Historia al azar: El día que los conocí
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter y ¿qué pasó después? » Examen muggle
Harry Potter y ¿qué pasó después? (ATP)
Por Kike Potter Abril
Escrita el Lunes 7 de Enero de 2019, 09:37
Actualizada el Domingo 17 de Febrero de 2019, 15:50
[ Más información ]

Examen muggle

Las Navidades habían acabado, y con eso volvieron los estudios. Ginny y Hermione habían regresado ya a Hogwarts a través de la Red Flu, y esperaban volver a verse en las vacaciones de Pascua. Los días se hacían agotadores, y el pesado libro de McGonagall se ponía más complicado de entender. Harry y Ron, desesperados, bajaban al pueblo a tomarse una cerveza para despejarse de vez en cuando.

Un día, Harry vio a un chico que estaba sentado en una de las mesas del bar, solo y con un libro. Vio que se trataba de un libro de autoescuela. Aquel chico tendría su edad, y lo miró pensativamente. De niño, había deseado muchas veces poder conducir un coche, sin sentir las miradas amenazadoras de tío Vernon clavadas en su nuca. Harry sabía que los Dursley jamás le habrían pagado el carnet. Harry le murmuró a Ron que le esperase allí y se acercó al chico. No era mucho más alto que Harry, tenía el pelo de color marrón y los ojos negros, que iban a mucha velocidad cuando leía el libro que tenía entre manos.

Harry se sentó en una silla al lado de él y el chico interrumpió su lectura. Harry le sonrío y le preguntó por el libro con un coche rojo grande en la portada que tenía sujeto. Él le respondió que iba a la autoescuela local de Ottery Saint-Chatchpole y que llevaba un mes estudiando para presentarse al examen teórico. Tras averiguar dónde estaba la academia, Harry invitó al chico a un café, dándole las gracias.

Ron, que había estado siguiendo toda la conversación desde la barra, al llegar su amigo le preguntó que ocurría. Harry sonrío, y con una sonrisa indiferente, le explicó: 

  • Voy a hacer el examen de conducir de los muggles.

Ron lo miró extrañado, sin saber que decir. Dio un último trago a su bebida y volvió a mirar a Harry con la misma expresión. 

  • Está bien, Harry, pero no esperes que yo haga también ese examen con esos locos muggles al volante- dijo Ron. 
  • Ron, tú ya has hecho un vuelo de horas al volante con destino Hogwarts. Si hay alguien más loco que tú, merecerá la pena conocerlo- y ambos rieron. 
  • Está bien, está bien, haré el examen contigo. Pero no le digamos nada a Hermione de momento, sino se preocupará.

Esa misma tarde, Harry y Ron se acercaron a la autoescuela del pueblo y los dos comenzarían a estudiar la semana siguiente. Harry, que tenía una cantidad de dinero muggle que había cambiado en Gringotts, pagó las tasas de los dos.

Ron miraba extrañado el libro ya en La Madriguera. Todas esas palabrejas que no comprendía se le antojaban muy raras, y ponía muecas cada vez que no entendía algo. Harry tenía que hacer un doble esfuerzo por entender y explicarle a Ron cómo funcionaban las señales o los semáforos. El señor Weasley era a veces un incordio más para Harry, pues cuando llegaba del trabajo le encantaba coger el libro de Ron y leerlo detenidamente, mientras se lamentaba de haber perdido aquel Ford Anglia que tuvo años atrás.

Las semanas pasaban, y Harry y Ron iban a clase en el pueblo para desconectar de los libros de formación de aurores. Allí, atendiendo a clase, Ron copiaba todas las notas que hacía Harry, que, por una vez, quitando el año con Slughorn en Pociones, comprendía prácticamente todo lo que decía un profesor que no fuera de Defensa contra las Artes Oscuras. 

  • Te juro que un día me explota la cabeza con estos libros muggles- dijo Ron, cansado después de la cena, mientras repasaban las señales de tráfico. 
  • Ánimo, Ron. Ya mismo Harry y tú os presentáis al examen, y necesitáis estar concentrados- replicó el señor Weasley detrás de su periódico.

Harry escribió a Ginny diciéndole que tendrían el examen teórico a finales de las vacaciones de pascua, y que no le dijese nada a Hermione, pues Ron quería darle una sorpresa, pues ya tenía bastante con los esquemas que Hermione les enviaba periódicamente a los dos. Él a cambio recibió una carta en la que no decía nada bueno acerca de no haberle contado a ella lo del examen de conducir muggle que iba a hacer.

Los meses seguían pasando y Ron empezó a mejorar mucho con el examen teórico del coche. Pero estaban más agobiados que nunca. Fletcher había pasado últimamente varias veces por La Madriguera para comprobar los esfuerzos de Harry y Ron, y cada día parecía menos satisfecho con sus gestos hacia ellos. Debían empezar a dejar las distracciones de lado si no querían perder la oportunidad de entrar en la Oficina de Aurores. Harry, a regañadientes, tuvo que poner la foto de Ginny y Teddy encima de la mesilla de noche, pues podía tirarse horas enfrente de la misma sin hacer nada. También redujo el carteo con la chica, pues siempre que llegaba algún mensaje suyo se tiraba el día leyendo su carta. A Ginny y Hermione, por el contrario, les iba muy bien. Ellas habían aprovechad muy bien sus visitas a la biblioteca y llevaban al día sus deberes. Ron y Harry comenzaron por fin una parte más práctica de sus estudios, y al menos arrancaron unos cuantos elogios de Fletcher un día antes del examen de conducir muggle

  • Seguid así, chicos, y pronto nos veremos trabajando codo con codo en el Ministerio. Kingsley se alegrará de que le lleve buenas noticas vuestras- dijo el jefe de la Oficina antes de desaparecer entre las llamas de la chimenea de la cocina de La Madriguera.

Con los ánimos renovados, Harry y Ron esperaron a que Ginny y Hermione llegaran aquella tarde por vacaciones (solo iban a estar dos días más después del examen de conducir y después volverían a Hogwarts). Ginny y Harry desaparecieron cuando Ron tuvo la valentía de contarle a Hermione que llevaba unos meses preparándose para el examen teórico de conducir, y refugiados en la habitación de Harry, ambos reían como la novia del pelirrojo le gritaba, imitando muy bien a la señora Weasley, que estaba de parte de Hermione.

Una vez pasó todo, Hermione volvió a mostrarse más simpática con Ron y le estuvo ayudando a repasar todo el examen. Harry, que ya conocía todo y había asimilado muy bien los conceptos desde el primer día en la academia, se permitió el lujo de pasar la tarde con Ginny en su rincón favorito, el huerto de árboles frutales.

Al día siguiente, Harry y Ron se despertaron temprano para desayunar y aprovechar los últimos ratos de repaso. Antes de irse, el resto de la familia estaba ya a la mesa y los despidieron, deseándoles suerte. Ron iba un poco pálido al lado de Harry mientras salían por la puerta de la casa. Era la primera vez que haría un examen fuera de Hogwarts, y encima era de los muggles. Harry tuvo que animarlo hasta que entraron en la sala, enseñaron carnets de identidad falsos y se sentaron a esperar que les dieran las instrucciones del examen.

Una hora después de ir respondiendo a las preguntas que les habían hecho, Ron descubrió que no lo había hecho tan mal y volvieron muy contentos a La Madriguera, donde les esperaban todos. Después de contar como les había ido en el examen, comieron un banquete especial que la señora Weasley había preparado para la ocasión. Bill había ido, pero no Fleur.

Después de comerse el postre, se fueron todos al salón, y Fleur apareció de repente. Harry la veía diferente, hasta que cayó en la cuenta cuando Bill anunció: 

  • Familia. Fleur y yo… ¡vamos a ser padres de una niña!

La señora Weasley dejó caer una copa de cristal que tenía en las manos y corrió a abrazar a los futuros padres. Harry también fue a felicitar a Bill y Fleur, muy feliz de la noticia. 

  • ¿Pero cómo es que no habéis dicho nada? - preguntó la señora Weasley.
  • Teníagmos miedo- dijo Fleur- de que el bebé trajera consigo algún tipo de maldición, como Geyback mogdió a Bill… 
  • Sí, estábamos un poco asustados- continuó Bill-, porque aparte no esperábamos esta noticia nosotros tampoco. Fuimos a San Mungo, y después de varias exploraciones, no han dado con que la niña tenga algún problema.

La noticia era excelente, y Bill trajo whisky de fuego para todos para celebrar la noticia. Bill y Fleur se fueron, pues los padres de ella vendrían a visitarlos a El Refugio y se quedarían unos días con ellos. Gabrielle también iría, y Ginny, al oír que Fleur le dijo a Harry que ella había preguntado por él alguna vez, no pudo reprimir una mueca de desagrado cuando la esposa de su hermano no pudo verla.

Los resultados de los exámenes de Harry y Ron llegaron dos días después, ambos habían aprobado, así que fueron a celebrarlo con sus amigos de la academia del pueblo, y les presentaron a Ginny y Hermione. 

¡Hola! 

Nunca he sido muy fan de escribiros dentro de mis historias, pero a la vista está que es necesario. Estoy actualizando todos los capítulos de Harry Potter, y ¿qué pasó después? porque he encontrado muchos errores gramaticales. Además. siento que los últimos capítulos de esta serie estén siendo cortos, estoy en período de exámenes, y me cuesta mucho tener las ideas más claras para plasmarlas en estos capítulos. ¡Pero no os preocupéis! La historia está viva, y lo importante está siendo revelado. Poco a poco a lo largo de este fin de semana encontraréis todos los capítulos debidamente modificados tanto en gramática como en contenido, pues algunos están siendo ampliados, como ya os he comentado, para no perder la esencia de capítulos largos, al estilo al que JK nos tiene acostumbrados. Y por supuesto, seguiremos la tónica de mínimo dos capítulos al día, para que las ansias de leer se os calmen debidamente. 

Aprovecho para deciros también que estoy muy feliz por la recogida que tiene esta historia, pues ya van por 730 lecturas- en el momento que estoy leyendo esto- y 12 personas lo han agregado a sus favoritos. No puedo más que deciros GRACIAS a todos, y estoy deseoso de leer vuestras opiniones siempre. También, podéis encontrarme en kikeabrilruiz13@gmail.com para sugerir ideas, compartir historias o simplemente hablar del fantástico mundo mágico que JK nos ha regalado.

Como tengo que rellenar esto bastante para que la página me deje publicarlo, os anuncio que los primeros 5 comentarios del capítulo 12 que se está redactando podrán acceder a un pequeño avance- sin spoilers más allá de los revelados en Harry Potter y las reliquias de la muerte. Epílogo.- en exclusivo de lo que sucederá una vez Hermione y Ginny abandonen Hogwarts. Espero que sea un aliciente más para que os guste y sigáis esta historia que os regalo.  

Vuestro sinceramente,

Kike Potter Abril.

Pd: CAPÍTULOS ACTUALIZADOS.
  1. Después de la guerra: corrección de errores gramaticales y pequeños cambios estructurales. 
  2. Vuelta a La Madriguera: corrección de errores gramaticales, pequeños cambios estructurales y cambio del nombre del capítulo (De vuelta a La Madriguera). 
  3. La partida: corrección de errores gramaticales y pequeños cambios estructurales. 
  4. Búsqueda: en proceso. de corrección de errores gramaticales.
  5. Reencuentro: no.
  6. Se acaba el verano: no.
  7. La Oficina de Aurores: en proceso de corrección de errores gramaticales.
  8. Despedida: no.
  9. Hogsmeade: pendiente de ampliación.
  10. Teddy Lupin: pendiente de ampliación.
  11. Futuro incierto: corrección de errores gramaticales, pequeños cambios estructurales, cambio del nombre del capítulo (Cuestiones del futuro) y ampliación. Pendiente de otra posible ampliación . 
  12. Examen muggle: no
  13. CAPÍTULO PENDIENTE DE ESCRITURA: en redacción.


« Futuro incierto Comenta este capítulo | Ir arriba Visita inesperada »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.