Historia al azar: Terciopelo Verde
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ethel Hallow » Regresión
Ethel Hallow (ATP)
Por Hyon
Escrita el Miércoles 6 de Marzo de 2019, 01:11
Actualizada el Martes 7 de Julio de 2020, 23:29
[ Más información ]

Regresión

Capítulos
  1. Invocación
  2. Cuarto Oscuro
  3. Revelación
  4. Castigo
  5. El Aquelarre del Caldero
  6. Maldiciones
  7. Premonición
  8. Secretos
  9. Descubrimiento y esperanza
  10. Las piezas puestas
  11. El bosque Hueco
  12. Bosque Hueco Parte 2
  13. Ilusion
  14. Revelación
  15. Un sacrificio mas
  16. En la mira
  17. Una razón para luchar
  18. Buscando problemas
  19. El hombre de la mano quemada
  20. Conflicto
  21. Pelea parte 1
  22. Pelea parte 2
  23. Pelea parte 3: El principio del fin
  24. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  25. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  26. Parte 5: Sangre en tus manos
  27. Plan Oculto
  28. El engaño perfecto
  29. Los últimos deseos
  30. Cruda realidad
  31. En un lugar desconocido
  32. La cruda verdad
  33. Tiempos oscuros
  34. La calma antes de la tormenta Parte 1
  35. La calma antes de la tormenta Parte 2
  36. Asturistas
  37. Regresión
  38. Un viaje a otro tiempo
  39. Albert
  40. Los origenes
  41. Evelyn Bocangra
  42. Desentrañando la verdad
  43. Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
  44. Diane White y las gemelas Cackle Parte 2
  45. El peligro se aproxima
  46. Sacrificio
  47. Hoguera
  48. Un mismo orden
  49. Hacia la oscuridad
  50. Descenso
  51. El comienzo
  52. Una mentira..
  53. El final de una historia Parte 1
  54. El final de una historia Parte 2

Cuando llegaron finalmente a la villa ya había caído la noche. El brillo de la luna dejaba ver las ruinas de lo que un día, había sido un hermoso lugar. Ahora, tan solo era un pueblo completamente destruido. No había quedado más que trozos de materiales, como paja, pelo y barro húmedo sobre una estructura de madera. Eran casas sencillas para no llamar mucho la atención. Era como si el tiempo hubiera olvidado pasar por aquel lugar.

Las brujas se adentraron más. Y conforme lo hacían, podían ver aun los restos de sangre impregnados en las paredes. El viento pasaba por las pequeñas ranuras de los muros, haciendo un sonido estremecedor, lamentoso. Esta era la primera vez que Ethel agradecía no estar sola en aquella oscuridad. No es que tuviera miedo, pero se respiraba algo tenebroso y maligno en el ambiente, que aun rondaba por ahí. A la espera. Algunas estaban nerviosas, otras a la expectativa de que algo malo pudiera suceder. Miriam no pudo evitar sentirse tensa, viendo alrededor.

     ¿Puedes sentirlo Casandra? — dijo Miriam sin dejar de vigilar.

     Si — agachándose para tocar la tierra con su mano — este lugar— sintiéndola entre sus dedos— es un desgarre temporal.

     ¿Qué significa? —pregunto Sophie sin apartarse de Ethel.

     Es cuando la magia se queda en un lugar, donde ha sucedido un evento trágico— contesto Gullet, formando un escudo de protección alrededor de ellas— los sentimientos como la ira, el rencor quedan atrapados en las paredes. Reviviendo una y otra vez el mismo suceso

     ¡Que horrible! — aferrándose más a Ethel— ¿Qué pudo haber sucedido, para que la villa quedara en tal forma? — mirando alrededor.

Casandra se puso de pie, deteniéndose por un momento. Y al cabo de un rato se volteo para mirarlas en forma seria y penetrante.

     ¿Casandra? — dijo Ethel algo sorprendida. Era la primera vez que la veía de esa forma. Ni siquiera cuando Agatha falleció, puso esa expresión tan aterradora.

     Si vamos a seguir adelante, tienen que conocer toda la verdad de lo que paso en este lugar.

     ¿Qué quieres decir? — pregunto Griselda — ¿no fue atacado por cazadores por que un grupo de brujos había vendido su villa?

     Si, pero hay mas — casandra continuo caminando, mientras les iba explicando lo que había pasado hace mas de 300 años— esta villa, esta gente fue abandonada por el consejo mágico de brujas

     ¡Que! ¡Eso es imposible! — se apresuró a decir Ethel— ¡Eso es imposible!.

     Por miedo, para evitar que otras brujas sufrieran el mismo destino que ellos. Esta villa fue su coartada para engañar a los humanos de que habían cumplido con su objetivo… ¡ellos los abandonaron!! Y después crearon ese código —caminando hacia el frente — ¡¡Esos Hipócritas!! Muchos creen que mi madre creo el Aquelarre, pero no fue asi. Este Aquelarre existe desde hace ya varios años, con las brujas supervivientes de ese fatídico dia. Existió en el momento que ellos los dejaron a su suerte

El instinto que había acompañado a Ethel por todos esos años, le hizo intuir que solamente llegar a la villa, no era la única cosa que tenían que hacer. Había algo más.

     Casandra, a un no nos has dicho exactamente que tenemos que hacer aquí— dijo Ethel sin titubeos.  Poniéndose delante de Sophie.

     Por eso me agradas Ethel, no te andas por las ramas— parándose frente a una casa, donde solamente quedaba la base de madera, algunos despojos de ropa y frente a ellos un enorme árbol donde a un yacía una mujer colgada de uno de sus troncos.

Las jóvenes brujas se detuvieron abruptamente al mirar aquella escena. Ethel no pudo apartar su mirada. Era realmente aterrador. Por su mente pasaron imágenes de aquella pesadilla, que había tenido por varias noches. De lo que parecía ser una antigua vida. Y sin que se diera cuenta sus manos empezaron a sudar, sintió como un frio gélido cruzo a través de su cuerpo, haciendo que retrocediera unos pasos.

     ¿Qué hacemos aquí? — volvió a preguntar Griselda sin apartar su mirada— ¿Por qué nos enseñas esto?

     Porque necesitan conocer la historia de ambas partes — dijo la maestra Gullet retirando el escudo— para el consejo, nosotras somos las villanas y para nosotras ellos lo son.

     Aquí no solo averiguaran el origen de nuestro Aquelarre, sino también encontraran lo que Amelia quería decirles— agrego Miriam, sacando ropas viejas de uno de sus bolsos— en lo que sigue, solamente ustedes pueden ir.

Griselda, Ethel y Sophie voltearon. Y con tan solo ver aquellas vestimentas, sabían a quien habían pertenecido con tan solo mirar los escudos. A sus familias. Insignias que solamente le pertenecían al linaje maldito. Eran contadas las personas que sabían de ellas.

     ¿Por qué la tienen ustedes? — pregunto Sophie

     Georgia nos la entrego antes de marcharnos, dijo que nos serian de mucha utilidad en este punto— dijo Casandra entregándoles la capa a las chicas. A Griselda la insignia del cuervo. A Sophie la de un oso. Y finalmente a Ethel con la forma de una rosa.

     Pertenecían al antiguo Aquelarre oscuro— continuo casandra.

      Haremos una regresión ¿Verdad? — dijo Griselda tomando la ropa entre sus manos.

     Si, así es. Su conciencia se trasladará al pasado… Tan solo serán meras espectadoras, pero sentirán tanto física como emocionalmente lo que ellos—dijo Casandra mirándolas a cada una de ellas— tienen que conocer cómo se originó todo, para saber cómo terminarlo.

     Pero no se preocupen— dijo Miriam viendo el miedo que tenían sobre sus rostros— nosotras seremos sus anclas espirituales. No permitiremos que nada malo les suceda, las traeremos de regreso si vemos que algo anda mal.

Ethel tenia sobre sus manos la capa que había pertenecido a Albert. Preguntándose a si misma ¿Cómo había sido él antes de que mataran a su familia? O si simplemente había nacido asi, siendo alguien cruel y malvado. Si realmente su familia era producto de una maldición, o esa era, simplemente su naturaleza.  Parte de ella tenía miedo de descubrirlo. Pero había otra parte quería realmente detenerlo. Aun si tenia que ir por caminos que nadie mas tomaría.

     ¿Qué tenemos que hacer? ­ — dijo viendo Ethel a Casandra.

     Tienen que ir donde ellos nacieron. Ahí la magia será mas fuerte. Cada una de nosotras las llevara y prepara, para que todo salga bien. Tranquilas no las dejaremos solas en esto.

El frio se hizo mas penetrante, intenso. Cada una de ellas no tardo en ponerse la capa. Y cuando lo hicieron, una ola de sentimientos las embargaron. Primero felicidad, para después pasar a la tristeza e ira.

     Es asfixiante — dijo Sophie aflojando el cuello de su blusa con su mano, tratando de respirar un poco más de aire — ¿Por qué siento eso, si a un no ha empezado el hechizo?

     Porque es aquí donde todo paso…— contestándole Griselda, sintiendo la misma sensación que ella— y en su ropa quedaron impregnados aquellos sentimientos tan fuertes… y devastadores …¡Increible! A pesar de los años a un están conectados.

     Vamos, es hora— tomando del hombro a Griselda, la maestra Gullet la acompaño hasta una de las casas deshabitadas.

Casandra acompaño a Ethel por el camino contrario hasta perderse. Y Sophie permaneció ahí, con Miriam. En aquella casa frente al árbol.   



« Asturistas Comenta este capítulo | Ir arriba Un viaje a otro tiempo »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.