Historia al azar: Aventuras en el tiempo
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La Cura de Pomfrey 2 » Capitulo 21 - Scorpius
La Cura de Pomfrey 2 (R15)
Por noeschp
Escrita el Lunes 11 de Febrero de 2019, 21:06
Actualizada el Lunes 22 de Julio de 2019, 10:39
[ Más información ]

Capitulo 21 - Scorpius

-               ¿Supiste algo de Sheron? - Albus asintió mientras su mirada estaba en su nieta Lena y su hijo Cooper. Él intentaba enseñarle algunos acordes a ella, pero la niña no era buena y hacía unos ruidos tan feos con el instrumento que Cooper se contenía, con demasiada amabilidad, de querer quitárselo de las manos. Ellos eran buenos, dulces… Desde que Sheron no estaba allí todo parecía mantenerse en una instancia de absurda calma. El silencio y la tranquilidad eran abrumadores, como encontrarse en el ojo de la tormenta. Todos podían sentirlo; Scorpius podía sentirlo y Albus también… - ¿Y bien?

-               Él está bien… - se limitó a responderle, evasivo como siempre - Le escribí a Sergey pidiéndole que lo envíe a casa para navidad…

-               ¿Y qué ha dicho?

-               Que le pregunte al muchacho… - ambos intercambiaron una fría mirada. Sheron no regresaría… No si aún no arreglaban las cosas entre ellos dos.

-               ¿Sabes que una carta tuya apagaría ese incendio, verdad? - Albus lo ignoró. - El chico tiene que volver algún día, Albus.

-               Lena lo echa de menos…

-               Claro, es su hermano…

-               Ni siquiera puede hablarle como quiere por cartas… Debo insistirle que le hable en código…

-               ¿Sigues pensando que interceptan tus cartas? - Albus volvió a ignorarlo, no era algo a lo que Scorpius estuviera desacostumbrado. Interpretaba su silencio como un claro asentimiento. - Podrías escribirle a él… - sugirió nuevamente, sin mucho abrigo de esperanzas.

-               ¿Y decirle que? "Regresa, te extraño", Por Merlín… - dijo con exasperación, revoleando hacia un lado sus ojos verdes. - Me conoces…

-               Quizás ni tú ni él lo reconozcan, pero al menos podrían fingir… Él tiene que saber en dónde está y en que está involucrado y…

-               Lo sabe… - Scorpius se sorprendió - ¿Recuerdas a Ulrik Oland? Es su amigo…

-               ¿Su amigo? ¿Sheron? - Albus sonrió, divertido por su reacción. Era una verdadera sorpresa, ya que Sheron nunca se había acercado a nadie - ¿Oland? ¿El niño enclenque de Bergen? - Albus asintió. - ¿Está en Durmstrang? - volvió a asentir - ¿Él es tu informante?

-               El chico es inteligente - le dijo descubriendo una carta doblada de su bolsillo. Scorpius la tomó y leyó:

 

"Tío,

El sol no sale seguido estos días, hace frío aquí. Aun así las puertas se mantienen cerradas y los lobos fuera. Espero que la primavera reluzca pronto, así podremos vernos. ¡Cuéntame cómo estás allí! Mil experiencias maravillosas has de vivir. Te quiere, tu sobrino.

Ulrik Oland."

 

Scorpius levantó la cabeza, confundido. Albus volvió a sonreír divertido por su desconcierto.

-               Ahí dice que están tranquilos, a pesar de las amenazas. Se mantienen fuera de peligro. "Espero que reluzca la primavera, así podremos vernos"... No vendrá Sheron en Navidad… ¿Lo entiendes?

-               "¡Cuéntame cómo estás allí! Mil experiencias maravillosas has de vivir" - leyó Scorpius con el entrecejo fruncido.

-               Que me mantenga en contacto. Siempre termina para que le responda. Sería extraño que no lo hiciera… Y si él no escribe un final… Pues no es él…

-               Es listo… - coincidió y Albus asintió.

-               Sheron está bien en sus manos… Por ahora… - dijo volviéndose hacia Cooper y Lena y Scorpius hizo lo mismo, ensimismado. La única vez que había oído hablar a Albus de Urlik Oland había sido hace años… Lena apenas comenzaba a desarrollar su don entonces, y hasta donde sabía, el muchacho estaba sufriendo un trauma familiar importante. Albus estaba confundido respecto a ello, pero ahora no parecía estarlo.

-               ¿Confías en él? - preguntó levantando un poco la carta.

-               Claro - Scorpius asintió. Que Albus confiara en alguien con seguridad no era hecho al azar. El chico debía de ser bueno. - Y lo más importante… Sheron confía en él…  - Albus lo miró a los ojos, un destello de preocupación podía verse en ellos - Ulrik es lo mejor que tengo…

-               Debe de ser temperamental. Es difícil domar a Sheron… - Albus volvió a sonreír, nuevamente relajado.

-               No tengo idea como lo ha hecho… Pero debo creerle… Los he visto juntos, su unión es fuerte…

-               ¿Los has visto? ¿Cuándo?

-               En cuanto supe que a Sheron le pagaron los cuatro pisos de la Sala Blanca, fui a hablar con Sergey… - Scorpius asintió. Aún era un misterio quién había pagado esos dos pisos extra, aunque tenían sus sospechas de que había sido el propio director - Los vi juntos ese día… Sheron reía como nunca lo había visto hacerlo - confesó con el entrecejo levemente fruncido - No sé como lo hizo pero, Ulrik lo tiene…

-               Tengo curiosidad, ciertamente - confesó Scorpius. Desde que Sheron era un bebé, nada o casi nada lo hacía sonreír… ¿Riendo? ¿Qué cosas le causarían gracia? Se imaginaba burlándose de alguien… o planeando lastimar a alguien. Su cara de preocupación debió delatarlo por que Albus lo miró y negó.

-               Ulrik es un buen chico… Dudo mucho que Sheron se acuerde siquiera de lo que le gustaba hacer aquí…

-               ¿No has pensado qué pasaría si este tal Ulrik decide traicionarte?

Albus se puso tenso.

-               Confío en él… - respondió - Pero si, lo he pensado… En ese caso, no tendrá donde esconderse de mí…

 

Scorpius se sentó a escuchar a su hijo tocar el violín una vez que Lena se marchó con Albus. Hogwarts en invierno era fría y cruda, pero existía ese calor de las personas, que hacía que no importara realmente. Cooper tocaba su hermosa melodía, y un grupo pequeño de niños se había concentrado a su alrededor.

Scorpius levantó la cabeza para ver como el viento se llevaba las hojas hacia el lago negro y al Bosque Prohibido. La chimenea de Hagrid humeaba y desde las ventanas podía verse el color cálido y anaranjado de aquel delicioso fuego.

Tener niños y guiarlos era una tarea difícil, algo a lo que siempre le había tenido miedo… Pero ahora confirmaba que serlo había sido peor. Enojados, distraídos, caprichosos… ciegos, tan ciegos…

Nunca había sentido demasiada empatía por Sheron. Usualmente preferían ignorarse mutuamente. Sin embargo siempre sintió pena por él. Había intentado hacer que sus hijos se le unieran, pero Cooper, que tenía su edad, era un muchacho muy dulce, inofensivo; y Sheron en cambio era ardiente pólvora…

La única vez que habían estado cerca, Sheron se encargó de arrancarle todas las cuerdas a su violín; aquel precioso instrumento que Lily le compró por primera vez… Cooper no quiso saber nada desde entonces… Le tenía miedo, como todos los demás… Incluso James le había insistido a su hijo Max, y un momento parecían haberse entendido; pero luego Sheron comenzó a evitarlo, y si bien no se atrevía a fastidiarlo porque era el mayor, no toleraba que le hablara mucho tiempo.

Ese Ulrik debía de ser un manipulador grandioso y si podía manipular a Sheron, ¿Por qué no a Albus también?

-               ¿Te gustó? - Cooper lo sacó de sus ideas. - ¿En dónde estás? - se burló, sonriente.

-               En el Norte - respondió con una amplia sonrisa - Tu música es hermosa, hasta allí me ha llevado… - su hijo le sonrió, con la misma sonrisa que tenía él a su edad, pero mucha más llena de la dulzura de Lily…

-               Están preocupados por Sheron - soltó guardando el violín en su estuche. - Lo único que Lena le ha podido escribir son idioteces…

-               Digamos que… Nuestra fe está depositada en un niño de trece años… - Copper asintió.

-               Se ve que a Sheron le interesa, este "niño"… En su última carta le confiesa a Lena que ha discutido con él y… porque… Quizás deberían hablar con ella… - sugirió echándose el estuche a su espalda dispuesto a ir hacia el castillo. Scorpius asintió, agradecido. - ¿Te veo luego?

-               Te veo luego - le respondió Scorpius guiñándole un ojo y su hijo de marchó.



Seguimos con Scorpius aca tambien!! Me pareció interesante para romper el orden de Sheron, Sheron, Sheron ajjajaja Y volver un poco a Hogwarts, a casa. ♥
Besos chicas, buen fin de semana!


« Capitulo 20 Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 22 - Sheron »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.