Historia al azar: La Magia Del Firmamento
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El regreso de Charlie Weasley » 15 de Octubre.
El regreso de Charlie Weasley (ATP)
Por ukwii
Escrita el Viernes 10 de Agosto de 2018, 05:06
Actualizada el Miércoles 5 de Septiembre de 2018, 07:48
[ Más información ]

15 de Octubre.

Hola Potterheads!!! 
Gracias por seguir leyendo el fic y en especial gracias a NathaliaGa que comento el capítulo pasado, espero los demás también se animen, me encanta leerlos.
Un abrazo a todos :) 


Ese jueves era 15 de Octubre y era el cumpleaños 19 de Pansy Parkinson, así que no fue raro que cuando la Slytherin despertó su pie de cama estaba lleno de paquetes que seguramente eran obsequios de sus familiares y amigos.

La chica observó todo lo que había y curiosa y emocionada a la vez se dio prisa,  se sentó cerca de la orilla de la cama y comenzó a abrirlos. Tomo primero el que estaba al centro, el cual traía una tarjeta que en perfecta caligrafía tenía escrito: "Feliz cumpleaños hija, te ama papá"  comenzó a romper el papel del paquete y dentro encontró un sobre y una caja negra aterciopelada, su corazón latió agitado pues ya había visto esa caja antes, era de su madre. Tomo el sobre primero, lo abrió y leyó

Pansy, estas eran las favoritas tu madre y creo que es tiempo de compartirlas contigo, sé que habíamos dicho que serían tuyas a los 17 pero quería esperar a que terminarás el colegio, sin embargo con todo lo que pasó hace unos meses  tuve que posponerlo y ayer pensando las cosas un poco, me di cuenta de que ya no debía seguir guardándolas, así que ahora son todas tuyas.

Admiro la cajita por unos segundos, negra, aterciopelada, tenía el escudo de los Avery al centro y no era de extrañarse pues era el apellido de soltera de su madre,  la abrió con cuidado y dentro encontró algunas joyas, verdaderas reliquias familiares, como el collar de oro blanco con esmeraldas y los aretes a juego, también la pulsera y anillo de zafiro de Cachemira, entre otras cosas. Estaba bastante sorprendida de que su papá se los diera y pensó que al ser su cumpleaños podría usar alguna de esas bellezas para llevar a su madre cerca durante ese día.

Hizo a un lado la cajita y siguió viendo que más había, encontró otros dos obsequios de parte de su padre y un perfume por parte de Draco. Narcissa Malfoy junto con algunos de sus primos, tíos y sus compañeros en Hogwarts también habían enviado cosas, pero hubo un paquete en particular que la hizo sentir cosquillas en el estómago, la tarjeta decía: "Gracias por escuchar y ser más que una alumna una amiga, te desea feliz cumpleaños Charlie Weasley"

—No puedo creerlo. —Susurro.

Abrió el paquete el cual contenía una canasta con un moño verde llena de dulces y algunos pasteles de caldero, al parecer Charlie había sido muy observador aquella vez en Honeydukes pues no se había olvidado de poner pirulís de sangre, ratones de azúcar y ranas de chocolate, claro además de grageas de todos los sabores y otras cosas.

Una vez bañada, arreglada y lista salió a su sala común donde sus amigas y compañeros no tardaron en felicitarla, todo pintaba a que sería un buen día, así que después del desayuno fue a los terrenos del castillo para la clase de cuidado de criaturas mágicas, donde varios estudiantes ya estaban ahí.

—Buenos días chicos, como lo prometí la clase pasada hoy comenzaremos a practicar el hechizo desilusionador sobre criaturas grandes, hoy practicaremos con hipogrifos pero aquellos que tuvieron problemas el martes con duendecillos tendrán que continuar con eso, no quiero que traten de controlar a un hipogrifo si un duendecillo se les escapa de las manos, así que tendremos dos grupos.

Charlie comenzó a separar a los chicos de acuerdo a sus capacidades, al primero los hizo ir a un corral con dos hipogrifos y al segundo afuera del corral conjuro una barrera para que los duendecillos no pudieran escapar.

—Sé que por ahora no hay una forma de que sepamos quien realizo bien o mal el hechizo desilusionador, pero me conformo con ver que controlan a su criatura y sin problema lanzan el hechizo, dentro de unos meses cuando estemos todos al mismo nivel y lo hayamos practicado con criaturas de diferentes tamaños y temperamentos pediré a la directora que nos dé la oportunidad de invitar a alguien que pueda ayudarnos a comprobar la eficiencia de sus hechizos, mientras tanto a seguir practicando.

Después de ese pequeño discurso Charlie clavo la mirada sobre Pansy quien al sentirla volteo y pudo ver como movía sus labios y sin emitir ningún sonido le dijo. — ¡Feliz Cumpleaños!

A lo que ella de la misma insonora forma le respondió con un —Gracias.

Para fortuna de todos, esta vez la clase termino sin ningún incidente y cuando todos comenzaron a irse de los terrenos rumbo al castillo, Parkinson hizo lo contrario y camino hacía donde estaba su profesor quien estaba guardando los duendecillos en la jaula.

Ginny vio que Parkinson se acercaba a su hermano una vez más y que incluso le daba las gracias por algo, pero Hermione la había jalado fuera del lugar y no había podido terminar de escuchar ni presenciar la escena.

—Cielos Hermione, sabes que intentaba escuchar ¿verdad?

—Vamos Ginny sea lo que sea no creo que en realidad te incumba, además es Charlie, seguramente le ayudo con algún tema escolar.

—Hermione, ¿que nunca piensas ni un poquito mal? Además es Mugrosy Parkinson de quien hablamos, nunca se sabe con una víbora como ella, que tal que se aprovecha del pobre de Charlie para tener una buena nota, esta es la segunda vez que los veo juntos, bueno la tercera, me pareció verlos en Hogsmeade hace dos semanas, pero no estoy segura.

—Merlín, dale más crédito a tu hermano Ginny él es muy profesional, estoy segura de que se daría cuenta si le quieren ver la cara y por si no lo notaste y aunque me cueste un poco admitirlo Parkinson lo hizo muy bien hoy, pudo controlar al hipogrifo ¿recuerdas?

—Pero de todos modos quiero estar segura, Charlie es un blandito aunque tiene pinta de rudo y todo eso, él es el que tiene mejor corazón y si cree que un dragón, una acromantula o cualquier criatura venenosa y fea es inofensiva no sé qué puede pensar de alguien como Parkinson. No tiene buen juicio el pobre.

Hermione rodo los ojos y comenzó a reír.

—Sin duda la que no tiene buen juicio eres tú Ginny Weasley, si los ves juntos de nuevo, pregúntale tu misma a Charlie, seguro pensara que se te boto un tornillo justo como yo.

—Lo haré Hermione, se lo preguntare la próxima vez que los vea y créeme que pasara. —Ginny suspiro. —Tú sabes de todo Hermione, menos de hombres.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Pansy le había dado las gracias a Charlie por recordar su cumpleaños y por haberse molestado en enviarle un obsequio, a lo que él cordial como siempre le había dicho que no había sido ninguna molestia y esperaba que lo disfrutara. Empezaron a caminar juntos hasta llegar al lago donde Pansy tomo asiento bajo la sombra de un árbol mientras su profesor se quitaba las botas y calcetines para meter los pies a las orillas del lago.

— ¿Y dime como festejaras tu cumpleaños? —Pregunto mientras lanzaba piedras.

—Bueno no es como que existan muchas opciones aquí en Hogwarts, por lo general nunca hago la gran cosa, pero mi padre suele compensarlo en las vacaciones de invierno dejándome tener una fiesta.

 — ¿Bromeas? Es tu cumpleaños debes hacer algo especial

La chica soltó una risita sarcástica. — ¿y que sugieres? Además es jueves y al rato tengo clases y mañana igual.

—Pero el sábado hay salida a Hogsmeade y creo que si yo fuera tú y ya tengo edad de aparecerme no me quedaría en el patético pueblito a las orillas de mi escuela.

—Si se presenta algo, créeme que no lo pienso dos veces.

— ¿En serio?

—Sí, en serio.

Charlie salió del lago y se tumbó junto a ella. —Entonces te informare si algo emocionante surge. —Ella no pudo evitar sonreír y después de acomodar su cabello detrás de su oreja, tomo sus cosas y se puso de pie.

—Y yo estaré al pendiente, nos vemos Charlie. —La chica se dio vuelta y comenzó a caminar hacia el castillo y el pelirrojo solo pudo mirarla desaparecerse mientras pensaba que era la primera vez que lo llamaba por su nombre.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Esa misma tarde después de clases Charlie uso la red flu para tener una conversación con su viejo amigo Vasile quien al ver su rostro entre los troncos y cenizas de la chimenea se acercó de inmediato.

—Por Merlín, ¿Eres tu Weasley?

—Claro que soy yo, ¿qué hay de nuevo?

—No mucho, las ultimas crías que viste nacer comenzaron a irse ya necesitaban su propio espacio.

—Eso suena increíble.

—No ha sido lo mismo sin ti, tu sin duda amabas a los dragones más que nadie además parecías entenderlos y ellos a ti, nunca supe como lo hacías pero admito que nos complicaste las cosas un poco al irte.

—Lo lamento amigo y créeme que yo también los extraño, de hecho me gustaría visitarlos.

—Sabes que tú no tienes que avisar, puedes venir cuando quieras.

— ¿Crees que pueda ir este sábado?

—Por supuesto.

— ¿Puedo llevar a alguien? Quiero que conozca a Dakota.

—Puedes traer a quien quieras aunque debo decirte que Dakota no se ha aparecido por aquí en algún tiempo.

—Cruzare los dedos para poder aunque sea verla.

—Entonces te estaremos esperando este sábado Weasley, ¿quieres que active el traslador? Supongo que aun tienes ese peine de marfil.

—Por supuesto que aún lo tengo, y me harías un gran favor.

—Entonces estará listo para las 10:15 am hora de Reino Unido y 12:15 hora de Rumania.

—Gracias amigo, te veré pronto.

Charlie tomo su lechuza y después de escribir un corto mensaje en un trozo de papel, lo doblo y se lo dio a su lechuza quien enseguida salió por la ventana.

 Ya todos estaban cenando en el gran comedor cuando el ave de Charlie dejo caer el pedazo de papel doblado en cuatro frente al plato de Pansy, ella se apresuró y lo tomo. La hoja solo decía:

"Ya tenemos un plan para el sábado, te veo a las 10 de la mañana en la reja del castillo, por favor no llegues ni un minuto tarde o el plan se arruinaría."                   

La nota no tenía nombre, firma ni nada pero ella supo de inmediato de quien venía, así que volvió su mirada hacía la mesa de profesores, a lo que Charlie solo pudo sonreírle y ella moviendo su cabeza de arriba abajo le dio a entender que ahí estaría el sábado.




« La madriguera. Comenta este capítulo | Ir arriba Rumania. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.