Historia al azar: 19 Años Despues...
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Buscando mi maldito hilo rojo » El inicio de la busqueda
Buscando mi maldito hilo rojo (ATP)
Por lau malfoy granger
Escrita el Jueves 9 de Agosto de 2018, 11:13
Actualizada el Jueves 9 de Agosto de 2018, 11:37
[ Más información ]

El inicio de la busqueda

Todo empezó a mi corta edad de 14 años imaginaria yo, cuando a uno le empiezan a gustar de verdad los chicos y el tema de noviazgo empieza a jugar ese papel importante en tu ubicación social.
Las chicas más populares y los chicos más populares son siempre los que determinaban si ya todos estábamos listos para salir con alguien o por lo menos si ya eramos lo "suficientemente grandes" para decir que estábamos enamorados.
 solo pensar en que en esa época es en la que mas te sientes confundida contigo misma, en que no sabes que te esta pasando y no sabes siquiera como clasificarte en tu propia mente, pensar en los "si o no" que puedes tener; por ejemplo: "mis dientes son horribles, pero tengo un cuerpo excelente" (definamos un cuerpo excelente para la edad de una chica de 14: tener una curva o por lo menos empezar a utilizar sostenes.) "tengo un cabello imposible, pero mi cara es muy linda." y así la lista sigue y sigue hasta el punto que dejar que las demás personas te clasifiquen en su escala social.
La popularidad en esa época venia dictada por cosas como: cuantas personas dicen que eres linda, cuantas personas salen o quieren salir contigo, quienes son tus amigos y las fiestas a las que asistes.
 
Luego de esta amplia definición de como era mi pensamiento a los 14 empezare a describirme. 
14 años recién cumplidos de una altura promedio, cabello de rulos para nada definidos que yo intentaba atrapar en una cola de caballo; brackets, para corregir mis torcidos dientes, ademas de nunca sonreír por el mismo motivo de tenerlos y la vergüenza que me daba que me vieran con ellos; gafas por mi creciente astigmatismo (hasta el momento que no lo soporte mas y las rompí); hablando ya de cuerpo y mis frustraciones de esos tiempos creciendo mas, yo era lo que en mi país es considerado una tabla, liso por delante y liso por detrás junto con un hermoso déficit de curvas y la ayuda genética por la familia de mi padre: salí con un pie un poco torcido para caminar, por lo que desde pequeña mi forma tanto de caminar como correr ha sido un desastre.

Resumiendo toda la información que he dado, en ese tiempo yo era una perdedora. De ese tipo de perdedoras que solo tienen sus amigas y ningún chico las mira porque "no son lo que buscan" y nunca resaltan mas que cuando un chico de los "guapos populares" del salón venían a ti y te preguntaban si les podías hacer el trabajo que ellos no lo entendían (suena como en las malas películas adolescentes, pero debo decir con vergüenza ahora que a mi si me paso.) , ese tipo de chica era yo, ademas de romántica empedernida, leyendo novelas de amor, fanfic de amor y cosas con las que yo soñaba que me pasaran algún día. Hasta el momento que lei la leyenda del hilo rojo:


Hace mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mandó traer ante su presencia.

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordenó que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo.

Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebé en los brazos ofrecía sus productos. Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invitó a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo: "Aquí termina tu hilo", pero al escuchar esto, el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja.

Empujó a la campesina que aún llevaba a su pequeña hija en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebé se hiciera una gran herida en la frente. Luego ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor fuera que desposara a la hija de un general muy poderoso.


Ella entró al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente su rostro. Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. Era la cicatriz que él mismo había provocado al rechazar su propio destino años antes. Un destino que la bruja lo había puesto frente suyo y que decidió descreer.El emperador aceptó esta decisión y comenzaron todos los preparativos para esperar a quien sería después la elegida como esposa del gran emperador. Llegó el día de la boda, pero sobre todo había llegado el momento de ver por primera vez la cara de su esposa.



Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.