Historia al azar: Una broma, Hecha Realidad
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ethel Hallow » Pelea parte 2
Ethel Hallow (ATP)
Por Hyon
Escrita el Miércoles 6 de Marzo de 2019, 01:11
Actualizada el Martes 7 de Julio de 2020, 23:29
[ Más información ]

Pelea parte 2

Capítulos
  1. Invocación
  2. Cuarto Oscuro
  3. Revelación
  4. Castigo
  5. El Aquelarre del Caldero
  6. Maldiciones
  7. Premonición
  8. Secretos
  9. Descubrimiento y esperanza
  10. Las piezas puestas
  11. El bosque Hueco
  12. Bosque Hueco Parte 2
  13. Ilusion
  14. Revelación
  15. Un sacrificio mas
  16. En la mira
  17. Una razón para luchar
  18. Buscando problemas
  19. El hombre de la mano quemada
  20. Conflicto
  21. Pelea parte 1
  22. Pelea parte 2
  23. Pelea parte 3: El principio del fin
  24. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  25. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  26. Parte 5: Sangre en tus manos
  27. Plan Oculto
  28. El engaño perfecto
  29. Los últimos deseos
  30. Cruda realidad
  31. En un lugar desconocido
  32. La cruda verdad
  33. Tiempos oscuros
  34. La calma antes de la tormenta Parte 1
  35. La calma antes de la tormenta Parte 2
  36. Asturistas
  37. Regresión
  38. Un viaje a otro tiempo
  39. Albert
  40. Los origenes
  41. Evelyn Bocangra
  42. Desentrañando la verdad
  43. Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
  44. Diane White y las gemelas Cackle Parte 2
  45. El peligro se aproxima
  46. Sacrificio
  47. Hoguera
  48. Un mismo orden
  49. Hacia la oscuridad
  50. Descenso
  51. El comienzo
  52. Una mentira..
  53. El final de una historia Parte 1
  54. El final de una historia Parte 2

Musica de Fondo: https://www.youtube.com/watch?v=XIjW8YXZsJs

Alexander presiono más. Tratando de romper con aquel campo de fuerza. Pero era demasiado resistente. La desesperación y  el terror fueron los sentimientos que se apoderaron de Esmeralda. Y Alexander lo sabia, podía verlo en sus ojos.

      ¡Eso no será suficiente para salvarla!— dijo Alexander — ¡¡¡ella morirá!!!

      ¡¡NOO LO PERMITIRÉ!!— resistiendo con todo lo que tenía— ¡NO LASTIMARAS A MI HERMANA! —empujando más el campo

El cazador se apartó y alzo sus manos hacia el cielo. Haciendo que varias rocas del suelo levitaran, lanzándolas cada una, con gran fuerza hacia donde estaba Esmeralda. Ella era una bruja excepcional, pero no se comparaba con la habilidad y fuerza de los cazadores. Sabía que si quería salvarlas. Tenía que hacer algo más, que solo estar a la defensiva. No sabía si habría más hombres con él.

Y el campo de fuerza no le serviría por mucho más tiempo, ya que sus ataques estaban empezando a surtir efecto en ella. Tenía sangre que salía por su boca. Se sentía pesada y respiraba con algo de dificultad. Aun no controlaba en su totalidad los poderes de la piedra fundadora. La energía de 12 generaciones de brujas, era algo que su cuerpo aun no podía soportar. Si no se apresuraba en derrotarlo, estarían en serios problemas.

      Solo quiero a esas chicas…entrégamelas y tienes mi palabra de que podrás irte sin ningún daño.

Esmeralda bajo su campo de fuerza. Quería que pareciera como si se hubiese rendido. Alexander por un momento detuvo los ataques. El era el único, aparte de Astor que tenía honor. Y aunque no le agradara la idea de lastimar a una niña. Sabía el peligro si la dejaba con vida. La mirada de Esmeralda era fría, parecía no tener emoción alguna. Pero en realidad tenía rencor hacia él, a todo lo que él representaba. A lo que le habían hecho a su familia. Esmeralda no se hizo esperar y rápidamente empezó a reunir cantidades enormes de su magia, en sus manos.

      ¡Antes que tendrás que pasar sobre mí! —  Atacándolo

Lanzándoselas, una detrás de la otra. Sin moverse del lugar donde estaba Ethel. Alexander bloqueaba cada una de los ataques que le lanzaban. Pero conforme el tiempo pasaba, se iban haciendo mas fuertes y potentes «¡Quien es esta niña!» pensó. Alexander se hincó sobre sus rodillas poniendo sus manos sobre el suelo. Levantado las raíces de los arboles a voluntad, manejándolas con su mano, hizo que fueran directo hacia Esmeralda.

Pero ella con gran agilidad, fue evitando cada una de ellas. Cortándolas con su mano. Podía sentir magia en cada una de ellas. Solo tenía que concentrarse, pero le era difícil hacerlo. No dejaba de pensar que su hermana podía estar mal herida «¡Solo resiste un poco mas Ethel!» pensaba Esmeralda mientras bloqueaba un ataque de Alexander.

      ¿Es..me?— dijo una voz conocida.

      ¡¡Ethel!!— dijo con gran alegría, volteando a verla.

Pero esa distracción le costaría caro. Esmeralda sin que lo viera venir. Astor estaba parado frente a ella, golpeándole el estómago. Cayendo al suelo a causa del dolor.

      No…o—respirando con dificultad. Trato de levantarse pero Alexander la rodeo con sus raíces, antes de que planeara ser algo.

      ¡Deja de jugar Alexander! Hay trabajo que hacer— dijo Astor mirando a Ethel, quien ya se había despertado— Hay que matar a las portadoras de la maldición

Ethel lo miro a los ojos. Y no falto preguntar quién era, una enorme presencia de autoridad. Sobresalía de él

      Aperer relicario— dijo Astor y sobre su mano apareció el relicario.

Lo acerco a Ethel y empezó a brillar con gran intensidad. Después lo puso enfrente a Esmeralda y este dejo de brillar. Pero cuando lo acerco a Sophie volvió a brillar. Sophie se quedó confundida, no sabía lo que significaba. Tan solo se quedó atrás de Ethel, tomándola del brazo. Temerosa de aquel hombre.

      Vaya…vaya ¿Qué tenemos aquí? — dijo Astor viendo a Sophie y al relicario— Al parecer cometimos un enorme error hace años…lo lamento niña, al parecer tus padres murieron por nada.

      ¿Que…quiere  decir?   Mis padres murieron en un accidente…

      ¿No te dijeron nada?…no me sorprende

      ¡Hable claro!— dijo Ethel mirándolo a los ojos— ¿Quién son ustedes? ¿Por qué nos atacan?

Astor suspiro. Apretó ligeramente el relicario con sus manos y después se lo mostro a ambas. Ellas merecían saber la razón del porque morirían. Del sacrificio que hicieron otras personas por ellas. No quería matarlas. Pero el cumpliría con su deber…y eso era lo único que él podía hacer por ellas.

      Este relicario solo brilla ante las descendientes del Antiguo Aquelarre Oscuro…ustedes son las portadoras de su maldición…las que traerán destrucción al mundo mágico

      ¿destrucción? — dijo sophie

      Si, hace años un mago llamado Albert conjuro un hechizo con ayuda de un espíritu, para poder rencarnar en un cuerpo de una de sus descendientes y poder traer de nuevo a su antiguo aquelarre — Astor señalándolas a ambas— ustedes son esas descendientes,  

      ¿¡Mi madre!?

      Si…la información que nos dieron resultó ser falsa…confórmate con saber que lucho hasta el final para proteger a su familia…a ti.

      ¡Noo…mientes! — dijo Sophie, negándolo con la cabeza— Abby me lo hubiera dicho

       Aun eres tan solo una niña ¿Por qué habría de decírtelo?

«¡No puede ser!» pensó Ethel «¡¡PORQUE!!»  mientras la miraba «Ella tan solo tiene la edad de Sybil». Ethel pudo sentir un escalofrió recorrer su espalda. No podía creer que eso seria todo. Apretó sus manos tan fuerte que sus uñas se le marcaron en la palma de sus manos «Noo» .Una  lagrima se le resbalo por su mejilla

      Prometo que será rápido…no sufrirán— apuntando su mano hacia el rostro de ellas.

Esmeralda no dejaba de retorcerse, tratándose de liberarse de las ramas de los árboles que la tenían atada.

      ¡¡Noo!! — Viendo como estaba a punto de perder a Ethel—No te atrevas a tocarlas— dijo enfurecida Esmeralda.— o ¡TE JURO QUE ME VENGARE DE TI!… te buscare, no importa dónde te escondas…¡¡te encontrare!!

Esme se volteo a ver a Ethel. Estaba asustada, lo podía ver en sus ojos…Y después un rayo de luz ilumino el parque. Perdiendo el sentido de tiempo por un momento. Cuando abrió los ojos, rápido volteo  a ver hacia donde estaba su hermana, con la otra niña.

      ¿Ethel?— dijo esmeralda con la voz apagada — ¿Ethel?

Cuando la luz se disipo. Ethel o Sophie, no solo estaban ante él… sino  también había otra persona que las había protegido, con un hechizo de protección.  Agatha.

      No tan rápido Astor— dijo mirándolo a los ojos— Esto a un no termina.

Con sus poderes telequineticos rápidamente golpeo a Alexander. Haciendo que se golpeara contra un árbol. Liberando a Esmeralda en el proceso. Con un movimiento ágil tomo a Astor por el pecho, llevándoselo de ahí. Pero esto apenas estaba comenzando. Esmeralda miro al cielo y vio con gran terror que otros dos cazadores se aproximaban a lo lejos. Todos se dirigían dónde estaban su hermana y sophie. A gran velocidad.

Esmeralda corrió hacia donde estaban ellas, pero se había olvidado que Alexander a un seguía hay. Este hizo un hechizo de cerradura alrededor de sus muñecas. Pero Esmeralda se deshizo de él rápidamente. Volteo hacia donde estaba Alexander y con un movimiento veloz de sus manos. Lo encerró en una especia de burbuja. Apretándolo cada vez más. Dejándolo sin oxígeno.

El resistía todo lo que podía. Alexander no podía creer que una adolescente le estaba dando tantos problemas. La había subestimado…pero ya no más. Aumento su concentración y se trasladó frente a ella.  La tomo por el cuello rápidamente, aventándola al suelo. Tocando con su dedo pulgar, la frente, donde tenía su punto de inmovilización. 

      Lo lamento pero esa niña debe ser eliminada de este mundo— mirándola a los ojoss

Esmeralda trataba desesperadamente de liberarse para poder ayudar a su hermana, pero, no importaba cuanto se moviera. O cuanto poder tratara de expulsar, no podía. Tan solo estaba ahí tendida en el suelo. Mientras veía como Ethel y Sophie quedaban a la merced de aquellos hombres.

Mientras tanto Griselda estaba agitada. Ya casi no tenía fuerza para continuar…no importaba cuanto lo intentara, cuantos hechizos utilizara. Nada funcionaba con aquel hombre. Tan solo se quedaba ahí mirándola, viéndola sufrir. Lo supo en cuanto lo miro, se tomaría su tiempo para matarla.

      Hay algo que quiero que sepas— dijo Valid aproximándose a ella, tomándola de la barbilla—  yo sabia que tu madre no era la portadora de la maldición…que eras tu…pero no me importo, porque odio todo lo que tu representas…

      ¿Y que represento? — mirándolo a los ojos, sin inmutarse.

      La maldad, lo podrido de este mundo…nadie llorara por ti. Se alegrarán cuando te hayas ido.

      No es verdad, YO SE LO QUE VALGO—dijo Griselda sin miedo, mirándolo fijamente a los ojos—  Y NO NECESITO A TIPOS COMO TU QUE ME LO DIJA. — escupiéndole a la cara.

Pero Valid no se detuvo ahí, quería lastimarla más. Pensaba mientras se limpiaba la saliva del rostro.

      ¿Sabes quien mando a matar a tu madre? ¿Quién la traiciono?

      ¿Que quieres decir? Nadie pudo hacerlo, todo mundo la quería.

      ¡Que ingenua eres! Fue su amigo mas cercano… nuestro pilar

Griselda capto enseguida quien era. Pero se negaba en creerlo.

      ¡Noo! mientes

Archer se acercó a su oído y le dijo:

      A..R…C..H..E..R.



« Pelea parte 1 Comenta este capítulo | Ir arriba Pelea parte 3: El principio del fin »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.