Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica 2 » Capítulo 08
La ciudad mágica 2 (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 2 de Enero de 2019, 05:25
Actualizada el Viernes 19 de Abril de 2019, 04:28
[ Más información ]

Capítulo 08

Se que os dije que os subiría los capítulos el sábado, pero ahora tengo un poquito de tiempo, así que os subiré el del lunes y el del miércoles, espero que os gusten 

−Draconis. −Les dijo Remus. −Es dragón en latín ¿Qué os parece?

−Me gusta. −Le dijo Ginny. −Es muy elegante.

−Mucho. −Le dijo Hermione. −Ahora que ya tenemos nombre podremos hacer un sello para cada uno, para que sellen sus papeles importantes con la firma.

−Eso está bien. −Le dijo Remus. −Me gusta, haremos uno para cada uno con el nombre de la ciudad y de que consejero es cada uno.

−Vosotros ocuparos de ello que Ginny y yo seguiremos paseando. −Y despidiéndose se fue con su amiga.

Unas horas más tarde, se volvían a encontrar con los adultos.

−Abraxas no hay fuentes. −Le dijo Hermione.

−Ahora que lo dices no he visto ninguna. −Le dijo revisando sus papeles, cuando estaba en la ciudad los llevaba a todos lados.

−Hay que poner. −Le dijo Orión. −Así la gente podrá beber y sobre todo los niños no tendrán que ir a sus casas o llevar botellas.

−¿Vamos a poner un parque infantil? −Les pregunto Hemrione.

−Si dos. −Le dijo Abraxas. −Serán bastante grandes con juegos, lugares para sentarse y que los mayores puedan jugar, también pondremos un polideportivo con pistas, maquinas de ejercicio, piscinas y un campo de quidditch interior, como será bastante grande hemos decidido ponerlo detrás de la muralla interior.

−¿Cuánto mide?

−De la muralla interior a la exterior hay como dos kilómetros antiguamente muchas de esas tierras eran de cultivo pero nosotros la usaremos para poner los edificios grandes que dentro de la ciudad quedarían mal.

−Me gusta. −Le dijo Ginny. −Habrán muchas cosas para que la gente se distraiga.

−Sí que habrán. −Les dijo Abraxas.

−Hermione. −Luna se acerco corriendo. −¿Qué tal?

−Muy bien, ¿Qué tal tu?

−Muy bien también, mis padres han decidido venirse a vivir aquí.

−¿Habéis encontrado una casa?

−Sí, parece ser que mi antepasado vivió aquí.

−Eso es estupendo. −Entonces se le ocurrió algo y miro a Abraxas. −¿Vamos a poner prensa?

−No lo había pensado, pero estaría bien ponerla, tenemos el profeta pero ese habla de muchas cosas, nosotros pondremos una para la ciudad no será muy grande pero informara de todo.

−Si gracias, ¿crees que podríamos poner al señor Lovegood como director?

−Se lo preguntare. −Y miro a Luna. −¿Qué dirá tu padre?

−Creo que dirá que si, tiene el quisquilloso pero sé que le gustara hacer algo nuevo, además mama va a trabajar con el profesor Snape, ya le ha ofrecido un trabajo.

−Estupendo. −Le dijo Hermione. −Poco a poco va saliendo todo. −Y miro su reloj. −Me tengo que ir, sino mis padres se preocuparan y no quiero. −Y despidiéndose se fue.

Al día siguiente, los consejeros con Bill iban a mirar el edificio que sería el banco, al ser tan importando no podían escoger un edificio cualquiera, por suerte en el mapa Abraxas vio que antiguamente también había un banco, así que lo usarían tras ver cómo era decidían como lo querían.

−Bill tú serás el responsable de él. −Le dijo Cygnus. −Así que tienes que buscar a gente sin antecedentes penales y que hayan estudiado matemáticas y todo eso.

−¿Me ayudas? Nunca he contratado a nadie.

−Claro que sí, no te preocupes entre los dos buscaremos a la gente adecuada.

−¿Pondréis bóvedas? −Les pregunto Charlus.

−Sí que las pondremos. −Le dijo Bill. −Y cajas de seguridad, que son mucho más pequeñas que las bóvedas para los que tienen cosas pequeñas para guardar.

−Los muggles tienen cajas de seguridad. −Les dijo Remus. −Y van muy bien.

−Entonces las pondremos. −Les dijo Cygnus mirando las salas que tenía ese lugar. −Este piso y los dos superiores serian las oficinas de los trabajadores, una sala seria para el cambio de moneda que pondremos seguridad mágica, en un sótano pondremos las cajas de seguridad y otros dos sótanos para las bóvedas que no serán muy grandes, si alguien quiere poner cosas grandes ya tiene gringotts.

−Has pensado bien. −Le dijo Orión. −Ocuparos de poner suficiente seguridad para que nadie se pase de listo y quiera entrar a robar.

−No pasara. −Le dijo Cygnus. −Llamaremos a los enanos para que nos ayuden.

−Una buena idea. −Le dijo Charlus. −Y los aurores también pondremos seguridad.

−Estupendo. −Les dijo Abraxas contento de ya haber empezado con las obras del banco.

Dos días más tarde, Remus ya tenía los sellos y los entregaba a sus correspondientes consejeros, Orión, Charlus, Abraxas, Cygnus, Lucius, Alice y para el mismo, todos eran iguales de madera con el dibujo de un dragón, el nombre de la ciudad y lo que hacían, solo cambiaba el color de la tinta para que cuando sellaran juntos no se mezclaran.

Unos días más tarde Hermione paseaba por el callejón diagon y aunque mucha gente la miraba ella los ignoraba y apuntaba bien las tiendas que podía encontrar.

−Buenos días Granger.

Hermione al escuchar la voz de Draco lo miro. −Buenos días. −Y le sonrió. −¿Qué tal esta mañana?

−Aburrido, ¿Qué haces?

−Estoy apuntando las tiendas que se pueden encontrar por aquí. −Y le enseño la lista. −Hay librerías, ropa, tiendas de cosas raras.

Ante eso, Draco la miro sin entender. −¿Cosas raras?

−Si una droguería, los muggles tienen drogueras normales, no venden ojitos y cosas raras. −Y se estremeció. −Cada vez que tengo que entrar me entran todos los males.

−No tendrás que entrar, ¿quieres que te ayude?

−Si gracias. −Y sin dejar de sonreír los dos miraron bien todas las tiendas y un par de horas más tarde pasaban por la puerta a la ciudad riéndose o más bien Draco.

−No te rías. −Se quejo.

−Es que ha sido muy gracioso.

−Johhh.

−¿Parejita tenéis que contar algo? −Les pregunto una voz.

Los chicos girándose miraron a Sirius, James y Remus habían estado tan distraídos que no se habían fijado en ellos.

−Hemos entrado en una droguería. −Les conto Draco. −Unos bichitos han saltado encima de ella y se ha ido corriendo.

−Ha sido asqueroso. −Se quejo.

−¿Y qué hacíais en una droguería? −Les pregunto James. −Aun no habéis recibido la carta de hogwarts, aun faltan un par de semanas.

−Lo sabemos. −Le dijo Draco. −Pero estábamos revisando los negocios que se pueden encontrar en el callejón diagon para ponerlos aquí.

−Habéis hecho bien. −Les dijo Remus. −¿Tenéis la lista?

−Sí. −Y Hermione se la dio. −Espero que te ayude a poner más tiendas.

−Sí que me ayudara, algunas sabemos lo que son, pues aun hay mercancía dentro pero otras están totalmente vacías y en el mapa que Abraxas tiene no pone de que era.

−¿Qué vais a hacer con los herreros? −Les pregunto Hermione. −He visto que hay muchos.

−Sí que hay muchos. −Le dijo Remus. −Y como no necesitamos tantos, quitaremos la mitad y pondremos otro tipo de negocio y en el puerto que ya está mucho mejor pondremos un restaurante muy grande con terraza también será posada.

−¿Cuántas posadas tendrá la ciudad? −Le pregunto Draco. −No podemos llenarla.

−No, no habrán muchas. −Les dijo. −Tenemos la vuestra, también la del puerto y tres más con esas tendrán que ser suficientes, algunas se están haciendo más grande para que tengan 20 habitaciones.

−¿Serán muy grandes? −Les pregunto Hemrione. −No me gustaría que lo fueran.

−No Herms. −La tranquilizo Sirius. −Ningún edificio podrá pasar del tercer piso, Abraxas ya ha hecho una ley que dice que ningún edificio podrá tener más de tres pisos y solo los edificios del gobierno podrán tener sótano.

−Eso me deja tranquila. −Le dijo. −Los edificios grandes estropearían la ciudad.

−Sí que lo harían. −Le dijo Draco totalmente de acuerdo.

−Chicos aprovechar que aun hace buen tiempo e ir a pasear. −Les dijo Remus. −En dos semanas ya recibiréis la carta para hogwarts y en cuatro tendréis de nuevo clases.

−Sí que iremos a pasear. −Y despidiéndose se fueron.

Cuando se quedaron a solas, Sirius les dijo:

−Me alegro que Draco le dé una oportunidad a Hermione.

−A nosotros también. −Le dijo James. −¿Vamos a mirar lo de las tiendas?

−Sí. −Les dijo Remus y se fueron a mirar bien los edificios que aun seguían cerrados, aunque habían encontrado a muchos descendientes que habían reclamado sus propiedades aun habían edificios cerrados.

Un rato más tarde Hermione y Draco llegaban al castillo mágico, aquel donde estaban las puertas del tiempo.

−¿Qué hacéis aquí? −Les pregunto Charlus.

−Estamos paseando. −Le dijo Hermione. −¿Qué haces tú? ¿Por qué parece que te estás escondiendo?

−No me estoy escondiendo. −Le dijo. −Pero estamos moviendo el velo y es mejor que la gente no lo sepa.

−¿Podemos ver? −Le pregunto Draco.

−Es peligroso. −Les dijo.

−Anda porfis. −Le dijo Hermione. −No tocaremos nada y nos portaremos bien.

−Está bien. −Le dijo. −Pero no toquéis nada y si os digo que os vayáis lo hacéis sin decir nada.

−Te haremos caso. −Y lo siguieron.

En la sala de la puerta, vieron como unos aurores con mucho cuidado lo colocaban en un lado y el espejo de oesed estaba en otro lado.

−Con mucho cuidado. −Les dijo Charlus a sus aurores. −No sabemos qué ocurriría si se cae.

Casi una hora más tarde, por fin terminaban de colocar bien el velo y al salir Charlus cerraba la puerta con varios muros de piedra tapando la puerta y encantamientos.

−¿Creéis que alguien intentara entrar? −Les pregunto Hermione. −Sé por experiencia que cuando pone no tocar es cuando más ganas tienes.

−Lo sé. −Le dijo Charlus. −Pero poca gente sabe lo que hay aquí guardado así que no habría que haber ningún problema.

−Eso esperamos. −Le dijo Draco. −Solo faltaría que la gente pudiera moverse de un tiempo a otro a su antojo.

−No es posible. −Le dijo Charlus. −Nadie sabe cómo usar la puerta. −Y miro a Hemrione. −¿Herms sabes?

−Que va.

−¿Qué tal tu libro? −Le pregunto Draco.

−Aun no lo he abierto, voy poco a poco.

−Mejor no tienes ninguna prisa. −Le dijo Charlus. −Ahora fuera que aquí no hacemos nada. −Y al salir del pasillo donde estaba la sala tapiada, tapo la puerta y puso más hechizos.

−¿Y si alguien tiene que pasar por ese pasillo? −Le pregunto Hermione.



« Capítulo 07 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 09 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.