Historia al azar: "NAVIDAD FELIZ Y EN FAMILIA"
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter y ¿qué pasó después? » La Oficina de Aurores
Harry Potter y ¿qué pasó después? (ATP)
Por Kike Potter Abril
Escrita el Lunes 7 de Enero de 2019, 09:37
Actualizada el Domingo 17 de Febrero de 2019, 15:50
[ Más información ]

La Oficina de Aurores

Después de despedirse de la familia, Arthur, Harry y Ron tomaron los polvos Flu del macetero de la repisa de la chimenea, se metieron en el hueco y pronunciaron ¡AL MINISTERIO! Con voz energética. Salieron de las chimeneas del ministerio y se dirigieron al despacho del señor Weasley. Harry, que desde la visita a Umbridge- que había sido encarcelada en Azkaban por delitos contra los hijos de muggle y criaturas con formas humanoides- no había pasado por allí, vio que el ministerio volvía a ser el que era. Habían retirado aquella horrible estatua de la Magia es poder y la habían restituido por una donde los magos se relacionaban estrechamente con las criaturas.

El despacho de Arthur Weasley ahora sí contaba con ventana, y estaba en la misma planta que la del Ministro Kingsley Shacklebolt. Era una oficina grande, pues tenía a su disposición ahora a diez personas bajo su mando, y se respiraba un ambiente serio.

Harry y Ron dejaron sus mochilas detrás de la mesa del señor Weasley, y con él, se encaminaron al despacho del Ministro. Después de llamar la puerta, Kingsley Shacklebolt pidió que entraran. Dentro los esperaban Kingsley, la profesora Minerva McGonagall y un mago desconocido para Harry. 

  • ¡Señor Potter! ¡Señor Weasley! Bienvenidos, bienvenidos- dijo el mago, que era alto, moreno y con la piel llena de heridas. Soy Barnabás Fletcher, el nuevo director de la Oficina de Aurores del Ministerio de Magia- y les estrechó la mano a los dos. - ¿Qué hay, Arthur, como te encuentras? 
  • Señor Potter, señor Weasley, me temo que debo irme- dijo la severa profesora McGonagall. - Potter, Weasley, espero que dejen el pabellón de Gryffindor bien alto esta mañana, me enfadaré mucho sí no es así, pues espero mucho de ustedes. Volveremos a vernos dentro de un rato. 
  • Harry, Ron, debo acompañar a la profesora McGonagall- dijo el ministro pausadamente- así que el señor Fletcher se hará cargo de evaluaros. Suerte a ambos- y salió de la estancia con McGonagall y Arthur Weasley, que también les deseó suerte al salir. 
  • Bueno, queridos amigos- dijo Fletcher intentando ser amable, pero sin apartar la mirada sobre Harry- como les ha dicho el Ministro, yo seré el encargado de evaluarles. 
El señor Fletcher tomo asiento en el escritorio de Kingsley e hizo aparecer un portafolios. 
  • Bien, empezaremos con el señor Weasley, ¿de acuerdo? Bien, veamos… aquí sí. ¿Es usted Ronald Bilius Weasley, hijo de Arthur y Molly Weasley, residente en La Madriguera, a las afueras de Ottery Saint-Chatchpole? 
  • Sí, señor- respondió Ron. 
  • Estupendo, señor Weasley. Gracias, ahora el señor Potter. ¿Es usted Harry James Potter, hijo de James y Lily Potter, residente del número 4 de Privet Drive, Little Whingign, Surrey? 
  • Sí, soy yo, pero señor Fletcher, hay un error en sus datos. 
  • ¿Un error? - preguntó extrañado Barnabás Fletcher. 
  • Sí, señor- respondió Harry. - Verá, yo abandoné Privet Drive el verano pasado, y ahora, bueno, ahora vivo también en La Madriguera, de manera temporal, claro.

Fletcher anotó lo que dijo Harry en su portafolios, y comenzó a interrogarlos sobre cuestiones teóricas de materias como Transformaciones, Pociones y Defensa contra las Artes Oscuras. A juzgar por el semblante de Fletcher, parecía que no lo estaban haciendo mal. Y gracias a la ayuda del libro del Príncipe, tanto Harry y Ron superaron las preguntas del señor Fletcher. 

  • Bien, señor Potter, puede salir. Esperará fuera mientras examino al señor Weasley de manera más práctica. Luego, podrá entrar usted. Les daré los resultados al final el examen. La nota mínima será de Supera las Expectativas, por supuesto.

Harry salió y se encontró con McGonagall, el señor Weasley y Kingsley hablando fuera. Tras explicarles como le había ido, todos comentaron que Ron superaría las pruebas de Fletcher, y que seguramente pasaría a formar parte de la Oficina de Aurores.

A la hora, Ron salió sonriente de su examen. Pero no tuvo mucho tiempo de explicarle nada a su amigo porque oyeron la voz de Fletcher desde dentro del despacho llamando a Harry.

Harry entró y cerró la puerta. 

  • Bien, señor Potter. Acérquese, por favor- dijo amablemente Barnabás Fletcher. Hablemos un poco sobre los aspectos de Pociones, ¿quiere?

Fletcher estuvo un rato cuestionando a Harry sobre distintas pociones, hasta que le mando que hiciera una poción para el hipo. La tarea fue sencilla, pues las instrucciones que daba el Príncipe en su viejo manual de Elaboración de Pociones Avanzadas había explicado muy bien cómo hacerla, saltándose algunas instrucciones. Era una poción rápida, y al cabo de los veinte minutos que tuvo para elaborarla, Fletcher dijo Excelente, señor Potter, excelente. Después vinieron aspectos de Trasformaciones, en el que Harry creyó que lo había hecho muy bien- al menos, su tortuga no echaba vapor por la boca. Tuvo que resolver también cuestiones de Herbología y Encantamientos. Y cuando llegó el turno de Defensa contra las Artes Oscuras, Harry demostró todo su ingenio derrotando a un boggart, resolviendo cuestiones sobre los hombres lobo, explicando los efectos de las maldiciones imperdonables y sus consecuencias penales, y por ultimo… 

  • Tengo entendido señor Potter, que tanto usted como el señor Weasley son capaces de hacer patronus corpóreos, ¿no es así? - Harry asintió, y Fletcher sonrió. - Bien, haga el favor de invocar uno, y si no es mucho pedir, intente que lleve un mensaje a los que nos esperan fuera.  

Harry sonrío.  

  • ¡Expecto Patronum! - dijo Harry.

El ciervo plateado de Harry dio vueltas alrededor de la sala, y se plantó ante él, majestuoso. Harry le hizo una pequeña reverencia, y a continuación, le dijo: 

  • Kingsley, señor Weasley, profesora, Ron, pueden pasar.

El ciervo plateado asintió con la cabeza, dio una última vuelta sobre Harry, y desapareció por la puerta. Cuando oyó su propia voz en el exterior, Harry se mostró muy contento. El señor Fletcher aplaudió enérgicamente.

Los aludidos entraron en la sala e hicieron un semicírculo alrededor de Harry y Ron. Fletcher continuaba al frente del escritorio del ministro. 

  • Me complace anunciarles que después de muchos años, el señor Ronald Bilius Weasley y el señor Harry Potter ¡pueden ingresar en la Oficina de Aurores! Minerva, aquí tiene los resultados de las pruebas. Mientras usted siga siendo la directora de la Casa de Gryffindor, deberá guardarlos en los expedientes académicos de estos dos maravillosos muchachos. Bien chicos, aquí tenéis los resultados de vuestros exámenes.

RESULTADOS DEL EXAMEN DE ACCESO A LA OFICINA DE AURORES.

ALUMNO: Harry James Potter.

FECHA: 12 de agosto.


RESULTADO POSIBLES.

SUSPENSOS

TROL (T)

INSATISFACTORIO (I)

DESASTROSO (D)

APROBADOS

ACEPTABLE (A)

SUPERA LAS EXPECTATIVAS (S)

EXTRAORDINARIO (E)


RESULTADOS DE Harry James Potter.

Defensa contra las Artes Oscuras: E

Pociones: E

Transformaciones: S

Encantamientos: S

Herbología: S

Harry y Ron se miraron y sonrieron. ¡Habían entrado!



« Se acaba el verano Comenta este capítulo | Ir arriba Despedida »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.