Historia al azar: Odio Amarte
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ethel Hallow » La calma antes de la tormenta Parte 1
Ethel Hallow (ATP)
Por Hyon
Escrita el Miércoles 6 de Marzo de 2019, 01:11
Actualizada el Martes 7 de Julio de 2020, 23:29
[ Más información ]

La calma antes de la tormenta Parte 1

Capítulos
  1. Invocación
  2. Cuarto Oscuro
  3. Revelación
  4. Castigo
  5. El Aquelarre del Caldero
  6. Maldiciones
  7. Premonición
  8. Secretos
  9. Descubrimiento y esperanza
  10. Las piezas puestas
  11. El bosque Hueco
  12. Bosque Hueco Parte 2
  13. Ilusion
  14. Revelación
  15. Un sacrificio mas
  16. En la mira
  17. Una razón para luchar
  18. Buscando problemas
  19. El hombre de la mano quemada
  20. Conflicto
  21. Pelea parte 1
  22. Pelea parte 2
  23. Pelea parte 3: El principio del fin
  24. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  25. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  26. Parte 5: Sangre en tus manos
  27. Plan Oculto
  28. El engaño perfecto
  29. Los últimos deseos
  30. Cruda realidad
  31. En un lugar desconocido
  32. La cruda verdad
  33. Tiempos oscuros
  34. La calma antes de la tormenta Parte 1
  35. La calma antes de la tormenta Parte 2
  36. Asturistas
  37. Regresión
  38. Un viaje a otro tiempo
  39. Albert
  40. Los origenes
  41. Evelyn Bocangra
  42. Desentrañando la verdad
  43. Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
  44. Diane White y las gemelas Cackle Parte 2
  45. El peligro se aproxima
  46. Sacrificio
  47. Hoguera
  48. Un mismo orden
  49. Hacia la oscuridad
  50. Descenso
  51. El comienzo
  52. Una mentira..
  53. El final de una historia Parte 1
  54. El final de una historia Parte 2

Fonde de musica, Naruto:  https://www.youtube.com/watch?v=yEKbISyeolo 

Esmeralda miraba desde la ventana de su cuarto, el funeral de Agatha. Veía como la señorita Cackle y su madre llevaban su cuerpo dentro de un féretro al centro del bosque hueco. Para despedirse por ultima vez de ella. Según dicta la costumbre del mundo magico, solo la familia puede guiar su ataúd a la última morada de una bruja. A la naturaleza. Que  es donde toman sus poderes y donde finalmente, vuelven.

Ella aun no podía quitarse esa sensación que le había provocado ese hombre aquel día. Miedo, dolor y sobre todo aquel desagradable sentimiento de impotencia e incertidumbre.

Esmeralda después de un rato, llevó su mano hacia su pecho, cuando vio unas pequeñas luces elevarse al cielo, hasta finalmente desaparecer. Agatha había ascendido. Su cuerpo había desaparecido para unirse a la esencia misma de la magia.  No quería imaginarse estar en su lugar, caminando por el bosque llevando el cuerpo de su hermana o….el de alguien más.  Quería desaparecer esa idea de su cabeza, borrarla por completo. Pero no podía, cuando cerraba los ojos simplemente veía a Ethel  tendida en el suelo, sin vida. Y junto a ella, la de ese hombre de la máscara cuarteada, riéndose. Regocijándose de lo que había hecho anteriormente.

Y por ello, lo odiaba.

Había causado tanto sufrimiento a su familia, que no podía evitar hacerlo. La oscuridad fue tomando forma dentro de su corazón. Modificando, transformando mas sus instintos. Volviéndola en lo que había evitado ser. En alguien fría y calculadora.

Ese era el legado que Albert había dejado para su familia.

.  .  .

Casandra se alejaba cada vez más del  Gran Aquelarre. Volteaba y veía como su hogar se iba haciendo cada vez mas pequeño, hasta finalmente desaparecer en el horizonte. Ya habían pasado varios días desde la muerte de su madre, y de que las niñas se hubieran enterado de toda la verdad. Desde ese día no habían dicho alguna palabra o hablado entre ellas. Queria animarlas pero no sabia como.

Como hija única de Agatha había querido tomar la responsabilidad de cuidar de ellas.  Es por eso que había hablado con Georgia para acompañarlas a donde supuestamente había empezado todo. La villa de Albert, donde paso toda su vida hasta que su alma fue encerrada en las tierras del castillo de la Academia Cackle…por manos de lo que un día, fueron sus mejores amigos.

Ethel rápidamente alcanzo a Casandra con su escoba. Desde que habían dejado la villa había algo que había querido preguntarle.

     Casandra— temiendo preguntar.

     ¿Qué pasa Ethel? — mirándola

     Dime ¿que significa ese humo rojo que se extendió por todo el aquelarre?

     ¿Crees que es algo malo?

Ethel asintió con la cabeza.

     Todas se pusieron muy serias cuando lo vieron— continuo Sophie acercándose a escuchar la platica.

     Sus instintos las guían bien….bueno… eso significa

     Que las brujas de nuestro Aquelarre han decidido ir a una Guerra contras los Asturistas — interrumpiéndola Gullet —y  que todas están obligadas a ir por el pacto de hermandad.

     Lo dices como si fuera algo malo Gullet— dijo Miriam, una mujer alta y de cabello negro— realmente es un honor ir, lucharemos no solo por aquellas brujas que fueron cruelmente asesinadas por años…si no por las que aun necesitan de nosotras.

Miriam era una guerrera. Era de las pocas brujas que se dedicaban a las artes de pelea mágica. Y al igual que Casandra, había crecido en aquel Aquelarre. Lejos de cualquier influencia del código de Brujas. Y por lo tanto, más libre de pensamiento.

     No me malentiendas Miriam, no creo que sea algo malo— dijo sin mirarla — pero cuantas de nosotras mas debe morir por manos de esos cazadores ¿Cuándo entenderán que no representamos un peligro para el mundo? — tocando la pulsera que tenia en su mano derecha, mirando a Griselda — Yo al igual que ustedes quiero justicia.

     Entonces ¿por eso nos vamos? — dijo Sophie.

     No — contestándole Casandra —vamos donde todo empezó —señalando con la mano la villa de Albert— hay podremos encontrar las respuestas que Amelia quería.

Ethel no dijo nada mas. Que podía decir. No quería ir a la guerra y mucho menos pelear con los asturistas. Aunque estaba de acuerdo con la maestra Gullet, era algo en lo que no tenia opción decidir.

     ¡Miren un lago! — grito Sophie con entusiasmo, y sin esperar que le digieran que era seguro o no. Reto a Ethel y Griselda a una carrera para tratar de animarlas— ¡Ethel que esperas! — rodeándola con su escoba— ¿No quieres una revancha?

Ethel solamente cerro sus ojos, lamentando que Griselda se haya enterado de tan bochornosa revelación.

     ¿¡Espera!? ¿Sophie te gano? — en tono de burla— Parece que has perdido habilidades Ethel.

     ¡Asi! ¡Porque no intentas vencerme! Quien llegue a la orilla del lago gana ¿Les parece? — mirándolas— ¡fuera!

     ¡Etheeelll!— gritando Sophie

     ¡¡Tramposa!!— volando tras de ella

Las niñas salieron velozmente hacia al lago, dejando por un momento sus penas atrás. Miriam salió atrás de ellas, pero Casandra la detuvo. Haciéndola saber que estaba bien.

     Tranquila…el hechizo las protegerá.

     Pero solo hasta que lleguemos  a la villa— contesto Miriam— Casandra te relajas demasiado

     No es que me relaje Miriam— sonriendo— es que confió en la mas adiestrada guerrera de nuestro Aquelarre— en tono de burla, emprendiendo el vuelo hacia la orilla del lago— que esperan ¡Vamos!   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



« Tiempos oscuros Comenta este capítulo | Ir arriba La calma antes de la tormenta Parte 2 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.