Historia al azar: San Valentín atrasado
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter y ¿qué pasó después? » Teddy Lupin
Harry Potter y ¿qué pasó después? (ATP)
Por Kike Potter Abril
Escrita el Lunes 7 de Enero de 2019, 09:37
Actualizada el Domingo 17 de Febrero de 2019, 15:50
[ Más información ]

Teddy Lupin

Ya se acercaba la Navidad, y con ello el regreso de Ginny y Hermione a La Madriguera. La señora Weasley había empezado a contagiar a todos con su espíritu navideño, y siempre iba de un lado para otro colocando adornos y tatareando Hacia Belén va un hipogrifo. Harry y Ron disfrutaban de unos días de tranquilidad, en los que habían dejado de estudiar y se dedicaban a decorar el jardín con grandes muñecos de nieve. Bill, Fleur y Charlie se quedarían allí esas navidades, y Percy iría a cenar con Audrey la noche del veinticuatro de diciembre. La señora Weasley echó mano de la amabilidad de Harry y Ron para preparar el cuarto de Percy para Bill y Fleur, mientras Charlie dormiría en la habitación de Harry, y él volvería arriba al ático con su amigo durante una semana.

La señora Weasley preparaba cada día un maravilloso festín que los comensales agradecían dejando impecables los platos, rebañando hasta la última gota de salsa de carne que se servía. Harry no recordaba nunca haber comido tanto como aquellas Navidades, que se prometían felices. 

Cuando Ginny y Hermione, con permiso de la profesora McGonagall, aparecieron por la chimenea de Privet Drive, Harry y Ron salieron corriendo a abrazar a sus respectivas parejas, anhelando el regreso de ellas durante bastante tiempo. Bill, que esa mañana había ido a casa de su madre a hacer una visita, también estaba allí para recibirlas a ambas.

Los cuatro pasaron toda la mañana jugando a tirarse bolas de nieve encantadas, y riéndose fuertemente de Ron cuando le golpeo una bola hechizada por Ginny y este cayó y rodó tres metros.

Al calor de la chimenea del salón y con una taza de chocolate caliente, Ginny se sentó al lado de Harry mientras sostenía su libro de Herbología. Harry intuyó que la muchacha no estaba leyendo, sino disfrutando de estar ahí a su lado, echada en el hombro de él.

Con toda la cantidad de nieve que había allí, Harry y Ginny no podían salir al huerto de árboles frutales como hicieran en verano. Así hora la hora de estudiar, se sentaba en el escritorio de Harry mientras él, tumbado en su cama, le hacía preguntas a Ginny sobre las diferentes asignaturas. Harry no quería acostumbrarse de nuevo a su presencia, para que luego se esfumara como el vapor entre las manos. Pero no podía hacer otra cosa, él era feliz así.

Pero una tarde, alguien se había aparecido en la verja del jardín de los Weasley. Ginny alzó la varita y escondió a Harry detrás de sí, mientras Ron y Hermione también se ponían en alerta. Pero al cabo del tiempo comprendieron que no era Bellatrix Lestrange, sino Andrómeda Tonks. Ella avanzaba poco a poco a través de la nieve hacia la casa, y Harry salió de detrás de Ginny para ayudarla.

Andrómeda Tonks se sentó en la sala de estar de los Weasley, y Molly le trajo un tónico para el frío. Tonks llevaba en brazos un pequeño bebé que Harry reconoció en seguida. 

  • Teddy- dijo Harry sonriendo. 
  • Sí, Harry, es Teddy, tu ahijado- dijo ella devolviéndole la sonrisa. 
  • Yo… verá señora Tonks… no fui a ver a Teddy… ni a usted…- empezó Harry a disculparse. 
  • No tienes nada que reprocharte, Harry Potter. Es normal que la primera vez que me vieses me confundieses con la arpía de mi hermana Bellatrix, y que te sientas culpable por Dora y Remus. ¿Pero sabes qué? Ellos aceptaron su lugar, y lucharon por darle a Teddy una vida mejor. No podemos obviar ese sacrificio tan maravilloso, ¿no crees Harry?

Harry no pudo responder, y algunas lágrimas le recorrían el cuerpo. Hermione, Ginny y Ron habían escuchado silenciosamente la conversación entre Andrómeda y Tonks. Y sin esperar una respuesta de Harry, Andrómeda colocó al pequeño Ted Lupin sobre los brazos de su padrino. 

  • Ahora eres parte de la familia, Harry Potter. Y estamos para ayudarnos. - Ambos volvieron a sonreírse.

Harry ahora se sentía liberado de muchas emociones. Alzó al cielo a Teddy Lupin, que tenía el cabello de color marrón muy claro ese día, y se lo presentó al resto de la familia. 

  • Harry, la ceremonia de elección del tutor legal del chico será en julio, cuando Hermione y Ginny salgan de Hogwarts- dijo Andrómeda. 
  • Estaré preparado, señora Tonks.

Ginny cogió a Teddy, y un pequeño y fugaz sentimiento atravesó la mente por unos segundos. Harry se acercó a Ginny y la abrazó. Murmuró algo que solo ella pudo entender, y ambos sonrieron mirando al pequeño Teddy. 

  • Qué feliz se os ve- dio Andrómeda con lágrimas en los ojos. - Ginny, ¿quieres ser tú la madrina de Teddy? Sé que a Dora le habría encantado. Para ella eras como una pequeña hermana a la que había que proteger.

Ginny miró incrédula a Andrómeda y dijo  suavemente mientras no paraba de mirar a Teddy.

Bill regresó al cabo de unos minutos con una botella de Whisky de fuego, y todos los presentes brindaron a la salud de los nuevos padrinos y del bebé al que debían tutelar a partir de julio. Harry se juró a sí mismo que intentaría ser la mitad de padrino de lo que había sido Sirius para él. 



« Hogsmeade Comenta este capítulo | Ir arriba Futuro incierto »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.