Historia al azar: Casanova
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica 2 » Capítulo 26
Historia terminada La ciudad mágica 2 (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 2 de Enero de 2019, 05:25
Actualizada el Lunes 27 de Mayo de 2019, 04:40
[ Más información ]

Capítulo 26

−¿Qué os pasa? −Les pregunto Draco colocándose bien la túnica, nunca terminaría de entender a las chicas, siempre estaban con cosas raras.

−¿Qué nos pasa? −Le pregunto Pansy. −¿Qué te pasa a ti?, desde que tienes novia has dejado totalmente de lado a Hermione.

−Carla y yo solo somos amigos.

−Es lo que decís todos, no somos novios, solo somos amigos. −Le dijo Daphne. −Pero no estamos hablando de ella sino de Hermione, ¿hace cuanto que no estudias con ella?

−Apenas dos días. −Le dijo. −Además no tengo que pasar todo el tiempo con ella, Hermione y yo solo somos amigos.

−Si bueno, de estudiar con ella has pasado a ignorarla totalmente, ni siquiera la has saludado cuando la has visto.

−No la había visto.

−Estaba hablando con Potter y Weasley al lado de la puerta. −Le dijo Pansy. −Pero no importa, como dices solo sois amigos. −Y miro  a su amiga. −Vamos Daphne vamos a buscar a alguien que no ignore a sus amigos. −Y mirando mal a Draco se fueron.

En su sala común, Hermione estaba intentando hacer sus deberes pero no lo conseguía así que dándose por vencida se fue a dar un paseo.

Llevaba un rato paseando cuando se encontró con Theo y Luna, viendo que estaban ocupados se iba a ir cuando la llamaron.

−Hermione no te vayas. −Le dijo Luna. −Theo me está explicando unos deberes que no entendía.

−Eso me extraña. −Le dijo Hermione sentándose a su lado. −Con lo inteligente que eres, hay pocas cosas que no entiendes.

−Si bueno esto no me sale. −Le dijo.

−Hermione creí que estarías estudiando con Draco. -Le dijo Theo.

−El tiene novia y no quiero ser una molestia.

Ante eso Theo se quedo parado, no sabía que su amigo tuviera novia.

−Entonces estudia con nosotros. −Le dijo.

−He dejado mis cosas en gryffindor.

−No te preocupes, siempre traigo de más. −Le dijo. −Nunca sabes cuándo lo necesitaras. −Y dejándole un pergamino en blanco y una pluma se pusieron con los deberes.

Un rato más tarde, Hermione terminaba con sus deberes y les daba las gracias.

−Muchas gracias por ayudarme tanto. −Les dijo.

−De nada. −Le dijo Luna. −¿Qué vas a hacer ahora?

−Me voy a mi sala común, quiero seguir estudiando el grimorio, de nuevo gracias. −Y despidiéndose se fue.

Al día siguiente después de desayunar, tenían clases de pociones y antes de que la clase empezara, Hermione se acercaba a Theo y le daba los pergaminos que le había prestado.

−Theo aquí tienes. −Le dijo. −Gracias por prestármelos.

−De nada, pero no hacía falta que me dieras nuevos.

−Sí que hacía falta. −Le dijo. −No me sentiría bien si no te los doy de vuelta. −Sonriéndole volvió con sus amigos gryffindor y sentándose se puso a hablar con Harry y Ron mientras esperaban a que el profesor llegara.

En un lado Draco que había estado hablando con Carla, al ver que Hermione sonreía a Theo se pregunto qué pasaba.

−¿Draco estas bien? −Le pregunto Carla cuando se dio cuenta de que no le estaba prestando atención.

−Sí. −Le dijo y dejando de lado a Hermione y Theo que ellos no tenían que darle explicaciones con quienes hablaban le volvió a prestar atención.

Después de clases, Pansy y Daphne se acercaban a Hermione y le preguntaban si quería estudiar con ellas.

−¿No os importa?

−Para nada. −Le dijo Daphne. −Si nos importara no te lo hubiéramos preguntado. −Y se la llevaron a la biblioteca.

Unos días más tarde, Draco y Hermione apenas se juntaban solo se saludaban y nada más, el estaba muy ocupado con Carla que por lo que se decía por toda la escuela eran novios y Hermione había encontrado en Pansy y Daphne dos buenas amigas con las que poder hablar.

En el ministerio empezaron los juicios contra los puristas y los consejeros fueron muchas veces para ver cómo iban.

Enero termino y pronto empezó febrero y con él las preparaciones para regalar en san Valentín a sus enamorados o enamoradas.

−¿Pansy le vas a regalar algo a Blaise? −Le pregunto Hermione.

−Creo que sí, pero él y yo no somos novios.

−Igual el te gusta. −Le dijo Daphne. −Así que le tendrías que regalar algo.

−Daphne tiene razón. −Le dijo Hermione. −Si te gusta le tendrías que regalar algo.

−Tenéis razón. −Les dijo tras pensarlo un rato. −Le regalare algo, se lo comprare en Hogsmeade. ¿Vosotras?

−No. −Le dijo Hermione. −No tengo nadie que me guste así que me comprare chocolate y dulces para mí.

−Yo también. −Le dijo Daphne. −Me comprare chocolates y me los comeré mientras suspiro pensando que quiero tener novio.

Ante eso las chicas la miraron y se pusieron a reír.

−Has sonado como mi abuela. −Le dijo Hermione.

−Sí que ha sonado. −Le dijo Daphne. −No tendría que leer tantas novelas románticas.

−No. −Le dijo Pansy. −Sino terminaras enganchadas a ellas.

−La verdad es que estoy un poco enganchada a ellas, sobre todo las que salen en el periódico de Dragonis es que están estupendas.

−Le diré a Abraxas que tenga cuidado con lo que publican que te has enganchado. −Le dijo Hermione.

−No. −Le dijo Daphne. −No quiero que las quiten.

−Que cara has puesto. −Le dijo Hermione riéndose. −No le diré nada, pero no vuelvas a poner cara de pena.

−No la pondré mientras no la quiten.

−No las quitare. −Y sin dejar de reírse se fueron a la biblioteca a estudiar un rato.

El día de San Valentín, Hermione recibió chocolates y galletas de sus padres, aunque ellos no eran muy partidarios de que su hija comiera dulces, un día era un día y como sabían que no tenía novio y no recibiría chocolates de su parte ellos le habían querido endulzar el día.

Nada más recibirlos, les había enviado un mensaje donde ponía que era verdad que no tenía novio, pero que gracias a ellos ese día era muy feliz porque tenía su amor y eso era más importante que mil novios.

Después de clases Hermione iba por uno de los pasillos comiendo los chocolates cuando se encontró a Carla, ignorándola se iba a ir cuando la paro.

−Draco te ha regalado chocolates, ¿verdad?

−No, ahora me voy que tengo cosas que hacer. −Y se iba a ir pero no la dejo.

−No me mientas, el no me ha regalado nada mientras a ti te ha regalado chocolate.

Ante eso Hermione se quedo parada, pensaba que Draco le regalaría chocolates al fin y al cabo todos sabían que Carla era su novia, pero lo supo esconder. −Lo que Draco te deje de regalar o no, no me interesa como digo el no me ha regalado nada, ahora por favor déjame en paz tengo muchas cosas que hacer para que tu estés molestando.

−Te crees la mejor porque eres la reina, pero no eres nadie.

−Lo que tú quieras, ahora déjame en paz esta es la última vez que te lo digo.

−¿Todo bien? −Se escucho de pronto.

Las chicas se giraron y vieron a Blaise y Theo.

−Blaise, Theo le podéis decir que me deje en paz, yo no lo consigo, está empeñada con que Draco me ha regalado chocolates cuando no es cierto.

−Los problemas que tengas con Draco, los solucionas con él. −Le dijo Theo. −A Hermione la dejas en paz que ella no ha hecho nada. −Y cogiendo la mano de la chica hizo que soltara a Hermione.

−Gracias Theo. −Y sonriéndole le dio un chocolate y otro a Blaise y se fue.

A la hora de cenar y antes de que se sentaran en sus mesas, Hermione se acerco a la mesa de los slytherin y miro a Draco.

−Draco espero que tu novia me deje en paz, ya tengo suficientes cosas de las que ocuparme sin que una tipa que no conozco de nada, me acuse de haber recibido tus chocolates. −Y antes de que le dijera nada se iba.

En su sitio, Draco que estaba bastante perdido miro a sus amigos.

−¿De qué ha ido todo esto?

−Esta tarde, tu novia ha acusado a Hermione de que le has regalado chocolates. −Le dijo Theo. -Cuando te lo tendría que haber dicho a ti, en vez de a ella, pero bueno.

−Carla no es mi novia. −Les dijo. −¿Por qué le tendría que regalar chocolates? ¿Y porque ha ido a Hermione?

−Sus padres le han enviado chocolates y galletas. −Le explico Pansy. −Seguro que la ha visto mientras se los comía y por eso le ha ido a decir todo eso.

−Las películas que os montáis las tías. −Les dijo Draco medio alucinado, jamás llegaría a entender a las chicas. −Solo porque ha visto a Hermione comer chocolates ya ha pensado que yo se los había regalado, alucino. −Y aprovechando que aun no habían empezado a servir la cena se acerco a Carla.

−Tú y yo éramos amigos, nunca te he dicho en ningún momento que éramos novios, pero como veo eres como las demás una pesada que solo quiere agarrarme, aquí hemos terminado ya no quiero ser mas tu amigo y deja en paz a Hermione, porque ella tampoco es mi novia. −Y antes de que pudiera decir algo más se iba.

En su mesa, Hermione sonreía internamente, puede que Draco no le hubiera regalado chocolates y que hubiera dicho delante de todos que no eran novios, pero a Carla le había ido mucho peor.

−Herms ha estado genial. −Le dijo Ginny que estaba a su lado. −Draco la ha puesto en su lugar.

−Sí que lo ha hecho. −Le dijo sonriendo.

Mientras en hogwarts, los alumnos estudiaban mientras tenían problemas de adolescentes en los hospitales mágicos, los medi magos tenían mucho trabajo por culpa de los filtros de amor.

Abraxas después de dejar el hospital de la ciudad, se fue a ver a los gemelos Weasley.

−Buenas noches señor Malfoy. −Le saludo Fred. −Ya es muy tarde pero aun así le venderemos lo que quiera. −Le dijo.

−No gracias, los hospitales están llenos de los que han tomado vuestra poción del amor, el año que viene no vendáis.

Ante eso los gemelos se miraron preocupados.

−¿Están muy mal? −Le pregunto George. −Señor nosotros no queríamos que la gente terminara en el hospital.

−Lo sé y no es grave pero se han enamorado por culpa de esa poción, y bien sabéis que ese amor no es verdadero, así que por eso prohibiré la venta de esa poción.

−Nos parece bien. −Le dijo Fred. −Nuestros productos son para divertir no para que la gente termine en el hospital.

−Mañana mismo quitaremos la poción del amor de nuestras tiendas. −Le dijo George que estaba de acuerdo con Abraxas. −Y pondremos un artículo en el periódico disculpándonos por haberla vendido que no sabíamos que la gente terminaría en el hospital.

−Hacerlo y como digo no es vuestra culpa que la gente la use mal, nos vemos. −Y despidiéndose se fue.

Al día siguiente, no solo en el periódico de la ciudad sino en otros, los gemelos Weasley se disculpaban por haber sacado la poción del amor que a partir de ese día, la quitaban y ya no la venderían más.

Esta semana, solo voy a subir un capítulo la verdad es que apenas tengo tiempo para escribir y no tengo ideas, así que de momento se va a quedar así y espero que cuando termine el curso que ya me quedan pocas semanas pueda continuarla, si alguien tiene alguna idea que no se corte y me lo diga.

Disculpar las molestias, nos vemos pronto



« Capítulo 25 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 27 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.