Historia al azar: The Vampires vs. Human
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Dark Weasley » Victoire ~Confession #1
Historia terminada Dark Weasley (R15)
Por Always_Potterica
Escrita el Martes 1 de Enero de 2019, 19:21
Actualizada el Martes 26 de Febrero de 2019, 03:09
[ Más información ]

Victoire ~Confession #1

Capítulos
  1. Dominique ~ Confession #1
  2. Louis ~ Confession #1
  3. Lucy ~ Confession #1
  4. Victoire ~Confession #1
  5. Molly ~ Confession #1
  6. Molly ~ Confession #2
  7. Roxanne ~ Confession #1
  8. James ~ Confession #1
  9. Louis ~ Confession #2
  10. Albus ~ Confession #1
  11. Victoire ~ Confession #2
  12. Rose ~ Confession #1
  13. Fred ~ Confession #1
  14. James ~ Confession #2
  15. Lily ~ Confession #1
  16. Rose ~ Confession #2
  17. Roxanne ~ Confession #2
  18. Hugo ~ Confession #1
  19. Lucy ~ Confession #2
  20. Fred ~ Confession #2
  21. Molly ~ Confession #3
  22. Louis ~ Confession #3
  23. Dominique ~ Confession #2
  24. Lucy ~ Confession #3
  25. James ~ Confession #3
  26. Rose ~ Confession #3
  27. Hugo ~ Confession #2
  28. Albus ~ Confession #2
  29. Victoire ~ Confession #3
  30. Fred ~ Confession #3
  31. Dominique ~ Confession #3
  32. Lily ~ Confession #2
  33. Albus ~ Confession #3
  34. Lily ~ Confession #3
  35. Hugo ~ Confession #3
  36. Roxanne ~ Confession #3
  37. Epílogo
  38. Nota de la autora
Me acosté con mi profesor para aprobar Runas Antiguas


Quiero ser parte del Wizengamot, ha sido mi sueño desde niña. Es una carrera difícil y son pocos los que logran ser parte de la organización mágica. No se necesita tener Extraordinarios específicos, solo excelentes notas y buenas recomendaciones de parte de los profesores. Modestia aparte, soy la mejor de la clase y durante quinto, en mi entrevista de orientación vocacional con el profesor Longbottom, él se empeñó en apoyarme, y ahora que he terminado Hogwarts, me llegan cartas de recomendación de parte de mis profesores para el Wizengamot. 

Cursé diez asignaturas: Defensa Contra las Artes Oscuras, Historia de la Magia, Encantamientos, Herbología, Pociones, Astronomía, Transformaciones, Aritmancia, Alquimia y Runas Antiguas. No hace falta decir que apenas tuve vida social y he pasado cada segundo de mi vida en la biblioteca de Hogwarts, estudiando y estudiando. La vida social quedó en el olvido y si sentía una pequeña duda sobre continuar, pensaba que poniendo más esfuerzo sería parte del Wizengamot. 

Sobresalía en cada clase, aunque mis horas de sueño eran mínimas. Utilizaba el giratiempos de mi tía Hermione para asistir a cada clase; aunque tuviera fiebre, no faltaba: tenía cero inasistencia contando desde primer curso. Fui Perfecta y Premio Anual, me gradué con honores y he sacado un Extraordinario en cada asignatura. Sin embargo, no he sido muy honesta y tal vez todos mis logros no sean de todo conseguidos por mí. 

Había un profesor. Atticus Rowle. Enseñaba Runas Antiguas y era el más joven del profesorado; tenía veintitrés años, enseñaba desde el curso pasado y la mayoría de las adolescentes tenían fantasías con él. Alto, fuerte, cabello negro, ojos dorados, labios gruesos y una sonrisa seductora. Sangre pura, de una antigua familia y con una gran herencia. Parecía perfecto, solo por un pequeño detalle. 

Le gustaban las menores. 

Era un secreto entre voces, uno de los pocos que no llegaron a los profesores, por suerte para él y las chicas que soñaban tener una oportunidad de meterse en sus pantalones. Nadie sabía con exactitud si realmente se había acostado con sus alumnas, pero no faltaban los comentarios de parte de las femeninas que deseaban estar bajo de él. Eso sí, el profesor Rowle permitía que sus ojos vagaran por el cuerpo de las chicas, dejaba su mano mucho más tiempo de lo necesario sobre sus hombros y no era muy profesional del todo al recibir abrazos y besos de parte de las adolescentes hormonales al llegar al salón. Una que otra tenía clases particulares con él, argumentando que no les iba bien en Runas Antiguas. 

Era un hombre del asco, pero no había pruebas de que se acostara con sus alumnas y no se decía nada. Pero a mí no me agradaba, ya que era una de sus estudiantes favoritas. Soy un octavo Veela, heredado por el lado femenino de parte de mi madre, y soy realmente belleza. Sabía que le gustaba al profesor, o así Teddy me decía con el ceño fruncido. A mi novio no le agradaba para nada, aun cuando se había graduado antes de que él comenzará a trabajar, pero había oído historias de él por parte de las novias de sus amigas, Molly o yo. 

Rowle es lindo, admito, pero no me interesaba. Ni siquiera sabía por qué había aceptado salir con Teddy si apenas tenía tiempo para respirar por todas las asignaturas que cursaba, menos iba a tener tiempo para sucumbir a los encantos de Rowle. Cuando se acercaron los EXTASIS, consideré romper con Edward. Estaba muy estresada, necesitaba más tiempo para estudiar y él no paraba de ir a cada visita a Hogsmeade que tenía o enviarme cartas, aun cuando yo le recordaba que quería concentrarme en los estudios. Me sentía culpable cuando se ponía triste si rechazaba verlo. Pero los estudios… necesitaba ser la mejor. 

Sin embargo, Runas Antiguas era otra historia. Odiaba la clase. La odiaba como no odiaba nada más. ¿Por qué la tomé si no entiendo ni una mierda? Mi padre se burló una vez diciendo que Runas Antiguas era demasiado difícil, incluso para mí, y que él consiguió aprobarlo solo porque lo necesitaba para la carrera que seguiría. Me golpeó el orgullo y la pedí para tercer curso. Me arrepiento todos los días, pero soy demasiado orgullosa para dejarlo, y ahí estaba, volviéndome loca porque temía desaprobar la asignatura, y con ello, se me iría la oportunidad de estar en el Wizengamot. 

Y Atticus Rowle lo notó. 

—Puedo ayudarte —me dijo al terminar una clase, en la cual había tenido lágrimas de impotencia por no terminar la tarea—. Puedes pasar por mi despacho luego de la cena y encontraremos una forma de que aprendas. 

Notaba la forma en la que me veía. La misma forma en la que me veían mis compañeros desde que mi lado Veela se empezó a desarrollar. Y lo odiaba y sentía repulsión. Deseé que mi falda fuera más larga y que mis pechos no hubieran crecido tanto los últimos meses porque la remera ahora no se cerraba del todo. Una parte de mi sostén rojo se veía y Rowle pasó los ojos por ahí. Tenía una idea de qué le pasaba por la cabeza, pero estaba tan desesperada… Acepté. 

Las primeras lecciones particulares no fueron extraoficial. De hecho, estaba aprendiendo y por primera vez me sentía cómoda con Runas Antiguas. Luego de la cena, me reunía con Rowle en su despacho -donde, detrás de una puerta, estaba su habitación-, los lunes, miércoles y viernes. Y luego empezaron las insinuaciones. 

Una vez, sentada delante del escritorio de Rowle, haciendo unos ejercicios que me dio, él estaba de aquí a allá ordenando el lugar. En eso, un pergamino enrollado se cayó cerca mío y Rowle se apresuró a recogerlo, agachándose al lado de mis pies. Mientras se levantaba, su mano acarició mi pierna. Yo no dije nada y él tampoco, siguió con su limpieza y yo con mi tarea, pero supe que las cosas serían distintas y que era hora de terminar las clases particulares… Pero seguía sin entender del todo y los exámenes serían dentro de un mes. 

No podía dejarlo

Soporté caricias de fingida inocencia, en la parte de atrás del cuello y en las muñecas. Besos de despedida en las comisuras de los labios. Elogios camuflados a mi desarrollado cuerpo. Y, por supuesto, miradas de deseo. Debía dejarlo, lo sabía, pero yo quería un Extraordinario en Runas si quería estar en el Wizengamot y para mí eso era todo. Solo que, aunque había mejorado considerablemente, seguía sin ser la mejor en Runas y con suerte conseguiría un Aceptable en los EXTASIS. Yo quería un Extraordinario y por Merlín que iba a tenerlo. 

Una semana y media antes de los exámenes, estaba juntando los pergaminos y la pluma para irme. Rowle no había hecho nada a causa de que estaba centrado en corregir la tarea, casi parecía un profesor correcto.  Casi, porque cuando me puse cerca de lado y pasé mis dedos por uno de sus bíceps, dejó de verse como tal. 

Me sentía una puta. Una zorra que engañaba a su novio, el cual la amaba más que nadie y que ella no podía corresponder con la misma intensidad. En mi mente, no había más lugar que conseguir ese Extraordinario en EXTASIS. 

—Victoire —dijo mi nombre con tanta lujuria que debí hacer esfuerzo para no hacer una mueca de asco. 

Si decía otra palabra, no lo haría, por lo que me apresuré a besarlo. Mil insultos hacia mí me llegaron a la mente, pero no por eso le negué subirme sobre su regazo y que sus manos vagaran libremente por mi cuerpo. Puta. Zorra. Perra. 

—He querido hacer esto por mucho tiempo —susurró contra mi boca y rompió la remera del uniforme para dejar mi sostén al descubierto. 

Me sentía violada, por mucho que fuera consentido. Y una y otra vez me repetía que debía tener la nota más alta en Runas. Lo necesitaba. Debía tenerlo, costara lo que costara. Fingí un gemido cuando su boca se posó sobre mi teta y una de sus manos fue a la otra; no tenía ni idea de que pasó con el corpiño. Sentía ganas de llorar, pero resistí y él entonces llevó sus manos a mi culo, que no dudó en apretar con mucha fuerza, provocándome una mueca de dolor. Me llevó a su habitación y me desnudó incluso antes de que me acostara en su cama. Él también se desnudó. No quería hacerlo lento y disfrutarlo como Ted. Él quería meterse de una vez en mí. 

Y lo hizo. 

Los tres días de clase particulares pasaron a los siete días de la semana, aun cuando los exámenes empezaron. Por supuesto, me enseñaba dos horas como estaba acordado, pero una vez que terminaba, me llevaba a su cama para tener el sexo duro que le gustaba. Nunca me quejaba, ni cuando me dio por el culo, aun cuando nunca lo intenté por ahí -y dolió como la mierda-, pero no decía nada: me había prometido que tendría un Extraordinario en Runas. 

Acabar Hogwarts fue un alivio para mí y no hubo lamentos por parte de ninguno de los dos. La verdad es que Rowle me dijo que mantuviera en secreto lo nuestro y que fue bonito mientras duro. No le dije nada a Ted y ahora tú, querido libro, eres el único que lo sabe. 

Hoy llegaron los resultados de los EXTASIS. Tengo un Extraordinario en Runas Antiguas y en las otras asignaturas. 

Genial, ¿verdad? 

Victoire Weasley Delacour, 
20 de julio de 2018

 


Entonces, ahora por fin publico este capítulo como se debe. Ya me llegó la luz, por suerte, y publico el capítulo que correspondía al día de hoy (el de Lucy debía publicarse ayer, pero ya saben que ocurrió).

Besos💕


« Lucy ~ Confession #1 Comenta este capítulo | Ir arriba Molly ~ Confession #1 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.