rió.- ¡Cool!

-¡Bah!-resopló Percy, lo ignoré.- Un trabajo para ganar sickles.

Hubo una mirada asesina de hermano a hermano, regresé mis ojos a mi plato donde mi ración de tarta terminó en la boca de Ron. Lo miré divertida, tomando la tetera del café que acabo siendo té verde, me hundí de hombros. Se formó una nueva conversación sobre el primer año de los gemelos, comenzaron con sus proyectos y sus ideas de ganar popularidad en Hogwarts, sabía que también harían muchas travesuras, eran capaces de hacer reír a la gente.

-¿Y, Atenas, que planeas?-dijo el señor Weasley, esperando un comentario de mi expectativa de vida.

- La Academia de Aurores…O, ser maestra de Transformaciones.

-¡Qué disparates, mujer!-exclamó Percy con su pesimismo, poco tacto emocional. Agaché mi cabeza, bebiendo un poco de mi té.- ¿Auror? Suficiente con tu cuentito de ayer…

- Los cuentos son lindos, pero cuando se relacionan con lo real, ya dejan de serlo.-le jacté, él intentó interpelar cuando la señora Weasley intervino.

-¡Las cartas!-

 Llegaron tres lechuzas negras, audaces en su aterrizaje sobre el alfeizar de la ventana del comedor. Ayude a tomar dos de seis, los demás olvidaron el desayuno para comenzar a leer los nuevos materiales, los gemelos estarían en su primer año asique el costo sería por duplicado. Por lo menos, mis padres habían dejado unos ahorros en mi bodega para apoyarme en la idea de independizarme. Volvimos a la mesa leyendo los nombres de las cartas, tenía una carta de Percy y otra era mía.

-Ten…-le dije a secas, él sonrió de lado.- Percival.

-Odio ese nombre.

-Lo sé.

Tomé asiento, miré el remitente y el título de la carta borgoña con un sello dorado de Hogwarts. Acomodé mis gafas sobre mi tabique, observé al resto de la familia que estaban rompiendo los sobres para leer el contenido. En mis manos, estaba la carta de actitud. Nadie conocía este tipo de documento, mis padres habían conversado con algunos profesores para ingresar. Y, para esto necesitaba completar un test de actitud de tal respuesta, estaría en una casa de Hogwarts.

- ¿Estás bien?-me preguntó Ginny con una mirada preocupada, sonreí.- ¿Qué tienes?

-Es mi test de actitud.

Los otros dejaron de hablar al escucharme, me sonrojé por completo sintiendo que este momento sería lo más importante para finalizar mi matricula, debió haber llegado hace unos días, parecía a propósito que tuviera que esperar un poco más para buscar mi uniforme. Las cartas de actitud no era común en los institutos, únicamente haber tenido una excelente presentación académica o ciertos motivos justificables para volver a los estudios. Desconocía la carta que enviaron mis padres, más sorprendida estaba cuando reconocí mi nombre en el sobre. Me estaban dando la oportunidad de ingresar nuevamente a Hogwarts.

-¡Vamos, ábrela!-dijo Fred, corriendo a mi lado poniéndose de puntillas para alcanzar a leer la descripción del test.

Tomé el coraje de abrir la carta, los demás se acercaron para ver, por primera vez, el pergamino con varias preguntas y futuras respuestas personales. Eran bastante larga, no sabía cuántas se trataban y se mezclaban en temas como Herbología, transformaciones. Rasqué mi cabeza pensativa, levanté mis gafas para acomodarlas y miré a los señores Weasley que esperaban que dijera algo. Me sentía presionada con todos a mi alrededor, excepto Percy que rechazó mi bienvenida, ni siquiera mostraba un poco de amabilidad. En fin, no debía importarme tanto sus comentarios. Carraspee esperando que los señores Weasley hicieran algo de orden entre los chicos, tardaron en comprender que necesitaba tiempo para completar mi test.

-Dejemos a Atenas que haga su cuestionario.-intervino el señor Weasley, las exclamaciones de los chicos me estremecieron un poco, no estaban de acuerdo en perderse mis respuestas.- ¡Vamos, no se quejen!

-Gracias.-dije, tomando los pergaminos dirigiéndome al salón para estar más tranquila y terminarlo pronto, cosa que dudaba que me llevará un par de minutos.

Busqué en un mueble una pluma y un tintero casi vacío para empezar a llenar los puntos. Me senté sobre el suelo, acercándome a la mesita ratona para estar más cómoda y no hacer lío. Las primeras preguntas, entraba el tema de mis datos como mi nombre completo, mi edad, mi fecha de nacimiento y mi ubicación. Las segundas, se trataba de elecciones sobre Herbología y Transformaciones, hablando sobre contenidos vistos en clases. Los demás, iban siendo más complejos. Y, al acabar de responder la última, número veinte, había pasado cuarenta minutos concentrada en esto.

-¿Atenas?-escuché el llamado de Charlie, que estaba a mi lado. Alcé mis ojos a él, sonrió.- ¿Fue difícil?

-Fue complejo a lo último, sí.-le respondí, agite mi varita enrollando los pergaminos.- Solo, falta recibir mi respuesta. Y, cada vez, tenemos poco tiempo para finalizar nuestras vacaciones.

-¿Tienes miedo?

-No lo sé…seguramente, no es lo mismo que Holos.-le dije hundiéndome de hombros. Charlie asintió con su cabeza, me ayudo a ponerme de pie.

-Estarás bien. No te preocupes, entre tanto, pienses en las posibilidades de quedarte sin estudios, no solucionaremos nada. Y, estarás más presionada.-me dio su observación, moví la cabeza correspondiendo.- Iremos a Hogwarts, y no importa donde quedes. Estaremos juntos.

-¿Y, si quedó en Slytherin?

-No pasa nada. Serías la primera en diferenciar los prejuicios, y no lo creo.-me calmó, posando su mano sobre mi hombro.- Todo va a estar bien.

-Gracias, Charlie.

-No es nada, gorrión.



« Capitulo 03 Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 05 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.