Historia al azar: Corazón partio
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La Cura de Pomfrey 2 » Capitulo 28
La Cura de Pomfrey 2 (R15)
Por noeschp
Escrita el Lunes 11 de Febrero de 2019, 21:06
Actualizada el Martes 15 de Octubre de 2019, 10:30
[ Más información ]

Capitulo 28

Capítulos
  1. Capitulo 1 - Sheron
  2. Capitulo 2 - Albus
  3. Capitulo 3 - Sheron
  4. Capitulo 4
  5. Capitulo 5
  6. Capitulo 6
  7. Capitulo 7 - Albus
  8. Capitulo 8 - Sheron
  9. Capitulo 9 - Lena
  10. Capitulo 10 - Sheron
  11. Capitulo 11
  12. Capitulo 12 - Albus
  13. Capitulo 13 - Sheron
  14. Capitulo 14
  15. Capitulo 15
  16. Capitulo 16
  17. Capitulo 17
  18. Capitulo 18
  19. Capitulo 19
  20. Capitulo 20
  21. Capitulo 21 - Scorpius
  22. Capitulo 22 - Sheron
  23. Capitulo 23
  24. Capitulo 24
  25. Capitulo 25
  26. Capitulo 26
  27. Capitulo 27
  28. Capitulo 28
  29. Capitulo 29
  30. Capitulo 30 - Ulrik
  31. Capitulo 31 - Sheron
  32. Capitulo 32 - Ulrik
  33. Capitulo 33 - Sheron
  34. Capitulo 34 - Ulrik
  35. Capitulo 36 - Sheron
  36. Capitulo 37
  37. Capitulo 38
  38. Capitulo 39
  39. Capitulo 40 - Ulrik
  40. Capitulo 41 - Sheron
  41. Capitulo 42 - Ulrik
  42. Capitulo 43 - Sheron
  43. Capitulo 44
  44. Capitulo 45
  45. Capitulo 46
  46. Capitulo 46
  47. Capitulo 47
  48. Capitulo 48
  49. Capitulo 49 - Ulrik
  50. Capitulo 50 - Sheron
  51. Capitulo 51
  52. Capitulo 52
  53. Capitulo 53 - Albus
  54. Capitulo 54 - Sheron
  55. Capitulo 55
  56. Capitulo 56
  57. Capitulo 57
  58. Capitulo 58
  59. Capitulo 59
  60. Capitulo 60
  61. Capitulo 61 - Ulrik
  62. Capitulo 62
  63. Capitulo 63 - Sheron
  64. Capitulo 64
  65. Capitulo 65 - Ulrik
  66. Capitulo 66
  67. Capitulo 67
  68. Capitulo 68
  69. Capitulo 69
  70. Capitulo 70 - Sheron
  71. Capitulo 71 - Ulrik
  72. Capitulo 72
  73. Capitulo 73 - Ulrik
  74. Capitulo 74
  75. Capitulo 75
  76. Capitulo 76 - Sylvain
  77. Capitulo 77
  78. Capitulo 78

Se separaron porque debían hacerlo, no porque quisieran, e intercambiaron sonrisas radiantes. Luego se rieron, por que habían sido tan idiotas ultimamente. Ulrik sonreía y le miraba mucho la sonrisa. Seguramente era lo que más le gustaba de él así que Sharon no dejó de sonreír.

  • ¿Desde cuando? - preguntó Ulrik saboreando sus labios. Sheron se encogió de hombros.

  • Hace pocos días que lo sé…

Ulrik borró un poco su sonrisa, sin dejar de recorrerle con la mirada el rostro.

  • Es difícil al principio…  - le advirtió, evidentemente con temor de que Sheron se arrepentirá. - Sentirás que el mundo gira al revés…

Sheron se rio y Ulrik suspiro, enamorado.

  • Mi mundo siempre giro al revés. Quizás ahora vaya en camino correcto ¿No crees?

Ulrik rió un poco.

  • No lo sé, creo que aun seguirás siendo un grano en el culo…

Sheron río y lo empujó levemente pero en ese momento escucharon a alguien subir las escaleras. Ulrik se apresuró a tomar la carta que iban a enviar y se acomodaron lejos de la entrada, escondidos bajo la capa en un rincón.

Era Bengtsson que recién llegaba. "Tarde idiota", pensó Sheron mirando de reojo a Ulrik a su lado. Pero éste miraba la mesa en la que habían estado trabajando, y que Bengtsson se acercó a estudiar. Habían dejado el tintero, la pila de pergaminos y el que Sheron había escrito para Lena ardía en el fuego.

  • ¿Ulrik? - preguntó Bengtsson girando sobre sí para ver hacia todas partes - ¿Ulrik?

Ulrik se giró hacia Sheron, le tomó la mano con suavidad y le sonrió, diciéndole de esa manera que se quedaría con él. Sheron le devolvió la sonrisa, emocionado por ello. Quería más que nada volver a besarlo, pero Bengtsson aún no se había ido.

Dispuesto a encontrarlos, se apoyó sobre el escritorio y se cruzó de brazos a esperarlos. Tenía cara de pocos amigos, y miraba hacia todas partes como un perro sabueso.

  • Malditos Potter… - susurró - ¡Ulrik, llegaremos tarde al baile de navidad!

Sheron tuvo mucho cuidado de no echarse a reír y Ulrik le sonrió levemente diciéndole que no debía burlarse de él. Le hizo señas con las manos que decían "Debo hablar con él, debo decirle".

"Dile que yo te llevaré al baile" - le respondió Sheron, provocador. Ulrik sonrió incrédulo, sonrojándose.

  • Maldita sea… - maldijo Bengtsson saliendo por fin de la lechucería. Cuando desaparecieron sus pisadas, salieron de debajo de la capa. Sheron la enrollo y la guardó dentro de su mochila. Ulrik miró hacia donde Bengtsson se había marchado y luego se volvió hacia Sheron, no lucía muy feliz ahora.

  • Ve, dile… - dijo Sheron echándose la mochila al hombro. Aquí te espero…

Ulrik asintió, pero antes de salir titubeo. No sabía si despedirse con un beso o solo despedirse. Finalmente optó solo por irse, y Sheron se volvió para enviar la carta pero… la tenía Ulrik, así que solo se acercó al fuego sentándose a su lado en el suelo a esperar…

Se moría de ganas por ver la cara de Bengtsson cuando Ulrik le dijera la verdad, pero sabía que él no lo habría aprobado, y que muy a su pesar respetaba y quería a Bengtsson, así que espero en silencio como un buen niño.

Se pasó los dedos por los labios recordando aquel beso, totalmente diferente al que le había dado a Aneka. No porque no lo haya disfrutado, sino porque besar a Ulrik era más emocionante, más maravilloso. Amaba a Ulrik, y eso hizo que su beso fuera perfecto.

Aunque estaba seguro de que también había algo de lo prohibido que a él tanto le encantaba… Siempre le había gustado ir en contra de la marea, como un pez coi intentando nadar contra corriente… Estar con Ulrik tenía un poco de eso y lo admitía; admitía que estaba tentado por lo prohibido, la aventura, y la diversión de ver las caras de quienes se atrevieran a decir que no podían estar juntos…

Se sentía emocionado, ansioso y a la vez temeroso por el futuro. ¿Caminarian de las manos? ¿Desayunarian juntos? ¿Se verían luego de clases para besarse todos los días? Volvierian a estar como antes, juntos como antes…

  • ¿Sheron? - Sheron se puso de pie al escuchar su voz y sonriente, se le acercó. Ulrik tenía los ojos llorosos y mala cara, pero le devolvió la sonrisa.

  • ¿Que paso?

  • Creo que salio bien…

  • Tu cara no dice lo mismo…

Ulrik suspiro y se restregó los ojos.

  • Él cree que cometo un error… Que saldrás corriendo y… - se mordió los labios nervioso, desviando la mirada. Él también lo creía…

  • No saldré corriendo… - le respondió Sheron acercándose y tomándolo de la mejilla para que le devolviera la mirada. - Quiero estar contigo…

  • No puedes saberlo… - dijo entristecido. Sheron lo miró con fijeza.

  • Te lo estoy diciendo ahora… No saldré corriendo. - dijo muy seguro de sí mismo, con confianza y decisión, a modo de promesa. - No importa lo que pase. Estaré contigo… Y contigo nada puede pasarme…

Ulrik le sonrió y asintió, apartando las lágrimas de su cara.

  • ¿Puedo invitarte al baile? - le preguntó haciendo una ridícula reverencia. Ulrik río, sonrojándose.

  • No seré la niña de la historia - le advirtió - Yo te invitaré al baile a ti…

  • No me importa, si voy contigo - Dijo sonriente acercándose a él, ansioso de volver a besarlo. Ulrik se sonrojo otra vez, viéndolo a los ojos.

  • Eres hermoso, ¿Lo sabes? Jamás vi a alguien tan hermoso…

  • ¿Así me dices que ya te gustaba antes de conocerme? - le preguntó recordando que Ulrik había confesado reconocerlo. Él se sonrojo mucho más que antes.

  • Sí… - susurró y Sheron amplió su sonrisa.

  • Entonces… Bengtsson tenía razón…

  • Sí… - repitió avergonzado. Sheron sonrió otra vez - Eres malo y dulce tambien… - trago saliva - Me gustaste desde que te conoci… Lamento habértelo ocultado. No quería que dejaras de verme…

  • Creo que tu tambien me gustabas… - pensó Sheron, tratando de recordar - O al menos no podía separarme de ti…

Ulrik no lo dejó seguir balbuceando. Le dio otro beso, atrayéndolo hacia él.

Cuando se separaron, ambos estaban respirando agitados, y despeinados. Ulrik se pasó la mano por los labios húmedos y se acercó a las lechuzas. Sheron lo siguió haciendo lo mismo y acomodándose un poco el cabello cuando Ulrik metió las manos en sus bolsillos y las encontró vacíos.

  • Creo que… - metió las manos en sus bolsillos traseros… - No tengo la carta…

  • Bengtsson…


  • ¡Ekwnd! - lo llamó Ulrik entrando en la Sala Roja con Sheron siguiéndole los talones. Bengtsson se dio la vuelta, dedicandole una suave y ligera sonrisa de placer. - Mi carta… damela…

  • ¿Que carta, Ulrik?

  • Por favor, Ekwnd… damela. - le suplicó. Le temblaba la voz.

  • ¿No sé de qué me estás hablando? - le dijo él, mirando sonriente a Sheron y luego a él - ¿Qué carta?

Ulrik sorpresivamente para Sheron y los demás, lo tomó del cuello de su camisa celeste.

  • Idiota, devuelvela…

  • No se de que hablas, tonto - le dijo quitándoselo de encima con facilidad, pues Ulrik era más pequeño.

  • Van a matarme, idiota… - le susurro - Cuando flote en el río como Podrick, te juro que volveré solo para asegurarme de que tu tambien flotes conmigo… - lo amenazó con lágrimas en los ojos. Bengtsson se rio.

  • Al menos así estarás conmigo… - soltó, pero Ulrik lo fulminó con la mirada - Solo te expulsaran… O a él - dijo haciéndole a Sheron el mismo gesto que él le había hecho en la Sala Blanca, como si le disparara. Sheron lo fulminó con la mirada - No me importa.

  • ¿A quien se la diste?

El silencio de Bengtsson fue suficiente. Ulrik salió corriendo de la Sala Roja, asustado. Sheron lo siguió y lo encontró en el pasillo.

  • ¿Qué pasa? - preguntó Sheron, desconcertado - ¿Ulrik?

  • ¡Sabe que soy el pájaro! - soltó volviéndose hacia él. Lloraba y eso asustó a Sheron.

  • ¿Pájaro? ¿Que pajaro?

  • El pájaro, el que le envió las cosas a tu abuelo… - Sheron abrió mucho los ojos, asustado - Sergey ahora lo sabe y va a matarme…

  • No dejaré que te ocurra nada - le dijo más seguro de lo que en realidad estaba - Le escribiré a Albus, te sacará de aquí…

  • No puedes hacer eso…

  • Claro que si… Es Albus Potter ¿O no? - se miraron a los ojos, asustados.

  • Debí enviarla antes de hablar con Ekwnd… - lloriqueo.

  • No sabías que el imbecil te la sacaría… Además… era una carta extraña, dirigida a tu tío… No es más que…

  • Los Oland no tenemos tíos… - confesó Ulrik entre lágrimas - Pasaba desapercibida por que nadie se detenía a pensar que no tenemos tíos… pero Ekwnd lo sabía… sabía de las cartas, sabía de Albus… Él formaba parte de nuestros debates… Y ahora Sergey lo sabe…

  • No me alejaré de ti - repitió Sheron. - Le escribiré a mi abuelo…

Ulrik levantó la cabeza, con una expresión extraña de esperanza.

  • Dile que quieres irte a casa… Pidele perdon y vete…

  • No te dejaré… - replicó Sheron indignado. - No ahora que te tengo...

Ulrik le sonrió complacido.

  • Siempre me tuviste…

  • No me iré… No hay nada en casa para mi. Tu eres mi hogar...

Ulrik contuvo las lágrimas, entristecido, cuando un muchacho de cuarto se les acercó. Sheron lo miro mientras Ulrik se mantuvo de espaldas, esperando la llamada…

  • Cox, te llama el director Sergey…

Ulrik se sorprendió más que Sheron.

  • Gracias - le agradeció al muchacho, que se despidió con una cabezada.

  • Ten mucho cuidado… - le pidió Ulrik, asustado. Sheron le entregó su mochila.

  • Esperame en el cuarto piso, bajo la capa… - le pidió - Si te sucede algo mientras no estoy, te mato…

  • Tenla tú…

  • Nada de eso - le dijo tomándolo de la mejilla y besandolo. Ulrik se sonrojo levemente por el inesperado gesto - Usala, no seas estupido…

Minutos después, Sheron entró en el despacho.

  • Profesor ¿Quería verme?

  • ¡Ah! Cox… pasa. Gracias por venir - le dijo desde su asiento. Sheron buscó rápidamente con los ojos la carta de Ulrik en el escritorio, pero no la vio por ninguna parte. Se sentó delante sin esperar invitación.

  • Bueno, iré al grano esta vez… - Sheron asintió - Tengo una inquietud… El profesor de herbología dice que hubo un robo hace unas semanas atrás… Al parecer alguien cortó violentamente una de sus plantas de asfodelo… - Sheron arqueó las cejas, haciéndose el desentendido, sin entender muy bien porque se lo decía ahora - Luego me mostró esto - dijo y con su varita hizo aparecer en el aire una especie de filmación en donde Ulrik salía cortando con magia (y de forma impecable) un gajo de asfodelo. Sheron palideció. - Supongo que no era para él, sino para ti… - le dijo mirándolo con fijeza. - Ya que tu danés es casi perfecto… - Sheron tragó saliva, dándose cuenta de que desde que había entrado al despacho, Sergey estaba hablando en danés. No se había quitado el traductor esta vez… Nervioso, asintió. - Que buen amigo… Sabiendo que cortar las plantas equivale a la expulsión…

  • Por favor, no lo haga… Expúlseme a mí. Envíeme de regreso a casa… Oland no tuvo nada que ver…

  • Me temo que no puedo hacer eso… Imagina el escándalo que enfrentaría tu abuelo. Me mataría… No, no, no, no…

  • A él no le importará… Por favor, profesor…

  • ¿Volverías a casa por él? - Sheron asintió, asustado - ¿Aun si tuvieras que enfrentar a Albus? - claramente no le preguntaba por una absurda riña de expulsión… Sus ojos eran ávidos, y recorrían la cicatriz de su cara.

  • Sueltelo ya, ¿Que es lo que quiere? - preguntó irritado.

  • Información… - respondió, meditando en su ojo negro.

  • ¿De esto? - Sergey asintió.

  • Algunos dicen que peleaste con tu abuelo… ¿Él te hizo eso?

  • Me lo hice yo mismo - le respondió de mala gana - Fue un accidente.

  • ¿Tu mismo? ¿Cómo? - aunque algo en su mirada le decía que ya sabía la respuesta.

  • ¿Ulrik se queda? - le preguntó con cautela. Sergey se recostó en el respaldo, como un buen negociador.

  • Solo si me ayudas a entender algunas cosas…

  • ¿Qué quiere entender?

  • Detalles… Como ¿Por qué tu abuelo no envejece? - Sheron aflojo el semblante, asustado - ¿Es verdad que su piel se cura sola?

Sheron se puso de pie enfadado dispuesto a marcharse, pero cuando se dio vuelta Sergey comenzó a silbar como un pájaro. Sheron se volvió lentamente con la piel de gallina. En el aire y frente a él, sacudía de un lado a otro el pedazo de pergamino con la letra de Ulrik… Sergey miro la carta y luego a Sheron otra vez, irritante.

  • Creo que encontré a mi pajarito… - disfrutó de la expresión asustada y perpleja de Sheron - ¿No conociste a Podrick Herald, no?


Cuando Sheron subió al cuarto piso, entró llorando y Ulrik se descubrió de inmediato de debajo de la capa de invisibilidad y se abalanzó sobre él.

  • ¿Qué pasó? ¿Que te dijo?

Pero Sheron era incapaz de responderle. Se sentía sucio y traicionero. Le había contado todo a cambio de un pacto de salvamento. Ulrik no correría ningún peligro, a cambio de lo que Sergey quería saber de su abuelo… Ahora Sergey sabía que era lo que hacía a Albus Potter tan fuerte y… también sabía que podía quitárselo…



Hay Sheron! ♥ Besos chicas, nos leemos pronto


« Capitulo 27 Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 29 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.