Historia al azar: Hermione Y Su Diario ...
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Eres mi mundo » Capitulo 03
Eres mi mundo (R13)
Por AngelCaido0
Escrita el Domingo 10 de Marzo de 2019, 22:29
Actualizada el Martes 19 de Marzo de 2019, 13:13
[ Más información ]

Capitulo 03

Todos crecemos para tomar decisiones que pueden hacernos cambiar.

En  la noche, había terminado hace unos minutos de guardar unos pantalones y unas remeras de Queen, Led Zeppelin y Rolling Stone (todas las bandas muggles) no tenía mucho tiempo de residencia en La madriguera, por lo que, usaría poca ropa en esta última semana de preparativos. Empezaría mi último año en Hogwarts, temía verme rodeada de gente demasiado orgullosa de su sangre pura y su superioridad por ser de tal estatus, que sus padres fueron millonarios, o lo que sea.  No tenía idea de cómo sería el castillo, su ubicación desconocida y sus misterios. Me daba intriga descubrirlo en mi llegada, encontrar mi lugar en el mundo de la magia y ser respetada por lo que soy. Estaba cerrando mi maleta para dejarla debajo de la cama.

-¿Atenas?-habló Charlie, asomando su mano comprobando que todo estuviera visible.

-Pasa, estaba desempacando algo de ropa.

El chico estaba usando una remera de Chudley Cannons, un equipo de quidditch que no tenía gran trayectoria. Creí que se habían retirado de las ligas, pero ahí estaba siendo inmortal para Charlie. Tenía su cabello húmedo, sus ojos estaban brillosos y su sonrisa nunca se borraba. Me senté sobre mi cama, que estaba con unas blusas de algodón, cómodas y básicas para el verano saqué mi varita para levantarlas, metiéndolas dentro del cajón. Charlie se acercó con sus manos en los bolsillos tambaleándose mientras miraba el ambiente cálido, las ventanas estaban abiertas esperando que la lechuza de la señora Weasley regresará pronto con la carta que envié a mis padres. Ya que, la mía había fallecido hace unos años al romperse una de sus alas cuando volvía de una entrega.

-¿Cómo te sientes? Imagino que menos perturbada que esta mañana.-dijo el chico, finalmente.- Mañana llegaran las cartas de Hogwarts para saber que debemos comprar para este año.

-Supongo, que son muchos gastos para tus padres.

-Bueno, ellos decidieron tener una gran familia. Saben controlar las cuentas, no te preocupes.

Charlie se sentó a mi lado hundiendo la cama con su peso, los músculos de sus brazos se marcaban en su remera deportiva ruborizándome de verlo así. Era atractivo, su cabello alborotado a pesar de estar mojado le quedaba bien. Tenía un perfil bastante varonil, con una barbilla marcada y sus pómulos angulosos como un ángel naciendo del destierro, y convirtiéndose en la perfección. No sabía que tanto estaba examinándolo, no podía evitar observar a las personas por tanto tiempo y describir sus facciones, era una virtud que siempre tenía. Algo que podía molestar y ser mal interpretado. Desvié mis ojos celestes  hacia el escritorio con varios lapiceros, jarrones coloridos que Ginny utilizaba para sus dibujos.

-¿Te gusta el Quidditch?-me preguntó con una sonrisa tímida.

-¿Te gusta respirar?

-Buena respuesta.-asintió, se reincorporó dejando que los resortes de la cama volvieron a su lugar.- Hay un partido en media hora por trasmisión en radio… si quieres, puedes unirte con mi padre y conmigo.

-Seguro.

Charlie se despidió brevemente, saliendo del dormitorio. Me quedé rodeada del silencio, el susurro de las luciérnagas y los espíritus de la casa buscaban la manera de fastidiar, no me causaba temor o preocupación sino que parecía que la casa tenía vida propia, y eso era lo fantástico. Me recosté en la cama libre de ropa, arropándome con una manta de lana para descansar un rato hasta que el partido comenzará.

 

 

 

Luego de escuchar el partido, en el cual, Chudley Cannons volvieron a perder por tercera vez en este mes. Los rostros desilusionados del señor Weasley y Charlie me daban pena, no era buena para los deportes tampoco entendía mucho sobre ellos. Me gustaría animarlos de alguna manera, no conocía mucho sus personalidades para saber cómo lograrlo. Durante la cena,  la gran mesa estaba completa con los integrantes de la casa, la señora Weasley iba sirviendo las porciones de espaguetis con salsa de verduras y un poco de ensalada de remolacha que cultivaban en la parte trasera de La madriguera. Enfrente de mí, estaba Percy que me echaba miradas interrogativas dándome cuenta que no estaba contento con mi presencia. A su lado, Charlie conversaba con los gemelos animándolos a divertirse en su primer año en el instituto Hogwarts.

-Hay algo que no entiendo de ella, mamá.-inquirió Percy, levantando su mirada a sus padres que asintieron para darle el pie para cuestionar.- ¿Por qué tiene que vivir con nosotros?¿Y, Hogwarts? Los estudiantes que son expulsados no merecen seguir estudiando, ¡Ja!

-Percy, cuida tu boca.-le reprochó la señora Weasley, él se hundió de hombros sin importarle ofenderme, de hecho no estaba mal que conocieran mi situación.

-No se preocupen por la curiosidad de Percy.-les calme con una sonrisa a ellos, volví mi atención al muchacho que estaba cruzado de brazos interesado en conocer mi historia académica.

- Estoy seguro,  que eres incapaz de permanecer en un lugar, por esa razón de tu incompetencia vienes aquí.-inquirió Percy con evidente rechazo en mi residencia con ellos. Hubo una exclamación por parte de todos, incluso las lechuzas se sorprendieron.

-¡Percival!- gritó la señora Weasley, poniéndose de pie derribando su silla sintiéndose avergonzada de las palabras filosas del joven.

- Bueno…Para tener trece años dices mucho.-le jacté con una sonrisa torcida.

-¡Chicos, basta!-rugió la señora Weasley.

Percy me clavó sus ojos con frialdad, limpie mis manos con una servilleta de tela roja con bordados de cisnes blancos. Ron estaba devorando sus fideos lentamente, entre tanto el resto estaba pasando miradas esperando que defendiera mi lugar, darle la razón o no.

-Voy a explicarlo para que no queden dudas, especial en ti, Percy.-dije.

La señora Weasley levantó su silla echándome una mirada de advertencia en no dar muchos detalles por los niños.

-Cuando terminé mi segundo año en Hogwarts, con buenas calificaciones haciendo que mis padres estuvieran contentos por mí, sabiendo que me costaba estudiar más que otros. Por ese año, las cosas en casa comenzaron a dificultarse con la economía, la hipoteca estaba apresurando a mis padres para juntar el dinero. Quería ayudarlos, perdí la beca en Hogwarts al firmar otra solicitud para una escuela especializada en Defensa Contra las Artes Oscuras. Holos, el instituto de magia y hechicería en Escocia.-comencé a decir, las miradas estaban fijas en mí poniéndome a jugar con la servilleta, resistiendo a no llorar frente a todos.- Algunos se empiezan a formar allí con instructores que, son Aurores.

-Un instituto para perdedores querrás decir.-dijo Percy, levanté mi cabeza vacilando en afirmar.- ¿Y, tus hermanos?

-Todos cambiamos, Percy. Austin era travieso en ese tiempo, y decidió quedarse allí. No quiere volver a Hogwarts, según él es perderse en el pasado.-le respondí, tomé un poco de agua. Charlie asintió con su cabeza cuando lo miré esperando una reacción de su parte, siendo el más grande que quedaba en la casa.- Todos crecemos para tomar decisiones que pueden hacernos cambiar.

Percy no pareció convencerse mucho de mi breve explicación, tampoco necesitaba darle mucha información de mi vida, ya que no le interesaba conocerme por completo. No iba a molestarme en agradarle porque no sería digno de mí. La señora Weasley estaba ruborizada, conociendo la realidad y los detalles de esta situación con mi familia. Habíamos perdido algunos inmuebles al pagar la hipoteca de la casa, o llegar al punto extremo de vivir con mis abuelos en Escocia.

-¿Quién quiere postre?-preguntó la señora Weasley al reincorporarse de su asiento con una nueva expresión de alegría.

 

 

 



« Capitulo 02 Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 04 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.