Historia al azar: Juego de traidores
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ethel Hallow » Pelea parte 3: El principio del fin
Ethel Hallow (ATP)
Por Hyon
Escrita el Miércoles 6 de Marzo de 2019, 01:11
Actualizada el Martes 7 de Julio de 2020, 23:29
[ Más información ]

Pelea parte 3: El principio del fin

Capítulos
  1. Invocación
  2. Cuarto Oscuro
  3. Revelación
  4. Castigo
  5. El Aquelarre del Caldero
  6. Maldiciones
  7. Premonición
  8. Secretos
  9. Descubrimiento y esperanza
  10. Las piezas puestas
  11. El bosque Hueco
  12. Bosque Hueco Parte 2
  13. Ilusion
  14. Revelación
  15. Un sacrificio mas
  16. En la mira
  17. Una razón para luchar
  18. Buscando problemas
  19. El hombre de la mano quemada
  20. Conflicto
  21. Pelea parte 1
  22. Pelea parte 2
  23. Pelea parte 3: El principio del fin
  24. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  25. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  26. Parte 5: Sangre en tus manos
  27. Plan Oculto
  28. El engaño perfecto
  29. Los últimos deseos
  30. Cruda realidad
  31. En un lugar desconocido
  32. La cruda verdad
  33. Tiempos oscuros
  34. La calma antes de la tormenta Parte 1
  35. La calma antes de la tormenta Parte 2
  36. Asturistas
  37. Regresión
  38. Un viaje a otro tiempo
  39. Albert
  40. Los origenes
  41. Evelyn Bocangra
  42. Desentrañando la verdad
  43. Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
  44. Diane White y las gemelas Cackle Parte 2
  45. El peligro se aproxima
  46. Sacrificio
  47. Hoguera
  48. Un mismo orden
  49. Hacia la oscuridad
  50. Descenso
  51. El comienzo
  52. Una mentira..
  53. El final de una historia Parte 1
  54. El final de una historia Parte 2


1. Música de Fondo The demand man:  https://www.youtube.com/watch?v=xJeBz3HxGsI

2. Age of dragons: https://www.youtube.com/watch?v=kUrlZAEndws

En lo mas profundo de aquel antiguo y oscuro castillo. Se albergaba un ente viejo….  y rencoroso. Que había estado deambulo en la Academia desde hace muchos años. En espera…siempre observando, escondido entre las sombras. Alimentando más su odio.

Era la primera vez desde hace mucho tiempo, que sentía que su venganza estaba al alcance de sus manos. Las maestras habían puesto una protección muy poderosa alrededor del castillo. Pero eso no había sido suficiente para que aquel espiritu, no percibiera el peligro que corrían sus portadoras.

      Puedo sentir el miedo en ellas…el odio, la culpa— dijo Felicity, quien se hallaba sentada en su cama, oculta en la oscuridad de su habitación.

Una risa gutural y vieja salió del cuerpo de aquella niña.

      Me llaman…— dijo acercándose al borde de la cama.

Su gato, Pocus, podía sentir la maldad en ella.  Podía notar como un aura asesina se desprendía alrededor de todo su cuerpo. Todos sus sentidos estaban alerta, le decían que estaba en grave peligro. Y que debía huir de aquel lugar... huir de su dueña. Aunque sabía que ella no lo era. Podía verlo en sus ojos, olerlo en su cuerpo…ese olor fétido y desagradable. Su postura se puso tensa y maulló violentamente, erizando todo el pelo de su cuerpo. Arqueando su espalda en forma de U.

       Las piezas se han alineado— dijo mirándolo—  mis portadoras se han entrelazado. Su lazo ahora es más fuerte…solo un poco mas…y ¡todo será mío!

Felicity se levantó y se acercó hacia su ventana. Puso su mano sobre el vidrio y, una oscuridad lentamente se empezó a desprender de ella. Mientras miraba en dirección en donde se producía la pelea.

      ¡Nadie se entrometerá en mi camino!— dijo mientras el cuerpo de Felicity caía al suelo

 Por otro lado, Ethel y Sophie estaban rodeadas. Ethel miro a su alrededor y vio con gran temor que otros cazadores estaban a punto de venir por ellas. Miro a Sophie y vio que no paraba de llorar. Trato de hallar una solución eficaz, pero le costaba mucho trabajo. Sabía que no había hechizo que la salvara ahora. Aun con sus conocimientos en la magia, su poder no era suficiente. Le era difícil aceptar ese…  simple hecho. El saber que estaban perdidas.

Y sabía que todo había sido por su culpa, ella solo había empeorado mas las cosas. Si no hubiera entrado a la Academia Cackle, si tan solo hubiera estudiado en otro lugar …tal vez… solo tal vez, esto jamás hubiera sucedido. Ethel tomo por los hombros a Sophie. Tenía que reconfortarla, eso era lo único que podía ser en ese momento.

      ¡Sophie! —mirándola a los ojos— sabes…yo también tengo miedo — viendo que aquellos hombres estaban más cerca—pero… ¿quieres que te diga un secreto? — mirando a Esmeralda—…tengo más miedo de perder a mi familia …a mis amigos— volviéndola a mirar y tomándola de la mano.

 

Sophie tan solo la miro. Ethel  tenía tierra sobre su cara y algo de sangre. Y asintió.  Sabía que no podía confiar en aquellos hombres, pero si podía hacerlo en ella. Podía verlo en sus ojos, la sinceridad. Ethel rápidamente miro hacia donde estaba Alexander.  Su respiración se hizo mas rápida y entrecortada. Sabia que era suicidio, pero era lo único que podía hacer para salvar a su hermana y a sophie. Y ganar algo de tiempo

      Cuando te diga corre…corres…— mirándola con una sonrisa — Ve por encima del lago, ahí hay unas cuevas…entra en ellas. Tendrás que hacerlas aparecer momentáneamente con magia

      ¿No vas a venir conmigo? — pregunto sophie

      solo los distraeré por un momento ….e iré tras de ti ¿entiendes?...


Sophie  no le quedó otra opción más que creer en su palabra. Esmeralda miro hacia donde estaba su hermana. La conocía lo suficiente, como para saber lo que estaba pensando. Lo enfrentaría, pelearía con él. Aunque no tuviera oportunidad alguna «¡No Ethel!...¿¡¡que vas intentar hacer!!?» pensó aterrorizada. Esmeralda seguía intentando moverse desesperadamente, pero no podía. Era como estar dentro de una pesadilla: Una donde estaba completamente paralizada. Podía ver todo, sentir todo.  Y no hacer nada. Solo quedarse ahí, viendo como esos cazadores iban tras de su hermana menor. 

      ¡¡Correee!! ¡QUE ESPERAS!— grito Esmeralda sintiendo una enorme opresión sobre su pecho— ¡¡VETE!!— dijo casi llorando.

      Corpus level…corpus runin— dijo Ethel controlando su respiración.

Sophie repitió las mismas palabras de Ethel, copiando sus ademanes con las manos. Esta las alargo hacia el frente y toco su pecho. Exhalando el aire… Corpus level…corpus runin. Eran hechizos prohibidos. Pasados de una generación a la siguiente. El primero, potenciaba tu poder, pero exigía un desgaste físico enorme. El segundo, te volvía enormemente veloz. Pero para hacerlos necesitaban una concentración enorme. Eran hechizos que habían aprendido de Griselda. 

      ¡AHORAA!— grito Ethel— ¡CORREE!

 

La velocidad de ambas se incrementó enormemente. Ethel dirigiéndose hacia donde estaba Alexander. Y sophie había corrido en dirección opuesta, sin embargo antes de que tan siquiera  se pudiera perder entre el bosque. Uno de los cazadores la alcanzo, tomándola del cuello, estampándola contra uno de los arboles.

      ¡AHH!— grito adolorida

      Tu no iras a ninguna parte, bruja— dijo el cazador apretando más su cuello.— ¡¡morirás aquí!! 

Ethel volteo enseguida, derrapándose en la tierra. Intento correr hacia donde estaba ella, para ayudarla. Pero Alexander ya estaba justo al lado de ella, mirándola despectivamente y con un hechizo de contención de aire sobre su estómago. Ethel volteo a verlo sorprendida, y este a los pocos minutos, la lanzo por los aires tan rápido y fuerte, que esta se estrelló contra el árbol que estaba  a unos cuantos metros del de Sophie. Alexander había esperado el momento propicio para que todo esto terminara rápidamente. Sin dolor, y sin pena.   

Pero al parecer, ya no sería así.

Ethel se desplomo en el suelo, adolorida. Vomitando algo de sangre. Intento levantarse, pero ya casi no podía moverse. Puso una de sus manos sobre el suelo, intentando extraer algo de energía de la madre tierra, mientras que con la otra mano agarraba su estómago. Ethel puso su mirada desafiante sobre Alexander. No le daría el gusto de verla rendirse. Se levantó con algo de dificultad, tambaleándose mientras caminaba.

      ¡Ethel!— grito Esmeralda.

      ¿Dónde dejaste tu fortaleza…tu seguridad? — dijo Alexander mientras caminaba hacia ella— no cabe duda que eres digna sucesora de Albert.

      ¡Callate!— sin dejándolo de mirar a los ojos— soy diferente a él— respirando con dificultad

      ¿Enserio?... he escuchado de ti Ethel Hallow…se de lo que eres capaz cuando quieres algo. Mientes…engañas …hieres a las personas que te importan…tan solo mira a tu hermana— señalando donde estaba ella— te vera morir.

Alexander la tomo del cuello, alzándola del suelo.

       No intentes justificar tus actos….eres un… asesino. ¿si comparamos… quien es más malvado? ¿Yo por tener… celos de… mi hermana o tu…por asesinar a una adolescente? — dijo ya casi poder respirar y perdiendo el conocimiento— Dime…¿cuantas… vidas….s..e….perderán….hoy? ..p.ara…que …el …mundo ….s..e….salve

Alexander apretó mas su cuello.

      ¡Silencio! No aceptare palabra alguna, de una sucia bruja. 

      No… seas...hi..ppo….cri..ta….N…o ….hay….pe…rs…onas …..libres…de….c…ul…pa— dijo sonriendo— en es…te  mun…d…o— Ethel tomo las manos de su captor. Sin dejarlo de mirar. Finalmente, cayo inconsciente…a punto de morir.

Esmeralda intentaba desesperadamente arrastrarse hacia donde estaba su hermana. Pero en vano «¡No!» gritaba para si misma 

      ¡¡SUELTALA!!— bramo


 Y justo cuando se veía todo perdido y sin esperanza. La maestra Hardbroom apareció frente a el. Rápidamente tomo la mano del captor, recitando un hechizo casi inaudible. Haciendo que el perdiera la fuerza por un leve instante. Soltando a Ethel, quien cayo desmayada a los brazos de la maestra. Llevándosela de ahí. Poniéndola en un lugar seguro. 

      ¿Pero …como?

La maestra Hardbroom no perdió el tiempo, rápidamente tomo una poción para clonarse a sí misma, mientras veía cuantos cazadores había en el lugar. 

      Que no haya una, sino 5 de mi…. que no haya una sino 5 de mi— dijo Hécate dividiéndose.

Una vez dividida, una de ellas, uso su poder telequinetico para atraer el cuerpo del cazador que tenia cautivo a sophie. Mientras que otra de ellas, la llevaba a salvo junto a Ethel. Sabía que si intentaba llevárselas al castillo, ellos intentarían detenerla con toda su fuerza. La única esperanza de ayudarlas… era derrotándolos.

Sus otros clones se dispersaron para luchar contra los demás cazadores. Y tras de ella, no tardo mucho en aparecer  la señorita Cackle. Quien inmovilizo a otro de los cazadores que estaba junto a Esmeralda, para poder rescatarla. Desbloqueando su punto de inmovilización. Llevándosela de ahí. 

Alexander rápidamente volvió a poner las manos sobre el suelo, alzando las raíces. Lanzándolas hacia donde estaban ellas.

      ¡Esto no cambia nada!— dijo, mientras trataba de atravesar con una de ellas, a Ethel.

La señorita cackle puso sus manos hacia el frente, deteniendo momentáneamente el tiempo. Y con ello, reduciendo la velocidad de aquellas raíces. Pudriéndolas en el proceso. 

      Eso crees — Velozmente alzo uno de sus dedos al aire, dibujando un circulo mientras levantaba su mano. Haciendo que la tierra bajo de Alexander se alzara, atrapándolo en una mano gigantesca. 

El cazador aprisa rompió aquel burdo hechizo. Y sus ojos empezaron a brillar, señal que estaba aumentando su poder. Con su energia empujo a la maestra hasta un enorme árbol, donde hizo  que los arboles la aprisionaran. Amarrándolas de piernas y brazos. Alexander no se hizo esperar y rápidamente fue hacia donde estaban Sophie y Ethel.

—¡Mueree! 

El señorita Ada era una mujer experimentada en el arte de la brujería. Conocía hechizos, que en manos equivocadas serian peligrosos. Pero en las de ella, eran potentes. Uso su máxima concentración, y al poco tiempo después, desprendió su alma de su cuerpo y se dirigió hacia donde estaba Alexander, poseyéndolo. El trataba de resistirse. Pero la mente de la directora era poderosa, y lo obligo a levantar una de sus manos y liberar su cuerpo. Cayendo este al suelo.

      Nooo— dijo Alexander tratando de obtener el control.

      Ahora veras, lo que una bruja es capaz de hacer— dijo la directora mirando hacia el cielo. 

Rápidamente voló en dirección donde estaba Hécate. Viendo como sus clones estaban sosteniendo una lucha muy pareja contra los otros cazadores. Y sin que se lo esperaran, los empezó atacar con el cuerpo de Alexander. Cuerpo a cuerpo. Cayendo de uno en uno al suelo…hasta que genius se  percató de lo que estaba sucediendo. Y presuroso saco su daga y fue en dirección del cuerpo de la directora, para matarla. Con su cuerpo sin vida, el ya no estaría poseído.

      ¡No te lo permitiré!— dijo Hécate quien rápidamente se puso frente el cuerpo de la señorita cackle— ¡antes tendrás que pasar sobre mi!— protegiéndola. 

De las manos de Hécate salieron rayos que detuvieron el avance del cazador. Pero este ágilmente con su puño cerrado, golpeo con todas sus fuerzas la tierra. Haciendo que se levantara como una ola. Hécate sin pensarlo dos veces, tomo el cuerpo de la directora y se lo llevo lejos de ahí. Mientras que los demás clones de ella, se llevaron a salvo a las niñas. La señorita Cackle libero el cuerpo del cazador y su alma regreso nuevamente a su cuerpo. Agotada por el hechizo que había hecho.

Sin embargo, ninguna de ellas se había percatado de que entre las grietas del suelo, empezaba a salir un humo oscuro.  Que lentamente fue invadiendo el cuerpo de Ethel y el de Sophie. Que estaban sobre el suelo, inconscientes.

      ¡Maestra Hardbroom!— grito Esmeralda al observar como lentamente el cuerpo de su hermana se estaba volviendo frio y su piel se tornaba pálida.

      El lazo entre las tres se ha hecho fuerte— dijo la maestra Hardbroom mirándolas por un momento, agachándose para tocarlas

      ¿Qué es lo que sucede?— dijo Esmeralda preocupada

 

La mirada de la maestra Hardbroom de un momento a otro, se puso seria.

      Las están reclamando

      ¿quien?

      Albert …

      Eso es imposible ¡Falta semanas para que se cumpla la maldición!

      No necesita de la maldición, solo necesita controlar a una de ellas para hacerlo con las demás. Ahora que los cazadores están aquí…no permitirá que nadie impida su regreso. Tenemos que expulsar rápido su espíritu…sino… la oscuridad de él, devorara la bondad de estas niñas… y su energía vital

      ¿Qué quiere… decir?— dijo Esmeralda asustada mirando a Ethel.

      Cuando un fantasma posesiona el cuerpo de una bruja, absorbe su energía vital…su magia, a tal punto que puede llegar a matarla— dijo mirándola— pero con tu hermana es diferente…con Ethel puede tener un cuerpo sin temor a que este muera. Sin embargo, por el momento solo puede posesionar el cuerpo de Griselda  o Sophie por un breve periodo de tiempo… Y ahora que su lazo se ha hecho mas fuerte…

      Son como si fuera una persona… porque comparten el mismo destino— mirando a su hermana.



« Pelea parte 2 Comenta este capítulo | Ir arriba Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.