Historia al azar: NAVIDADES EN HOGWARTS
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La Cura de Pomfrey 2 » Capitulo 10 - Sheron
La Cura de Pomfrey 2 (R15)
Por noeschp
Escrita el Lunes 11 de Febrero de 2019, 21:06
Actualizada el Viernes 19 de Julio de 2019, 17:06
[ Más información ]

Capitulo 10 - Sheron

  • De mest ædle magi - dijo el profesor de pociones. Un hombre de baja estatura y contextura de rugbier. - det er let bekæmpeligt...

Sheron suspiró cerrando el diccionario que tenía en su escritorio y levantó la mano por primera vez en esa semana. El profesor enfocó su atención en él, expectante.

  • Disculpe, soy Inglés. No entiendo danés…

El hombre lo observó perplejo, sin comprender. Otro joven, se ofreció a traducirlo entonces, y el profesor frunció el entrecejo aún más desconcertado.

  • At gå med direktøren - respondió y el joven se volvió hacía Sheron sin mudar su osca expresión.

  • Que vayas a decirle al director - le dijo y la clase continuó sin miramientos. El muchacho que había traducido no volvió a prestarle atención, y Sheron no tuvo más opción que levantarse e irse.  

Comenzó a caminar hacia el despacho del director, pensando en el esfuerzo que había conllevado esa semana tratando de comprender algo, apenas, de aquel idioma intrincado. Que tonto ¿Por que no fue directamente al director? No había algo que le molestara más que no poder valerse por sí mismo… Ir con el Director Sergey era admitirle a su abuelo que estaba en problemas… Que no podía enfrentar la dificultad que le había planteado. Que aun a la distancia, dependía de ayuda… de su ayuda… pues Sergey no dejaba de ser su amigo…

Llamó a la puerta varias veces y llegó a pensar que él no se encontraba allí, cuando finalmente asomó su rostro. Lo dejo pasar y Sheron espero a que se sentara otra vez en su escritorio; una antigua costumbre que Albus le había impuesto como principal gesto de modales.

  • ¿En qué puedo ayudarte, Sheron?

  • Profesor, necesitaré ayuda para hacer mis estudios - Sergey arqueó una ceja - No entiendo danés. - continuó sin mucho ánimo. Entonces la perplejidad en el rostro del director sorprendió a Sheron.

  • ¿Cómo? Albus me ha dicho que tu danés es aceptable…

  • No hablo danés… - repitió con fastidio - Apenas sé solo un poco de español…

  • ¿No hablas danés, nada? - Sheron negó. - Pero Albus dijo…

  • No se lo que le habrá dicho Albus, señor. Pero no es cierto - lo interrumpió con furia. Sergey pareció sorprendido por su actitud renuente hacia su abuelo. Seguramente esperaba otro tipo de relación, una más afectuosa, quizá…

  • Entonces no puedes estudiar aquí… Necesitas aprender danés…

  • Evidentemente - se quejó sin reparo. - ¿Tienen algún profesor que pueda…?

  • No - interrumpió antes de que continuara - Aqui no hay traductores. No enseñamos idiomas. - Sheron iba a replicar pero el director continuó - Lo siento Sheron, escribiré a Albus a ver si puede ayudarte de alguna forma, pero sino… Me temo que no podrás estudiar aquí…

  • No… - soltó Sheron sintiéndose acorralado - Albus no me ayudará - Sergey arqueó una ceja, sorprendido - Descuide… encontraré una manera…

  • ¿Qué sucede realmente entre tu y el director de Hogwarts?

Sheron lo miró a los ojos un instante. Parecía sumamente interesado por saber la verdad. Al parecer, su abuelo le había mentido, y había vendido a Sheron como si fuera un estudiante erudito con varios conocimientos, en lugar del bruto estudiante y poco inteligente que era…

Pero Sheron no era poco inteligente… no lo sería nunca más. Se dio la vuelta sin darle una respuesta y se dirigió casi corriendo de vuelta a la Sala Roja. Dejó a un lado su mochila en el rincón más alejado de donde se acumulaban normalmente los grupos de gente y se quedó allí a leer.

Pero esta vez ya no leería material en danés. No. Si existía un encantamiento para los idiomas, él debía saberlo. Una vez Albus lo había utilizado para hablar con un hombre en Estambul. Sheron era un niño entonces con apenas seis años, una de las pocas veces que había quedado a cargo de su abuelo, y él no tuvo más remedio que llevarlo consigo y con Lena a una cita médica. No recordaba con exactitud cuál era el encantamiento, pero recordaba salir naturalmente palabras inentendibles de los labios de Albus. Si él pudiera encontrarlo, ya no tendría que necesitar su ayuda…

Paso largas horas revisando libros y libros en inglés. Luego, cuando tuvo que admitir que no lo encontraría en los que quedaban, comenzó con los daneses. Se hizo del diccionario lo más que pudo, tratando de entender palabra sueltas, pero todo era tan difícil… Los verbos y los tiempos lo confunden. Una palabra podía escribirse en ocho formas distintas... Había palabras en inglés que en danés incluso no existian… ¿Cómo hacían los niños que sabían ambos idiomas? ¿Cómo hacía Ulrik…?

Ulrik.

Sheron aguardó a que la última clase terminara (no se había dado cuenta hasta entonces que ya estaban colocando la cena en las mesas) y espero a que el muchacho pálido de cabello oscuro entrara en la Sala Roja.

Iba vestido de negro, con una camisa negra de cuello alto y un saco del mismo color sobre los hombros. Esto lo sorprendió un poco, pues sus amigos iban con el traje rojo del colegio.

Sheron se puso de pie mirándolo fijamente, esperando que se fijara en él. Primero lo hizo uno de sus compañeros, que le indicó a Ulrik que Sheron quería hablar con él. Ulrik se despidió con una formal cabezada de sus compañeros y se acercó finalmente.

  • Hola, Sheron.

  • Hola Ulrik…

  • ¿Qué tal tu primera semana? - preguntó cortésmente, echándole una rápida ojeada a los libros desperdigados en la mesa de Sheron.

  • Terrible…

  • Intuyo que ibas a decirme, o preguntarme algo… - sugirió metiéndose las manos en su pantalon, tambien negro.

  • ¿Por qué el negro? - soltó casi sin pensar. Ulrik desvió la mirada brevemente hacia sus pies.

  • Un amigo murio hoy.

  • Lo siento - dijo Sheron, aunque realmente no le importaba tanto.

  • Dime… - pidió Ulrik sin enfadarse.

  • ¿Tienes idea si hay algún encantamiento de traducción?

  • Se que existe.

  • ¿Sabes donde puedo encontrarlo? ¿O a quién puedo preguntarle?

  • No lo encontrarás aquí - dijo mirando hacia arriba, a las estanterías rojas - De eso estoy seguro.

  • ¿La Sala Blanca? - preguntó desesperanzado y su temor se acrecentó cuando Ulrik asintió.

  • ¿Podría pedirte el libro…?

  • Lo siento - lo interrumpió componiendo una sonrisa rígida - Los libros de la Sala Blanca no pueden retirarse de allí.

  • Entiendo… - dijo, molesto por aquellas absurdas normas. - ¿Qué puedo hacer para que me dejen entrar allí?

  • Pagar...

  • ¿Cuanto?

  • Creo que es una bolsa de cien galeones mensuales…

  • No tengo ese dinero…

  • ¿Tu familia? - Sheron tragó con dificultad, como si se hubiera tragado una piedra, y Ulrik comprendió, asintiendo - ¿Qué demonios hiciste para que te dejaran aquí sin dinero?

Sheron titubeó, pero guardó silencio.

  • Intentaré buscarlo para ti - se ofreció amablemente - Pero me llevará tiempo… Hay cientos de libros en la Sala Blanca.

  • Entiendo - Ulrik arqueó muy imperceptiblemente una ceja, y Sheron comprendió que su silencio estaba siendo descortés. Todos allí parecían apreciar demasiado los favores y agradecimientos - Gracias, Ulrik - dijo y el muchacho asintió, conforme. Luego se dio la vuelta para dirigirse hacia sus compañeros. Se volvió sobre su hombro, elegantemente.

  • Te ofrezco unirtenos una vez más - dijo - Aprenderás más del idioma si lo escuchas…

Sheron observó los libros en su mesa, los cuales lo ahogaban en un mar de palabras incomprensibles, y asintió. Ulrik, alegremente (Como era posible, pues era muy recto y serio) lo ayudó a devolverlos a sus estanterías y luego lo arrastró consigo hacia la mesa.

Cuadro muchachos lo observaron con detenimiento. Sus ojos recorrieron su cicatriz como si fuera una catarata; y observaron con atención y temor su ojo negro. Luego de una semana con él, Sheron ya se estaba acostumbrando a tenerlo. Incluso le agradaba… Le gustaba observarlo más que a su brillante ojo verde, el ojo que lo hacía recordar a Albus Potter. Trataba de imaginar que tenía los dos ojos negros y que el verde no existía más...  

Sheron no había perdido la visión de aquel ojo; por suerte simplemente era un desperfecto estético. Solo recordaba que lo tenía cuando la gente se lo quedaba observando largo rato, embobados; preguntándose qué demonios le había sucedido.

  • Han er Sheron Cox - lo presentó Ulrik. - Jeg forstår ikke danskere.

  • ¿Qué fue lo que dijiste? - preguntó Sheron asustado. Lo podrían estar insultando que él como un idiota, no se daría cuenta.

  • Que eres Sheron, y que no sabes hablar danés. - le respondió amablemente tomando asistió e invitándolo a hacer lo mismo. Sheron obedeció, escudriñando los rostros de sus nuevos compañeros.

Dos eran muy parecidos, con el cabello rojizo rubio y mandíbula cuadrada. Tenían el cabello largo hasta debajo de las orejas, atados con complicadas trenzas que iban en todas direcciones. Al igual que Ulrik, sus facciones eran puntiagudas.

  • Ellos son los primos Kórberg. Persson y Norén. - los presentó Ulrik. Los muchachos asintieron al mismo tiempo.

El próximo era Ekwnd Bengtsson, más alto y más delgado que los primos Kórberg. Su cuello era casi antinatural y sus facciones también eran puntiagudas, pero era atractivo. Sus ojos eran azules y su cabello oscuro. Parecía un elfo mágico. Sheron ya se había fijado en él en los dormitorios. Solía ser el bromista, el que hacía reír a los demás por las noches antes de irse a dormir.

  • Y él es Nalterqvist Einar. Puedes llamarlo Einar - le dijo, presentando a un chico regordete de cabello muy rubio y mejillas redondas. - Todos ellos son mis colegas de grupo. Hacemos grupos de debate aquí en Durmstrang los fines de semana.

  • ¿Qué debaten?

  • Sobre todo - dijo animado, pero en susurros - Asignaturas, profesores, ideologías… - se encogió de hombros - Nos gusta desquitarnos contra el sistema. - le dijo más cerca del oído - Aquí en Durmstrang - continuó susurrando - Sergey ha prohibido los debates, así que… te agradecería que no… - Sheron asintió, confundido. Ulrik se irguió nuevamente - Son mis buenos amigos, ellos te tratarán bien.

  • ¿Por qué los prohibió?

  • No le gusta que comparemos. El año anterior perdió el desafío de profesores. El director de tu antigua escuela le pateo el trasero, ¿Asi se dice, no? "Pateo el trasero" - Sheron asintió, ensimismado.

  • ¿Desafío de profesores?

  • Cada año califican delante de las Naciones Unidas Mágicas y los departamentos de Educación Mundial para seguir siendo directores. Sergey salió segundo otra vez… Albus Potter ganó con amplia diferencia.

  • Albus Potter - balbuceó susurrante Einar en gesto de aprobación. Ulrik asintió y le dijo algo rápido en danés. Los demás rieron. Entonces se volvió hacía Sheron otra vez.

  • Sergey es muy orgulloso. Cree que Potter es solo un movimiento popular, y que su educación es mediocre y morirá.

  • También pienso que Durmstrang es mejor…

  • ¿Lo crees? - Sheron arqueó las cejas - Luchamos entre nosotros mucho tiempo. Quizás somos buenos con las Artes Oscuras pero, no sabemos nada de animales mágicos, ni herbología… Mucho menos de medicina… Quizás Potter sea un movimiento popular, pero siento envidia. Aquí mis padres pagan fortuna, y nunca llegaré a ser ni la mitad de boticario que su nieta Lena Albot…

  • Nadie puede ser como Lena… - el nombre de su hermana en la boca le produjo un amargo sabor. Lena no le había escrito nada desde que Sheron se marchó… Ulrik aguardó unos instantes para meditar en silencio.

  • Quizás no, pero Potter no le pone un freno a la educación. Aqui tengo que pagar otra bolsa de galeones si quiero estudiar herbología…

Sheron observó a su alrededor. Todos parecían pertenecer a cunas nobles.

  • ¿Aquí no hay clase media, cierto?

  • Que astuto.

  • ¿Qué hacen tus padres? - le preguntó Sheron de pronto intrigado. Ulrik parpadeó varias veces antes de responder.

  • Son embrujadores... - Sheron frunció el entrecejo sin comprender. La verdad salió de la boca de Ulrik con cierto resentimiento - Asesinos a sueldo…

  • ¿Asesinos a sueldo?

  • Shhh - lo silenció Ulrik - Aquí nunca se quien sabe inglés - le advirtió mirando con cautela a su alrededor - Embrujadores es un término más… Más respetado - dijo acomodándose en la silla. - Muchos de nuestros padres hacen cosas increíbles y que no quieren hacer para enviarnos a esta escuela…

  • ¿Por qué viniste aquí si no te agrada? - se extraño Sheron. Ulrik lo miro a los ojos (Otra vez ignorando su ojo negro. Era la única persona que parecía hacerlo sin esfuerzo).

  • Yo no quise venir aquí, nunca.




Ahora me voy metiendo en el tema... espero que disfruten, por que ahora pienso que se pone fea la cosa xD Las escuelas son el medio mas susceptible para romper un sistema...Todo empieza con pequeños granos de arena.
Besos hermosas, buen fin de semana! 


« Capitulo 9 - Lena Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 11 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.