Historia al azar: El punto final
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter y ¿qué pasó después? » Después de la guerra
Harry Potter y ¿qué pasó después? (ATP)
Por Kike Potter Abril
Escrita el Lunes 7 de Enero de 2019, 09:37
Actualizada el Domingo 17 de Febrero de 2019, 15:50
[ Más información ]

Después de la guerra

Harry salió del despacho del anciano profesor seguido de Ron y Hermione. Estaba cansado, pues tantas muertes habían dejado maltrecho su corazón. Pero estaba decidido a devolver la Varita de Saúco al lugar del que nunca debió salir. Cuando llegó a las escaleras de mármol del vestíbulo vio a la familia Malfoy salir hacia los jardines, muy juntos y silenciosos.

Harry se había colocado encima la capa invisible para evitar ser visto y de nuevo recibir a todas aquellas personas que lo consideraban un héroe por haber derrotado al mago tenebroso más grande de todos los tiempos. Sí, Lord Voldemort había muerto al fin, y todo eran buenas noticias. Y aquello conllevaba que Harry fuera el apoyo y guía de todo aquel que necesitaba para recuperar el ánimo y el consuelo. Pero debía cumplir el último deseo de Dumbledore y llevar allí la Varita de Saúco. Así que descendieron el camino que los llevaba al lago, donde estaba la tumba del antiguo director.  

Cuando llegaron a la tumba, ni Ron ni Hermione tuvieron el valor para acercarse mucho, pero Harry, que ya había visto al anciano profesor horas antes, sin mostrar miedo en su rostro, devolvió la varita a las manos del antiguo director y se quedó observando como descansaba, tan tranquilo. Aunque sabía de buena tinta que el anciano no despertaría nunca para volver a decirle, Hola Harry, ¿qué tal si hablamos un poco?sabía que donde estaba Dumbledore tendría la paz y la calma necesaria para paliar de sus errores del pasado. 

  • Bueno, ya está. La varita ya está en su sitio, y por fin se ha acabado todo- dijo Harry a sus amigos, que por la mirada que le devolvían podía intuir que aún no comprendían del todo lo que había sucedido.

Después de contarles todo lo que había pasado con Voldemort en el Bosque Prohibido, de cómo había visto de nuevo a Dumbledore y a sus padres, a Sirius y a Lupin, la historia del Profesor Severus Snape y cuantas cosas comprendía ahora después de sus recuerdos, Hermione y Ron no dejaban de poner caras de asombro. Harry recordó que el día en el que les reveló que había pasado al enfrentarse al profesor Quirrell en su primer año en Hogwarts, ellos reaccionaron igual que lo estaban haciendo al descubrir la verdad que le había revelado Snape a Harry, y un sentimiento de cariño profundo por sus amigos inundó a Harry. Habían pasado muchas cosas juntos a lo lardo de seis años, y no existía un lazo de amistad más fuerte que uniera a alguien que el que existía entre los tres. 

Hermione abrazó a Harry, diciéndole que había sido muy valiente. Ron aún estaba asimilando un poco la explicación de su amigo. Cuando decidió hablar, sus palabras nunca habían sonado tan importantes como lo hacían ahora. 

  • Bueno, Harry, y ahora, ¿qué? - y sonrió.

Harry no lo había pensado. Por su mente aun pasaban las escenas ocurridas apenas horas atrás, aunque parecían de un pasado muy alejado. Ahora pensaba en dormir, tal y como lo había pensado antes de salir del despacho de Dumbledore. Lo que vendría a continuación no lo sabía, pero si estaba seguro de que disfrutaría de un poco de paz a partir de ahora. 

  • Yo lo que sé es que hasta dentro de muchas horas no me voy a despertar- le dijo devolviéndole la sonrisa a su amigo.

Y enfiló el camino hacia la torre de Gryffindor.

Después de vaciar ambos la abundante bandeja de emparedados que Kreacher les había llevado a Harry y Ron, frotándose el estómago ambos se tumbaron en sus respectivas camas con dosel. Harry se sentía cansado, pero todavía no podía dormir. 

  • Ron…- comenzó Harry con un hilo de voz. 
  • Harry, tienes mi permiso, pero antes descansa amigo. Has vivido muchas cosas desde que entramos en el castillo. Luego podrás ir a buscarla, pero no sé si estará despierta. O tal vez sí- dijo Ron, calmado.

Harry sonrió y por fin se quedó dormido.


Cuando despertó, Harry comenzó a buscar a Ginny por todo el colegio. Al final la encontró, estaba con Luna hablando en la entrada del Gran Comedor. Pero antes de que pudiera acercarse, una mano firme le sujetó por el hombro. Al girarse, vio la sonrisa de Molly Weasley. 

  • ¡Harry! - dijo ella cariñosamente, y le dio un abrazo lleno de significado que Harry le devolvió. - ¡Ay, Harry! Por fin todo ha acabado, por fin se ha detenido esto. Y todo gracias a ti, cielo. 
  • Creo que exagera, señora Weasley- respondió Harry con una sonrisa.    
  • Bueno, Harry, ¿vendrás con nosotros una temporada? Ahora ya no tienes que volver a ese espantoso lugar con los muggles
  • Sí, señora Weasley, pero debo ir a buscarles. Al menos, quiero que recuperen la vida que tenían antes de que tuvieran que partir. No sé dónde les llevó su guardia personal, tendré que hablar con Kingsley, pero estoy decidido a encontrarles.
  • Oh, Harry, eres un cielo. Pero no te preocupes, Kingsley ya fue en su búsqueda. No te dijo nada porque se enteró de tu difícil despedida con ellos. Hestia se lo comentó, desde luego. Podrás volver a Privet Drive pronto, pero por ahora, hasta que todo vuelva a la normalidad, creo que harías bien en volver a La Madriguera con nosotros, Harry. Estoy seguro de que hay alguien a quien le fascinaría y mucho que regresases- y le sonrío pícaramente. 
  • Gracias, señora Weasley- sonrió Harry, y al volverse vio a una chica pelirroja corriendo hacia él.

Harry abrazó a Ginny como si nunca más volviera a verla. Por fin, con todo terminado, podrían volver a ser felices. Recordó de nuevo sus momentos tranquilos en el lago con Ginny un año atrás, y ya no sentía nostalgia, sino felicidad. Ahora podrían pasar mucho más tiempo juntos. 

  • Harry- dijo Ginny al separarse- por fin… por fin ha acabado esto- dijo con la voz temblando.
  • Sí. Y ahora por fin podremos ser felices, Ginny- dijo Harry sonriendo. -Hace un día maravilloso, ¿por qué no salimos a dar una vuelta por los jardines? 
  • Harry, tenemos que echar una mano con el castillo- dijo Ginny muy seria. -Todo el Ejército de Dumbledore está aquí para ayudar, como también la Orden. Debemos darnos prisa, nunca habíamos tenido tanto trabajo. Después tendremos horas y días para estar juntos y felices- dijo Ginny intentado sonreír a Harry.

Acudieron a ayudar a los demás. Harry por fin reparó en cómo había quedado Hogwarts después de la batalla. El castillo estaba en ruinas, sobre todo el patio y el Gran Comedor, escenarios de muchas de las peleas que habían tenido lugar. Había toneladas de rocas esparcidas por el suelo, y muchas grietas en las paredes como símbolo de que allí habían rebotado muchas maldiciones. McGonagall, liderando la partida de restauración de las estancias interiores del castillo, comenzó a distribuir las tareas a aquellos que estaban cerca de ella.

Les llevó dos días arreglar el castillo. Una de las antorchas de piedra que había a la entrada del Gran Comedor no había sido reparada. Tenía una enorme grieta, pero se mantenía aun en pie. En ella se podía leer un pequeño letrero de oro en el que rezaba En homenaje a las valientes víctimas de la Batalla de Hogwarts, que defendieron con su vida la libertad de todos.

El Ministerio había decretado tres días de luto oficial por las muertes que habían ocurrido en Hogwarts, y dio permiso para que las victimas mortales pudieran descansar cerca de Dumbledore, como lo había pedido Harry. Así pues, el funeral de las víctimas de la batalla ocurrió tres días después de la batalla de Hogwarts. Habían acudido muchas familiares y amigos de quienes habían fallecido luchando hasta el final por defender aquello que les pertenecía, la libertad. Snape, Lupin, Tonks y Fred eran los que más cerca estaban de Dumbledore. Para logar que Snape también tuviera un entierro digno, Harry tuvo que dar muchas explicaciones a los empleados del ministerio, pero al final lo consiguió. Y Snape también disfrutaba de su propio cuadro encantando en el despacho de la nueva directora, Minerva McGonagall.

Harry no puedo contener las lágrimas cuando el menudo mago que había oficiado tanto el funeral de Dumbledore como la boda de Bill y Fleur hablaba sobre cada uno de los fallecidos. Ginny estaba a su lado, agarrando con firmeza la mano de Harry, y también sollozando.

El cadáver de Voldemort había sido incinerado en secreto y con muy pocos presentes en la escena. Los mortífagos hallados muertos habían sido sepultados sin ceremonias en el Bosque Prohibido, y todas las criaturas mágicas que habían sido utilizadas en los maléficos planes del Señor Oscuro habían sido incineradas y depositado sus cenizas junto a los restos mortales de los mortífagos. Voldemort no había tenido ese honor. Después de su incineración, Kingsley simplemente había pronunciado pausadamente ¡Evanesco!, y sus restos habían desaparecido por fin.



Comenta este capítulo | Ir arriba Vuelta a La Madriguera »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.