Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ethel Hallow » Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
Ethel Hallow (ATP)
Por Hyon
Escrita el Miércoles 6 de Marzo de 2019, 01:11
Actualizada el Martes 7 de Julio de 2020, 23:29
[ Más información ]

Diane White y las gemelas Cackle Parte 1

Capítulos
  1. Invocación
  2. Cuarto Oscuro
  3. Revelación
  4. Castigo
  5. El Aquelarre del Caldero
  6. Maldiciones
  7. Premonición
  8. Secretos
  9. Descubrimiento y esperanza
  10. Las piezas puestas
  11. El bosque Hueco
  12. Bosque Hueco Parte 2
  13. Ilusion
  14. Revelación
  15. Un sacrificio mas
  16. En la mira
  17. Una razón para luchar
  18. Buscando problemas
  19. El hombre de la mano quemada
  20. Conflicto
  21. Pelea parte 1
  22. Pelea parte 2
  23. Pelea parte 3: El principio del fin
  24. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  25. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  26. Parte 5: Sangre en tus manos
  27. Plan Oculto
  28. El engaño perfecto
  29. Los últimos deseos
  30. Cruda realidad
  31. En un lugar desconocido
  32. La cruda verdad
  33. Tiempos oscuros
  34. La calma antes de la tormenta Parte 1
  35. La calma antes de la tormenta Parte 2
  36. Asturistas
  37. Regresión
  38. Un viaje a otro tiempo
  39. Albert
  40. Los origenes
  41. Evelyn Bocangra
  42. Desentrañando la verdad
  43. Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
  44. Diane White y las gemelas Cackle Parte 2
  45. El peligro se aproxima
  46. Sacrificio
  47. Hoguera
  48. Un mismo orden
  49. Hacia la oscuridad
  50. Descenso
  51. El comienzo
  52. Una mentira..
  53. El final de una historia Parte 1
  54. El final de una historia Parte 2

La abuela White, como le gustaba llamarle a Sophie, era misteriosa. Ella no sabia la razón del porque se encontraba caminando por el bosque hueco desde hace días. Nunca se paraba en un lugar mas que lo necesario para descansar. Comía poco y ni hablar de dormir. Sophie jamás había pensado que extrañaría las camas duras y frías de la Academia Cackle. Y las comidas de la señorita Tapioca. 

      ¡Dios estoy realmente desesperada! — pensó mientras seguía caminando por el espeso bosque— ¿Dónde estarán Ethel y Griselda? ...a este paso creo que morire antes de saber algo— dijo algo desanimada.

      ¡Diane White! — grito un hombre que llevaba capucha negra

Sophie volteo rápidamente y formo un escudo alrededor de ella. Cuando miro había tres hombres rodeándola. Eran buitres. Eran como perros de caza, no descansaban hasta ver capturada a su presa. Y más cuando valia su peso en oro.

      Cuidado, es del linaje maldito— dijo un hombre quien tenia una horrible cicatriz que le atravesaba su rostro— atacaremos los tres al mismo tiempo.

Mirándose uno al otro, asintiendo con la cabeza. Y lentamente sin apartar la mirada de aquella chica, uno fue sacando su cuchillo, mientras que el otro saco su látigo negro en forma de calavera sobre su mango. Sophie podía sentir la ira crecer en su interior. No miedo, si no un enojo puro por lo que representaban aquellos hombres. Por todo lo que le habían arrebatado.

      ¡Mas te vale que vengas por las buenas! ¡Bruja!

Y sin verlo venir pudo sentir el látigo desgarrar su piel, haciendo que se cayera por el dolor que este le provocaba.  Al parecer su magia se había debilitado demasiado como para protegerla. No grito, tan solo apretó sus puños fuertemente. No le daría el gusto de verla sufrir a los hombres que habían entregado a su familia aquellas personas sin escrúpulos.

Se levanto con mucha dificultad, el hambre y el cansancio le estaban pasando factura.

      Al parecer los rumores de que los miembros del linaje maldito— mirándola malévolamente— son peligrosos son falsos….ella apenas puede sostenerse en pie jajaja— volteando a ver a sus compañeros.

      ¿si? Tan solo mira

Diane concentro aire sobre sus manos atacando de un momento a otro al hombre de aquella cicatriz, haciendo que este fuera expulsado varios metros de ahí. Provocando que los otros dos hombres no dudaran en atacarla. Uno trato de envolverla con su enorme látigo pero Diane rápidamente se transportó detrás de él. Poniendo sus manos al lado de su cabeza, absorbiendo toda la magia que el pudiera poseer.   Cuando termino el hombre cayo al suelo como si de un costal se tratara. ¿Inconsciente? …¿muerto? Su compañero no se detendría averiguarlo.

Este se abalanzo contra ella con cuchillo en mano, pero antes de que ella pudiera realizar un ataque. El hombre de la cicatriz  que se había trasladado frente a ella, le lanzo unos rayos, tan fuertes y potentes que casi pierde el conocimiento.

      ¡Pagaras por lo que le has hecho a mi amigo!

Diane volteo, mirándolo con odio. Aquellos dos hombres no sabían que se encontraban en desventaja. Ella ya había absorbido bastante magia como para ser capaz de formar un escudo lo suficientemente fuerte como para repeler sus ataques.

       ¡No puede ser!  ¡Maldita! — observando que lentamente se estaba reincorporando—  ¿Como?

Y sin perder tiempo, Diane formo con sus manos el símbolo de un triángulo, donde hizo una conexión entre ella y los buitres. No les dejaría opción de volver a perseguirla, les arrebataría toda su magia.

      ¡Miren con sus propios ojos lo que es capaz de hacer una heredera del linaje maldito!

. . .

Naruto Shippuden, Burial:  https://www.youtube.com/watch?v=NZS49gLv5e8

Diane White, asi era como se llamaba. No sabíamos a quién habíamos ayudado. Cuando la encontramos, estaba seriamente herida, deambulando por el bosque. Tardo varios días en despertar y entre sueños nombraba a personas que me eran desconocidas, hasta hace poco cuando se despertó sobresaltada. Y cuando la hicimos sentir segura empezó a relatar lo que había vivido. Ella y su familia.

Al parecer, los primeros años cuando la caza de brujas aun no era tan popular. Su familia se había encargado de darle refugio a numerosas brujas y hechiceros que habían escapado de sus hogares para huir de aquella guerra que se estaba librando. No solo con los humanos, sino también con algunos magos y brujas que sacaban provecho en vender a los de su especie. La escuchábamos, pero a pesar de todo, no era capaz de darle crédito total a lo que nos contaba.

Si, fui una tonta en no creerle. En haberlo hecho me había ahorrado mucho dolor. Pero no me cabía en la cabeza que brujas o magos delataran a sus propios hermanos, solo por unas simples monedas de oro. En ese momento me temo decir que, sin duda pensé, que debía exagerar. Pero días después nos llegaron historias estremecedoras de las atrocidades que se estaban cometiendo con mucha gente inocente: como quemadas vivas en una hoguera, colgadas. Entre nombrar las menos crueles. Incluso en escribir esto me provoca un sufrimiento terrible, al pensar que mi hermana pudo haber terminado de semejante manera.

Esmeralda conforme seguía leyendo, no podía evitar sentirse horrorizada. Miro su pequeño reloj que se encontraba al lado y ya era un poco mas de medianoche. No se sentía cansada, solo se lamentaba no haber sabido nada antes que Ethel. Tal vez, solo tal vez las cosas hubieran podido terminar de diferente manera.



« Desentrañando la verdad Comenta este capítulo | Ir arriba Diane White y las gemelas Cackle Parte 2 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.