Historia al azar: Sin ton ni son
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica 2 » Capítulo 23
Historia terminada La ciudad mágica 2 (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 2 de Enero de 2019, 05:25
Actualizada el Lunes 27 de Mayo de 2019, 04:40
[ Más información ]

Capítulo 23

−Draco a veces no entiendo como somos amigos, siempre eres muy frio cuando tienes que pensar en los demás, y esta vez es una de ellas, espero que empieces a pensar que tú no eres el centro de todo y que no todos tenemos las cosas claras, que tenemos inseguridades y que necesitamos afecto y atención. −Y enfadado se fue.

Los demás mirándolo se fueron sin decir nada, ahora mismo no querían hablar con él.

En una de las aulas vacías, los adultos llevaban a Hermione y sentándola en una de las sillas la miraron.

−Hermione sabemos que estas muy confusa, que esos alumnos han dicho muchas verdades y aunque a nosotros nos gustaría decirte que no las escuches que sabemos que están mintiendo sabemos que no nos creerás. −Le dijo Remus. −Ahora mismo lo único que te puedo decir es que tengas un poco de fe y creas en ellos.

Ante eso lo miro. −No sé qué hacer, estoy muy confusa, nunca me había sentido así.

−Lo sabemos. −Le dijo James. −Sabemos que aunque nunca te han tratado mal, siempre han sido indiferentes y que ahora que les has puesto como consejeros están siendo amables,  y te preguntas hasta cuando durara.

−Es lo que estoy pensando, ¿Qué hago?

−De momento no puedes hacer nada, a no ser que quieras poner a otros consejeros.

−No conozco a nadie, solo a ellos es por eso que les puse, para por lo menos tener caras conocidas que se ocupara de la ciudad, pero es que ni siquiera los conozco, antes de Voldemort solo me miraban como si fuera un bicho y me pudieran pisotear cuando quisieran.

−Sí que era así. −Le dijo Sirius. −Herms de momento nosotros los vigilaremos y miraremos que no hagan nada malo.

−Es tu padre. −Le dijo Hermione.

−Lo sé, pero sabes bien que nunca me ha importado eso, que siempre he mirado por el bien de las cosas no por quien es o no mi padre.

−Lo sé.

−Tranquila Hermione. −Le dijo Remus y sentándose a su lado le paso un brazo por los hombros. −Nosotros vigilaremos que todo esté bien y cuando termines la escuela entonces podrás ver con tus propios ojos si los dejas en sus puestos porque están haciendo bien y confías en ellos o los quitas porque no lo hacen bien y nosotros estaremos siempre contigo eso no lo dures ni un segundo.

−Si Hermione. −Le dijo James cogiéndole de las manos. −Nosotros siempre estaremos contigo, además no estás sola, los Potter y otras familias en las que sí que confías estarán contigo.

−Gracias. −Les dijo y entonces se puso a llorar. −Estoy muy confusa.

−Lo sabemos. −Le dijo Sirius dándole un pañuelo. −Lo que estás viviendo no es sencillo y encima algunos no ayudan. −Dijo refiriéndose a Draco.

−Ha sido muy malo. −Les dijo.

−Sí que lo ha sido. −Le dijo dándole totalmente la razón y abrazándola.

Hermione escondió la cabeza en su cuello y siguió llorando.

Unas horas más tarde, cuando se hubo desahogado los adultos se despedían y se iban.

Hermione aun con el pañuelo de Sirius se iba a la sala común de gryffindor cuando se encontró con Draco.

−Has sido malo. −Le dijo y de nuevo se puso a llorar.

Draco abrazándola le dijo: −Lo sé, lo siento, tendría que pensar en los demás.

−Sí que lo tendrías que hacer. −Le dijo sin dejar de llorar. −No soy como tú.

−Lo sé, te prometo que me esforzare para pensar en los demás y que no te daré más motivos para que estés confusa y puedas confiar en mí.

−Es lo que quiero, quiero poder creer en los demás.

−Lo sé.

En un lado, Harry que había estado preocupado por su amiga la había salido a buscar, y desde un lado los miraba sonriendo como Draco había dejado la fachada que siempre le acompañaba para poder ser un buen amigo y poder cuidar de Hermione, dejándoles intimidad volvió a su cuarto.

Mientras Draco seguía abrazando a Hermione que seguía llorando, los merodeadores se fueron a la ciudad y reuniéndose con el consejo les explicaron lo que estaba pasando.

−Es normal que este confusa. −Le dijo Orión. −La verdad es que nunca hemos sido amables con ella, siempre ha sido indiferente.

−Sí que habéis sido bastante indiferentes hacia ella y los que no son iguales que vosotros. −Les dijo Charlus.

−Hemos estado muchos años ciegos hacia los que no son como nosotros. −Les dijo Abraxas. −Es hora de hacer algo.

Ante eso los demás lo miraron. −¿Qué has pensado?

−Mañana lo sabréis, ahora tengo cosas de las que ocuparme. −Y sin decir nada más se fue.

En hogwarts, Hermione después de llorar mucho tiempo en el hombro de Draco volvía a su sala común y sin tener ganas de hacer nada se metía en la cama.

Al día siguiente a primera hora, Abraxas que había convocado una rueda de prensa estaba delante de los periodistas.

−Buenos días. −Les saludo. −En los últimos días las cosas no han ido muy bien, por un lado tenemos un grupo que aunque estaba equivocado han dicho muchas verdades, los sangre pura de este país hemos actuado como si nosotros fuéramos los dueños cuando no lo somos, es por eso que a partir de hoy habrá una nueva ley en la ciudad, todo muggle que tenga familia mágica podrá visitar la ciudad.

−¿Podrán vivir aquí? −Le pregunto un periodista.

−Siempre que tengan familia mágica que tenga una propiedad a su nombre, como los padres de Hermione Granger que aunque no tienen magia saben de nosotros o los padres de Lily Potter que tienen familia no mágica, siempre que la relación sea sanguínea.

−¿Podrán vivir en Hogsmeade y en el callejón diagon? −Le pregunto otro periodista.

−De momento probaremos si aquí funciona y luego veremos en otros pueblos, otros países llevan muchos años haciéndolo, convivir con gente no mágica y nosotros no lo hemos hecho aun porque siempre hemos sido muy cerrados pero ya va siendo de abrirnos a nuevas formas de vivir.

Y se avisa, que ellos tendrán los mismos derechos que nosotros y si alguien los trata mal será juzgado como si fuera un mago mas, espero que todos podamos vivir juntos, repito todo aquella persona que no tenga magia pero tenga relación sanguínea con algún mago y tenga propiedades a su nombre podrá vivir aquí y tendrá que seguir nuestras normas y será protegido como un habitante mágico mas, buenos días. −Y se fue.

Dentro del castillo los consejeros y Remus lo miraban sonriendo.

−Has tenido la mejor idea de todas. −Le dijo Orión y miro a los demás. −¿Por qué no se nos ha ocurrido antes?

−Porque como dijo Hermione, el es guay. −Les dijo Remus.

−Sí que soy guay. −Le dijo Abraxas. −Remus siento no haberlo consultado contigo, se que tu eres quien dar el último voto.

−No te preocupes, lo has hecho bien, ahora me voy que tengo que enviar una carta a Hermione quiero que lo sepa antes de que la noticia salga en los periódicos. −Y se fue.

En hogwarts Hermione no había podido dormir bien, había pasado una mala noche y ahora tenía dolor de cabeza, ni siguiera las clases hacia que se alegrara.

Estaba intentando desayunar cuando llego una lechuza que se puso a su lado, Hermione viendo que tenía una carta la cogió y leyéndola sonrió.

−Herms por tu sonrisa veo que tienes buenas noticias. −Le dijo Harry alegrándose de verla sonreír.

−Si Harry. −Y levantándose se fue a la mesa de los profesores y enseñándole la carta y tras leerla el profesor Dumbledore le dijo que ella misma lo dijera. −Escuchar. −Les pidió Hermione.

Los alumnos dejando sus desayunos la miraron.

−Se que en los últimos días las cosas no han ido muy bien, hoy mismo he recibido una carta donde se decía que Abraxas Malfoy ha hecho una nueva ley y es esta, a partir de ahora los muggles que tengan familia en la ciudad de Dragonis podrán vivir juntos, esperamos que con esta nueva ley las barreras de los que son sangre pura y los mestizos vayan callando y pronto podamos vivir todos sin problemas.

Ante esa noticia, los alumnos que tenían familia no mágica se alegraron de que poco a poco las cosas fueran cambiando.

−¿Y qué pasa con los detenidos? −Le pregunto una alumna. −¿Los dejaran libres?

−Eso no lo sé. −Le dijo Hermione.

−Tú te haces llamar reina pero no sabes nada. −Le dijo otro alumno.

−¡Basta ya! −Les dijo Draco levantándose y acercándose a Hermione para mirar a todos. −¿No tuvisteis suficiente ayer? Tanto el consejo como Hermione están haciendo lo que pueden por nosotros, por nuestro país y aun vosotros no dejáis de quejaros, en vez de pedir tanto porque no miráis el mal que han hecho vuestros padres.

Atacaron en una fiesta de halloween donde habían familias inocentes y si ninguno sufrió ningún daño ¿pero y si hubieran actuado de otra manera? Y luego volvieron a atacar cuando Hermione estaba con sus padres pasándola bien si molestar a nadie, ¿Por qué no dejáis de pensar en vosotros y pensáis un poco más en los demás?

−¿Cómo tu? −Le pregunto uno. −Todos sabemos lo egoístas que sois los Malfoy, solo pensáis en vosotros.

−Puede ser. −Le dijo Draco. −Pero al contrario de vosotros, yo estoy intentando ser mejor persona no solo pensar en mí mismo y si cuesta pero por lo menos estoy haciendo un esfuerzo por cambiar, dime ¿tú que has hecho? Nada como digo solo quejarte, si tanto quieres hacer envía una carta a los responsables que son el consejo no a Hermione que como tu aun es una estudiante de escuela. −Y sin decir nada mas, llevo a Hermione a la mesa de los gryffindor donde Harry ya la esperaba y él se fue a la suya para seguir desayunando.

−Volver a vuestros desayunos. −Les dijo Dumbledore. −Que tenéis clases.

Los alumnos volvieron a sus desayunos tenían muchas clases y no querían irse con hambre.

Una vez termino de desayunar, Draco se acerco a la mesa de los gryffindor, había decidido acompañarla a sus clases y que los demás alumnos no le pudieran seguir molestando.

−¿Hermione estas?

−Sí, ya no me entra nada más. −Y miro a sus amigos. −Chicos os esperamos en clases.

−Nos vemos. −Le dijo Ron. −Aun me entra algo más.

−A ti siempre te entra algo más. −Y sonriéndole se fue con Draco.

−Por lo menos ha sonreído. −Le dijo Ron a Harry.

−Sí que lo ha hecho, pero aun esta desanimada, voy a escribirle una carta a mi abuelo explicándole lo que está pasando, no tardes. −Y se fue corriendo a su cuarto y tras escribir una carta rápida la llevo a la lechuceria y la envió con su fiel Hedwig.

Unas horas más tarde, Charlus estaba en su despacho repasando unos documentos cuando recibió la carta de Harry que le contaba las cosas que estaban pasando en la escuela, viendo que eso era más importante dejaba los documentos para más tarde y se iba a buscar a sus amigos.

−Tenemos que ir a hogwarts. −Les dijo Abraxas. −No podemos permitir que todos echen la culpa de lo que está pasando a Hermione.

−Sí que iremos. −Les dijo Orión. −E iremos juntos para demostrar que estamos con Hermione.

−Esperemos que después de esto, las cosas se tranquilicen un poco que hogwarts es una escuela y allí se va a estudiar.

Unas horas más tarde, con todos de acuerdo se iban a la escuela y tras reunirse con Dumbledore, este reunió a sus alumnos en el gran comedor.

−Buenas tardes a todos. −Les saludo Abraxas. −Se que las cosas han estado complicadas por aquí últimamente, que muchos acusáis a Hermione de haber detenido al grupo que ataco en halloween, os tengo que decir que ella no ha hecho nada, hemos sido nosotros, el consejo junto al fiscal mágico de Inglaterra.

A ese grupo se le acusa de atacar en un sitio público, amenazas contra el gobierno no solo a Hermione aunque sea la reina, sino a todos, consejeros de dragonis sino también al ministerio ingles que aunque no tiene un cargo muy grande pues estamos nosotros también se ocupan de muchas cosas entre ellos la libertad de escoger un gobierno libre de amenazas.

Solo por esas dos cosas al grupo se le quiere condenar a más de diez años en azkaban pero se le van a hacer juicios a cada uno de ellos para saber hasta cuanto se implico en el grupo y si pueden tener menos años en prisión, así que en vez de estar diciéndole todo el tiempo a Hermione que haga algo contra el grupo que la atacado, tendríais que estar con vuestros padres, ayudándoles y apoyándoles.

−Otra cosa. −Les dijo Cygnus tomando la palabra. −Dejar de acusar a mi nieto Draco y a nosotros mismos de ser unos falsos que solo estamos con Hermione porque nos deja hacer lo que nosotros queremos con la ciudad, os tengo que decir que estáis muy equivocados, nosotros podemos estar al mando de una parte de la ciudad, pero si creéis que mandamos como digo estáis muy equivocados.



« Capítulo 22 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 24 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.