Historia al azar: Felicidades, Draco
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El legado de Severus Snape » Capítulo XV
Historia terminada El legado de Severus Snape (R15)
Por AmantedelFanfiction
Escrita el Martes 11 de Diciembre de 2018, 13:03
Actualizada el Sábado 9 de Febrero de 2019, 10:11
[ Más información ]

Capítulo XV

    Será mejor que los vaya a buscar- indicó Severus mientras salía de la habitación.

El silencio se hizo en la habitación, ni Hermione ni el doctor Müller hablaron. Hermione tenía muchas preguntas que requerían respuestas de inmediato. Se acomodó mejor en la cama.

La puerta se entreabrió despacio dejando entrever a Luna.

Luna fue la primer en entrar seguida de Draco Harry y por último Severus.

    ¿Qué tal te encuentras Hermione?- preguntó preocupado su amigo.

    Estoy bien- respondió esta con una débil sonrisa.

 

Severus cerró la puerta tras de sí. Aclaró su garganta para comenzar a explicar sobre su supuesta muerte.

    Será mejor que toméis asiento a los pies de la cama- indicó Severus a los que una vez habían sido sus alumnos Lo que tengo que deciros, no sé cómo explicaros sin que me juzguéis mal.

    Tu explica y después lo dedicimos nosotros- respondió Harry.

 

Severus tomó aire para después soltarlo lentamente.

    Cuando ocurrió lo de la guerra contra Voldemort, este no solo quería apoderarse del mundo, sino que tenía intención de matar a los nacidos de muggles y a los de sangre mestiza. Claro que yo no estaba por la labor de permitir semejante atrocidad. Voldemor me había comentado que él jamás perecería. Claro que yo no le creí, pero estaba completamente equivocado. Cuando vosotros me encontrasteis en el embarcadero, supe que tenía que hacer el encantamiento de legado en Hermione, era la más adecuada para llevar y proteger a mi descendencia. Sé que lo que hice no estuvo bien. Pero dejadme, deciros que ese hijo que tendrá Hermione, será el que proteja no solo al mundo mágico sino al muggle, de la nueva guerra que está por estallar- tomó un poco de oxígeno para continuar hablandoEn cuanto a lo sucedido en el embarcadero, pude leer la mente del señor Weasley, y en ella vi que tomaba el poco poder que le quedaba a Voldemor, cuando el señor Longbottom terminó con su serpiente.

    Eso no explica que tuvieras que fingir tu muerte- dijo con voz tranquila Luna.

    Lo sé- Severus afirmó con la cabeza─ Ahora os explicaré por que hice lo que hice.

Todos estaban expectantes a lo que Severus les estaba relatando. Harry lo miraba ceñudo, pero al darse cuenta del comportamiento que había tenido Ron, comprendió algunas cosas.

    Sabéis que siempre he estado enamorado de Lily Evans, podría haberme casado con ella, pero fui tan estúpido que hasta la alejé de mí. El caso es que en el sexto curso, comencé a fijarme en Hermione. No sabía que me sucedía, hasta que comprendí que me había vuelto a enamorar, pero temeroso de que ella me rechazase, además de que aún era una mejor, no podía acercarme a ella, no al menos con esa intención le dedicó una débil sonrisa a Hermione.─ Escribí bastantes cartas, que por cobardía nunca se las envié, las sigo teniendo guardadas en el escritorio que está en esta casa. El legado, como bien dije antes, es mi descendencia. Al poner el encantamiento sobre Hermione, no hay necesidad que tener relaciones. Sé que suena cínico y déspota, pero no me quedaba más salida que esa opción. Mi muerte fue mero montaje, como habréis visto. El doctor Müller está al tanto de lo ocurrido ya que fue él y Draco los que me sacaron del embarcadero. Nunca dejaré de estar agradecido por lo que hicieron. Podían haberme dejado morir, pero no lo hicieron, a cambio me ayudaron a poneros en sobre aviso de lo que le estaba ocurriendo a Hermione y al mundo mágico. ¿No te pareció extraño que el señor Weasley te dejase por una simple muggle? ¿Y que comenzase la familia Weasley a veros mal? Algo traman pero no sé lo que es, al menos los padres y los otros hermanos. Sé lo que pretenden hacer la señorita Weasley y su hermano.

    ¿Qué es lo que pretenden hacer atacando de esa manera a Hogwarts?- preguntó Harry─ ¿Qué es eso de que Hermione le pertenece?

    ¿Dijo eso? Maldijo Weasly- escupió con odio Severus─ Lo que Ron quiere es mi legado y el de Hermione, por eso ataca Hogwarts.

    ¿Y por qué ellos son los encargados de protegerme?- esta vez fue Hermione quien preguntó.

    Porque ellos, mi querida leona son tus escuderos, en otras palabras son tus guardianes- explicó Severus a su amada leona.

Nadie volvió a hablar. En sus mentes había demasiadas preguntas para muy pocas respuestas.

    Chicos déjenme a solas con Snape, quiero hablar personalmente con él- pidió Hermione a sus amigos.

Salieron todos de la habitación exceptuando Severus, que tomó asiento en el sillón, después de lo que acababa de contar, no se atrevía a acercarse aún a su amada Granger.

Hermione lo miró con el ceño fruncido.

    Snape- dijo fríamente─ Pon un encantamiento para que nadie entre, ni escuche de lo que vamos a hablar.

Severus hizo un movimiento con su varita y sin pronunciar palabra alguna lanzó el encantamiento en la habitación.

    Comprendo por qué lo has hecho- comentó en voz baja─ ¿Pero por  el amor de Dios, no pudiste hacer las cosas como es debido?

    ¿A qué te refieres?

    ¡Por Merlín, Severus!- exclamó indignada Hermione─ Serás un buen oclumántico, pocionista y experto en las artes oscuras, pero para el romance eres un maldito negado- dijo esto último relajando su temple.─ Lo que quiero decir, profesor Snape, es que venga aquí, yo le enseñaré como encandilar a una mujer.

Severus obedeció a Hermione, se acercó a ella con pasos temerosos. Se sentó a su lado algo tenso. No se fiaba de las mujeres.

Hermione lo sujetó por el cuello de la camisa y lo acercó a ella. Sus rostros estaban a unos cinco centímetros de cada uno, sus respiraciones se entremezclaban entre ellos.  Sin darle más rodeos a su mente, Hermione atrapó los labios de Severus, haciendo que este emitiese un leve jadeo por lo ocurrido. Él la atrajo hasta acomodarla en su regazo, mientras profundizaban el beso.

Esa noche tanto Severus como Hermione se entregaron el uno al otro. Por primera vez Severus era un hombre completamente feliz, pero aún tenía mucho que hacer a cambio de su pequeña mentira.

 

Continuará…



« Capítulo XIV Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.