Historia al azar: Brisas: realizando tus sueños
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ethel Hallow » JUICIO
Ethel Hallow (ATP)
Por Hyon
Escrita el Miércoles 6 de Marzo de 2019, 01:11
Actualizada el Miércoles 13 de Enero de 2021, 18:05
[ Más información ]

JUICIO

Capítulos
  1. Invocación
  2. Cuarto Oscuro
  3. Revelación
  4. Castigo
  5. El Aquelarre del Caldero
  6. Maldiciones
  7. Premonición
  8. Secretos
  9. Descubrimiento y esperanza
  10. Las piezas puestas
  11. El bosque Hueco
  12. Bosque Hueco Parte 2
  13. Ilusion
  14. Revelación
  15. Un sacrificio mas
  16. En la mira
  17. Una razón para luchar
  18. Buscando problemas
  19. El hombre de la mano quemada
  20. Conflicto
  21. Pelea parte 1
  22. Pelea parte 2
  23. Pelea parte 3: El principio del fin
  24. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  25. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  26. Parte 5: Sangre en tus manos
  27. Plan Oculto
  28. El engaño perfecto
  29. Los últimos deseos
  30. Cruda realidad
  31. En un lugar desconocido
  32. La cruda verdad
  33. Tiempos oscuros
  34. La calma antes de la tormenta Parte 1
  35. La calma antes de la tormenta Parte 2
  36. Asturistas
  37. Regresión
  38. Un viaje a otro tiempo
  39. Albert
  40. Los origenes
  41. Evelyn Bocangra
  42. Desentrañando la verdad
  43. Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
  44. Diane White y las gemelas Cackle Parte 2
  45. El peligro se aproxima
  46. Sacrificio
  47. Hoguera
  48. Un mismo orden
  49. Hacia la oscuridad
  50. Descenso
  51. El comienzo
  52. Una mentira..
  53. El final de una historia Parte 1
  54. El final de una historia Parte 2
  55. Peones
  56. Atrapadas
  57. Decisiones
  58. La barrera cae
  59. Acorraladas
  60. Desesperación parte 1
  61. Desesperación Parte 2
  62. Una dulce melodia
  63. Una ultima lección
  64. Huida
  65. Huida parte 2: victima
  66. Presa
  67. Bruja Verde
  68. Un golpe inesperado
  69. Diario Familiar
  70. Trampa
  71. JUICIO
  72. El inicio del fin
  73. Ursula
  74. Luna Sangrienta PARTE 1
  75. Luna sangrienta PARTE 2
  76. Resurgimiento del Aquelarre oscuro
  77. Venganza
  78. Villano vs Villano

«Ya es hora» pensaba …mientras miraba hacia la puerta del gran salón con una mirada fría y penetrante.

Conrad, camino hasta el centro observando hacia el público "Señoras y señores   …les presento a la acusada" con una sonrisa burlona, señalo hacia donde estaba la puerta principal, que fue abriéndose lentamente. Volteo a ver rápidamente hacia donde estaba Úrsula, que se encontraba sentada en primera fila. No quería perderse la expresión en su rostro cuando viera entrar a su hija por esa puerta. Un largo e incómodo silencio, vino después de que Ethel ingresara al Gran Salón. La expresión de su madre se desencajo en cuanto la vio. Tenía un hechizo de cerradura sobre sus manos y se veía pálida y demacrada. Parecía que no había podido dormir en varias noches.  

      ¿Ethel? —Dijo Úrsula quien rápidamente volteo a ver a Conrad, quien sonreía abiertamente. Ni siquiera se molestaba en aparentar, él quería que supiera que había sido el responsable de todo esto.  

Ethel siguió caminando por aquel pasillo, sin siquiera mirar a su madre. No podía verla a los ojos, no a ella. En vez de eso, volteo a ver a los miembros de otras familias influyentes que estarían a cargo de su juicio. Todas eran personas arraigadas bajo la vieja costumbre mágica. De mentes cerradas, no conocían más allá que el código; un código que se basaba en reglas, costumbres realizados siglos atrás. Obsoleto, y presidiado por un hombre que solo le interesaba impartir castigo, en vez de hacer un verdadero juicio.

Solo se limitó a oír lo que decían de ella «¡Qué vergüenza!» «¿Cómo se atrevió hacerlo?»  escuchaba Ethel mientras trataba de aparentar una fortaleza que no tenía. La verdad es que muy dentro de ella tenia miedo, y la preocupación lentamente la estaban empezando a dominar, haciéndose cada vez más grande. Cuanto veía las caras de las personas que se encontraban ahí, solo notaba la palabra "culpable" en sus rostros. En la de todos ellos.

En pocos momentos la sala se quedó en silencio cuando vieron a varios integrantes del consejo aparecer uno detrás del otro, tomando sus respectivos lugares enfrente del Gran Salón. Ellos eran los encargados de administrar justicia y de dar castigo a la comunidad mágica que violaran las leyes.

Cuando finalmente estuvo parada a pocos centímetros del Gran Mago. Supo que tenía escasas probabilidades de ganar. Estaba ante un hombre que no creía en tontas profecías. Solo a lo que veían sus ojos.

      Ethel Hallow, se te acusa no solo por haber intentado usar magia prohibida ante una compañera, Felicity Foxglove, quien no solo resulto herida, sino que por tus imprudentes acciones casi muere y.. .— mirando el gran mago a Ethel, acusatoriamente.

      ¡Soy inocente! — dijo Ethel interrumpiendo al Gran Mago, no pudiendo creer que hubiera creído en las palabras de ese hombre que estaba frente a ella— mi intención nunca fue lastimar a Felicity, estaba tratando de salvarla.

      ¿¡Salvarla!?— exclamando Conrad con una sonrisa— están curándola en este momento ¿Cómo pretendías salvarla?

      Ella estaba poseída por un fantasma…le estaba robando su fuerza vital

      ¡Son mentiras! —  mientras la miraba a los ojos, se acercaba rápidamente a ella.—  No sería la primera vez que mientes Ethel

      Deja de difamar a mi hija Archer— dijo Úrsula parándose de su silla precipitadamente— ¿Tienes alguna prueba de lo que estás diciendo? O son solo puras palabras..

Archer disfrazado de alguien más, no dejaba de ver hacia donde estaba su cómplice, silenciosa, a la espera del veredicto del Gran Mago. Aquel hombre miro hacia donde estaba el, asintiendo levemente con la cabeza. Era la señal.

      Se equivoca señora Hallow— dijo Hécate apareciendo enfrente del gran salón—  yo la vi, vi como no solo lanzaba su poder en contra de Felicity sino también de Sibyl Hallow. Si no fuera por Esmeralda, en este momento hubiera ocurrido una enorme tragedia — fingiendo culpabilidad— yo tuve parte de culpa, no supe detenerla a tiempo.

      ¿Dónde están las niñas ahora Maestra Hardbroom? Su testimonio sería importante, en este juicio— dijo el Gran Mago con gran interés.

      En la enfermería Gran Mago, están recibiendo atención y no podrán asistir

      ¡Que! —no dándole crédito a lo que escuchaba—¡ES MENTIRA! … ¡yo jamás le haría daño a mi propia hermana! No puede creer en su palabra, ella jamás estuvo ahí..

      Ethel Hallow recuerde donde esta

      Pero su señori…

El gran Mago alzo su mano para silenciarla. No estaba interesado en escucharla, miro a Leonel, encargado de salvaguardar todas las pruebas hasta que se llevara a cabo el juicio. Aquel hombre que trabajaba en las sombras para Albert, saco un pequeño frasco de su bolsa. Lo abrió y un pequeño humo blanco salió de él. Eras las nieblas del tiempo. Realizo un hechizo casi inaudible, y momentos después, mostro al consejo todas las malas acciones que Ethel había hecho en la Academia Cackle: el momento en que engaño a su hermana para perder sus poderes, cuando robo la piedra fundadora y casi destruyo el castillo, con la estrella de los deseos

Los magos y brujas del Gran Salón, miraron absortos a la niña que estaba frente de ellos. La miraron como si dentro de ella, siempre

hubiera existido la maldad. Úrsula lo sabía, conocía bien esa mirada, sabía que no planeaban escucharla.

      ¡No puede ser! …. Solo trajo problemas— escuchaban entre la gente murmurando, mientras seguían observando aquel humo— ¡Que desgracia!

Úrsula observo el consejo y supo en seguida, que todos ellos ya habían determinado su sentencia. Culpable. Ellos vieron al gran mago, asintiendo con la cabeza.

      ¡Ustedes no entienden! …Albert está aquí, esta entre nosotros. Él había poseído el cuerpo de Felicity, por eso tuve que hacer lo que hice si no el…— dijo Ethel mirando a todos  los del consejo

      ¿La hubiese matado?— completando su frase, Conrad— ¡todo lo que nos ha dicho has sido mentiras Ethel! ¿Por qué habíamos de creerte? — Conrad saco de su bolsillo unos pergaminos que mostro ante todo el público— Esto, fue hallado en su tunica. Un hechizo de expulsión de Alma, un hechizo prohibido… y esto, no pudo hacerlo sola. Forzosamente tuvo que haber estado otras 2 personas con usted…¿Griselda Bocanegra y Sophia White? Tal vez

      ¿¡Qué!? No— intentando quitarles esos pergaminos de las manos— ellas no tuvieron nada que ver en esto— pero Conrad rápidamente se los entregó al consejo. No podía creerlo, nadie creía que Albert realmente estuviera aquí.

      ¿Entonces fueron tus hermanas?

Ethel podía ver las intenciones de aquel miserable mago. Quería incriminar a toda su familia, deshacerse de ellos.

      ¡Eres repugnante! — escupiéndole a la cara— no te atrevas si siquiera a mencionarlas, ¡no tuvieron nada que ver en esto!

      ¡Ethel Hallow tranquilícese! — dijo el gran mago levantándose de su lugar— esta es mi segunda advertencia no habrá una tercera

Ethel sabía que iba ser duro, pero no se había imaginado cuánto.

Sabía que Conrad, quería destruir a su familia, a toda ella. A él no le importaba si sus hermanas realmente eran culpables, él solo quería ver arder al mundo. Y si su familia estaba en el centro del fuego, mejor. Pero fue entonces cuando lo noto, la misma mirada que Felicity tenía cuando Albert estaba poseída por ella. Aquellos ojos marrones que tenía la señorita Hardbroom, la miraban, totalmente inexpresivos. No sabía si el resto de la gente sintió lo mismo que ella al verla; ellos no la habían conocido lo suficiente como para notarlo. Pero en su caso, lo hacía, aquella mirada perdida y sin brillo alguno. Sabía de quien era…Albert.

Fue entonces cuando lo comprendió, el alma de Albert debió regresar a la Academia Cackle cuando lo expulso del cuerpo de Felicity. Y tomar el cuerpo de la bruja más poderosa de ahí.

Sintió como si un viento helado recorriera todo su cuerpo, paralizándola. Enseguida un recuerdo vino a su memoria, el recuerdo de las últimas palabras que había cruzado con él antes de que Esmeralda llegara, antes de quedar inconsciente "destruiré todo lo que amas, si no haces lo que te digo". No podía permitirlo, porque no importa lo que digiera, o cuanto intentara convencerlos: para ellos, ella siempre seria la villana de esta historia.

      Esta bien, lo admito… fui yo— dijo con la mirada hacia el suelo.

Archer sonrió, Ethel se había rendido.

      Bien, ¿entonces también admites que querías herir a Felicity Foxglove?

En el gran Salón los murmullos del jurado, se dejaron oír. Unos gritaron indignados, otros simplemente sonreían complacientes, de que una de las familias mas influyentes y poderosas, cayera.

      ¿Por qué? — pregunto el Gran mago

      ¡Porque siempre estuve a la sombra de Esmeralda!, no importa lo que hiciera o cuanto me esforzara en estudiar, siempre la veías a ella— mirando a su madre—… o a Sibyl— dijo Ethel furiosa y resentida, quería que se viera real, era la única manera en que le creerían. Sabía que la mejor mentira, era la que se mezclaba con la verdad—  madre…¿Qué hice para que me trataras de esa manera?...¡Ahora la odio…a ella…a Sibyl!— dijo sin apartar su mirada de la de ella— quería que el apellido Hallow, del que tanto te sientes orgullosa quedara en el lodo— sonriendo.   

      Bien creo que ya escuchado más que suficiente—afirmo el Gran mago poniéndose de pie — Ethel Hallow, junto con Griselda Bocanegra y Sophie White, por sus crímenes de intento de asesinato, serán enviadas a la penitenciaria de Cardwood donde se les hará convertirse en piedra, por un plazo no mayor de 100 años.

      ¡Que!..— dijo Úrsula sin poder creerlo— su señoría por favor reconsidérelo. 

      Es mi ultima palabra, le daré hasta mañana con su hija Úrsula

«lo siento, realmente lo siento» decía Ethel para si misma «no tenía otra opción» mientras caminaba de vuelta por ese enorme y largo pasillo.

      ¡No lo necesito! — dijo Ethel— me iré de inmediato

      Bien— mirando a los guardias para que se la llevaran.

     -Adiós madre— sin voltear a verla, los guardias la tomaron y  desaparecieron junto con ella en una nube de humo.

 



« Trampa Comenta este capítulo | Ir arriba El inicio del fin »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.