Historia al azar: A quien tu decidiste amar
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El regreso de Charlie Weasley » Solo por hoy.
El regreso de Charlie Weasley (ATP)
Por ukwii
Escrita el Viernes 10 de Agosto de 2018, 05:06
Actualizada el Miércoles 5 de Septiembre de 2018, 07:48
[ Más información ]

Solo por hoy.


Hola a todos :) Espero se encuentren muy bien, aquí les traigo un nuevo capítulo, ojalá me cuenten si les pareció demasiado cursi... 

Quiero darles las gracias a las personas que comentaron Padme Black, MiausiPotter y NathaliaGa de verdad es muy especial saber que hay personas que se toman el tiempo de leer y les agradezco mucho, nunca me olvido de responderles :) 

Pansy no entendía porque Charlie no hacía nada, por lo general los muchachos solían reaccionar y besarla con mucho menos, pero no Weasley, al parecer él simplemente se conformaba con mirarla ¿O era acaso que ella no le atraía? Quizás había mal interpretado todo y él solo la veía como una amiga y ya ¿Sería eso?  La duda la atormentaba y al final todos esos pensamientos hicieron que fuera ella quién apartará la mirada de él.

— ¿Por qué eres tan amable conmigo? ¿Por qué te molestaste en hacer esto por mí?  Ella se sentó abrazando sus piernas

—Porque somos amigos, porque me agradas. —El igual se sentó

— ¿Solo te agrado? — Su mirada imploraba que no respondiera que sí.

Charlie suspiro pues entendió su punto, tomo las manos de ella y entrelazo sus dedos. —Hey mírame… eres grandiosa y no solo me agradas tenlo por seguro… pero no te puedo ofrecer otra cosa que no sea más que mi amistad… no sería correcto, no como tu profesor. —Se quedaron callados por un minuto, solo mirándose a los ojos hasta que ella rompió con el silencio.

—Solo por hoy olvida que lo eres.

Pansy se acercó y terminando con el poco espacio que había entre ellos, lo beso, al principio fue un simple rose entre sus labios, pues ella tenía miedo de cómo lo tomaría él, pero al sentirse correspondida subió un poco la intensidad, la sensación era incluso más fuerte y excitante que la de hace unos minutos al volar junto al dragón, nunca antes un simple beso la había hecho sentir algo como eso, no quería que terminara y como si Charlie hubiese leído su mente, la tomo por la cintura con un brazo y la jalo hacia él, haciéndola sentarse sobre sus piernas, ella puso su mano sobre el pecho de él y comenzó a subirla hasta tenerla sobre su mejilla y después en sus rojos cabellos, comenzó a acariciarlos y fue ahí cuando poco a poco se separaron, sus miradas se encontraron y sintiéndose vulnerables por cómo habían actuado, se dieron cuenta que ese beso les había mostrado que el sentimiento era real, mutuo y ahora imposible de contener.

—De acuerdo, solo por hoy.

Dakota se acercó a donde ellos estaban y Charlie entendió la señal, ella quería seguir. Pronto los tres volvieron a estar en el cielo pero esta vez no fue por mucho tiempo, pues la dragona comenzó a descender, Charlie igual lo hizo y noto que estaban en el nido, así que aprovecho para despedirse.

—Linda, es hora de que nos vayamos, pero prometo volver… Especialmente ahora que se dónde es tu hogar.

Charlie se acercó y acaricio el rostro de la enorme criatura, quien no apartaba sus brillantes ojos marrones del muchacho que la salvo, Pansy juraba que su mirada expresaba tristeza y se aproximó a Charlie para ayudar a consolarla.

—Dakota, me encanto conocerte y no tienes por qué preocuparte, créeme que lo obligare a traerme de vuelta pronto y volaremos los tres. —La dragona aparto la mirada del muchacho y ahora la miraba a ella, su expresión parecía algo retadora, pero esta vez ella no se apartó como lo había hecho esa mañana. —Descuida, lo cuidare por ti, lo juro. —Pansy se agarró del brazo del chico y él la miro con unas sonrisa sincera.

La dragona se levantó en sus dos pies traseros, levanto su cabeza apuntando hacia el cielo y soltó un rugido acompañado de unas largas llamas anaranjadas.

—Creo que ella ya está de acuerdo. —Dijo Charlie al ver que ella esta vez se acomodaba en su nido para quedarse.

Tras la despedida Charlie tomo la mano de Pansy para poder aparecerse con ella. Terminaron en un pueblito muggle muy pintoresco y que según él le encantaba porque a diferencia de lugares muggle en Inglaterra como Londres, ahí aún se podía sentir la magia y como no si todo el pueblo, las fachadas, iglesias y edificios eran de aspecto medieval.   

Caminaron por un rato y Charlie le conto sobre algunas leyendas y mitos de la zona, como el hecho de que los muggles, incluso los lugareños casi nunca entraban al bosque de Hoia Baciu, lugar donde estaba la reserva de dragones, porque creían que estaba maldito o embrujado y que en ocasiones la gente hablaba sobre cabezas flotantes o piernas caminantes sin la parte superior pero que era simplemente porque los hechizos de ocultamiento habían perdido su fuerza y mostraban parte de los cuerpos de los magos que trabajaban allí. También le conto de un anciano muggle, un granjero que le solía vender huevos y leche y que la demás gente pensaba que estaba loco porque le encantaba contar siempre la misma historia sobre gente que vivía oculta en el bosque y que una ocasión mientras buscaba fotografiarlos para evidenciarlos lo descubrieron e intentaron borrarle la memoria pero como él se resistió no lo lograron por completo y que después de salir de ese bosque solo se sintió desorientado y mareado.

—No sé tú, pero yo ya tengo hambre. —dijo el muchacho.

—Tú eres el experto en Rumania, así que vayamos a un lugar que te guste.

—Creo que ya se ha dónde podemos ir.

Caminaron unas cuantas calles y entraron en una taberna, era un lugar acogedor, algo rustico, con techo de ladrillo abovedado en el área de las mesas y vigas de madera cerca de la barra, los muebles de madera oscura y los barriles de cerveza, harían pensar a cualquiera en las tres escobas,  pero en una mejor versión, tomaron asiento y Pansy pensó que a pesar de lo rustico, la iluminación de la vela en el frasco de la mesa daba un toque algo romántico.

—Tienes que probar el palincă, el de este lugar es excelente.

— ¿Y eso que es?

—Una especie de licor de ciruela, estoy seguro de que te gustara.

Pronto el palincă y carne acompañada con papas rostizadas y una ensalada de tomate y espinaca ya estaban en su mesa, ambos comieron y continuaron con la plática, trataron de conocerse un poco más.

—Sabes, he notado que eres feliz aquí y que eres excelente con los dragones, ¿no entiendo por qué te fuiste?

Charlie suspiro. —Mi familia es más importante que cualquier cosa y estar cerca de ellos después de todo lo que paso con la guerra era lo que más quería. Además el sueño de trabajar con dragones ya ha sido cumplido, no sé si en un futuro me gustaría regresar porque me gusta tener una vida que vaya a donde tenga que ir y bueno ser espontaneo es emocionante. —Se metió un bocado a la boca y le sonrió. — ¿Cómo es tu familia?

—Bueno simplemente somos mi padre y yo y no es como que él sea la mejor de las compañías pero es lo que hay…—vio el rostro de Charlie confundido y apenado como si no supiera que decir, así que decidió en contarle la historia completa. — Mi madre murió cuando yo nací… mis padres se casaron y estuvieron juntos por varios años, sabían que no podrían tener hijos y estaban bien con ello, pero cuando mi madre supo que estaba embarazada se aferró demasiado a eso a pesar de que le dijeron que no era una muy buena idea tenerme y al final las cosas no salieron bien, mi padre termino siendo un sobreprotector aunque también algo distante conmigo y bueno no lo culpo, mi abuela dice que es porque me parezco demasiado a ella, por lo menos físicamente, mi padre nunca se volvió a casar y por lo mismo no tengo hermanos.

—Lo siento.

—Descuida, tampoco es como que mi vida haya sido horrible o exageradamente solitaria, mi madre tiene dos hermanos Alec y Robin y uno de ellos mi tío Robin  y su familia, su esposa y mis primos siempre fueron muy cercanos a mí, además él siempre se esforzó en que yo pudiera conocerla, me contaba historias, me enseñaba fotografías y de alguna manera creo que eso funcionó, porque siento que la conozco.

Charlie tomo la mano de ella y la acarició. —Creo que entonces el clan de los Weasley te parecería una locura.

Por un momento recordó que él era un Weasley y una punzada en el estómago la puso nerviosa, no porque su familia fuera traidora a la sangre, sabía que en el fondo a su padre le bastaría con que fuera sangre pura pero por otro lado sabía que la gran mayoría de sus hermanos seguramente la odiaban y no los culpaba y bueno si se enterara de que incluso quiso entregar al noviecito de su hermana a Voldemort ¿qué pensaría de ella? No quiso arruinar el gran avance que habían tenido ese día y decidió no decirle nada por el momento, ya vería después como explicar eso.

Durante la tarde hablaron de otras cosas como sus golosinas favoritas y Charlie le dijo que era una rara porque era la única persona que conocía que disfrutara esos horribles pirulís de sangre. Ella le pregunto por su tatuaje y él le dijo que se lo había hecho justo cuando cumplió 17 antes de cursar su último año en Hogwarts pero que era un secreto pues estaba seguro de que su madre le haría algo si se enteraba, además le confeso que no era el único tatuaje que tenía.

El día había sido maravilloso, realmente especial y no tenían muchas ganas de volver a Hogwarts pero sabían que debían hacerlo, además ya era bastante tarde, así que regresaron a la reserva de dragones donde después de despedirse de Vacile tomaron el traslador que los hizo aparecer en la estación de Hogsmeade, caminaron hasta el castillo y Charlie la acompaño hasta las mazmorras que en ese momento estaban completamente desiertas.

—Bueno, creo que hasta aquí te acompaño. —Susurró.

—Fue increíble, enserio no sé cómo agradecerte por hoy.

—No tienes por qué hacerlo y yo también la pase increíble.

Pansy miro hacia todos las direcciones y al cerciorarse que estaban completamente solos se despidió con un corto pero dulce beso en los labios.




« Rumania. Comenta este capítulo | Ir arriba Alejarse. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.