Historia al azar: La lechuza negra
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La ciudad mágica 2 » Capítulo 11
Historia terminada La ciudad mágica 2 (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 2 de Enero de 2019, 05:25
Actualizada el Lunes 27 de Mayo de 2019, 04:40
[ Más información ]

Capítulo 11

−En cuanto pongamos la nueva tienda en marcha, entonces te diremos cuanto podemos dar para ayudar para pagar.

−Sin prisas. −Le dijo Bill. −Tengo a Charlie, a Percy que también me ha dicho que puede ayudarnos a pagarla y a nuestros padres, como veis no faltara dinero.

−Mejor. −Les dijo George que había visto como durante muchos años sus padres tenían problemas financieros y ahora que tenían tantos trabajos querían poder empezar a ahorrar para no tener problemas nunca más.

Unos días más tarde, el día de la fiesta después de comer se iban al castillo y ya se empezaban a preparar.

Por la noche los aurores comprobaban que los invitados estuvieran bien y que nadie hiciera nada malo.

Llevaban un rato allí hablando cuando la música dejo de sonar y Remus que iba muy elegante les dijo:

−Gracias a todos por venir esta noche, ahora empieza una nueva etapa de nuestro país con esta hermosa ciudad como principal lugar de reunión y negocios, y al mando estará nuestra hermosa reina Hermione Granger.

Hermione entro y todos se quedaron parados llevaba un hermoso vestido y el cabello en un semi recogido.

Blaise y Theo que estaban en un lado al ver la cara que se le quedo a Draco no pudieron evitarlo y se rieron.

Draco estaba tan pendiente de Hermione que no se dio cuenta de las risas de sus amigos.

−Gracias a todos. −Les dijo Hermione. −Espero que como yo, vosotros estéis muy nerviosos, me gustaría que todos podamos disfrutar de esta hermosa ciudad que los antepasados no solo me dejaron a mi sino a todos para poder vivir mucho mejor, esta noche tendremos una deliciosa cena y mucho baile espero que lo disfruten como yo.

El público empezó a aplaudir y Hermione pudo respirar por fin había estado muy nerviosa.

Remus haciendo que se sentara en el trono y Abraxas le puso la corona, aquella que George le hizo a su hija en su coronación.

Nada mas descansar la corona en la cabeza de Hermione, las velas se apagaron de pronto y cuando se encendieron vieron al rey Draco.

Gracias a todos por aceptar a mi hija Hermione como reina, ella reinara bien os llevara a una nueva etapa y sé que hará grandes cosas, a mis hijos y a los hijos de mis súbditos os deseo lo mejor, disfrutar de la ciudad ahora es vuestra, mis deseos de buena esperanza para todos, adiós. Y desapareció.

En un lado Jane y George que se habían quedado parados miraron a Charlus.

−¿Lo teníais preparado? −Le preguntaron.

−No. −Y los miro. −Él es el rey el que nos salvo de Voldemort. −Y acercándose al trono miro al público. −Él es el rey Draco, aquel que nos ha dejado esta hermosa ciudad para que la podamos disfrutar y quien nos ayudo a eliminar a Voldemort de una vez por todas, como habéis podido escuchar nos ha dado sus buenos deseos para que podamos vivir en paz y felicidad que bien nos lo merecemos, y ahora viene el baile. −Y pidiendo a los músicos que la música empezara cogió a Hermione de la mano y se pusieron a bailar.

Los demás poco a poco se fueron animando.

Un rato más tarde, llegaba la hora de la cena en donde servían muchos platos y al terminar volvían al baile.

−¿Bailas? −Le pregunto Draco a Hermione.

−No bailo bien. −Le dijo. −He pisado a Charlus tres veces y a mi padre otras tres.

−No pasa nada, vamos. −Y se fueron a la pista y empezaron a bailar. −Estás hermosa.

Ante eso Hermione perdió el ritmo y lo piso y vio su cara. −Lo siento.

−No pasa nada, ha sido culpa mía te he puesto nerviosa.

−La verdad es que si. −Le dijo.

En un lado, los demás veían como bailaban y sonrieron ante lo bien que últimamente se llevaban.

Unas horas más tarde, la fiesta terminaba y al ser tan tarde la familia se quedaba a dormir en el castillo, Hermione al sentir el colchón sonrió era muy cómodo y seguro que dormiría estupendamente.

Al día siguiente tras vestirse bajaba corriendo y se encontró a sus padres preparados para desayunar.

−Herms desayunaremos e iremos a casa, seguro que quieres disfrutar de tus últimos días en casa. −Le dijo Jane.

−Si mama, ¿Qué haremos?

−Nos iremos unos días a la playa, ya hemos hablado con los demás y entienden que queremos que te relajes han sido tiempos difíciles y con mucho trabajo.

−Yo iré donde vosotros digáis y me gusta eso de que vayamos a la playa y nos relajemos.

−Claro que si, ahora a desayunar.

Una vez terminaron de desayunar, se despidieron y ya se fueron a su casa a preparar las maletas para su viaje.

Mientras ellos disfrutaban de sus vacaciones, Abraxas y Remus que se habían quedado con dos despachos del castillo se reunían con los demás para hablar de las cosas que le faltaban a la ciudad.

Aunque al principio a Abraxas le había molestado no ser rey, realmente no se podía quejar, su trabajo era como el de un rey, no tenía que darle explicaciones a nadie y podía llevar la ciudad como quería, Remus nunca se metía en lo que hacía, según le había dicho tenía la cabeza bien puesta y sabia que no se volvería loco controlando a la gente.

Además Hermione le había dicho que aunque al principio no confiaba en él, su buen trabajo le había hecho saber que si podía confiar y con sus padres habían decidido que como familiar mágico más cercano podía tomar decisiones propias e incluso le había firmado un documento, ella era muy joven y aun tenía que estudiar muchos años más.

−Buenos días. −Les saludo Abraxas entrando en la sala de reuniones que habían acondicionado. −¿Qué tal todo?

−No empezamos bien. −Le dijo Charlus y le enseño un papel. 

Abraxas leyendo el papel frunció el ceño.

Queremos que los Malfoy reinen, no queremos a una hija de muggles en el trono.

−Nada bien. −Y rompiendo el papel en mil trozos miro a Remus. −Avisa a la prensa hay que dejar algunas cosas en claro.

−Ahora mismo. −Y saliendo se fue a buscar a la prensa.

−La reunión la dejaremos para luego. −Les dijo Orión. −Lo primero es poner las cosas claras.

−Creo lo mismo. −Les dijo Cygnus. −Con todo el trabajo que tengo y vienen con estas tonterías.

−Y que lo jures. −Les dijo Charlus. −Tengo que preparar los grupos para que revisen bien los bosques antes de poder abrirlos para que la gente pueda visitarlos.

Una hora más tarde, los hombres con Abraxas a la cabeza miraban a los periodistas.

−Buenos días a todos. −Les saludo. −Me hubiera gustado que nuestra primera reunión con los periodistas fuera para buenas noticias, pero me temo que no es así, esta mañana nos ha llegado una carta en la que ponía que no quieren a Hermione como reina sino a los Malfoy.

−Ya os avisamos que las cosas no cambiaran. −Les dijo Orión. −La reina por derecho es Hemrione aunque sea hija de muggles, su antepasado el rey Draco lo dejo bien claro, si algo le ocurre a Hermione la ciudad desaparecerá.

Ante eso los periodistas se miraron entre si y empezaron con las preguntas.

−¿Eso quiere decir que Hermione tiene la ciudad secuestrada? −Le pregunto una periodista.

−Para nada. −Le dijo Abraxas. −Como ha dicho Orión, Hermione es la reina porque es más cercana familiarmente al rey que los Malfoy, y nosotros estamos de acuerdo con él, nadie mejor que ella para que sea la reina que tiene tan buen corazón.

−Así que esto va para aquellos que quieren imponerse. −Les aviso Charlus. −Las familias Malfoy, Black, Potter y muchas más aceptamos a Hermione como reina y nunca pondremos a nadie más como rey.

−Y ni os pase por la cabeza hacerle algo. −Les aviso Abraxas. −Porque Hermione es mi familia y por ella matare a quien le haga daño y con esto la reunión ha terminado, nos reuniremos en una semana para hablar de las cosas nuevas que se han pensado no solo para la ciudad, sino también para Hogsmeade, Hogwarts y el callejón diagon que son los lugares donde se reúnen mas magos del país sin muggles.

Una vez los hombres estuvieron de nuevo en su despacho se miraron entre sí.

−Espero que la amenaza que ha lanzado Abraxas no sea ignorada. −Les dijo Charlus.

−Nosotros también lo esperamos. −Le dijo Orión. −Ahora solo tenemos que esperar, mientras haremos la reunión. −Y dejando de momento la amenaza que habían lanzado hacia Hermione se ponían a hablar de todas las cosas que tenían que hacer que no eran pocas.

Unas horas más tarde Abraxas salía a pasear cuando se encontró con el señor Greengrass, con lo mal que había empezado el día y se complicaba por momentos.

−Buenas tardes señor Malfoy.

−Buenas tardes.

−¿Es verdad que los Malfoy tenéis unos diamantes que también le pertenecen a los Potter?

−Eso a usted no le importa.

−Sí, si lo que me dijo es cierto que Daphne es pariente de los Potter.

−Como digo a usted no le importa, lo hablare con Daphne cuando llegue el momento no con usted, y ahora si me disculpa he tenido un día horrible para que usted me moleste mas. −Y sin decir nada más se fue a su casa, esperaba que allí no le molestaran.

Al llegar se encontró con Draco.

−¿Abuelo estas bien? -Le pregunto al verle la cara

−Ha sido un día bastante malo, solo quiero descansar.

−Aquí podrás hacerlo, ¿quieres un té?

−Si gracias Draco, ¿Qué tal tu día?

−Muy bien, hemos ido a pasear por el jardín exterior y hemos visto que hay muchas obras, no tardo en traerte el té.

−Gracias.

−De nada. −Y se fue a la cocina, no mucho después volvía con una taza de té y unas galletas. −Espero que te ayude.

−Gracias Draco. −Y se lo tomo. −Muy bueno, de momento no te acerques a la muralla exterior que se está arreglando en septiembre esperamos abrirla ya para que se pueda pasear.

−No importa mientras pasearemos por aquí, ¿mejor?

−Si gracias.

−Abuelo te dejo que descanses he quedado con mis amigos.

−Draco antes del anochecer vente.

−Lo hare. −Y despidiéndose se fue.

Cuando Abraxas se quedo a solas, se termino el té y acostándose en el sofá pronto estuvo dormido.

Unos días más tarde antes de que empezara hogwarts, los Granger regresaban y tras dejar sus cosas se iban al callejón diagon a comprar los útiles para el nuevo curso escolar.

No llevaban ni diez minutos paseando cuando la gente se los quedo mirando.

−No hay nada que ver aquí. −Les dijo Abraxas acercándose y mirándolos mal. −Solo han venido a comprar, así que dejarles en paz.

Los curiosos haciéndole caso volvieron a sus cosas y los Granger se lo agradecieron.

−Gracias. −Le dijo George.

−De nada, ¿habéis venido a comprar las cosas para hogwarts?

−Si, como siempre nos han dado una lista enorme.

−Este es tu último año. −Le dijo Abraxas. −Así que es normal, ¿queréis que os acompañe?

−Si gracias. −Le dijo Jane. −Parece ser que impones.

−Sí que impongo. −Y riéndose se fueron a comprar.

Durante sus compras, Hermione veía el callejón diferente y al final lo dijo.

−Lo veo diferente.

Ante eso la miraron.



« Capítulo 10 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 12 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.