Historia al azar: Adios
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La princesa de Asgard y el mar de los monstruos y a Hogwarts...otra vez. » Una nueva vida, confesiones y un regreso.
La princesa de Asgard y el mar de los monstruos y a Hogwarts...otra vez. (R15)
Por guadalupe23
Escrita el Lunes 18 de Junio de 2018, 19:13
Actualizada el Domingo 17 de Marzo de 2019, 22:07
[ Más información ]

Una nueva vida, confesiones y un regreso.

Han pasado un par de semanas desde que supe de mi nueva identidad y la verdad, la vida en Asgard era fantástica, todos me miman mucho, y no es que antes no lo hicieran, es diferente. El abuelo Odín me llevó a un recorrido por todo el palacio, los jardines, las habitaciones y despachos, que por cierto, aluciné cuando vi mi habitación era de dos plantas con vestidor, cocina equipada y un lujoso cuarto de baño, es simplemente increíble. Y mi despacho también era absolutamente fabuloso, bueno no tan fabuloso como el del abuelo Odín pero sigue siendo fabuloso. Hasta que llegamos a la sala del trono, era simplemente magnífica, la habitación por si sola es tan hermosa y sobre todo su arquitectura. En el centro de la sala, había unas cuántas personas que Odín les hizo unas señas para que vinieran.


-¡Bien!-empezó Odín.-Estas chicas que ves, Ally, son tus sirvientas. Ellas harán todo lo que les pidas.


¿¡QUÉÉÉÉ!?pensé.


-¡Pero...!¿No es demasiado?-pregunté incómoda.-¡Puedo arreglármelas sola!


-¡Ahora eres una princesa, hija. Y sobre todo la heredera.-me dijo mamá.-¡Sé que esto es abrumador pero son las normas y cuando te hayas acostumbrado a tu nuevo estilo de vida, verás que todo será más fácil. ¡Ja! Te pareces a mi. Yo también tuve problemas con estas normas y eso que crecí aquí.


Gemí frustrada. ¡Ahora voy a tener a perritos falderos detrás mía!


-¡No se preocupe, su alteza!-dijo emocionada una de ellas.- Estaremos a su vuestra disposición.


¡Lo que digas!


-Ellas son Kaira, Astrid, Liv y Olga- presentó Frigga.- Al principio será difícil pero podrás sobrellevarlo.


Yo le sonreí agradecida.


Entonces entró un chico de mas o menos unos 20 años. Alto, musculoso, serio pero tranquilo, vamos, tiene la apariencia de un guardaespaldas.


.Su majestad-se presentó ante Odín.


-Ally.-llamó Odín.- Te presento a Ivar Niels. ¡Vale!¿y qué? El será tu guardaespaldas. ¿¡QUÉÉEÉÉÉ!?


-¿¡No puedes estar hablando en serio!?- dije exasperada. -¡Me sé cuidar yo sola!


-¡Lo sé pero es por tu propio bien!-dijo seriamente Odín.- ¡Tenemos muchos enemigos que estarían gustosos en matarte! Y hasta que cumplas los dieciséis que es cuando te convertirás en diosa, no hay nada de que se pueda hacer. Además, él es el dios menor de la guerra. Estarás bien protegida. Y bueno, te dejo con tu abuela Frigga para hablarte sobre tus clases de etiqueta, idiomas, Historia, y sobre todo, entrenamiento que lo tendrás con Ivar. Tengo muchas cosas que hacer. Sé que lo harás bien, mi niña, Ah,se me olvida, Ve a tu habitación, hay algunas cosas que te esperan allí.


Y sin más se fue. Yo me quedé pasmada.



-En tu cuarto está tu nuevo calendario sobre tus clases y espero que te acostumbres rápido. Esta tarde empiezan. Sé que es premeditado pero contigo hay que acelerarse ya que no te has criado aquí. Por lo general, se empiezan a enseñar a los niños a partir de los cinco años. Así que... hay que ponerse manos a la obra.-dijo Frigga. -Por cierto, yo te daré Etiqueta. Tu madre, Historia. Ivar te dará entrenamiento. Freya, Historia, Pero por lo que me ha dicho tu madre que Historia, idiomas y entrenamiento se te dan de maravilla así que no creo que esas vayan a durar mucho.


Y al mes siguiente, yo ya estaba lista para todo, era como dice mi abuela Frigga, una verdadera dama de la alta sociedad real. Bueno,....por fuera porque por dentro sigo siendo la misma.

Mi abuela Frigga, me enseñó como andar con tacones, hablar bien educada, sentarme recta, beber vino, como organizar un evento, etc,.. Manual de como ser una niña pija.

En historia desde la primera clase me lo sabía todo, así que, la abuela Freya no me dio mas clases desde que me puso a examen sobre toda la historia del mundo y yo las contesté sin pestañear. Ella sonrió orgullosa. Con mi madre fue prácticamente lo mismo. Ella me dijo:-Se nota que has salido a mi. Por cierto los idiomas eran griego antiguo, latín y asgardniano. Que le hablé a mi madre en dichas lenguas como si fueran naturales. Con maestría. Y el entrenamiento con Ivar, fue mal para él. Ya que siempre caía al suelo. La verdad, me divertí mucho verle caer frustrado. Y con el entrenamiento le conocí más a fondo. El no era nada serio,es más,tenía unas ideas bastante macabras e ingeniosas para las bromas, aunque he de admitir que de vez en cuando, me cabrea. ¡Que niño no me cabrea!

En cuanto a lo que dijo el abuelo Odín sobre lo que había en mi habitación. Encima de mi cama había una gran caja pesada envuelta en regalo de parte de mi tía Rhea, la desenvolví y era un gran y pesado libro ¿Para qué quería yo un libro?Hasta que vi su contenido y me hizo estallar de la emoción. Era un libro sobre maldiciones para los chicos en contra los abusos y ese tipo de cosas. Ay, tía Rhea, esto me lo tenías que habérmelo dado desde hace mucho. Me habría ahorrado un montón de problemas.

Y en el vestidor me encontré con muchísima ropa de marca, moderna y hasta incluso sexy. Yo estaba alucinada. Y aquí estoy disfrutando de esa ropa tan elegante. Y me preocupé por cómo le iba yo a decir mi madre y a los demás sobre mi hija sin nombrar a Zeus ni a mi violación.

Y con mucho valor, me dirigí a ver a mi madre que estaba con los abuelos y mis tíos y mi hermano. Me dirigí a ellos. Estaba bastante nerviosa. No sabía como lo iban a tomar. Ellos me vieron y me saludaron para que fuera hacia ellos.


-¡Ally!-saludó Frigga.-¡Qué bueno que te acercas!


-Tenemos que hablar sobre tu gran fiesta de cumpleaños.-dijo emocionada Thyra. ¡Jo!


-Pero,¿por qué hay que celebrar una gran fiesta y no una pequeña o no celebrar nada?-pregunté frustrada.-Mi cumpleaños ya ha pasado.


Todos se indignaron.


-¿¡Cómo que una fiesta pequeña o no celebrarla!?-Se indignó Freya.-¡Es tu cumpleaños!¡Además,eres una princesa y es tu fiesta de anunciarte a la sociedad y a los dioses! ¡Y cómo no estábamos en ese momento para celebrarlo pues en compensación lo vamos a celebrar junto con tu fiesta de presentación. ¡Pues vaya!


-¡Con una condición!-dije. Todos me miraron desconfiados. -¿Puedo invitar a quién yo quiera incluido a semidioses?


-¡Pues claro!-dijeron felices.


-Si no os importa...-empezó Odín.-Tengo asuntos que tengo que atender.


-¡Esperad!-dije. Todos me miraron. -Necesito deciros algo.


Odín y tos me miraron.- Bien. ¡Dispara!


-Mamá...yo...¿te acuerdas cuando tenía cinco años y me secuestraron?Bueno...Mis secuestradores...me pusieron un he-hechizo para acelerar mi edad y cuerpo físico...p-para poder violarme, p-pero no pudieron porque me escapé a tiempo y me estuve perdida lo bastante para encontrarme una persona y...y...y...yo no sabía lo que hacía ni las consecuencias que traía, p-pues...e.. yo..me..quedé..embarazada.-terminé de contar mi historia(cambiándola un poco. No estoy mintiendo tan solo cambiándola un poquito y ocultar ciertos detalles)


Yo los miré muy nerviosa. Ellos estaban mirándome como si quisieran que yo les dijera:¡Era

broma!pero vieron por mi expresión que era verdad. Todos estaban furiosos.


¿Estabas embarazada?-preguntó Frigga


-¿Quién es el padre?-preguntó Thor enfadado.


-¿Tengo una sobrina?-preguntó Calleb extrañado.


-¿Cuándo paso eso?-gritó enfurecida Thyra.-¿El padre de esa hija te violó?


-Yo estaba en el parque con Jason jugando cuando me aparecieron y me secuestraron...Y-y-y...NO. El..no me violó. Yo...no sabía lo que era y mucho menos sabía lo que era estar embarazada y tener hijos.- sollocé mirando a mamá. -En ese secuestro no paso nada, ¿vale? Pero yo estaba vagando por las calles sin saber a dónde ir, estaba confundida por todo y asustada. Y él me dio apoyo y tranquilidad. No sé por qué lo hicimos pero lo que si te digo es que no fue una violación. Esa niña no es producto de ninguna violación. Y el padre...eh...no quiero hablar del tema. Solo tenéis que saber que el es un desconocido y no sabe nada. Así que, dejad el tema. Por favor....Dadme tiempo.


-Bien. Dejaremos el tema...De momento-dijo Thor seriamente. Por la cara de mamá me decía que se estaba echando la culpa por mi secuestro y que no estaba contenta queriendo saber más cosas, pero yo no podía o más bien no estaba preparada para contestar.





-¡Tu no tienes la culpa de nada!-sollocé. Mamá me miró con tristeza en sus ojos.


-No creo que pueda decir lo mismo.-Me dijo tristemente. -¡Te fallé como madre! ¡Y me culparé todos los días de mi existencia! Pero veamos como es esa niña. Tal vez, me alivie un poco al ver qué tanto se parece a ti. ¿ Dónde está esa nieta mía?



-¡Está con la tía María!-sollocé.-Tenía seis años cuando di a luz a Aeleyna. No me podía yo encargar de ella,así que, la dejé con la tía María, que sabía que allí estaría a salvo. A los dos años después, fui a visitarla y con la ayuda del tío Cronos, le puso un hechizo que no crecería hasta que yo me pudiera hacer cargo de ella.


-¡Así que,...tu tío lo sabía!-dijo enfadada Thyra.


Yo asentí avergonzada.


-¡Bueno!-dijo Thyra intentando tranquilizarse.-¡Ya es hora de visitar a mi hermana María!


Y con eso, yo toqué el brazo de mamá y nos teletransportamos hacia Los ángeles, California., en dónde vive la tía Maria. Era una pequeña casa pero lo suficiente para vivir varias personas, había jardín bastante bonito, dónde yo solía recoger rosas blancas para luego dárselas a la tía María. Y estábamos ante la puerta. Tocamos varias veces hasta que la vimos de pie, sonriéndonos.

La tía Maria es una mujer alta, hermosa(no tan hermosa como mamá) , con el pelo rubio asgardniano heredada de su padre, que era mortal. Veréis por lo que tengo entendido los pocos semidioses que hay en Asgard son inmortales, da igual de quién fueras hijo, lo que importaba era la parte divina que tuvieras en tu sangre. Y eso es lo que cuenta. La tía María en verdad se llama Gersemi, pero no le gusta su nombre, así que prefiere llamarse, María. Es la diosa de la belleza y es medio hermana de mamá.


-¡Hola hermanita!-dijo María alegremente.- ¡Vaya sobrina!¡Que grande estás y que hermosa te has vuelto! ¿Cómo habéis estado?


Yo solamente rodeé los ojos con exasperación. Ella nunca cambia.


-¡Estaría mejor si no hubiera sabido que tengo una nieta!-dijo mamá con sonrisa falsa.


-¿Ya te has enterado?-preguntó María.- ¡ Que bien! Al fin Aeleyna va a estar con su verdadera madre. - Supongo que le quitarás el hechizo que le impide crecer, ¿no?


-No, tía . -dije.- Todavía está en peligro y yo no puedo estar protegiéndola todo el tiempo ya que todavía no soy adulta y no tengo todavía mis poderes al completo y no hablemos que todavía no soy una diosa. Hasta que no cumpla me convierta en diosa , no le quitaré ese hechizo.


-¡Bien pensado, hija!-me sonrió mamá. -¡Yo haría lo mismo!


-¡Y yo! -dijo sonriente María. ¡Siempre están risueña!


-¿Como ha estado?-pregunté tímidamente.


Tía María me sonrió suavemente. -¡No te culpes por dejarla aquí!¡Todos te comprendemos y te apoyamos! Ella ha estado muy bien. Ahora acabo de darle de comer. Y te digo una cosa. Cada día se parece más a ti. Es muy traviesa como tú.


Yo me reí suavemente. Mamá dio una fuerte carcajada.


-¡Si es como mi Ally, entonces dará muchos problemas!-rió Thyra.-¡Si no contamos lo orgullosa y cabezona que era!


-¡Y que sigue siendo, hermana!-rió María. ¡Oye!¡No se dan cuenta que estoy aquí! ÒÓ - Pasad y la veis con vuestros propios ojos!


Pasamos a dentro de la casa. La casa en sí era bastante sencilla pero, eso si, bastante mas bonita que la que teníamos en Long Island, Nueva York.. Nos acercamos a la sala de estar y allí la vi. Ahí estaba mi niña tan hermosa como el día que la dejé. Aeleyna es una niña muy hermosa, con ojos azul eléctrico, cara con forma de corazón que inspiraba ternura e inocencia, era la verdad, un buen autorretrato mío pero con el pelo liso y ojos azules eléctricos. Tenía un vestido liso de color naranja con zapatos a juego y en el pelo tenía horquillas en forma de mariposas que sostenían su cabello. Ella me vio y la verdad, no me esperaba que me reconociera. Empezó a brillar sus pequeños ojitos y se levantó del suelo como pudo y se fue directa hacia mi.


-¡Ma-má!-dijo Aeleyna andando lo más apresuradamente posible y abriendo sus manitas para que la cargase.-¡Ma-má!


Yo la cargué y la abracé llorando.-¡Mamá está aquí!¡Mamá no se va a ir!


Mamá y tía María también tenían lágrimas en los ojos. Aeleyna no hacía mas que mirar a mamá confundida y curiosa por saber quién era.


-¿Ma-má?- preguntó Aeleyna mirándome a mi y después a mamá. -¡Aeleyna, ella es tu abuela !


Y se la pasé a mamá mientras ella la mimaba y la hacía reír.- ¡Ella es toda a ti, Ally!


-¡Lo sé!-sonreí suavemente. -¿Cómo es que ella me reconoció si nunca le dije que era su madre?


-Yo le di fotos tuyas a ella cuando empezó a preguntar quién era su madre. Y también le hablé de ti. Parece no habérselo olvidado,esa hija tuya es demasiado inteligente para ser tan joven, igual que tu a su edad.-sonrió tía María. -¡Y como sabía que vendrías, te he preparado todas las cosas de Aeleyna!


-¡Gracias!-abracé a tía María.-¡Te debo mucho!¡Sin ti no sabría como protegerla!


-¡No me debes nada, sobrina!-sonrió tía María.¡Bueno!¡Vayámonos que ya he tenido suficiente del mundo mortal!


-¡Igual yo!-dijimos mamá y yo. Cogí a Aeleyna en brazos y nos fuimos de la casa. Mamá hizo un portal para Asgard y regresamos a casa. No hay más que decir que cuando los demás la conocieron, la empezaron a mimar mucho con ropita, juguetes, comida,juegos, la hacían reír y mucho. Todos la adoraban. Su cuarto está pegado al mío que se puede acceder mediante una puerta invisible con contraseña para que esté bien protegida, cortesía del abuelo Odín. Ahora no hay nada que me detenga. Con mi hija a mi lado, ya nadie me va a derrotar. Cuidado Einar y Céfiro porque la que manda ahora soy yo, en mis manos están vuestra destrucción. No sabéis lo que os espera. Cuando tenga el trono de Asgard, sufriréis mi venganza.








Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.