Historia al azar: La Historia de Germán
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter y que pasó después » Se acaba el verano
Harry Potter y que pasó después (ATP)
Por Kike Potter Abril
Escrita el Lunes 7 de Enero de 2019, 09:37
Actualizada el Miércoles 8 de Abril de 2020, 09:04
[ Más información ]

Se acaba el verano

Capítulos
  1. Introducción
  2. Después de la guerra
  3. Vuelta a La Madriguera
  4. La partida
  5. Búsqueda
  6. Reencuentro
  7. Se acaba el verano
  8. La Oficina de Aurores
  9. Despedida
  10. Hogsmeade
  11. Teddy Lupin
  12. Futuro incierto
  13. Examen muggle
  14. Visita inesperada
  15. Regreso
  16. ¡Sorpesa!
  17. Grimmaud Place
  18. Harry, padrino
  19. Las Arpías de Holyhead
  20. Otra vez King's Cross
  21. Petición
  22. La pedida
  23. Mamá Molley Weasley
  24. Fiesta sorpresa
  25. La boda de Harry y Ginny
  26. Luna mágica
  27. La mansión de los Potter
  28. El número 4 de Churchill Road
  29. Familia reunida
  30. Navidades en La Ponderosa
  31. Examen de Auror
  32. Primera misión
  33. La mansión de los Ryddle
  34. La bóveda secreta
  35. El interrogatorio
  36. Juicio
  37. Funeral
  38. Calma
  39. El tercer cumpleaños de Teddy
  40. El informe para el Ministerio
  41. El compromiso de Ron y Hermione
  42. Daemonum ignis
  43. Arpías contra Puddlemere
  44. Terror nocturno
  45. De vuelta a la acción
  46. Inferi
  47. Preparativos para la boda
  48. Acampada
  49. Desparición
  50. La visita a Ron
  51. Severus Snape
  52. La ayuda de Snape
  53. Cokeworth
  54. CARTA (COVID19)
  55. Vulnera Sanentum maxima
  56. Buenas noticias

Harry y Ginny aparecieron en la verja de La Madriguera. Antes de entrar, se miraron fijamente unos segundos, y Harry la besó. Aquella experiencia los había unido más que nunca, ella ya conocía a las personas que habían formado parte de su pasado muggle, antes de ser el famoso Harry Potter que un día entró con Rubeus Hagrid por el Caldero Chorreante.

Cuando entraron a La Madriguera, la señora Weasley apareció por la cocina. 

  • ¡Ginny! ¡Harry! - gritó, como si llevara varios meses sin verlos.

Ellos la abrazaron. Molly enseguida los sentó a la mesa y les puso de comer sopa de cebolla a los dos, mientras pedía explicaciones de todo lo sucedido. Cuando le dijeron todo, ella se alegró mucho de cómo habían sucedido las cosas en Privet Drive. 

  • ¡Harry! ¡Ginny! - gritó otra voz femenina.

Harry se levantó aprisa para abrazar a Hermione, y con las prisas casi derrama el plato de sopa. 

  • ¡Hermione! ¡Qué alegría verte por fin! ¿Cómo has estado? - pregunto Harry. 
  • Muy bien. Encontramos a mis padres, y ahora estoy viviendo con ellos, pero vengo a comer siempre aquí, por petición de la señora Weasley. ¿Y tú qué? Me ha contado Ronald que fuiste a buscar a tus tíos.

Harry le relato a ella también como Ginny y él habían ido hasta Blackpool en busca de sus tíos, y como habían vuelto a Privet Drive apenas unas horas. Hermione lagrimeo de emoción.

¡PAF!

Una mano grande la había golpeado por detrás a Harry. Harry se dio la vuelta y vio a su mejor amigo riéndose a carcajadas de él. 

  • ¿Cómo no me avisas de que has llegado, tío? - dijo Ron. 
  • Iba a subir a decírtelo ahora- se excusó Harry.

Ron, indiferente, se sentó al lado de Harry y se terminó su sopa.

Las semanas siguientes, la casa se llenó de felicidad. Percy, George, Bill, Fleur, Neville, Luna y Hagrid acudieron al cumpleaños de Harry, el 31 de julio. El cumple de Harry nunca había tenido un enfoque tan alegre como aquel. Los 18 años de Harry eran motivos para sacar el mejor hidromiel de Madame Rosmerta.

Harry se tomó varias copas de hidromiel, que le sentaron de maravilla. Verlos a todos sonreír, olvidando los horrores de la guerra que hacía unos meses había tenido lugar en Hogwarts era el deseado que Harry había pedido un año atrás, y por lo visto, se había cumplido con rapidez.

Harry recibió varios regalos. De los señores Weasley una pluma nueva y varias tintas de colores; Ron le regaló un surtido de Grageas Bertie Bott, de todos los sabores- que por supuesto no quedaron a la mañana siguiente; Hermione un libro titulado Más allá de la defensa de la magia oscura; George un equipo nuevo de mantenimiento de la escoba; Percy le regaló una capa de viaje nueva; Bill y Fleur una túnica de gala; Ginny le regaló una miniatura de un dragón, y como Harry comprobó más tarde, que escupía fuego- Hagrid lo miró con ojos expectantes; Luna y Neville le regalaron una mimbulus mimbletonia que Harry dejó en el desordenado jardín de los Weasley, y, por último, Hagrid le regaló una lechuza de color marrón claro. Harry la miró fascinado, y le dio las gracias a Hagrid. Todos se acercaron a ver al nuevo ejemplar de lechuza que Harry había adquirido, y él le puso Zeus. Zeus era también del tamaño de Pig, y cuando la lechuza de Ron vio a su nuevo amigo, se puso a ulular de alegría. Después de recoger la mesa que habían puesto afuera en el jardín, Harry y Ginny despidieron a los invitados, y con sigilo se fueron a la colina de árboles para terminar el día juntos.

Al día siguiente, Harry y Ron recibieron sendas lechuzas requiriéndoles en el despacho de Kingsley Shacklebolt para pasar una serie de pruebas mágicas y así entrar en el Departamento de Aurores del Ministerio. Hermione había decido- ¡cómo no!, pensó Ron- terminar sus estudios en Hogwarts, y junto con Ginny estudiarían las dos los ÉXTASIS.

La señora Weasley los despertó temprano la mañana del 12 de agosto. Harry y Ron habían estado practicando muchos hechizos y contra maldiciones en el jardín durante todos esos días para estar preparados a lo que Kingsley les tenía preparado. Al bajar, Ginny y Hermione leían en silencio las cartas de Hogwarts que habían llegado para ellas. Cuando cada uno se sentó al lado de su pareja y les hubieron dado un beso en la mejilla, comenzaron a comer las tostadas que la señora Weasley les iba alcanzado. El señor Weasley apareció en la cocina recordándoles que les quedaba poco tiempo, se tomó su té rápidamente, cogió una tostada y fue a cambiarse de ropa.

Harry también iba a subir al cuarto de Ron cuando una mano lo retuvo en el descansillo del primer piso. Era Ginny. Ella subió el último escalón y se puso casi a su altura. Clavó su intensa mirada en él, y suspirando, le dijo. 

  • Harry, otro año que nos volvemos a separar- dijo tristemente. 
  • Sí. Pero este año será diferente, Ginny- dijo Harry intentando sonreír. 
  • ¿Y eso por qué? - preguntó Ginny, acercándose más aun a él. 
  • Porque este año nos veremos más, seguro. Además, cuando acabes tus exámenes, por fin habrá acabado todo, y podremos estar juntos, Ginny. Para siempre. Sin Voldemort amenazandonos la existencia y sin personas que se opongan. 
  • Te quiero mucho, Harry. Espérame, porque volveré- dijo ella, sollozando. Y le besó.
  •  Te esperaré siempre, Ginny. Siempre- le dijo cuándo se despegaron.


« Reencuentro Comenta este capítulo | Ir arriba La Oficina de Aurores »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.