Historia al azar: Del odio al amor
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Dark Weasley » Louis ~ Confession #2
Historia terminada Dark Weasley (R15)
Por Always_Potterica
Escrita el Martes 1 de Enero de 2019, 19:21
Actualizada el Martes 26 de Febrero de 2019, 03:09
[ Más información ]

Louis ~ Confession #2

Capítulos
  1. Dominique ~ Confession #1
  2. Louis ~ Confession #1
  3. Lucy ~ Confession #1
  4. Victoire ~Confession #1
  5. Molly ~ Confession #1
  6. Molly ~ Confession #2
  7. Roxanne ~ Confession #1
  8. James ~ Confession #1
  9. Louis ~ Confession #2
  10. Albus ~ Confession #1
  11. Victoire ~ Confession #2
  12. Rose ~ Confession #1
  13. Fred ~ Confession #1
  14. James ~ Confession #2
  15. Lily ~ Confession #1
  16. Rose ~ Confession #2
  17. Roxanne ~ Confession #2
  18. Hugo ~ Confession #1
  19. Lucy ~ Confession #2
  20. Fred ~ Confession #2
  21. Molly ~ Confession #3
  22. Louis ~ Confession #3
  23. Dominique ~ Confession #2
  24. Lucy ~ Confession #3
  25. James ~ Confession #3
  26. Rose ~ Confession #3
  27. Hugo ~ Confession #2
  28. Albus ~ Confession #2
  29. Victoire ~ Confession #3
  30. Fred ~ Confession #3
  31. Dominique ~ Confession #3
  32. Lily ~ Confession #2
  33. Albus ~ Confession #3
  34. Lily ~ Confession #3
  35. Hugo ~ Confession #3
  36. Roxanne ~ Confession #3
  37. Epílogo
  38. Nota de la autora
Soy muy posesivo


¿Que si amaba a Drake? Verdaderamente no, me gustaba y mucho. No sabía por qué, pero me interesaba y era la única persona en la que no había usado mis encantos Veelas. A él no quería atraerlo por mis poderes, quería que se acercará porque quisiera, y él quería. Drake era mi mejor amigo. Y eso detestaba profundamente. ¿Por qué? Quería que fuera mi novio, aunque no lo amara, aunque ni siquiera sintiera cariño romántico, sino por un deseo egoísta: quería que fuera únicamente mío.

Drake era hermoso. Irresistiblemente hermoso. Tenía el cabello rubio, no brillante como el mío, que parecía el mismo sol, o platinado como el de Victoire, era un rubio oscuro, de ese color que piensas que el siguiente año pasará a un castaño claro, pero se mantiene en el punto exacto entre el rubio y el cabello oscuro. Él era el único de sus hermanos que tenía ojos verdes, no marrones, heredado por su abuela materna, y eran de un color parecido al césped después de la lluvia, o al menos eso pensé al verlos por primera vez. Si bien la piel no era tan blanca, casi pálida, como la mía, era de un tono combinado con un poco de rosa. En una familia de morenos de cabello oscuro, Drake sobresalía aunque no lo quisiera.

Cuando conocí a la familia Thomas, lo primero que pensé fue que Parvati Thomas había engañado a su marido con algún modelo muggle, pero tras comentarios incómodos y una fotografía de la madre del señor Thomas, todo había sido aclarado. Drake, a quien no parecía preocuparle en lo más mínimo lo que creyera la gente sobre su procedencia, se había limitado a marcharse a buscar refrescos a la heladera mientras sus padres me explicaban porque él era tan diferente de su familia.

Y ahí estaba otra cosa que me gustaba de Drake. Le pasaba por el forro lo que pudiera pensar una persona sobre él. ¿Que si había rumores de que no era hijo de su padre? Se reía como si le hubieran contado una broma y seguía de largo. ¿Que si era un squib? Asentía con entusiasmo y agradecía a Merlín por no ser un mago que dependiera constantemente de la magia. ¿Que si era un completo anormal? Ponía una pose de diva y aseguraba que los demás le tenían envidia por destacar del resto.

Drake actuaba como quería y hacía lo que quería, sin tener miedo al que dirán. Y yo, por mucho que tuviera esa apariencia de hijo de puta, egoísta y manipulador, sabía cuál era mi lugar y que debía mantener mi apariencia en las sombras y actuar como el chico amable, trabajador y gentil que se esperaba. Mis primos lo sabían. Mis hermanas lo sabían. Yo lo sabía. Éramos parte de una familia que estaba en la vista de todos y debíamos actuar a la altura de nuestro apellido.

Drake podía ser quién quisiera. Yo tenía que ser quién el mundo mágico quisiera.

Quizá por eso quería tanto a Drake. Él era todo lo que yo quería ser, tener esa libertad que él tenía y esperar contagiarme un poco si me la pasaba con él. Tal vez, algún día, fuera quien quería. Quizá, en el futuro, tendría que dejar de fingir. También podía ser esa opción que mi madre consideró: mi lado Veela buscaba algo hermoso que poseer y Drake entraba en esa categoría.

Por desgracia, Drake ya ni siquiera parecía querer ser mi amigo.

—Solo… no sé, Louis… Eres muy… algo egoísta —dijo finalmente Drake, sus mejillas se volvieron rosadas en cuestión de segundos. Estaban en una cafetería muggle, a petición de Drake, pero había sido yo quien pidió la reunión. Demasiado tiempo sin verlo.

Fruncí al ceño al escucharlo. Drake era tan amable que era incapaz de hablar mal de alguien y si lo hacía, tendía a verse avergonzado. Hubiera sido de Hufflepuff si fuese mago, no por error como yo -seguía firme en que el Sombrero Seleccionador se equivocó al mandarme a la Casa de los Tejones-, él en serio cumplía todas las cualidades que Hufflepuff requería.

—Sería malo negar que soy —respondí, con molestia.

—Las Veelas no se comportan de esa manera.

—Es claro que eres muy ingenuo —me burle. Pensé en Victoire, en Dominique, en mi madre… O mi familia tenía una vela maligna o las Veelas usaban su belleza como arma. La segunda opción era la correcta, sin duda.

Las orejas de Drake se volvieron rojas y frunció el entrecejo, en vez de contestar, prefirió llevarse la taza humeante de café a los labios. Me sentí repentinamente incómodo, no me gustaba molestar a Drake, sobre todo ahora, que parecía que nuestra relación de amigos iba en picada. Yo quería a Drake, no de una forma normal, pero lo quería, lo quería para mí solo. Tal vez fuera demasiado posesivo con él, me ponía furioso si alguna de mis primas hacía un comentario adulándolo o si él no se encontraba para mí por irse a jugar con sus amigos muggles. Drake me tenía a mí, ¿por qué necesitaba más?

Por eso quería que Drake fuera mi novio. Si lo era, él sería mío, me pertenecería, y eso quería. Incluso ahí, en la cafetería muggle, veía a chicas y uno que otro chico mirando a Drake con interés. Ignoraba a los que me veían a mí, me halaba la sangre que vieran a quien consideraba mío.

"Yo lo vi primero", dijo una voz en mi cabeza, una que venía de mi lado Veela. Sonaba como un rugido furioso. "Es mío".

En ese momento me di cuenta. El Veela en mí había reclamado a Drake Thomas como suyo, como un alfa reclama a un omega. Y nadie, ni yo mismo, iba a poder cambiar esa decisión.

—¿Quieres salir conmigo? —pregunté, o preguntó el Veela en mi. Había intentado que sonará suave, cariñoso, pero me sonó agresivo y violento.

Drake no me dedicó ni una mirada. Dejó escapar un suspiro de tristeza.

—El problema es que ni siquiera me quieres, Lou. No como yo te quiero, al menos —me reveló, y la criatura se dividió en sentirse satisfecho porque Drake me quería y entre confundido por cómo hablaba—. Esa vez, en la Madriguera, todo el mundo jugó a las verdades y tomaron Veritaserum… ¡Veritaserum, Louis! No podías mentir y cuando Lucy preguntó si sentías algo por mí en el sentido romántico, negaste. Sé que me quieres, pero me quieres como quieres a un objeto. Me ves como un objeto, algo que poseer. Y yo aquí, amándote y ver que pareces más bestia que humano.

"Pero me amas", dijo el Veela, "eso debe ser suficiente".

—No puedo estar contigo —siguió Drake—. No si sigues actuando como un patán.

Mi cuerpo se llenó de furia. Mía, de el Veela, de los dos, pero estaba tan enojado… Recordé esas veces que salía con chicas o chicos, buscando algo de una sola noche, y Drake me hacía un escándalo y me reprochaba por seguir comportándome como un inmaduro que no estaba listo para algo serio. Y ahora… ahora que quería estar con él… Di un puñetazo a la mesa, tan fuerte que mi taza cayó al piso y el café se volcó por todo el piso. Los clientes nos miraban con nerviosismo y me pareció ver al encargado armándose de fuerza para intervenir si algo sucedía.

Pero Drake seguía viéndose tan tranquilo como siempre.

Suspiró al ver mi estado y corrió un mechón de cabello que tapaba sus ojos. Me miraba con tristeza y lástima, y aquello solo me enfureció más.

—Te has pasado toda la puta vida insistiendo que tenga una relación seria —susurre con dientes apretados—, ¿y resulta que no quieres estar conmigo? Buena suerte con eso, ahora eres mío.

¿Hable yo? ¿Hablo el Veela? Drake negaba con la cabeza e intentó darme la mano, en un intento patético de tranquilizarme. El encargado dio unos pasos, pero pareció pensárselo mejor y se quedó donde estaba. Seguía respirando con dificultad, no me había sentido tan furioso, ni cuando los Puddlemere United perdieron la Liga. Aparte mi mano con frialdad.

Drake no dijo ni una palabra. Dejó un par de dólares sobre la mesa y se levantó para marcharse, lo que no hizo más que aumentar mi enfado, así que hice lo único en lo que era mejor.

—Drake —lo llamé, y él se detuvo, paralizado.

En los cuatro años que llevaba conociendo a Drake jamás había usado mis encantos en él porque no los necesitaba. Sin embargo, debí utilizarlos o iba a perderlo, y no podía perderlo. Drake se dio vuelta y volvió a la mesa, tomó mi mano y esta vez no me aparte, sino que correspondí al apretón. Drake rió tímidamente hacia los demás y les aseguró que nada sucedía, que todo estaba bien. Eso me hizo sonreír.

Y sí, podía ser que ahora Drake fuera mi novio obligado por mis encantos, pero él me amaba, ¿no? Debía estar feliz. Yo estaba feliz. Me encargaba de hacerlo feliz, le daba todo lo que se merecía y más. Quizá Drake no lo entendía del todo, quizá podía o nover lágrimas en sus ojos cuando tenía una sonrisa en la cara, pero algún día Drake lo entendería y tendría que dejar de usar mis encantos en él.

Mientras tanto, la criatura que habitaba en mí estaba tranquila.

Louis Weasley Delacour,
29 de agosto de 2021


« James ~ Confession #1 Comenta este capítulo | Ir arriba Albus ~ Confession #1 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.