Historia al azar: Despedida
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica 2 » Capítulo 17
La ciudad mágica 2 (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 2 de Enero de 2019, 05:25
Actualizada el Viernes 19 de Abril de 2019, 04:28
[ Más información ]

Capítulo 17

−Iré a Azkaban, a ver si sigue vivo y que ha pasado con él y si esta bajo algún hechizo aunque han pasado muchos años lo sabré. −Le dijo Charlus.

−Si gracias. −Le dijo Lucius. −Esto tiene muy mala pinta.

−La tiene. −Le dijo Abraxas. −Hijo en cuanto Charlus compruebe que el señor Gaunt está vivo lo sacaremos de la cárcel, en esta ocasión no se hará un nuevo juicio, se ve con bastante claridad que hay muchas cosas mal.

−Si papa como tú quieras, yo seguiré ocupándome de los otros expedientes.

−Sigue así Lucius. −Le dijo Orión. −Lo estás haciendo muy bien.

−Gracias.

−De nada.

Al día siguiente, Charlus iba a Azkaban y tras comprobar que aunque Morfin estaba en muy mal estado en su celda seguía vivo, lo llevaban al hospital de san mungo para que recibiera los cuidados necesarios y quitarle los hechizos que le habían lanzado.

Por la tarde, tenían una rueda de prensa.

−Señores periodistas. −Les saludo Cygnus. −Estamos aquí para informar que Morfin Gaunt que fue sentenciado a Azkaban en 1943 por asesinar a la familia de muggles Riddle, padre de Voldemort, es inocente, el asesino fue Voldemort que una vez lo hizo altero la mente de su tío para hacerle creer que lo había hecho el, así que desde esta mañana se le ha dejado en libertad y ahora mismo se está recuperando en san mungo.

−¿Qué pasara con el ahora? −Le pregunto una periodista. −Aunque no haya asesinado a esa familia, se sabe que nunca fue bueno con los muggles y ya había pasado tiempo en Azkaban.

−Tienes razón. −Le dijo Cygnus. −No es un hombre que pueda vivir con los muggles, pues los desprecia, así que le daremos una pequeña pensión mensual y le devolveremos su cabaña que mañana se empezara a arreglar para que esté en condiciones para que una persona viva y se le vigilara, todo aquel al que se le revise el expediente y salga de Azkaban se le vigilara, para que no cometa ningún crimen.

−¿Hay muchos inocentes en Azkaban? −Le pregunto otro periodista.

−No lo sabemos. −Le dijo Abraxas. −Es por eso que Lucius y su gente están revisando todos los expedientes uno por uno, no queremos que gente inocente se pudra en Azkaban por algo que no ha hecho, en cuanto se sepa de otro inocente injustamente encarcelado se avisara, buenas tardes y gracias por venir. −Y se fueron.

Al día siguiente en toda la prensa mágica, venia la noticia de la liberación de Morfin y como le dijo la periodista muchos se preocuparon pues aunque no lo habían conocido en persona sabían que era el tío materno de Voldemort y el había asesinado a mucha gente.

Así que aunque ya habían hecho una rueda de prensa, Charlus se puso de nuevo delante de los periodistas y les dijo que el mismo se ocuparía de que sus aurores vigilaran a todo aquel que había sido acusado injustamente de los crímenes por los que estaban en Azkaban.

Una semana más tarde en la ciudad, aunque no habían terminado de comprobar todo el bosque habían revisado una gran parte y ya dejaban las puertas abiertas para que la gente pudiera pasear.

Otra cosa que revisaban era el lago que era bastante grande y conectaba con un rio que bajaba de una de las montañas.

El domingo después de desayunar, James miraba el periódico y al ver que no estaba la cartilla miro a su padre. −Papa.

−James.

−La cartilla para la escoba. −Le dijo. −¿Dónde está?

−¿La quieres hacer?

−Claro que si, ¿Dónde está?

−Debe de estar con él quisquilloso. −Y señalo la mesa del café donde estaba la revista.

James cogiendo la revista vio que la cartilla para la escoba estaba enganchada para que no se perdiera, sacándola con cuidado miro a su mujer. −Lils lo voy a hacer.

−Me parece muy bien, aunque Harry también me ha dicho que lo haría, ¿Cuántas escobas tendremos?

−Una para él y otra para mí. −Le dijo James. −Tengo que ver que escoba es. −Y al mirar sonrió. −Dice que es una fénix, es la escoba que hace poco ha salido.

−Con esa escoba habrá mucha gente que compre la prensa. −Le dijo Charlus. −La escoba cuesta como 50 galeones o creo que mas.

−Es muy cara. −Les dijo Lily.

−Sí que lo es. −Le dijo James. −Es por eso que han hecho muy bien en ponerla como regalo.

−Lils. −Charlus la miro. −El próximo regalo será algo para vosotras, para las que no les gustan las escobas.

−Estupendo. −Le dijo.

−Sí, también han puesto una revista de novelas. −Y se la enseño. −No es muy gruesa pero vienen unas cinco o seis, Abraxas me ha dicho que aunque las novelas saldrán todos los días, el domingo será una revista para tenerla sin tener que recortar las páginas de la prensa.

−Me gusta. −Le dijo Lily. −Haber que novelas han puesto. −Y abriéndola vio que habían diferentes apartados, uno infantil, otro para chicas y otro para chicos, o sea tres.

La familia Potter no era la única interesada en la prensa de ese día, Molly que ya sabía que su hija quería la escoba que regalaban, guardaba la cartilla para que sus clientes no se lo quedaran, en casa de los Black, Sirius también se quedaba la cartilla.

−¿Sirius la rellenaras? −Le pregunto Orión.

−Si papa. −Le dijo. −Y Ori también la quiere, pero él me ha dicho que lo conseguirá de la prensa que le enviamos.

−Eso está bien. −Le dijo Orión contento de que su nieto mayor Orión de 15 años leyera la prensa aunque fuera para conseguir la escoba.

En hogwarts todos andaban revolucionados guardándose la cartilla para la escoba.

−Herms, el señor Malfoy va a tener que comprar mil escobas. −Le dijo Ginny que miraba como sus compañeros se guardaban la cartilla.

−Seguro, pero no me importa. −Le dijo Hermione contenta de que estuviera teniendo tanto éxito. −Ya Abraxas me ha dicho que las escobas solo se podrán conseguir quien tenga la cartilla llena si falta algún sello no lo podrán hacer.

−Por eso los comodines.

−Por eso. −Le dijo. −Porque la escoba cuesta dinero y aunque nosotros tengamos que poner algo para pagar la diferencia, una cosa es que en la cartilla lleguen con comodines a que falte alguno.

Al día siguiente, lunes los consejeros tenían su primera reunión de septiembre.

−Primero os tengo que decir que la prensa está teniendo mucho éxito. -Les dijo Abraxas.

−Estupendo. −Le dijo Orión. −Aunque con la escoba que regaláis es normal.

−Sí que lo es, pero no nos importa. −Le dijo Abraxas. −Es un buen motivo para que la gente la compre.

−Sí que lo es. −Le dijo Charlus. −Además realmente no la están regalando, es un cambio ellos compran la prensa y el periódico les vende una escoba más barata de lo que la puede encontrar.

−Sí que sería así. −Les dijo. −Ahora hablando del trabajo, este año el lago aun seguirá cerrado y el año que viene quien quiera podrá ir a pescar, ¿Qué os parece?

−Muy bien. −Le dijo Orión. −Pero tenemos que ir con cuidado para que no se quede vacio.

−Solo se podrá ir los fines de semana. −Le dijo Abraxas. −Y se llevara un control, el lago es enorme y seguro que los peces se han multiplicado sin control al estar tranquilos.

−Seguro. −Le dijo Charlus. −Igual ya tenemos mucho pescado, tenemos el que traen de los muelles una vez al día y el que compramos a otras ciudades y países.

−Sí que tenemos mucha comida. −Les dijo Abraxas.

−Es que realmente no hemos hecho mucho. −Les dijo Orión. −Nos hemos movido de un lado a otro, así que los tratos comerciales que tenía el ministerio solo los hemos tenido que agrandar para incluir la ciudad.

−Exacto. −Le dijo Cygnus. −Así que no hay nada de qué preocuparse.

−Nada. −Le dijo Abraxas satisfecho de ver que las cosas iban tan bien.

−¿Cygnus como va lo del ministerio? −Le preguntaron. −¿Has encontrado mortifagos?

−Ni uno solo. −Les dijo. −Es como si hubieran desaparecido.

−Vaya. −Dijeron asombrados, jamás pensaron que los mortifagos desaparecieran así como así.

−Igual yo sigo alerta. −Les dijo Charlus. −Para que nadie se pase de listo.

−Se que contigo no nos tenemos que preocupar de nada. −Le dijo Orión. −¿La puerta del tiempo, está cerrada?

−Lo está, tiene dos puertas de cemento y puertas mágicas que nadie puede atravesar, además pocos saben que existe o donde está.

−Mejor. −Le dijo Cygnus. −No queremos que nadie intente atravesarla.

−Nadie. −Les dijo Abraxas. −Ahora hablemos de otras cosas. −Y se pusieron a hablar de las cosas que tenían que hacer que aun eran unas cuantas.

Cuando terminaban, se iban a recorrer el jardín exterior y vieron que las diferentes obras estaban en diferentes estados de construcción.

El campo de quidditch que era supervisado por James y Sirius estaba a punto de ser terminado y ya se podía ver al equipo entrenando.

−Buenos días. −Les saludo James.

−Buenos días hijo, ¿Cómo va todo? −Le pregunto Charlus.

−Muy bien. −Le dijo. -Ya no falta mucho para que terminen las gradas y el equipo tiene muchas ganas de su primer partido que será dentro de dos semanas.

−Estupendo, si necesitas cualquier cosa nos avisas. −Le dijo. −Y me alegro que te tomes tiempo para entrenar al equipo.

−Yo también, aunque me gusta ser auror después de casi veinte años quería hacer algo nuevo

−Y haces bien. −Le dijo Orión. −Nosotros ya nos vamos que tenemos que seguir mirando el resto de obras, ¿Cómo va la feria?

−Ahora os lo enseño. −Y miro a su primo. −¿Sirius te ocupas?

−Sí, ves tranquilo, nosotros entrenaremos una hora más.

−Hijo recuerda que tienen que estar anteros para el partido. -Le dijo Orión.

−Lo estarán.

−Eso espero. −Y viendo como seguían entrenando se fueron.

−He puesto la feria en el otro lado del jardín exterior para que no se vean muchas obras en el mismo lugar. −Les explico James.

−Mejor, aunque el jardín exterior es grande no lo queremos llenar de obras. −Le dijo Abraxas.

−Y no pasara. −Le dijo Orión.

Al llegar a la feria, vieron que era todo muy colorido y que habían puesto un camino de cemento.

−Tenemos los coches de choque. −Les explico James. −Son coches para que la gente se pueda chocar entre sí.

−Me gusta. −Le dijo Charlus mirando bien la atracción era una pista larga con coches en un lado. −¿Cuántos coches has puesto?

−15 para que no se llene si no se pueden mover no es divertido. −Les dijo James. −Vamos a seguir. −Y les enseño el carrusel y luego vino el pulpo y otras tantas atracciones. −Lo mejor es la montaña rusa. −Les explico y se lo enseño era bastante grande y aun estaba en obras.

−Vaya. −Le dijo Cygnus mirándola bien, tenían muchos giros y grandes alturas. −Es enorme.

−Lo es. −Le dijo.

−James quiero que todo sea seguro. −Le dijo Abraxas. −Así que gástate todo el dinero que sea necesario para que no hayan accidentes.

−Ya me estoy ocupando bien de todo, aunque son atracciones muggles estamos poniendo cosas mágicamente para que no haya ninguna desgracia, queremos que la gente venga a disfrutar de las atracciones no que salgan llorando.

−Mejor hijo. −Le dijo Charlus. −¿Has puesto casitas?

−Sí, casitas de comida y también para conseguir premios he revisado varias ferias y ponen muchas cosas para que la gente se divierta.

−¿James el precio? −Le pregunto Orión.

−Sera una entrada única. −Les dijo. −Cuando terminemos de construirla pondremos un muro y una entrada con verja he pensado en abrirla desde abril hasta octubre, ¿Qué os parece?



« Capítulo 16 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 18 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.