Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ethel Hallow » Conflicto
Ethel Hallow (ATP)
Por Hyon
Escrita el Miércoles 6 de Marzo de 2019, 01:11
Actualizada el Martes 7 de Julio de 2020, 23:29
[ Más información ]

Conflicto

Capítulos
  1. Invocación
  2. Cuarto Oscuro
  3. Revelación
  4. Castigo
  5. El Aquelarre del Caldero
  6. Maldiciones
  7. Premonición
  8. Secretos
  9. Descubrimiento y esperanza
  10. Las piezas puestas
  11. El bosque Hueco
  12. Bosque Hueco Parte 2
  13. Ilusion
  14. Revelación
  15. Un sacrificio mas
  16. En la mira
  17. Una razón para luchar
  18. Buscando problemas
  19. El hombre de la mano quemada
  20. Conflicto
  21. Pelea parte 1
  22. Pelea parte 2
  23. Pelea parte 3: El principio del fin
  24. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  25. Pelea parte 4: La oscuridad en tu interior
  26. Parte 5: Sangre en tus manos
  27. Plan Oculto
  28. El engaño perfecto
  29. Los últimos deseos
  30. Cruda realidad
  31. En un lugar desconocido
  32. La cruda verdad
  33. Tiempos oscuros
  34. La calma antes de la tormenta Parte 1
  35. La calma antes de la tormenta Parte 2
  36. Asturistas
  37. Regresión
  38. Un viaje a otro tiempo
  39. Albert
  40. Los origenes
  41. Evelyn Bocangra
  42. Desentrañando la verdad
  43. Diane White y las gemelas Cackle Parte 1
  44. Diane White y las gemelas Cackle Parte 2
  45. El peligro se aproxima
  46. Sacrificio
  47. Hoguera
  48. Un mismo orden
  49. Hacia la oscuridad
  50. Descenso
  51. El comienzo
  52. Una mentira..
  53. El final de una historia Parte 1
  54. El final de una historia Parte 2


Música de fondo Bleach Treachery: https://www.youtube.com/watch?v=yoCDlOLN9Y8

No tardó mucho en encontrarlos. La oscuridad de la noche los delataba. A lo lejos en la profundidad del bosque, observo como un objeto centellaba con gran intensidad. «¡No puede ser!» pensó Ethel mientras se quedaba paralizada a causa del miedo. No dejaba de mirar aquella luz, inerte al principio. Pero después, vio cómo empezó a moverse a gran velocidad de entre las ramas de los árboles. Dirigiéndose rápidamente hacia donde estaban ellas. Ethel sintió como su respiración se aceleraba y por un momento perdió control de su cuerpo. No podía moverse. Respiro hondo y trato de controlarse. Pero le era imposible. Ethel se volteo rápidamente hacia donde estaba Sophie, gritándole hasta que sus pulmones se quedaron sin aire. Al ver que se había alejado mucho.

      ¡¡SOPHIE…. HUYEE!! — acelerando su vuelo hacia donde estaba ella.

—¡Nos han descubierto! — dijo Graham tomando rápidamente su escoba y despejando junto a los demás.  Tratando de alcanzar a su padre quien se había adelantado.

—¡NO DEJES QUE LLEGUEN AL CASTILLO! — grito su padre a quien había perdió de vista entre el bosque.

Ethel se apresuro aun mas cuando vio salir de entre las ramas de los arboles, tres hombres encapuchados. Dispuestos a matarlas.

Sophie no tardo en captar la idea. No hizo preguntas, supo enseguida por la expresión de pánico en el rostro de  Ethel, que corrían peligro. Acelero lo mas que pudo. Ethel volteo a ver de nuevo hacia atrás y miro como las estaban alcanzando. Tenían que llegar al castillo y conseguir ayuda. Sabia que ellas solas no podían enfrentarlos. El pánico la envolvió y no podía pensar con claridad.

      ¡Vamos! ¡VUELA MÁS RÁPIDO! — dijo Ethel desesperada.— ¡TENEMOS QUE LLEGAR AL CASTILLO ANTES QUE NOS ALCANCEN!

Sophie no solo igualaba la velocidad de Ethel si no que, debido a su gran habilidad. Volaba a su costado. Pero esa noche, la suerte no solo no estaba de su lado. Sino que Astor, aquel viejo cazador las había alcanzado. Lanzándoles un hechizo para derribarlas de su escoba.

—¡Ethel cuidado! — dijo sophie quien con todo el poder que pudo reunir en tan poco tiempo, expulso de su cuerpo un campo de energía repeliendo el hechizo. Pero ella, apenas era una principiante en la creación de campos de energía. No fue tan fuerte como para rebotar el hechizo, sino que  ambas salieron expulsadas de sus escobas, cuando chocó contra el poder de Astor. Cayendo precipitadamente hacia el suelo. Inconscientes

.   .   .

[1 hora antes]

Griselda corría rápidamente por los pasillos, hasta llegar al cuarto de Esmeralda. Respiraba aceleradamente. Tocando fuertemente la puerta, como si quisiera tirarla. Necesitaba respuestas y ella era la única persona que podía dárselas.

      ¡Esmeralda abre soy yo, Griselda! — pero no hubo respuesta alguna— ábreme…es importante, se trata de las premoniciones que tuvimos…es sobre tu familia

La puerta se abrió de golpe. Esmeralda la miro fríamente. Miro a ambos lados asegurándose que nadie las estuviera escuchando.

      Dime que fue exactamente lo que viste— dijo Esmeralda.

      Sé que al igual que yo, ocultaste información. Y sé que no confías en mi ¿Verdad?

Esmeralda asintió.

      Y tampoco me gusta la relación que tienes con mi hermana…Pero no entiendo ¿Por qué contármelo ahora? ¿Porque no antes?

Sabia que si quería saber algo, tenía que ser sincera con ella. Ir directo al grano. Por alguna razón que ella desconocía, Esmeralda sabría si ella estaba mintiendo o no.  Respiro hondo y exhalo lentamente. Mirándola.

      Por miedo—  entrecerrando los ojos — Sabes que mi familia a estudiado las maldiciones por generaciones…en el castillo hay …un ambiente oscuro, puedo olerlo en el aire, deambulando, creando caos. ¿Acaso no lo sientes?

      ¿Cuándo empezó? —  poniéndose frente a la puerta, sin dejarla pasar

      El día que tuvimos esas premoniciones…es por eso que necesito que me digas ¿Qué fue exactamente lo que viste? ¿Quién era la persona que arrastraba aquel ente oscuro?

Esmeralda no dejo mirarla fríamente. No estaba dispuesta a decirle nada. Su rostro estaba inexpresivo. Era como si no le importara lo que le sucediera a ella. Y Griselda lo sabia y lo odiaba al mismo tiempo. Se había desesperado y no podía más con ello. Ethel no había sido la única que había buscado información por su cuenta. Griselda había pasado noches enteras buscando entre los libros de su familia, los signos. Que veía por todo el castillo.

      ¡Bien!  Si quieres que sea por la mala— dijo tomando rápidamente los hombros de Esmeralda, empujándola hasta dentro de su habitación, hasta que toparon contra la pared. — que así sea.

Volteo y con su poder telequinetico cerro la puerta. Molesta.

      ¡Crees que eres la única que tiene algo que perder!  ¿quieres que te diga lo que vi realmente en mi visión? — mirándola fijamente a los ojos— muerte…dime ¿¡crees que tus tontos principios te salvaran!? O ¿a tus hermanas?

      ¿Qué quieres decir? — dijo sin perder la compostura.

Griselda vio que había llamado su atención. Así que decido soltarla. Se volteo y miro el retrato que tenía sobre su escritorio.

      En mi visión me hallaba en una habitación oscura, era fría y estaba parada  sobre rosas negras, que no dejaban de caer  del cielo….después un olor a sangre impregno todo el cuarto… Vi como de entre aquellas rosas negras emergían dos calaveras, con símbolos en su frente. En uno de ellos llevaba la forma de un gato…y sobre el otro— dijo volviendo a ver a Esmeralda—una rosa roja ...el símbolo de tu familia…Se que esta maldición tiene que ver con ella y si no me lo dices tu— señalándola con el dedo— …me lo dira tu hermana

Griselda rápidamente tomo el picaporte de la puerta, pero en eso, la voz de esmeralda la detuvo. Esmeralda puede que no le agradara Griselda. Pero vio sinceridad en sus ojos. La misma con la que le había mirado su hermana tiempo atrás. No estaba mintiendo…alguien de su familia moriría. Y eso la perturbo.

      ¡Espera! …. Era mi hermana…. Ethel…la que estaba en la visión.

      Te diré algo Esmeralda…en esta guerra que se avecina, no puedes esperar meterte en ella, sin esperar perder algo a cambio...Dime cuando el momento llegue y esto se complique a un mas ¿De qué lado estarás? ¿De tus principios? o  ¿de tu familia?

Cuando estaba a punto de salir, un estruendo resonó sobre el castillo. Ambas supieron en seguida lo que estaba sucediendo. Las estaban atacando. Se miraron una a la otra y salieron a mirar por la ventana. En ella vieron como Ethel y Sophie caían de sus escobas al bosque Hueco. Y tras  de ellas, 3 hombres que Esmeralda no tardo en identificar. Aquel símbolo que había visto aquella noche. Los cuervos… 



« El hombre de la mano quemada Comenta este capítulo | Ir arriba Pelea parte 1 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.